CAPITULO 2: LA PRESENTACION Y LA UNION

CAPITULO 2: LA PRESENTACION Y LA UNION

Las chicas se acostaron a cada lado de Harry; Ginny enfrente de su rostro y Hermione a su espalda quedándose dormidas, mientras que los adultos se acomodaban y tomaban algo de vino.

Algunas horas después, Harry empezó a despertar y se sorprendió al encontrarse abrazando a Ginny y siendo abrazado por Hermione, pero no se separo de ellas, más bien se puso sobre su espalda y acomodo a las dos chicas sobre su pecho y se quedo acariciándoles el cabello.

Horas más tarde, las chicas se despertaron y vieron a Harry sonriéndoles feliz, pero sin el brillo en sus ojos esmeralda.

Hola niñas.

Hola Harry – contestaron ellas contentas.

Ah, veo que ya despertaron – dijo Albus acercándose con los demás detrás.

¿Profesores, Sirius? ¿Qué hacen aquí?

Nosotros también somos demonios Harry, más débiles que tú, pero también demonios.

Así es Harry, todos nosotros somos de ascendencia demoníaca, menos Remus y Sirius, ellos son criaturas oscuras al servicio de los demonios – dijo Snape.

¿Y ellas?

Ellas tienen sangre demoníaca y fueron traídas para que estén contigo, ya que ellas son tus esclavas y compañeras a la vez, pero hasta que no sea la presentación, no podrás hacer nada con ellas – dijo Albus.

¿A que se refiere con esclavas profesor? – pregunto Ginny.

Me refiero a que una vez que haya sido la presentación, ustedes tendrán que hacer lo que Harry diga y déjenme les digo que no tienen opción.

¿Lo que Harry diga? ¿Lo que sea? – pregunto Hermione.

Si Hermione, lo que sea.

Pe…

Me temo que no tiene opción señorita Granger, el profesor y yo también tenemos esclavas y nos sirven en lo que les ordenemos – dijo Severus.

¿Quiénes…? – pregunto Harry.

Minerva es la mía y Narcisa Malfoy la de Severus.

Pero Narcisa esta casada con Malfoy.

Pero eso no quita que tenga que hacer lo que yo le ordene.

Ella es mi esclava y de vez en cuando ella va a Hogwarts a servirme, sin que Lucius se entere, aunque no importa que se entere, porque el hace cosas peores.

Entonces ¿la profesora Mcgonagall es un demonio? – pregunto Hermione.

Así es.

Pe…

Miren, ya continuaremos en otra ocasión, porque Harry y ustedes chicas se tienen que arreglar para la presentación, así que vayan los 3 al baño y dense una ducha y después se visten – dijo Remus

¿Los 3 al mismo tiempo?

Si Harry, de esa forma no te sorprenderás en la presentación – dijo Sirius.

¿A que te refieres?

No puedo decir, más de lo que ya dije, así que rápido.

Los 3 se metieron al baño y cerraron con seguro.

Bueno, ¿Cómo le hacemos? – pregunto Harry nervioso.

No lo se, estoy es muy vergonzoso, pero si es el precio por estar contigo, entonces lo acepto – dijo Ginny.

Tienes razón Ginny – dijo Hermione.

Así que las chicas se empezaron a desvestir poco a poco, hasta quedar en ropa interior.

Harry estaba sin palabras, las dos eran hermosas y con un gran cuerpo. Los pechos de Ginny eran redondos, de buen tamaño y sus pezones se notaban por lo apretado que era su sostén; sus piernas delgadas y bien formadas, su trasero era simplemente perfecto; su piel blanca hacia juego perfecto con su pelo rojo oscuro, sus ojos color miel y su boca carmesí eran la envidia de muchas de las chicas de Hogwarts. Hermione no se quedaba atrás, con pechos no muy grandes, pero bien formados, con su piel ligeramente bronceada, su trasero bien formado, perfecto y sus piernas delgadas; su piel, al igual que la de Ginny, era hermosa, muy suave, sin ninguna imperfección; sus ojos cafés, atraían la mirada de todo hombre y su cabello, sedoso, aunque algo enmarañado, siempre había cautivado a Harry.

