ºoO Wo ai nii Ooº

Capitulo 03: La verdad sale a la luz ¿Qué hare?

En una desolada noche a la luz de la luna, las calles de una ciudad se ven envueltas por los fríos vientos del anochecer.

A esas altas horas de la madrugada, aun en un departamento continuaba la luz encendida dejando ver una silueta recostada en un moderno escritorio. El ventanal que conectaba a la calle, dejaba correr una brisa fresca en la habitación sin importar lo helado que estuviera afuera, también permitía que la luna nueva alumbrara a dicha joven deprimida para animarla de alguna forma.

La joven se encontraba nerviosamente trabajando, pero aún cuando sus manos dibujaban, un hermoso boceto, su mente se encontraba en otro lado.

- ¡AHH…! –gritaba histérica Cagalli, ya que aun cuando el diseño era perfecto, para ella no lo era y ese hermoso dibujo terminaba en una horrenda bola de papel tirada en el suelo, de su habitación, al igual que muchos más.

- ¿Qué voy hacer? No puedo concentrarme en los deberes… FLAP –decía tirando otra bola de papel al piso

- Y se la razón… - al no ver resultado alguno de su trabajo, solo se deja caer en su cama ya rendida - ¡…Alex Dino! ¡Es culpa tuya! – la rubia continuaba mirando el techo de su habitación algo pensativa, pero también algo angustiada

- ¿Por qué querrá ser diseñador?, ¿Por qué vivirá solo? Hay muchas cosas que me gustaría saber de él… ¡Soy una tonta el solo me ve como una colega ni siquiera como chica! - Cagalli aun recordaba esas palabras dichos por el joven y no podía sacárselas de la mente aunque quisiera, ella llego aun momento a darse cuenta que tanta curiosidad que tenia hacia él era por una razón, pero no quería aceptarlo ya que cuando lo pensaba a su mente venían unas palabras.

- Juro que no me enamorare de nadie… Hasta superar a Patrick Zala… -pensaba cada día que pasaba, aunque una parte de ella le decía que eso iba hacer muy difícil.

- ¿Porque pienso que será difícil? ¿será por él? –decía mientras que el sueño la envolvía poco a poco en una cálida noche

Al día siguiente en el instituto Arcángel

Se realizaba un torneo deportivo en donde participaban todos los alumnos sin importar el curso o taller en el que se encontraran.

Cagalli, quien se encontraba a las afueras del gimnasio, vestía un poleron, de color negro con las insignia de RB, unos pantaloncillos de color blanco y dos colitas que sujetaban su largo cabellos.

- Parece que este tipo de eventos también es común en los institutos de diseño – decía mirando a su alrededor mientras entraba al gimnasio, cuando ya se encuentra adentro escucha una centena de gritos de chicas histéricas.

- ¡Allí es el partido entre la clase de Alex y Kira!

- ¡Vamos a verlos!

- Alex se ve guapísimo… AHH!

- ¿Alex también participa? –Cagalli al acercarse hacia la muchedumbre que se estaba formando en el campo H solo muestra una cara de asombro, mientras, ve a un peliazul anotando una clavada en la sesta.

- No puede ser…- decía impresionada la joven

- ¡Ha anotado otro tanto!

- Alex es increíble.

- ¡Que guay que vamos al mismo curso! –gritaban emocionadas la jóvenes enloquecidas en el publico.

Cagalli al verlo jugar tan bien no se dio cuanta que su pálido rostro se estaba volviendo rojizo, sus manos cubrían su boca como muestra de asombro, sus ojos seguían cada movimiento del peliazul y de sus labios salían unas palabras que ni ella misma controlaba al parecer se encontraba hipnotizada o eso parecía.

- … Supongo que en la vida hay cosas que no pueden evitarse… Maldita sea… ¿Por qué será tan guapo?

Después de 5 minutos el partido había terminado y una voz anunciaba al ganador.

- el equipo B gana- decía una voz desde un micrófono – Ahora que se presenten en la cancha los equipos femeninos

Alex quien estaba descansando a un lado de la cancha siente un gran alboroto viniendo de ella.

- OOH! –decía la multitud

- ¿Qué es todo ese barullo?

- viene del partido de las chicas de primero –Un castaño de ojos morados se postraba frente a Alex

- ¡Kira!

- Alex apropósito ¿Has visto quien es esa que juega tan bien…?

- ¿De que hablas? KIRA!

