Abrió lentamente sus ojos, esos ámbares oscuros

Bueno, soy nueva por FanFiction. Pues aquí va un Drabble (creo) Jelsi (mi pareja favorita de HSM -). Y no estaba segura si era M o T, pero puse T (no tiene nada explícito, ya sabrán captarlo xD). El fic va dedicado a mi amiga, la Tantei Lena Haruno (a quien la estoy inculcando la fe en el gran Jelsi)a. Ya saben, si odian el Jelsi y/o High School Musical no lo lean. No flames, por favor ).

Love's Dreams

Abrió lentamente sus ojos, esos ámbares oscuros. Observaba el techo de aquel entorno, observando como pequeños haces de luz atravesaban la ventana. Se encontraba arropado entre blancas y suaves sábanas, revueltas y arrugadas a causa de una anterior agitación. Se incorporó, dejando a la vista su desnudo pectoral. Dirigió su mirada a su acompañante, a aquella joven que yacía a su lado dormida, cubierta por las finas sábanas. El joven se recostó en la cama, jugando con los castaños mechones de la joven, esbozando una sonrisa.

"Estoy enamorado, ¿eh?"

Él estaba en lo cierto. Desde aquel momento no podía observarla a través de sus inocentes ojos como solo una amiga... Y mucho menos recordando el anterior día. Sentía una extraña pero agradable sensación. Probar los carnosos labios de la joven, saborearlos y notar sus abrazos, acariciándola y demostrando cuánto la quería. Sus cuerpos bañados por la pura inocencia juntos. Una sensación extraordinaria a los ojos del joven, la cual deseaba sentir desde hace mucho tiempo, disfrutar compartiéndola con la chica a la que ama. Ella, Kelsi Nielsen, a su lado, dormida y con su esbelta figura desnuda y cubierta por las aterciopeladas sábanas. El joven acarició la suave mejilla de la joven con su dedo. Observando como abría aquellos ojos provenientes de dos brillantes zafiros.

-Buenos días –saludó suavemente el joven

-Bueos días, Jason –contestó sonriendo

La joven le besó dulcemente en los labios, apoyando su cabeza en el pecho del joven, oyendo el suave murmullo de su corazón.

-La primera vez que sentí tu corazón fue cuando nos conocimos, ¿recuerdas? –susurró la joven

-Como si fuera ayer...

Jason acarició suavemente la espalda de su novia, cerrando sus ojos.

-Te quiero... –murmuró el joven

-Y yo a tí –contestó

Y así, ambos volvieron a conciliar el sueño, unidos por el fragante hilo del amor, sintiendo el calor humano mutuo.

Fin