hola hola hola n.:

Ya paso un buen ratote desde la ultima ves que anduve por aca, pero bueno fueron unos meses bien pesado, primero me meto en una materia con el sujeto mas exigente del universo (buuaaa fue horrible) pero esta bien dentro de lo que cabe, digo ya voy en la universidad. Mi perrito fallecio de cancer, tenia 12 años y pues todavia duele... pero bueno, todavia sigo con este fic y dentro de poco pondre la actualizacion, mil gracias a quien lo ha seguido leyendo. :)

threenames: bueno aqui tienes la continuacion y espero no tardar tanto con los demas capitulos.

Encadenada: Tienes razon, Ranma solo soño que Akane tenia tres bebes con Ryoga, pero era necesario que le contara eso a Nodoka y a Kamui; porque al final de la historia no tenia nada que le subiera el animo a Ryoga, el seguia con sus planes de abandonar Nerima, pero bueno no digo mas, mejor descubranlo ustedes.

que disfruten de un rico y calido verano, o si estan en la ciudad de Mexico, no se mojen mucho. Bye besos.

Con ustedes: "Encontramos a Happosai"


El sol apenas estaba saliendo, cuando el maestro Happosai despertó. A pasar de que paso toda la noche acostado afuera en el techo no le dio frio, al contrario, no se podía explicar como todos los demás la habían pasado dentro del dojo.

-No puedo creerlo- gimió- no recuerdo haber tenido tanto calor en toda mi vida- y entonces escucho unos ruidos, unas pequeñas pisadas cerca de él se acercaban lenta y sigilosamente, el anciano levanto un poco la cabeza y se agacho de nuevo con el corazón latiéndole furiosamente. Si no le fallaba la vista, acababa de verse a sí mismo acercándose, pero no podía ser, a menos que un sujeto estuviera imitándolo de nuevo.

-¡Vaya! Tenía mucho tiempo que no me divertía así- dijo si copia algo ebria y contenta- ojala que los muchachos no me regañen. La copia bajo del techo sin darse cuenta que el otro Happosai estaba tendido e inmóvil, asustado al otro lado del techo. El ebrio se acerco a la puerta, la abrió un poquito y…

-¡¿A quién se le ocurre llegar a esta hora?!- grito Ranma furioso

-¡Tenle más respeto a tu maestro!-hipo Happosai.

-¿Mas respeto?- grito Ranma de nuevo- ¡anciano borracho y pervertido!, ya estoy harto de que diario salga de parranda y de que siempre traiga porquerías con usted- y alzo un saco café lleno de ropa interior de chica.

-¡Cielos!- se rascó la cabeza el anciano- no recuerdo haber traído eso-

-Si claro, todo ese alcohol le borra la memoria, pero ¿sabe qué?- Ranma vacio una botella de ron en el saco- Ya no pienso soportarlo- lanzo el saco al patio y un palo encendido, ¡Fooop! Se incendió soltando una gran llamarada.

-¡Noooo!-grito el enano- mi ron, ¿Por qué lo desperdicias en eso?- lloriqueo

-¡Nooo!- lloriqueo para sí el Happosai del techo- mi colección-. Ahora si estaba preocupado, había pasado varias horas esa noche encontrándole explicación a todo y cuando se dio cuenta que el espejo lo había llevado a otro lado, intento regresar, pero no pudo –Calma, calma, Happosai- se dijo- lo más seguro es que no funcione porque solo tienes la mitad, los chicos se quedaron con la otra, solo búscalos y podrás regresar a casita, si eso- y salió del dojo.

Happosai no era el único que vagaba por las calles tan temprano, Kamui y Nodoka se dirigían al neko hanten a liberara al "tío Ranma" y al "Sr. Hibiki"

-¡Ahhhh!- bostezo Kamui a sus anchas, estirándose- Nodoka a estas horas ni las gallinas ponen-

-Si, que horror- dijo ella soñolienta- que bueno que se me olvido la mochila en tu casa, al menos así puede salirme temprano-

-Suerte para ti- dijo el- yo tuve que decirle a mis papas que estaba castigado y por supuesto que me castigaron ellos también- y frunció el ceño. Nodoka solo se rio.

El restaurante no habría temprano, pero prefirieron ir antes de que otra persona los viera; entraron a las cocinas (que estaban impecables) y unos extraños ruidos se escucharon en la bodega, eran gritos de dolor y de furia. Nodoka abrió y encontró al "Sr. Hibiki" parado con una espada y un escudo de plástico enfrente de la televisión.

-¡Si!-grito contento- ¡al fin pude matar al maldito! Nodoka suspiro echando sus ojos hacia atrás.

