Hola hola hola n.n:

me tarde mucho, pero ya regrese y con una nueva historia, un crossover como siempre; ya tengo actualizacion para "el poder de las palabras" y " el ultimo deseo de Reed", pero la verdad no habia tenido el tiempo, ya saben, escuela, trabajo, etc... que de nuevo el horario me quedo asqueroso, tengo 3 horas libres todos los jueves y viernes (zzzzz), estuve en parasitologia "chambiando", bastante entretenido y espero seguir ahi.

Pero bueno este es un xover de mis 2 series de anime favoritas, adoro CLAMP y en especial a Tomoyo que saldra mucho en esta corta historia, en un principio se trataba de un one shot, pero se fue alargando y alargando asi que ya tiene capitulos. Espero que les guste, ay me dejan sus comentarios.

Espero que se hayan divertido en San Valentin. Con ustedes:

"El espejo griego, un ipod y una niña pelirroja"-si , a mi tambien me parece medio extraño, pero este es uno de los pocos fics en los que nombro los capitulos


Era un día lindo, había nevado la noche anterior; pero en el cielo no había ninguna nube y el sol reflejaba preciosas chispas blancas en los montoncitos de nieve que había esparcidos por el suelo. Aunque esa no era la razón por la que Kasumi Tendo caminaba muy contenta, su papa y sus hermanas se habían ido de paseo y se habían llevado a Ranma y al tío Genma con ellas; ella se había quedado en casa con el pretexto de hacer las compras, pero en realidad tenia sus propios y melosos planes. Llego a la puerta y giro la perilla para entrar al dojo, pero se sorprendió al ver que la casa no estaba vacía, Ranma había regresado y tenia esparcidos por la mesita del comedor varios libros y garabateaba algo en un cuaderno-

-¿Qué haces aquí?- le pregunto ella- ¿Qué no ibas a ir a patinar con ellos?-

-Ahh…no, cambie de opinión –dijo Ranma levantando la vista- En realidad si quería ir, pero pensé que en el lago ya debía haber mucha gente y lo más seguro es que me encontraría con Ukyo o Shampoo y querrían patinar conmigo- y se acerco un libro- eso enfurecería a Akane y lo peor es que las tres se iban a pelear, iban a volar espátulas y el que iba a salir herido seria yo. Además el lunes tenemos examen de biología y yo no he estudiado nada-.

-Pero si esta semana tuviste mucho tiempo libre- dijo Kasumi algo preocupada (y no precisamente por Ranma)

-Es que…-empezó el, apenado- fui a una venta de pasteles- enumero con sus dedos-a los video juegos con hiroshi y daisuke, acompañe a mi papa a vender algunas porquerías de las que guarda en el closet y ayer el maestro Happosai me estuvo molestando todo el día

-"En pocas palabras se hacia el tonto" – pensó ella Y suspiro- Bueno entonces te dejo para que te apures- y sonrió, ya después vería como deshacerse de él.

Ranma hacia lo posible por concentrarse, pero ver a Kasumi limpiando afanosamente la casa no se lo permitía, ella subía y bajaba, varias veces lo hizo estornudar moviendo el plumero y por ultimo oyó el ruido de la aspiradora, pero este se detuvo y se escucho un desagradable rechinido.

-Ranma- grito ella intentando hacerse notar entre el ruido-¿podrías venir?-

-¿Qué ocurre?-grito el tapándose los oídos, el chillido era horrible.

-¿Qué?-grito ella

-¿Qué pasa?-

-Algo se atoro en la aspiradora- respondió ella.

Ranma desconecto la maquina y se destaparon lo oídos.

