Hola hola hola n.n:

Ya regrese, ojala disfuten leyendo este fic tanto como yo disfruto escribirlo, y aqui tenemos el segundo capitulo, la verdad no soy buena en esto de los nombres pero espero que queden bien, ya se acerca la primavera, pero febrero loco no queria irse si dejarnos caer una heladita (bueno que en CU se sintio como si estuviera nevando), felicidades feyo! de acuerdo con el calendario cumpliste 5 añotes jajajaja, bueno como solo aparece cada cuatro años. ah si los reviews, que llegamos a uno si! espero que no se queden con las ganas de comentar.

Kaoru: Me alegra que pienses eso de mi fic y la verdad la trama esta muy chida (bueno a mi me gusta), la madre de Nodoka? excelente pregunta jejeje pero te enterarars el final de este capitulo, y en cuanto a mi pequeño Kamui tambien, de hecho es mas habil de lo que lo pongo en este capitulo (casi al final de la historia se averigua algo muy importante de el) tambien aqui te enteraras de quien es su papà. !Muchas gracias! y procurare actualizar seguido.

Bien me despido cuidense mucho, besos y abrazos con ustedes:

"El dilema de Kamui"


Les contaron lo que paso lo mejor que pudieron. Nodoka estaba impresionada, pero Kamui los veía no muy convencido

-Por eso debemos encontrar a Happosai- dijo Ranma- mientras mas rápido lo encontremos mas rápido nos iremos-

-Pero el maestro Happosai todavía vive- dijo Nodoka

-Y es un sujeto que no ha cambiado en 100 años! Como vamos a distinguirlo?-pregunto Kamui

-Nuestro Happosai trae un saco repleto de ropa- dijo Ryoga

Si, eso lo va a hacer sobresalir- dijo sarcásticamente Kamui

-Asumo que el maestro Happosai aun roba prendas intimas- dijo ranma, Nodoka y Kamui asintieron- Entonces no hay tiempo que perder-

-Espera!- Kamui jalo a Nodoka quien ya había comenzado a correr

-¿Qué sucede?- pregunto Ryoga

-Nodoka y yo traemos todas nuestras cosas de la escuela- explico Kamui- permítanos ir a dejar las mochilas y después buscaremos toda la tarde a ese enano ¿si?-

-Bueno pero rápido por favor- dijeron.

Kamui no les mintió, caminaron menos de 10 minutos y llegaron a una linda casa beige que era más o menos del mismo tamaño del dojo Tendo, solo que el jardín era más pequeño y el pasto estaba reseco a causa del calor.

-Mamá? Papá ?- grito Kamui cuando entraron y nadie respondió- ¡que alivio!- y pasaron. En la mesita, junto a la puerta, había un montón de fotografías, Ranma fijo su atención en una; vio a Mousse un poco mayor que al que él conocía, estaba sonriendo muy alegre y sostenía un bebe de cabello negro.

-Por Dios!- exclamo sorprendido y Kamui volteo a verlo –Eres hijo de Mousse-

-Aaahh… yo me quedo con esto ¡gracias!- dijo el chico despeinado al mismo tiempo que le quitaba la fotografía a Ranma, tomo su mochila ya se dirigió a las escaleras- Nodoka hay que dejarlas en mi recamara, si se te vuelve a perder el USB ya sabrás donde quedo- sonrió burlonamente, Nodoka lo vio algo molesta pero subió las escaleras, seguida por Ryoga y Ranma; esto ultimo era lo que realmente quería conseguir Kamui, se dio cuenta de que ellos los seguirían a donde fuera y como todo lo nuevo les impresionaba los dejaría curiosear en su recamara. Entraron y era un lugar amplio de color verde, había una televisión plana en el buró, un aparato pequeño y blanco que tenia las letras Wii en un costado y una jaula con 2 ratas cafés –Rómulo y Remus- dijo muy alegre Kamui señalándolos – déjala donde quieras- le dijo a Nodoka y el boto su mochila en la cama, tomo un control remoto y prendió su estereo para que la música sonara muy alto

-¿Que cosa hace esto?-pregunto Ryoga señalando una varilla negra con muchos foquitos de leds

-Préndelo, es ese botón- señalo Kamui y la varilla se movió rápidamente los foquitos se encendieron y se podía ver la hora claramente dibujada en el aire.