- Ven conmigo. –el peliazul sigue a Kira y ve entre las jugadoras, de la cancha, a una chica de cabellos rubios, quien sostenía el balón entre sus manos y pasaba a las jugadoras del equipo contrario con una gran facilidad

- ¡Es Cagalli Yula! – pronunciaba sorprendido en cambio Cagalli jugaba, para olvidar y dejar su mente en blanco.

- Cuanto más quiero dejar de pensar… Menos puedo dejar de hacerlo, a lo mejor debo cerrar los ojos y taparme los oídos – la rubia jugaba tan bien sin darse cuanta era como si su cuerpo se moviera solo, mientras, que su mente esta en otro lado

- tal vez así… -seguía pensando

- ¡Cagalli! – se escucha una voz familiar viniendo de la multitud

- ¿Quien será? yo la conozco –dice saliendo de sus pensamientos

- ¡Cagalli; estas jugando muy bien! –gritaba emocionado al verla jugar Alex – ¡Eres genial! – Alex la alentaba con una tierna sonrisa.

- Alex… - Cagalli al quedar parada en la cancha, por los gritos del chico, solo lo mira sonrojada

- ¡Cuidado…! –grita la muchedumbre

La joven voltea al escuchar los gritos, pero lamentablemente es golpeada por el balón en la cara dándole justamente en la pinta de la nariz, por el impacto la rubia cae al suelo mientras se cubre su rostro.

- ¡NO puede ser! Mi nariz…! –decía apunto de llorar por el dolor, mientras tanto en el publico se escuchaban murmullos confundidas con carcajadas.

- Tontos no se rían

- eso a debido doler je je je –se reina al verla tirada en el piso

A la rubia no le dolía tan solo el golpe sino la vergüenza que estaba pasando enfrente de todos, en realidad no le interesaba lo que pensaran los demás sino tenia vergüenza de mirar al chico de cabellos de azules.

- ¡¿Por qué tenia que pasarme algo así frente a él?!

- ¡Eres una tonta! - corría hacia ella gritando Alex – ¡Debes estar atenta al balón!

- ¡WAA! no vengas, no quiero que me veas así…

- pero ¿que dices?- Athrun hace todo lo contrario se acerca a ella, la toma entre sus fuertes brazos y le susurra en el oído.

- Si te sientes avergonzada, puedes apoyar tu cabeza en mi pecho…

- pero te voy a ensuciar la ropa… perdona –decía sonrojada

- eso es lo que menos. Venga, vamos a la enfermería – Athrun la toma entre sus abrazos y la lleva hacia la salida - ¿Y ustedes de que se ríen? Alegrarse del dolor ajeno es lamentable –dijo enfurecido mientras salía del gimnasio rumbo a la enfermería.

- Al final he terminado en sus brazos… puedo sentir su aroma – la rubia se aferraba contra su camiseta con tanto agrado de sentir su pecho en su rostro que no se dio ni cuanta de lo que estaba pasando.

Enfermeria...

La joven recostada en la camilla se sentía tan tonta por dejar que la pelota la golpeara, pero aun así estaba feliz de estar en la misma habitación que el joven peliazul, mientras, esta recostada algo atontada por el golpe. Athrun al tener la polera manchada con sangre de la chica se la quita dejando ver aquella perfecta figura haciendo que Cagalli se sonrojara y pensara que le sangraría la nariz de nuevo.

- Por su cara femenina y su altura, pensé que seria un alfeñique… Pero tiene muy buen cuerpo –decía sin perder detalle de la espalda desnuda de Athrun.

- También pudo cargarme fácilmente… Que mal la nariz me va a sangrar otra vez – Cagalli rápidamente se cubre su nariz y boca, para así evitar la hemorragia.

- ¿Por qué quieres ser diseñador? -preguntaba de la nada la rubia, al parecer estaba pensando en voz alta cuando esté se sienta, en una banca, al frente de ella.

- vaya tu si que eres directa je je je -decía sin polera el joven sentado en una banca de madera

- Lo siento… -

- yo tengo un sueño –

- ¿eh? y ¿Qué clase de sueño es Alex? –preguntaba curiosa mientras se sentaba en la camilla

- Mi sueño es abrir una tienda junto a Shinn y Kira… ¿Sabes?, Shinn se encargara de los productos y la distribución, Kira de la decoración y yo de la fabricación de ropa. Entonces superar a Patrick Zala y ser el numero uno de Japón

- ya veo – Cagalli al escuchar su sueño se siento algo extraña no sabia porque, pero al parecer era la diferente que son ambos, aunque su meta sea la misma ellos eran muy diferente el uno del otro.