-Hay algo atorado en la aspiradora- repitió ella

-Permíteme- dijo ranma y le quito la manguera- oye¿Por qué haces la limpieza?-pregunto- si no hay nadie y no hay nada sucio-

- Es que-respondió ella nerviosa, pero que mas daba- invite al Dr. Tofu a comer-

- Ah ya entiendo- dijo el sacudiendo la manguera- porque no nos dijiste antes?-

-No!- dijo Kasumi abriendo mucho los ojos- seguramente mi papá iba a querer estar aquí y platicar con él y la verdad…la verdad… quiero decirle, que me gusta mucho- y se llevo las manos a la cara sonrojándose. Ranma sonrió, eso iba a hacer muy feliz al Dr. Tofu, se escucho un Crak y un espejo rojo cayó de la manguera.

-Esto era el problema- y regreso a la salita a recoger el libro de biología- Bueno pues me voy-

-¿Qué¿A dónde?- pregunto ella

-A donde sea, no quiero esta de chicle, a estudiar a otro lado, además, mañana puedo estudiar todo el día- Kasumi lo abrazo y le dijo-gracias- dando brincos.

No le quedo de otra mas que salir, llevaba un sueter y una bufanda pero no iba a soportar el frio si estudiaba a la interperie y de pronto se dio cuenta que no dejo el espejo, lo miro un rato pensativo, podría regresar el tiempo algunas horas y mientras su otro yo corria con Happosai por toda la ciudad, él estudiaría muy bien encerrado en el closet, aunque necesitaba una lagrima para hacerlo funcionar, que fácil, solo se picaría el ojo. Y entonces escucho gritos de furia y amenazas, venia una gran humareda, pero conforme se acerco se dio cuenta de que pasaba; una turba de chicas colericas perseguían a Happosai, quien iba cargando una gran bolsa repleta de ropa interior-

-¡Que bien!- dijo contento el enano- añadiré esto a mi colección

-¡ay no!- exclamo Ranma y empezó a correr al otro lado, pero el maestro Happosai lo vio y le cayo encima- ¡Arre caballo!- ordeno-No permitiré que me quiten estas linduras- y se aferro con fuerza a la cabeza del muchacho tapándole los ojos por lo que este solo podía ir a donde Happosai lo dirijiera.

-¡Vuelve aca cerdo!- grito una chica.

-¡Bajate!- le dijo – Ranma zarandeando la cabeza pero no pudo tirar al anciano

-El espejo griego- dijo con ensoñación Happi-lo estaba buscando- y se estiro para tomarlo, ahora estaba aferrado a Ranma con los pies y le puso todo el cuerpo en la cara- Sueltame- se escucho débilmente-¡no puedo respirar!-

Unas cuadras adelante iba caminando un chico muy melancolico, tenia un sueter que convinaba con la banda amarilla de su cabeza y escribia algo en un papel, llorando amargamente.

"…Te amo"- escribió – "pero tu no me correspondes, pensar que será diferente, que algún dia te conquistare; es absurdo…"- sus lagrimas caian en la carta llevándose un poco de tinta- "por eso creo que debo irme"- y no se dio cuenta que Ranma estaba corriendo justamente hacia él. -¡Para!-grito Happosai- ¡idiota vamos a chocar!-.

-" no puedo imaginar mi vida si tu no estas a mi lado, Akane"- escribió –al ultimo Ryoga y entonces… todo paso muy rápido, Ranma se estrello con Ryoga y estiro los brazos para no pegarse contra el piso, fue justo en ese momento cuando una gruesa lagrima se escurrió de la mejilla de Ryoga y fue a dar derechito en el espejo; una cegadora luz blanca los envolvió y desaparecieron de vista.

Aterrizaron en el piso con mucha furza. Happosai fue el primero en ponerse de pie, tomo su bolsa y movio la mano con la que tenia el espejo- ¡adios par de tarados!-dijo sonriendo, pensando en que las chicas iban a descargar su furia en ellos, mientras el huia- Que buen, que buen botin- canturreo alejándose

-¡Maldito enano!- grito –Ranma alzando la testa- me las pagara- y por primera vez se fijo en el chico que estaba tirado en el piso junto a el-¡Ryoga!- dijo sorprendido y este se levanto muy atontado, había algo debajo de el y Ranma lo agarro- querida Akane…- empezó a leer.