-¡Genial!- dijo Ryoga

Kamui sonrió, pero aventó a Nodoka hacia fuera del cuarto- me alegra que te guste- y azoto la puerta dejándolos a dentro

-¡que demonios!- grito Ranma y empujo la puerta con fuerza, Ryoga hizo lo mismo y como Kamui era muy delgado a veces si lo graban entreabrirla-

-¡Ábrenos idiota!- grito Ryoga

-¡tienes que dejarnos salir!- grito Ranma y golpeaban la puerta con fuerza, Kamui apoyaba todo su peso contra la puerta y como pudo la cerro con llave.

-¿Qué haces?- le grito Nodoka al chico- No dijiste que los iba a ayudar?-

-Si, prometiste ayudarnos!- grito Ranma

- Y lo voy a hacer- grito Kamui con fuerza dirigiéndose a Nodoka- es solo que tengo que pensar como lo solucionamos- Se escucho un poco de desesperación en su voz y se llevo las manos temblorosamente a la cabeza

-Cálmate!- le dijo Nodoka y lo tomo de las manos- tiemblas como gelatina-

-Ay! Es que no es nada normal que un tipo te diga que viene del pasado por culpa de un espejo y encima te pida ayuda, es algo sospechoso- y levanto un dedo amenazadoramente.

-No exageres- dijo Nodoka y con cuidado le dijo- Tienes miedo ¿verdad?-

-No estoy exagerando y si, si tengo miedo-

-¿Por qué?-pregunto ella

-Y todavía preguntas- apretó los puños y respiro profundamente, se paso los dedos por los ojos y al fin dijo- no temo por mi, sino por ti-

-Por mi?- pregunto ella

Ranma dejo de golpear la puerta - ¡ah que bien! Esto me pasa por confiar en un fenómeno- Ryoga no le hizo caso, la música estaba muy alta pero aun así intentaba entender los murmullos para averiguar que pasaba.

-¿Recuerdas lo que nos contó tío Ranma del espejo?-

-Que encontraron a Happosai y a la señora Cologne jovencitos?-dijo ella

-No, eso no, y tampoco que fue a China para impedir que él y el Sr. Genma cayeran el las fosas encantadas- dijo respirando lentamente- Acerca del Sr. Hibiki-

-No- admitió ella

Kamui suspiro y bajo la voz, Ryoga se esforzó mucho para escucharlos- tío Ranma dijo que por accidente había viajado al futuro y vio a tu…- y lo pensó mejor- a Akane Tendo- dijo al fin- casada con el Sr. Hibiki y tenían tres hijos igualitos a él-

-Aja- dijo Nodoka recordando

-¿Tienes idea de cual de ellos existe?-

Nodoka lanzo un gritito y se tapo la boca con las manos- el Sr. Hibiki y su mujer no pueden tener hijos-

-Exacto- dijo Kamui- algo hizo el tío Ranma para evitarlo y si están aquí es muy probable que algo pase y evite que nosotros nazcamos o algo así y no dejare que pase-y tomo las manos de Nodoka- No quiero que desaparezcas-

-Yo tampoco quiero que desaparezcas- le dijo ella

Ryoga se hecho para atrás, estaba muy perturbado, porque a pesar de todo si escucho lo que ellos dijeron y la noticia le cayo como un balde de agua helada; así que por culpa de Ranma no solo no se iba a casar con Akane sino que gracias a él 3 personas habían dejado de existir

-¿Qué dijeron?- preguntó Ranma

-Nada- contesto Ryoga furioso.

-Entonces si ellos nos preguntan lo que sea- empezó Kamui

-Nosotros no les decimos nada, ni quien es nuestra familia o amigos, ni siquiera el año, el mes o la hora ¿OK?-dijo ella

-Ok- sonrió aliviado, abrió la puerta –Lo siento- y paso una mano por su nuca avergonzado- pero me puse muy nervioso-

-¿En serio?-pregunto Ranma sarcásticamente

-Pero bueno, manos a la obra- dijo y salieron de la casa

-Vamos a separarnos para buscarlo- dijo Kamui- así abarcaremos mas terreno-

-Como ustedes ya no conocen la ciudad- dijo Nodoka- No los dejaremos solos, Kamui se ira contigo papá- Ranma sintió algo raro en el estomago al oír esto- y yo me iré con usted Sr. Hibiki- y tomo a Ryoga de la mano.

-De acuerdo- dijo Ranma

-Nos vemos aquí en 2 horas- informo Kamui- el que lo encuentre primero le manda un mensaje a los otros- y saco un teléfono pequeñito

-No mejor háblame- le dijo a Nodoka

-Esta bien- dijo ella y corrieron en sentidos contrarios.