- ¿Sabes Algo…? Es la primera vez que alguien fuera de nosotros tres se entera del proyecto.

- ¡Disculpa! ¿Y porque me los has contado?

- ¿Por qué? la verdad no lo sé… - dijo sin titubear pero después de un momento respondió con una sonrisa – Ya esta, como te he visto llorando. Esta bien que tu sepas un secreto mío –Athrun le sonríe de una forma que otro chica jamás lo ha visto, Cagalli se siento muy relajada pero se da cuanta que esa sonrisa era para molestarla por lo llorona que es, cuando se da cuenta su rostro cambia a uno picaron.

- ya veo… - decía con una sonrisa fingida – ¿Saber Alex?

- ¿Qué cosa?

- P-pero vuestra tienda será la segunda, quiero decir que Mi tienda será la numero uno

- así… ya veo que estas mejor del pelotazo –decía pegándole con leve golpe con el dedo en la frente.

- acaso lo dudas – sonreía muerta de la risa la rubia

- Cagalli, ya es hora de que nos vayamos al Atelier… Tú también fuiste elegida ¿no?

- ¡si!

- prepárate ya ve hacer la Hora –

Patrick Zala Office

En una elegante Oficina, un hombre que desprendía recelo y avaricia, mira una fotografía de una joven, el nombre que estaba escrito en el formulario era Cagalli Yula Athha. El hombre miraba con amargura tan bella fotografía dejando un suspiro de miedo escapar de sus labios.

- Señor … - interrumpían al hombre pensativo en su oficina

- ¡si! –decía en tono molesto, pero servicial

- Los alumnos del instituto Arcángel ya están aquí, por favor venga al Atelier

- enseguida voy – Patrick se levanta de su asiento mira la fotografía por ultima vez, empuña su mano con molestia y se retira sin hacer ruido.

En las instalaciones del Atelier de Patrick Zala, Cagalli camina como perdida en los innumerables pasillos hasta que se encuentra con un grupo de chicas que al parecer trabajaban allí, las chicas solo la miran celosamente, Cagalli al sentir sus miradas sobre ella no puede evitarlas y sigue caminando en dirección a ellas. Al momento de pasar hombro con hombro con una de ellas, esa chica le grita.

- ¡No vuelvas a acercarte a Alex! – la chica la toma del brazo y la empuja contra la pared, Cagalli no pudo hacer nada mas que observar a las chicas enfurecidas, sin saber la razón

- El nunca se había relacionado con ninguna chica hasta ahora, ¡Segura que poco menos te le has tirado encima para que se fijara en ti!

- Además eres una insolente, has sido tremendamente descortés con el SR. Patrick Zala en la ceremonia por lo que he oído

- ¡No tiene ningún derecho de criticar a la serie Silver! – Cagalli hasta el momento había estado callada escuchando sus reclamos, pero lo ultimo dicho por las jóvenes había agotado la ultima gota de su paciencia dejándola mostrar como es en realidad ella.

- Si es por haber hablado mal del diseñador que tanto respetan puedo pedir disculpas, pero en lo que respecta a Silver –dijo pegando un gran golpe contra la pared para callar a las escandalosas

- ¡Soy yo la persona que mas derecho tiene en el mundo a decir lo que se me antoje! –decía mostrando su verdadero yo el cual es impulsivo y problemático.

- ¡¿Entienden lo que digo?!

Las chicas estaba aterrorizadas no eran capases de volverla a hablar como lo había hecho ante, solo la quedaron viendo llenas de miedo.

- Qué escandalosas –Athrun quien cruzaba por el mismo pasillo que las chicas, escucho toda la platica de las jovencillas -¿Quién ha dicho que tengo intenciones de acercarme a una chica en especial?

El peliazul toma a Cagalli por la espalda y cruza sus brazos por el cuello de la joven así dándole un gran susto a la rubia.

- Además a ella ni siquiera la considero como una mujer –decía mirando a las jóvenes quienes estaban embobadas - ¿No ven que es difícil diferencial entre su pecho y su espalda?

- vaya así que era eso.

- ya me parecía que tenía que ser algo así. –decían muy contentas las condenadas

- La relación que nosotros tenemos es la misma que la que puede haber entre dos colegas cual quiera.

- ya veo… ¿Qué bien o no chicas?

- vamos a contárselo a las demás.