Chicas… wow, ¡que cuerpos! ¡son hermosas! – dijo Harry sin aliento.

Gracias – contestaron ambas muy sonrojadas.

Ahora sigues tu Harry – dijo Ginny, todavía muy sonrojada por lo que le dijo Harry.

Harry se empezó a quitar la ropa, hasta quedar también en ropa interior y su cuerpo también cautivo a las chicas, que se empezaron a excitar, al parecer su naturaleza demoníaca le había dado un cuerpo de envidia para cualquier hombre.

Será mejor que nos terminemos de desvestir y entremos a la ducha – dijo Harry muy sonrojado.

Tienes razón – dijeron ambas, todavía mas rojas, por tener que estar totalmente desnudas frente a un chico.

Los 3 se terminaron de desvestir y se metieron a la ducha, que echaba agua por 4 direcciones distintas y era bastante amplia con figura pentagonal, los 3 chicos estaban sorprendidos por lo elegante de la ducha.

Harry abrió las llaves un 4 chorros de agua empezaron a salir, mojando al trío.

Estuvieron mojándose en los chorros unos minutos, hasta que poco a poco se les fue quitando la timidez.

Harry, me lavas la espalda por favor – dijo Ginny.

Claro.

Y Harry le empezó a lavar la espalda.

Saben, si me hubieran dicho hace unos meses, que iba a estar con dos chicas preciosas, desnudo en una ducha y que iban a ser mis compañeras para toda la vida, entonces hubiera creído que le habían echado un encantamiento de confusión muy fuerte que le daño el cerebro.

jajajaja, tienes razón Harry – dijo Hermione.

Si. Saben, aunque en un principio estaba algo avergonzada, la verdad, es que confió mucho en los dos y te amo Harry, me encanta estar contigo y sentir tus manos en mi cuerpo, aun cuando no me hayas tocado mas que la espalda – dijo Ginny.

¿Te gustaría que te tocara algo más? – dijo Harry con voz de broma.

¡HARRYYYYY! ¡no seas pervertido!

Jajajaja, perdón Ginny, solo estaba bromeando.

Si como no – dijo Ginny algo enojada.

Tranquila Gin – dijo Harry abrazándola por la espalda, el ya le había lavado la espalda y había estado en esos momentos lavándole la espalda a Hermione – solo estaba bromeando, nunca te haría nada que tu no quisieras – y después de decir eso, Harry le dio un pequeño beso en el cuello, haciendo que ella se estremeciera.

Esta bien Harry, es solo que esto es muy raro, tu un príncipe demoníaco, el profesor Dumbledore, el profesor Snape son demonios, Sirius y el profesor Lupin criaturas al servicio de los demonios y Herm y yo tenemos sangre demoníaca.

Lo se.

Pero sabes, si tú me quieres tocar, puedes hacerlo, te amo y solo a ti te permitiría que me tocaras y me obligaras a hacer cosas, aunque no me gustaran.

Lo mismo digo Harry – dijo Hermione.

Gracias chicas, ahora será mejor que nos arreglemos, porque seguramente nos estarán esperando.

Bien – contestaron las dos.

Cuando salieron de la ducha, se encontraron con un conjunto de túnicas rojo sangre para cada uno muy similares entre si.

La de Harry era de túnica abierta con bordes en plata, con una camisa también color rojo sangre y pantalones y zapatos negros.

La de las chicas, era túnica abierta, con bordes dorados, una blusa rojo sangre escotada y una falda negra hasta poco arriba de las rodillas, tenían calcetas rojo sangre y zapatos negros, muy similares a la de Harry, además de que había aretes dorados, con un collar de perlas doradas y plateadas y una pulsera de puro diamante.