-¡Deja eso!- grito Ryoga y le arrebato la carta

-¿Estas llorando?- pregunto Ranma

- No te importa- respondió enojado

Ranma se levanto y se dio cuenta de que aun sostenía el mango del espejo, pero este se rajo por la mitad y le hacia falta un pedazo, y… la carta de Ryoga estaba manchada, como si le hubiera caído agua encima. Los engranajes en su cerebro se movieron-

-¡No puede ser!- dijo al fin-Ryoga¿En que estabas pensando?-

-Ya te dije que no te importa-seco sus ojitos

-Es que no entiendes- lloriqueo algo Ranma, dándose cuenta de que Happosai intentando huir se llevo la otra parte del espejo- Tenemos que encontrar al maestro ¡rapido! Ven- y lo jalo por el brazo.

-¿Qué demonios…?- y no pudo terminar la pregunta Ranma ya lo estaba arrastrando

-No hay tiempo para explicarte, sígueme-dijo Ranma. Corerian cuando mucho 3 cuadras, cuando empezaron a bufar y a sofocarse se percataron del calor infernal que estaba haciendo. Se quitaron suéteres y bufandas -¿Qué esta pasando?-jadeo Ryoga y se seco el sudor- ¡ayer nevó!-

-si ayer para ti y para mi, pero tal vez para quien vive aquí no- le contesto Ranma- ¿En que pensaba cuando te golpeamos?-

-¿Por qué insistes en eso?-

-El espejo nos envio a este lugar tan caluroso- explico Ranma-es un espejo mágico y funciona cuando una lagrima cae en el-

-No se acerca a lo que estaba pensando- dijo el chico cerdito

-Bueno no importa, solo no hay que tocar nada y nada pasara. Busquemos al maestro, sino quien sabe que destrozos hara aquí- Ryoga accedió y siguieron corriendo.

De repente llegaron a un lugar donde había mucha gente, era un precioso parque y querían seguir buscando, pero hacia donde voltaban, lo que veian era sorprendente. Una joven mujer trotaba, como hacia calor llevaba un mini top rosa y una shorts negros, pero lo sorprendente era el aparato que tenia amarrado en el brazo, un pequeño rectángulo de color blanco con un circulo gris en medio; ellos supusieron que era algo asi como un walkman por los audífonos blancos en sus oídos. Uego, una chicas estaban paradas frente a un gran cerezo, mientras otras sostenían una delgada cámara –Okey, digan ¡wisky!-dijo ella y a cámara empezó a tocar una melodía, ella la volteo y poniéndosela en el oído dijo- ¿Buenooo¡Hola Yahiko! No, no estoy ocupada…-

-¿Viste eso?- dijo Ryoga sonriendo- acaba de contestar en una cámara—Tambien vieron a un tipo de traje sentado en una banca con forma de elefantito, que escribia rápidamente algo en una diminuta computadora apoyada en sus piernas y a un anciano que iba parado en lo que parecía ser la parte delantera de una moto, solo que con 2 rueditas. Siguieron caminando y sorprendiéndose, muy pronto se vieron acorralados de acalorados chicos que llevaban un uniforme negro y una camisa blanca, solo se podía distinguir a las chicas por la falda, pero de lo contrario todos iban idénticos, había un escudo en la camisa; era un rayo azul en un fonde amarillo y unas letrotas verdes que decían "Furinkan"; ellos iban en sentido contrario y los les prestaban atención, de hecho se detuvieron en una tienda donde había un extraño televisor, era delgado y plano, parecía una ventana.

-¿Dónde estaremos?- dijo Ranma y estuvieron a punto de entrar a curiosear de no ser porque…

-¡Saotome¡hey saotome espera!- grito un muchachito rubio

-¿Saotome?- repitió Ranma despacio y siguió al chico.

-Ahh, Ranma, Saotome es un apellido muy común- se quejo Ryoga, pero el no escucho y siguió caminando. Al escuchar su nombre, una niña pelirroja de ojos azules volteo; tendría unos 14 años y la acompañaba un muchacho despeinado y delgado, de cabello negro que tenia puestas unas gruesas gafas de color violeta. Ella se detuvo, pero el camino mas despacio negando con la cabeza.

