Este es un pekeño fic TouyaYuki que se me ocurrió en un momento mientras escuchaba la canción Eternal de Evanescence

Este es un pekeño fic TouyaYuki que se me ocurrió en un momento mientras escuchaba la canción Eternal de Evanescence.

Eternal

Era un día triste en Tomoeda para mucha gente. El cielo estaba cubierto por un oscuro manto gris, parecía como si se hubiera puesto de acuerdo con la llorosa comitiva vestida de negro que desfilaba por las calles de Tomoeda. Entre la comitiva destacaban algunas personas que estaban especialmente tristes, entre ellas destacaban dos sobretodo, Sakura acompañada por un compungido Xiaolang que al no saber como consolarla simplemente se mantenía firme a su lado, y un destrozado Yukito que casi no podía mantenerse en pie roto por el dolor.

Junto a ellos se encontraba también Tomoyo quien intentaba consolar al señor Fujitaka que sentía la pérdida como nadie.

Cuando llegaron a su destino nadie sabía que decir a los afectados familiares del que ahora yacía en el féretro, y es que nadie podía esperar que alguien tan sano y joven como Touya Kinomoto, que contaba solo con 27 años, hubiera podido fallecer de esa forma.

En el momento en el que estaban descolgando el ataúd el cielo comenzó a llorar acompañando los silenciosos llantos de los presentes y, Sakura sin importar que la vieran utilizó la carta flor para descargar una lluvia de crisantemos sobre los presentes formando una misteriosa danza con la lluvia.

Poco a poco la gente se fue marchando, quedando solo el señor Fujitaka, Tomoyo, Sakura, Xiaolang y Yukito.

-Sakura, debemos volver a casa con los niños, no podemos dejarlos más tiempo solos. Le susurró Xiaolang dulcemente en el oido.

- Si, claro. Papá, Tomoyo, Yukito; ¿Queréis venir a tomar un té a casa con nosotros?

- Si, creo que nos vendrá bien a todos después de este duro golpe. Dijo Tomoyo, mientras que Fujitaka solo asentía.

- ¿Vienes, Yukito? Preguntó Xiaolang suavemente.

- No, gracias, quisiera quedarme un poco más. Contestó Yukito con la voz entrecortada por el llanto.

Sakura y Tomoyo se despidieron de Yukito con un gran abrazo, mientras que Xiaolang simplemente le hizo una seña con al cabeza y el señor Fujitaka le daba un apretón a modo de consuelo en el hombro.

-¿Porqué Touya?, ¿Porqué te fuiste así de mi lado? ¡Juramos que estaríamos juntos para siempre! ¿Porqué? Dijo rompiendo de nuevo en llanto.

Mientras una figura de aspecto difuso se formaba a su lado, aunque él no podía percibirlo pues no poseía ningún tipo de poder mágico en su actual apariencia, conforme esa figura se iba aclarando se empezaba a distinguir la figura de un hombre alto de ancha espalda, entonces el hombre habló

-Yuki… por favor debes ser fuerte, no quiero verte así…

Yukito no podía escucharlo, pero notó una sensación conocida, sintió como si él lo abrazara, pero… no podía ser, él ya no estaba, se había ido, le había dejado… para siempre.

-Yo siempre velaré por ti…

Dijo la figura del misterioso hombre que no era nada más que el fantasma de Touya Kinomoto que había rodeado con sus traslúcidos brazos a su amado Yukito. Entonces le besó y dijo en su oido :

-Yo siempre velaré por ti… y aunque solo sonó como un murmullo en el viento, Yukito estaba seguro de que Touya no le había abandonado, y que siempre estaría a su lado ayudándole a seguir adelante… eternamente.

Fin.

Weno, este no es el final que había previsto, en un principio Yukito se suicidaba, pero conforme lo fui escribiendo decidí cambiar el final xD

Por favor dejadme algun review ¿si?