No llevaban ropa interior, más que Harry, que llevaba un bóxer.

Cuando estuvieron listos, los 3 salieron del baño y se encontraron con que Sirius y Remus iban de plata, mientras que Albus de color vino y Severus, totalmente de negro.

Wow, se ven increíble los 3 – dijo Sirius

Tiene razón, se ven muy bien, en especial ustedes chicas – dijo Remus

Gracias – dijeron los 3.

Bueno, ya no hay tiempo que perder, su majestad nos espera – dijo Severus.

Los 7 salieron de la habitación e inmediatamente fueron rodeados por una escolta de demonios vestidos de color gris oscuro.

Harry miro a Dumbledore con interrogación.

Son tu escolta, ya que al ser el príncipe, además de ser tu presentación, necesitas escolta de honor.

Harry asintió en señal de entendimiento.

Pronto fueron guiados hasta detenerse frente a una gran puerta doble de piedra con incrustaciones en oro, plata, diamantes, rubíes y esmeraldas.

Alteza por favor de un paso al frente y a sus costados sus damas – dijo un demonio. (N/A – contrario a la naturaleza conocida de los demonios, aquí estoy poniéndolos amables, porque entre ellos eso es muestra de respeto y solo se hace a demonios superiores o que consideran dignos)

Harry se adelanto con Ginny a su derecha y Hermione a su izquierda.

Ahora alteza, por favor, toque la puerta con sus manos, sin soltar las de sus damas – volvió a indicar el demonio.

La puerta se abrió mostrando un gran salón ricamente decorado, en el centro había una alfombra rojo sangre con runas en negro, dorado y plata.

Adelante Harry – dijo el rey – y ponte en el centro de la alfombra.

Harry entro y se coloco en el centro de la alfombra.

Demonios del inframundo, hoy nos reunimos aquí para despertar el verdadero poder de la sangre divina-maligna, el heredero al trono esta de nuevo entre nosotros.

Gritos de alegría se escucharon entre los presentes.

También démosles la bienvenida a dos poderosos demonios que habitaban en la tierra, así como a dos grandes amigos de la familia.

De nuevo gritos de alegría se escucharon entre los presentes.

Ahora EMPEZEMOS.

Una gran luz roja inundo el salón dando señal de que inicio el ritual del despertar.

Ahora, niñas escúchenme bien, en sus manos aparecerán dos puñales hechos de puro fuego negro, lo que van a hacer, es con su mano libre, cortar en la muñeca de Harry y en la suya que tengan unida a la de el y pondrán la herida una encima de otra para permitir que la sangre se mezcle, esto creara un lazo de sangre, que los unirá por la eternidad y les dará la inmortalidad.

Un puñal como el descrito por el rey, apareció en la mano derecha de Ginny y en la izquierda de Hermione y las chicas hicieron lo indicado y una luz negra surgió de la unión de la sangre, para después cerrar las heridas.

Ahora lo que van a hacer es acostarse en la alfombra, pero antes, deberán quitarse sus túnicas, solo las chicas, pero antes de eso, tu Harry soltaras sus manos y te acostaras en el centro, sobre tu espalda, al hacer esto una muralla de sangre aparecerá a sus alrededor, evitando las miradas de los presentes, ya que solo el compañero de esa demonio puede verlas sin ropa, tu elegirás quien empieza, ya que ella será tu mujer principal, la que tenga mas derecho sobre ti. Después, ellas se sentaran sobre tus piernas, una a la vez y tu tendrás que tocarlas por completo, para que después la primera te desnude y entonces tendrán relaciones, normal y oral. Cuando acabes con las dos, te levantaras y las abrazaras, a cada una con un brazo, al hacer esto una manta grande aparecerá y los cubrirá a los 3, finalmente dirás "Que el poder de los demonios prevalezca en mi y en mi sangre y aquellas que me acompañan se sometan a mi voluntad, que el poder de los ángeles en mi se fusione con mi sangre demoníaca, despertando el máximo poder universal" después de eso, la bata desaparecerá y sus trajes reaparecerán en ustedes, después aparecerán 3 seres de su mundo, conocidos y son familia, ustedes como demonios no deben mostrar misericordia y por lo tanto los mataran sin piedad, en tu caso Hermione, será un enemigo, ya que no podemos traer a seres sin magia a este mundo a menos que estén muertos, ¿están dispuestos?