-Saotome que bueno que te encontré-dijo aliviado el chico rubio y en ese instante Ranma se escondia atrás de un bote de basura junto con Ryoga y dijo- Shhhh- para escuchar

-Sabes que no me gusta que me digas asi- dijo enojada la muchacha pelirroja- perece que no me conocieras-

-Ammh…pero- empezó el rubio

-Nodoka, di conmigo; NO,DO,KA- dijo ella

-Nodoka-dijo Ranma muy quedito- es el nombre de mi madre- y logro que Ryoga se interesara en la chica-

-Como sea Nodoka-continuo el chico- dejaste tu USB en la computadora-. Ella abrió mucho los ojos -¡Gracias!- y tomo algo parecido a un cicle rosa y largo- aquí esta todo mi trabajo de estadística—

-No hay de que-sonrio el rubio- oye ¿quieres ir al cine?-

-Si¿Cuándo?-

-¿esta bien el sábado?- pregunto el chico sonrojándose

-¿Cuál vamos a ver?- pregunto interesada

-No sé- respondo el- pero, todavía tenemos toda la semana para decidir-

-Bueno, sirve que pido permiso y vemos a que hora vamos- dijo ella encojiendose de hombros- Nos vemos mañana- se despidió. Nodoka guardo el USB en su mochila y el chavito de los lentes se le acerco –Uyyyy con que Ichirooo-le dijo en tono burlon

Ella levanto la cabeza y dijo- al menos Ichiro reconoce que le gusto, no como cierto tipo al que yo conozco que ha estado de encimoso con Tomoyo Daidouji-

-Todo el mundo le brinda ayuda a los nuevos en la escuela-dijo el

-¿En serio?, solo ayuda ¿eh?- empezó ella- estas 3 semanas no he visto que te quites tus gafas¿Por qué será?- el muchacho se sonrojo- ¡Tomoy mi amor!- dijo ella sarcásticamente- ¡te amo! Pero soy un fenómeno y no quiero que lo sepas-

-¡Chistosa!- dijo él molesto y entonces alzo la nariz y jalo aire ruidosamente, oliendo-

-¿Y ahora que?- dijo ella, pero el movio un brazo, para callarla y se volteo, oliendo de nuevo. Entonces un par de picudas y negras orejitas de gato se asomaron en lo alto de su cabeza, moviéndose hacia los lados.

Ranma y Ryoga se quedaron quietecitos atrás de la basura, era su imaginación o el chico se les estaba acercando. -¿Tio Ranma?- pregunto el niño sonriendo- te puedo oler a kilómetros¿Por qué estas escondido?- dijo jalando el bote de basura y los vio.

-¡ahhhh!- exclamaron el y la chica pelirroja, echándose para atrás. -¿Qué es esto?- dijo él espantado y ella le veía horrorizada.

-¿Papá?- dirigiéndose a Ranma-¿Sr. Hibiki?- dirigiéndose a Ryoga -¿Qué les paso

-¿Qué dijiste?- dijo Ranma asombrado y se acerco un poco a ellos

-¡Atrás!- ordeno el chico de las gafas, puso su brazo izquierdo sobre la chica para protegerla y estiro el derecho, de sus dedos brotaron lentamente 5 largas y afiladas uñas- No se acerquen-

-¡tranquilo Kamui!- dijo ella

Kamui estaba perturbado, definitivamente el sujeto frente a el se veía, olia y actuaba como su "tio" Ranma, pero no podía ser él -¿Quiénes son ustedes?-

Nodoka miro fijamente la imagen de su padre, era muy joven y tenia un objeto en la mano, ella se lo quito y examinándolo dijo -¿Es este el espejo griego?-. Ranma asintió con la cabeza. -¿El que?- dijo Kamui acercándose con curiosidad y sus uñas se acortaron.