Corrieron y corrieron un buen rato en silencio hasta que Ranma le dijo –Así que eres hijo de Mousse y de Shampoo- Kamui no le presto atención -¿Cómo fue que…?- empezó con curiosidad, pero Kamui lo interrumpió

-No tengo idea-

-OH-se desilusionó Ranma- ¿y Nodoka? Se que soy su padre, pero ¿Quién es su mama?-

-No te lo diré- contesto Kamui-No es bueno que uno sepa mucho sobre su propio futuro, le quitas la emoción de descubrirlo- y sonrió

-Si tienes razón- dijo Ranma- ¿Tu técnica también son armas ocultas?- dijo para cambiar un poco el tema

-Podría decirse-contesto el chico de las gafas violeta y estiro los 5 dedos de su mano izquierda- aunque las mías- y brotaron sus uñas largas y afiladas- son mas ocultas-

Ranma se rió mucho –menos mal que tengo una hija, así no tiene que preocuparse por cambiar de sexo a cada rato-

-¿Qué te hace pensar que Nodoka es una mujer?-Ranma se paro en seco, esta vez fue Kamui quien se rió mucho-No inventes!- dijo angustiado

-Jajajajaja, ya te deje pensando- y saco sus otras uñas para treparse a un árbol

-Oye no me puedes dejar así!-grito Ranma- muy chistoso, pero si crees que me vas a confundir te equivocas, tu no cambias con el agua, apuesto a que ella también controla la maldición-

-No, ella si cambia cuando la mojas con agua fría o caliente- dijo Kamui mirando a su alrededor, buscando al maestro-No te diré como, pero si lo hace, yo por otro lado…- y sus orejitas negras se asomaron en su cabeza- soy como uno de los x-men, un mutante-Bajo del arbol- Nací con ese control, los de Jusenkyo se impresionaron mucho-alzo su cabeza y olio ruidosamente- No esta en 10 cuadras a la redonda-le informo a Ranma-Hay que regresar-.

Encontraron a Ryoga y Nodoka tampoco lo habían hallado

-Viejo escurridizo- dijo Nodoka y Ranma la examino con mucho cuidado

-Tenemos que seguir- dijo Ryoga- sino nunca vamos a regresar-

El teléfono de Kamui dio un chillido, una alarma le avisaba que eran las 7 de la tarde y se sorprendió- Ay no! Que horror, me van a matar!-Nodoka se acerco con curiosidad y grito –Ay! A mi también-

-¿Qué?-dijo Ryoga harto

-Tenemos que ir al trabajo- explico Nodoka

-No pueden abandonarnos aquí-dijo Ranma

-Lo se pero tampoco se donde esconderlos y no quiero que sus yo de esta época los vean, tal vez se desmayen o se destruya el universo, o crean que están locos. Vamonos-ordeno- a ver si en el camino se me ocurre algo-.

Siguieron a los chicos del futuro y llegaron a un restaurante "Neko Hanten" estaba escrito en las ventanas, y se asombraron, no se parecía en nada al restaurante que ellos recordaban, era muy grande y se veía muy lujoso, fueron a la puerta de servicio.

-Excelente, no hay moros en la costa- empezó Kamui, pero se quedo helado cuando un hombre de bata blanca y cabello negro y largo se el acerco, Nodoka aventó a Ryoga y Ranma a los arbustos

-Miren la hora que es muchachos, prometieron salir de la escuela y venir para acá- los regaño- es la semana de inauguración, no pueden faltar un solo día, Nodoka no quiero que se repita-dijo cruzándose de brazos y ella asintió- y tu Kamui si vuelves a llegar tarde te castigare-

-Lo sentimos papá es qu…- y se fijo en la bata de Mousse- hey, tu también llegaste tarde-

-Es diferente Kamui, yo tuve que atender una emergencia en el hospital- Kamui suspiro apenado- Ahora entren, si no quieres que te mate tu madre- el chico asintió, por fortuna Mousse regreso a su auto a cambiarse, no quería recibir a los clientes con la bata puesta, y les dio tiempo a ellos de entrar al restaurante.

La cocina era un caos, los cocineros movían ollas, hacían pan y sopa, los meseros entraban y salían con los pedidos así que tuvieron un poco mas de libertad para que no los vieran, pero caminaban sigilosamente

-Ya los vi.- dijo una mujer de pelo lavanda que tenia un gorro de chef en la cabeza. Kamui se le acerco, así ella fijaría su atención en el y Nodoka podría meter a Ryoga y Ranma donde estaban las mesas

-Hola mami- dijo Kamui y Shampoo vio a su hijo molesta -¿Por qué tan tarde?