Una sonrisa maligna apareció en el rostro de los 3 chicos.

Estamos dispuestos – dijeron con voz maligna.

Entonces empiecen – contesto el rey con una sonrisa siniestra.

Harry se acostó en el centro de la alfombra e inmediatamente, las runas empezaron a brillas y una gran pared de sangre y fuego se levanto, impidiendo la visibilidad de adentro hacia fuera y viceversa, entonces llego el momento de elegir y eligió a Ginny. Ginny pensó que Hermione se iba a enojar, pero la vio sonriendo y diciéndole con la cabeza que estaba bien, entonces se volteo viendo hacia Harry y con una sonrisa se empezó a desnudar lentamente, con movimientos sensuales que hicieron que Harry se empezara a excitar.

Cuando Ginny estuvo totalmente desnuda, se sentó en las piernas de Harry y tomando sus manos, las dirigió hacia sus pechos, donde Harry empezó a masajearlos con movimientos suaves, para ir aumentando la intensidad gradualmente, hasta apretarlos fuerte, haciendo que Ginny empezara a gritar y gemir de dolor y placer; después Harry tomo a Ginny de un brazo y la jalo fuerte hacia el y puso su boca en sus senos, chupándolos, mordiéndolos, pellizcando los pezones duros y erectos, mordiéndolos, chupándolos duramente; después, Ginny dirigió una mano de el hacia su entrada, donde Harry empezó a pellizcar el clítoris, a meter dedos, haciendo que Ginny se excitara aun mas; finalmente, Ginny empezó a desnudar a Harry, mientras le besaba la boca y el jugaba con sus pezones y su clítoris con sus manos.

Cuando Harry estuvo desnudo, ella se acomodo sobre el, dirigiendo con su mano, el pene erecto, hacia su entrada. Cuando estuvo colocada, Ginny se sentó con fuerza en el, haciendo que el miembro entrara con fuerza y rompiera la barrera de virginidad de ella, haciendo que Ginny gritara de dolor; cuando el dolor paso, ella se empezó a mover de arriba abajo, con sus manos sobre las de Harry que en esos momentos estaban sobre sus pechos. Conforme el ritmo aumentaba, también lo hacían los gemidos de ambos, hasta que Harry, cansado de la posición, se impuso con sus manos, haciendo que Ginny quedara sobre su espalda. Harry empezó a entrar y salir con mucha mas fuerza. Momentos después, ambos alcanzaron su clímax y el expulso dentro de ella. Después de eso, Harry le ordeno a ella, voltearse y mostrarle el trasero. Ginny se sorprendió por esto, ya que no sabia que iba a hacer Harry, pero hizo caso y se puso en cuatro patas mostrándole su trasero, Harry le ordeno abrir mas las piernas y levantarlo aun mas, instantes después el entraba con fuerza en su ano, con sus manos en el trasero de ella para así hacerle con mas fuerza, estuvo así unos pocos segundos, hasta que decidió, bajar sus manos hasta sus senos y agarrarlos con fuerza para después levantarla y seguir bombeando.

Ginny estaba que ya no podía, no paraba de gemir del placer que Harry le daba, le gustaba el dolor y que el tomara el control de ella.

Poco después ambos volvieron a alcanzar su clímax y el volvió a expulsar en ella.

Harry se volvió a acostar sobre su espalda y Ginny se puso encima de el, con sus piernas hacia donde estaba su cabeza y la cabeza de ella, sobre el pene erecto de el.