-Te dije que les iba a gustar- comento Kamui sonriendo

-¿Gustar?-pregunto sarcásticamente el "tío Ranma"- se levanto hace una hora para seguir jugando.-

-Nunca me había divertido tanto con un videojuego- dijo Ryoga y bajo la espada y el escudo a donde se encontraba el Wii- espero recordar esto y comprarme uno cuando sea viejo.- Kamui se acerco a guardar la consola y lo demás, así nadie se daría cuenta que alguien había pasado la noche en la bodega.

-Bien es hora de irnos- dijo Nodoka

-¿A dónde?- preguntaron los tres chicos

-A casa de Tomoyo por supuesto-respondió ella

-¿Con Tomoyo?- pregunto Kamui

- si ella va a ayudarnos- dijo Nodoka

….un rato después…

Ranma salió de un biombo que estaba en el cuarto de Tomoyo, tenía puesto un vestido rosa un poco ampón que tenía el dibujo de unas alitas en la espalda.

-Ranko luces increíble- dijo Tomoyo enfocándola con su cámara. Nodoka le había dicho la noche anterior que su prima "Ranko" había ido de visita y que era muy conocida por los videos que subía al youtube, pero que últimamente su canal ya no era de los más visitados, así que para no perder a sus amados fans se le ocurrió cambiar un poco su look, como Nodoka no era muy buena en esa cuestión de modas le hablo de Tomoyo y de los bonitos diseños que hacía. Tomoyo le dijo que estaría encantada de ayudar a la chica, pero al llegar la pusieron en un grave aprieto, porque ella no diseñaba ropa para hombre y Ranko también había llevado a su novio.

-Hacia tanto tiempo que quería ver mi ropa puesta en otra persona que no fuera yo- y dejo de grabar a Ranko

-¿No crees que es algo…rosa?- se quejo asqueada Ranko.

-Claro- dijo Tomoyo- pensaba regalárselo a mi amiga Sakura para su cumpleaños, a ella le queda tan bien estos colores; pero si prefieres algo menos dulce, creo que…- y abrió sus cajones sacando mas ropa- ¿Qué tal esto?- y le aventó 2 prendas, Ranko las tomo y se metió bufando (de enojo) al biombo de nuevo.

-Pero no se qué hacer contigo- le dijo Tomoyo a Ryoga

-Si quieres- empezó Kamui- puedo prestarte un poco de mi ropa, pero soy muy delgado, así que tal vez de quede chica-

-Está bien-dijo Ryoga- después de todo no vamos a quedarnos aquí mucho tiempo-

-mmmh?- seguía en sus meditaciones Tomoyo- creo que tengo una idea- y corrió a su baño. Ranko salió del biombo, tenía una blusa roja de manga larga y ancha en los puños, que le llegaba arriba del ombligo y un pantalón de mezclilla.

-Esa- dijo Nodoka

-Si creo que es la más decente- dijo Ranko viéndose al espejo. Tomoyo regreso tenía unas botellas y un largo peine- hay que hacer algo por ese pelo- Ranko se encogió asintiendo con algo de miedo.

Agradecieron a Tomoyo y le dijeron que no la verían en la escuela porque Ranko y Ryoga querían conocer la ciudad y se despidieron. No llevaban ni una cuadra recorrida cuando Nodoka y Kamui se empezaron a reír con muchas ganas. Ranko ahora llevaba el cabello de color rosa chicle y un enorme moño rojo, Ryoga llevaba el cabello verde.

-Algún día te castigare por esto- dijo Ranko entre dientes

-Jajajajaja lo siento- dijo Nodoka- no se me ocurrió nada mejor, pero bueno, toma en cuenta que ahora si nadie te reconocerá por la calle-

Caminaron, caminaron y caminaron varias horas en busca del maestro pero parecía que se lo había tragado la tierra, y el sofocante calor no les ayudaba en nada, se sentaron en la banqueta a la que una pared le daba sombra.

-¡Ay! ¿Qué demonios vamos a hacer?-dijo Ranko pasándose las manos por el pelo, algo desesperada.

-No sé, ya no se me ocurre nada- dijo Kamui

-Y para acabarla no hay ni un solo sostén colgado en ninguna ventana- se quejo Nodoka. Los 3 chicos voltearon a verla sonriendo.

-Ah no, ni crean que me lo voy a quitar-

Ranko y Ryoga suspiraron, Kamui olfateo y alzo sus orejitas

-¿Encontraste algo?- pregunto Ranko

-¡Que horror!- grito Kamui y se levanto.

-¿Qué?- preguntaron los otros

-Kogane- contesto y se puso detrás de Nodoka para protegerse.