-Tuvimos un problema- dijo el

-Ya te dije que cuando no puedas llegar a tiempo me hablas aunque sea para avisar- Shampoo se cruzo de manos- ¿Para que demonios quieres ese teléfono?- le dio 2 aparatitos grises y 2 mantelitos- Ve a tomar las ordenes y la próxima vez que llegues tarde lavaras los baños- Kamui salio de la cocina

Mientras Nodoka ya había escondió a Ranma y a Ryoga bajo la mesa que estaba mas cerca del baño –A nadie le gusta comer en este- les explico

-Estuvo cerquita- dijo Kamui poniéndose un saco negro de mesero

-¿y ahora que?- dijeron

-Quédense aquí en lo que se nos ocurre algo-dijo Nodoka

-Ay maldita sea- se quejo Ranma. Paso un rato y veían a Kamui y a Nodoka ir y venir y picar el control remoto, nunca escribieron una sola orden pero siempre llevaban todo lo que los clientes pidieron, el aparatito ese debía enviarlas directo a la cocina, además se entretuvieron mucho, al parecer Shampoo contrato a los hijos de todos sus conocidos, había un muchacho alto muy parecido al Dr. Tofu, una chica de cabello café oscuro llamada Haruhi que hablaba sin parar sobre dinero, Kogane una muchacha ojerosa de pelo negro, un chico que traía una rosa negra en su solapa y Tsubasa, un muchacho de cabello café y ojos grises.

-Es obvio quienes son los padres de Tsubasa, pero de quienes serán hijos los demás?- dijo Ranma

-Míos no son- dijo Ryoga

-¿Cómo sabes?- pregunto ranma

-Cállate ya- dijo Ryoga y lo ignoro

De pronto entro una mujer de cabello café corto seguida de una chica muy hermosa de pelo negro ondulado, Kamui sonrió mucho cuando la vio

-Tomoyo- le dijo- que sorpresa-

-Hola Kamui- dijo ella muy contenta y lo enfoco con su cámara digital- Cuando me dijeron que tu mamá era dueña de este restaurante, no dude en venir. Ella es mi mamá-y señalo a la mujer.

-Sonomi Daidouji- dijo ella apretando la mano del chico- Es un placer-todos los demás comensales se sorprendieron, la dueña de "piffle princess" acababa de entrar y saludo al pequeño mesero.

-Tomoyo me ha hablado de ti- dijo complacida mientras las llevaba Kamui a su mesa- Eres tan atento hijo, pensé que a Tomoyo le costaría mas trabajo adaptarse, pero gracias a tu ayuda ella ha estado contenta- Kamui se sonrojo.

-Hola Tomoyo-Saludo Nodoka- ¿Por qué siempre traes esa cámara?- pregunto con curiosidad

-Ah! Es que le dije a mi amiga Sakura que mientras estuviera en Tokyo , iba a grabar todo lo que hiciera, para que ella lo pudiera ver en Tomoeda, que por cierto- se dirigió a Kamui- ella va a venir el sábado y me gustaría que te conociera

-Estaré encantado- sonrió Kamui- Iré por mis padres, en seguida vuelvo-

-Si corazón- dijo la señora Sonomi

-Tomoyo, puedo hablar contigo-pregunto Nodoka, se le acababa de ocurrir algo y la llevo a la mesa cerca del baño.


En otro lado, el maestro Hapossai llegaba rendido a lo que el creía era su casa, se perdió y todo el día estuvo buscando el camino, al fin llego y entro, pero se sorprendió al ver a Soun, su discípulo con el pelo corto y canas en los bigotes, jugando Shogi con un hombre que se parecía mucho a…

-Ranma- dijo una mujer de largo cabello azul marino- Ya es hora de recoger a Nodoka en el restaurante-

-Si, permítame suegro- dijo y se levanto

Haposai se regreso al tejado y saco el espejo -¿Dónde estoy?-dijo
La mayoría de los comensales se había ido, así que Kamui aprovecho para llevar a Ranma y Ryoga a la bodega del restaurante

-perdón, no se me ocurrió otro lugar- les dijo, les dejo ropa, comida, mantas, almohadas y su Wii "para que se entretuvieran"

-Si no queda mas remedio- suspiro Ranma y Nodoka sonreía

-No se preocupen ya tengo todo bajo control, mañana podrán salir libremente a la calle-

-¿Cómo?- preguntaron los 3

-Ya verán, que pasen buenas noches- dijo ella despidiéndose y cerrando la puerta