Ginny empezó a jugar con su pene, a chuparle la punta, a recorrer con su lengua toda la extensión de el, hasta que decidió metérselo a la boca; Harry, mientras tanto usaba sus dedos para abrirle la entrada y a usar su lengua, a pesar de que no paraba de gemir por la mamada que ella le estaba metiendo.

Los dos terminaron exhaustos y aun faltaba Hermione.

Cerca de una hora después, Harry se levanto y abrazo a sus chicas, Ginny en su lado derecho y Hermione en su lado izquierdo, entonces la manta apareció y la muralla de fuego y sangre desapareció, entonces Harry recito con voz fuerte y clara: "Que el poder de los demonios prevalezca en mi y en mi sangre y aquellas que me acompañan se sometan a mi voluntad, que el poder de los ángeles en mi se fusione con mi sangre demoníaca, despertando el máximo poder universal".

La manta desapareció en una luz grisácea y cuando ceso, los 3 estaban con sus ropas. Entonces aparecieron 3 personas: Ron, la Sra. Weasley y Draco Malfoy; Ron para Harry, la Sra. Weasley para Ginny y Draco para Hermione.

Harry, ¿Dónde estamos? ¿y que están haciendo vestidos así? – pregunto Ron.

Silencio Weasley, no tienes derecho a hablar frente a los príncipes de los demonios – dijo Harry con su voz fría.

¡HARRY POTTER RETRACTATE DE LO DICHO!

¡SILENCIO MADRE! ¡NO PUEDES HABLARNOS ASI NUNCA MÁS!

¡GINEVRA WEASLEY! ¡YA VERAS! – y Molly se acerco para cachetear a su hija.

¡PARA ATRÁS PERRA! ¡NO TE ACERQUES A MI MUJER! – dijo Harry enfurecido.

¿COMO ME LLAMASTE? – dijo furiosa Molly.

¡CRUCIO DEMONIACUS! – Harry le lanzo la maldición cruciatus a Molly, pero no cualquier cruciatus, sino la versión demoníaca.

¡AAAAAAAAAAAAAHHHHH!

¡MAMA! – dijo Ron.

¡MALDITO, TE VOY A MATAR!

¡CRUCIO DEMONIACUS! – esta vez fue Ginny.

Vaya Potter, hasta que te diste cuenta del verdadero poder ¿no?

¡MALFOY! ¿QUIEN TE DIO PERMISO DE HABLAR? – dijo Hermione - ¡CRUCIO DEMONIACUS!

¡AAAAAHHHHHHHHHHHHH!

Cuando levantaron la maldición de Draco, Ron y Molly, estos estaban que no se podian mover del dolor, era peor que cualquier maldición recibida, ademas de que no podian creer que Harry, Ginny y Hermione, les habian hecho eso.

Harry, ¿Por qué?

Por que siempre me trataste como un niño de 5 años, a pesar de haberme enfrentado a Voldemort varias veces y haber sobrevivido, cosa que tu estupida, nunca hubieras logrado, es mas tu hubieras muerto al segundo de empezar un duelo con el y ahora es momento de que pagues por eso. ¡CRUCIO!

¡AHHHHHH!

¿Y yo Harry? ¿Qué te hice?

Tu nunca fuiste mi amigo, solo me querias por mi fama y cuando te cansaste, me dejaste de lado - ¡CRUCIO!

Ginny, hija ¿Qué te hice?

Me abandonaste a favor de los chicos, siempre perdonandolos y nunca me ayudaste, me canse de ti y de tu injusticia. ¡CRUCIO DEMONIACUS!

¡AAAAAAAHHHHHHHH!

¡HASTA NUNCA! – grito el trio.

¡CRUCIO DEMONIACUS MAXIMA! – gritaron 3 voces a la vez y Ron, Molly y Draco empezaron a gritar de dolor.

Y los 3 murieron dejando sus expresiones de horror y miedo como única prueba de lo que acababa de ocurrir en ese lugar.