- ¡sii! – después de lo dicho por el joven de cabellos azules, las chicas se retiraron sin mas ni menos. Cagalli no sabia que hacer, se sentía tan tonta y avergonzada de que el hombre por el que siento algo la trate de esa manera verdaderamente en ese momento tenia ganas de llorar a mares, pero primero que todo quería desligarse de él lo antes posible.

- ¡Alex! ¿Era necesario que dijeras todo eso de mí? – los cabellos de la joven cubrieron sus ojos – suélt… - La rubia estaba tan enojada con ella misma en vez de estar molesta con el sujeto que había dicho esas cosas.

- ¡Perdón! He dicho cosas muy crueles sobre ti, perdón… -dijo abrazándola cada vez más fuerte

- ¿…Acaso… solamente ha dicho eso para que me dejaran en paz? –pensaba mientras una tenue lagrima caía por su mejilla, pero no era de tristeza sino de felicidad. – Gracias… - susurro con una sonrisa

En cuestión de minutos Cagalli ya se había calmado, Athrun aun continuaba abrazándola con fuerzas hasta que…

- AH… Venga ¿Y ahora que mosca te ha picado? –dijo con una falsa sonrisa soltándose de las ataduras que la unían a Athrun

- Yo soy la primera en reconocer que parezco un chico y que no soy sensual… - Athrun la mira seriamente, Cagalli se asusto por ver ese tipo de actitud en él, el peliazul toma las manos de la joven y la besa en la mejilla con gran ternura, haciendo que está se sonroje.

- Alex… -susurra mientras ve el rostro de joven a una distancia favorable, su rostro se ruborizaba cada vez más al sentir la suave mano que acariciaba su mejilla, mientras, que esos penetrantes ojos de color verde la miraban enamorados.

- Jamás vuelvas a decir eso… - el peliazul separa su rostro del de Cagalli y se retira muy nervioso así que decide adelantarse para que así la rubia no se diese cuenta de su sonrojo.

- no llegues tarde a la hora de reunión ¿eh? – Aun después de haberse ido Athrun el cuerpo de Cagalli continuaba temblando de la emoción, ella aun no podía reaccionar por completo después de todo lo sucedido, su corazón, su pecho no paraban de latir con tanta fuerza.

- ¿Por qué frente a Alex me siento como una mujer? –dice mientras se tomaba su rostro ruborizado entre sus manos. Después de tanto esperar Cagalli a que su corazón se calmara se da cuenta que ya se le había hecho tarde para la reunión, intenta buscar la forma de salir de tan infinito pasillo.

- … Ya casi es la hora ¿E-eh? ¿Por qué puerta habrá ido Alex? será por esta… -dijo girando la perilla de una puerta.

- Uh, cuanta ropa…-decía mirando en su interior – creo que me he equivocado je… - dijo volteándose para irse, pero al volver a mirar la ropa se introduce en la habitación

- debí haberla traído conmigo –decía Athrun mientras la buscaba en el lugar que se encontraba antes – es posible que se pierda y llegue tarde ufff… –suspira de preocupación mientras pasa por el lado de una habitación que tenia la puerta abierta y ve en su interior y encuentra a la rubia con varios trajese en su manos

- ¿Qué hac… ¡Cagalli! – la joven seguía arrancando de los colgadores los vestidos con mucha rabia y enfado. Athrun sin saber el porque la sujeta para detenerla, pero ella se resiste.

- ¡Tonta no hagas eso!

- ¡ Déjame! –dijo mientras se derrumbaba en el piso con todos los ventados esparcidos en el suelo

- ¿Todas estas prendas son de la serie Silver…? –preguntaba el peliazul al ver los diseños de los vestidos

- … ya me parecía raro…

- ¿Qué? –dijo mirando el rostro cabizbajo de la rubia

- que toda una colección llevara ese nombre…

- ¿De que hablas Cagalli?

- Esos son… Óyeme bien

- ¿eh?

- ¡Mis diseños! –grito con rabia y angustia la joven arrodillada en el piso – ¡Yo cree la serie Silver cuando tenia 5 años!

Athrun solo pudo quedase mirando las lagrimas que caían de las mejillas de la rubia cabizbaja, no era capas de decirle nada, solo podía guardar silencio en estos momentos sin entender nada, lo único que se preguntaba al verla si lo que ella decía era cierto o ¿no?

Continuara…

Próximo Capitulo: Estoy Enamorada De Athrun.