-Eso- dijo Nodoka golpeando su palma con el puño- ella nos puede ayudar

-¿estás loca o que te pasa?- grito Kamui, cuando una chica pálida, ojerosa y extremadamente delgada se les acerco, su falda, su blusa, su sombrero y sus botas eran de color negro, solo sobresalía su corbata que era rojo sangre.

-Hola Kogane- saludo Nodoka

-Nodoka, Kamui- les dijo y lo último en tono meloso- ¡que milagro! Desde ayer que no los veo-

-Si…-dijo Kamui- ¿Qué haces aquí?, no se supone que tienes clases-

-También se supone que ustedes las tienen, ¡bishito lindo!- añadió- pero me aburrí y decidí vagar un rato-

-Nosotros buscamos a Happosai-dijo Kamui

-¿Para qué quieres a ese anciano borracho? Lindo Kamui.

-Porque…-empezó el, pero no pudo seguir, Kogane saco de su bolsa una borla blanca atada a un palito y la empezó a mover de un lado a otro. Kamui la siguió con los ojos- No, no no- grito y cerro sus ojitos apretándolos, pero todavía escuchaba el cascabel atado a la borla y el rico aroma a menta que esta tenia- ¡Kogane!- grito- tenemos que encontrar…a happp…posai por…por…- y abrió los ojos por completo, la borla seguía moviéndose y todo su cuerpo se relajo, aun con las gafas violeta se podía ver como se ensancharon sus pupilas dándole un aspecto tonto pero muy tierno, sus orejitas se alzaron lo mas que pudieron y alargo una mano para pegarle a la borla, el ruidito del cascabel hizo que una sonrisa boba se dibujara en su cara.

-¡ay eres tan lindo!- dijo entusiasmada Kogane

-¿Cómo hiciste eso?- pregunto Ryoga, Kamui golpeo la borla y empezó a ronronear.

-Bueno, solo es un gatito muy grande, ¿verdad Kamui?-y le acaricio la cabeza- si lo eres, mi lindo muñeco-

¡Splash! Se escucho asustando a Kamui y a Kogane, Ranko les lanzo una cubeta con agua fría (que quien sabe de dónde saco). Kamui volvió en si agitando su cabello mojado- ¿Qué paso?- dijo confundido y cuando vio la borla grito furioso- ¡kogane! Como me choca que hagas eso-

-Mi gatito precioso se enojo- dijo la aludida

-¡No soy un gatito precioso!- dijo el

-Ya kamui no seas chillón- dijo Nodoka

-Ya me las pagaras, ¡mendiga!- siguió el, enojado.

-¡basta Kamui!-lo freno Nodoka- pero bueno, ya es hora de probar esa habilidad tuya que tanto presumen tú y tu padre-le dijo a Kogane- queremos que encuentres a Happosai con tu poder-

-Si es que tienes uno- comento Kamui

Kogane lo vio furiosa- ¿y que gano yo a cambio?-

-¿Qué quieres?- pregunto Ranko, a pesar de que les había tirado agua encima Kogane no se había percatado de su presencia, se soltó a reír al ver su cabello y el de Ryoga- ok, ni quiero enterara- dijo entre risas y después añadió- quiero tu disco de my chemical romance- y señalo a Kamui.

-Pero si es nuevo- dijo el

-Si, si lo que sea pero ayúdanos-dijo Ryoga

-Solo háganse para atrás- dijo Kogane, jalo aire, estiro los brazos y los dedos, después los junto en el pecho, formando un triangulo, una ráfaga de viento la rodeo haciéndole volar el cabello, soltó el aire y explico- Encuentro a 2 personas con la presencia de Happosai ¿Por qué?- y abrió mucho sus ojos.

-¿Dónde está?- pregunto Ranko

-Eso no está bien- siguió Kogane sin pelar a Ranko- ¿Qué hicieron?-

-Dijiste que no te querías enterar?- le señalo Ryoga

La chica sonrió sínicamente y dijo- Sr. Saotome, creo que me seria más útil si Nodoka me ayuda con las tareas de la escuela-

-¡Que!- grito Nodoka

-Mi información es muy valiosa- y movió un poco la borla- ¿que te parece por un mes?-

-Nodoka por favor- suplico Ranko pero ella negó con la cabeza- ya veo, entonces vas a ayudar a Kogane con sus tareas por un mes y es una orden-

-¿De qué estás hablando?-dijo Nodoka

-Dije que algún di iba a castigarte por esto- y señalo su cabello rosa- así que ahora tienes que cumplir-

Nodoka fulmino a su padre y a Kogane con la mirada y dijo -¡odiosa!

-De acuerdo- suspiro kogane- solo sé que una presencia es normal y está cerca del parque, la otra esta rara, no sé, borracha supongo y está en tu casa Nodoka-

-¡Muchísimas gracias!- dijo Ranko y la abrazo.

-Te espero el lunes en la tarde Nodoka, no llegues tarde- dijo Kogane y se alejo.

Corrieron al parque y para su suerte no buscaron a Happosai más de 10 minutos cuando lo encontraron

-Maestro- grito Ranma

El anciano volteo y vio a 4 chicos acercándose a él- ¡Ay mama!- grito y corrió al lado contrario

-¡Espere!- grito Ryoga pero el enano no se detuvo, Kamui se impuso y dio un gran salto, aterrizando en Happosai- Quieto- le dijo y lo amenazo con sus filosas y largas garras de gato.

-¡suéltame!- forcejeo el viejo.

-Creí que nunca íbamos a encontrarlo- dijo Ranma aliviado

-¿Encontrarme? ¿Qué quieren? ¿Quiénes son?-pregunto el viejito.

-Ranma y Ryoga- informo este ultimo- aunque nos veamos así de ridículos- añadió al ver la cara de Happosai.

-¿Si?, demuéstramelo- exigió Happosai y Ranma le enseño la mitad del espejo. El anciano lo vio entusiasmado- Al fin- y se levanto tirando a Kamui, arrebato el espejo a Ranma, junto las 2 mitades - ¡Adiós bola de babosos!- exclamo y se pico el ojo para que una lagrima cayera en el espejo, pero nada paso- no puede ser ¡por favor no!-Kamui le quito el espejo al enano y volvió a juntarlo.- Tal vez no funciona, porque la lagrima de Happosai no fue sincera- dijo.

-Mmmh… puede ser- dijo Nodoka

-Tenemos que hacer una prueba- dijo Ryoga- alguno de nosotros (menos Happosai) debe sostener el espejo y llorar

-La lagrima puede ser de cualquiera- dijo Ranma acercándose a Happosai que se había quedado pasmado ante lo que sucedió y le dio un pisotón

-¡Ayyyyy!, maldito –grito el enano y soltó gruesas y sinceras lagrimas de dolor y de rabia. Ryoga coloco el espejo debajo de la cara del enano pensando con toda su fuerza en el día de nieve en el que se encontraban, pero nada paso –Por dios- exclamo desesperado- ¡Estamos varados!-

-¡No!- grito Ranma y le quito el espejo a Ryoga, lo agito- llévame a casa ahora- y nada de nuevo.

-Debió perder su poder al romperse- dijo Kamui.

-Si, pro ya antes se había roto ¿ves?- dijo Ranma y le enseño la rajada que tenía el espejo en un extremo

-Pero no por completo- contesto Kamui. Ryoga ahogo un gemido con su mano, Ranma se apretaba la blusa con la mano y Happosai solo los veía.- Lo siento- dijo Kamui.

Pero de pronto Happosai reacciono- El espejo era de Cologne, hay que preguntarle a ella si existe una manera de repararlo-

-Tiene razón, vayamos a verla- dijo Ranko

-¡No!- grito Kamui y los 3 lo vieron.

-Kamui- dijo Nodoka y le dio una palmadita tierna en el hombro, el se veía perturbado pero sonrió diciéndoles- es la matriarca de mi pueblo y está muy ocupada, se molestara si la interrumpen, si quieren yo le pregunto- suspiro y miro a Nodoka- Llévalos a tu casa, ahora les toca dormir ahí-y se alejo.

-No te vayas- rogo Nodoka y el no la escucho. Saco las llaves de la bolsa de su pantalón y les dijo- a esta hora no hay nadie en casa de mis abuelos- y les dio una llave dorada- quédense ahí hasta que yo vaya por ustedes, esta donde estaba el consultorio del Dr. Tofu- finalizo dejándolos confundidos y alcanzo a Kamui.

-Oye- le dijo muy quedito-¿Por qué no les dijiste?-

-Porque no lo deben saber- contesto algo triste. Nodoka no añadió mas y miro al piso- No creo que a mi madre la haga mucha gracia- continuo Kamui- después de todo no tiene ni medio año que la bisabuela Cologne falleció, pero- suspiro- ella tenía muchos libros, sobre magia y esas cosas y seguramente en alguno dice como reparar el espejo. L preguntare a mi mama donde guardo todas las cosas de la bisabuela y…yo mismo lo buscare- Nodoka asintió- Te veo después entonces- y dejo a Kamui seguir su camino.