Como les dije el fin de semana actualizo

Capitulo 7: Amor Callejero y Rebelde

Que lindo lugar Ryoma – Kun, pero no te parece que saldrá muy caro?, podemos ir a un lugar mas modesto no me importaría – le dijo admirando el lugar, sonriente.

Si, pero no te preocupes no por nada soy un Echizen – sonrío con superioridad y orgullo.

Como? – pregunto inocente, mirándolo.

Si, mi familia tiene muchos recursos económicos, no te lo había dicho? – Luego de una negación y de ofrecerle asiento a Sakuno siguió hablando – Si, somos ricos, por así decirlo, pero no me gusta depender de ellos, todos los meses me dan una mesada, ni mucho ni poco, me gusta vivir así – dijo indiferente mientras le hacia señas al camarero para que los atendiera.

Vaya… nunca me lo imagine – Dijo asombrada – me alegra que no seas presumido - le sonrío.

Si y es por eso que a casi nadie le agrado en el barrio, piensan que soy un presumido, y que voy a contaminarles su barrio con muy supuestos ''aires de grandeza''… -

Pero ellos no te conocen – dijo en defensa Sakuno, interrumpiéndolo – deberían darse el tiempo de conocerte – le dijo inflando sus cachetes, logrando hacer reír a Ryoma.

Tienes razón no me conocen, pero tampoco me importa si lo hacen o no, me gusta ser un callejero y los enfrentamientos – le sonrío – y ahora vendrán muchos mas ya que te tengo a mi lado Saku – la miro.

Lo siento – se entristeció – no quiero causarte problemas – malinterpreto Sakuno.

No para nada Sakuno, no eres una carga ni mucho menos un problema, tu eres mi trofeo mas valioso – Besó la mano blanquecina y pequeña - Sabes porque?... porque eres la mujer que amo.

Sakuno solo se ruborizó por el gesto en público.

Señores que les puedo servir? – interrumpió el mozo.

A mi me gustaría un gran pedazo de carne asada con papas fritas y tomate de conjunto – pidió Ryoma – a y una hamburguesa doble y una Ponta y para la señorita…

Si, yo quiero una ensalada de apio con palta y tomate… y un pescado a la plancha y también una Ponta – pidió.

Como ordenen, en unos minutos estarán listos – concluyo para luego perderse tras una puerta que de seguro seria la cocina.

Wow Ryoma tanta comida chatarra te hará muy mal – debiste al menos haber pedido una ensalada – aconsejo.

No te preocupes, además pedí tomate, ahí agregue un vegetal - le sonrío como todo un niño.

Me hiciste acordar a cuando era pequeña, siempre que salía a comer con mis padres o mi abuela, pedía pescado y papas fritas – Rió – pareces un niño pequeño - dijo acariciando la mejilla de Ryoma.

Tal vez pero soy Tu pequeño – al decir esto hizo sonrojar a saku, y entrelazo sus dedos con los de ella – no piensas igual?

Si – lo miro ruborizada – mi pequeño pero fuerte Ryoma Echizen.

Oye me gusto como suena eso – sonrío.

Muy bien joven su orden – le sirvió su plato de carne y papas fritas con tomate – en seguida viene la hamburguesa doble.

Gracias –

Y Señorita su ensalada… Que lo disfruten – y se fue

Que rico se ve – Exclamo feliz Sakuno – no crees?

Si – le respondió Ryoma atragantándose con la carne.

Al rato llego la hamburguesa de Ryoma que por supuesto devoro en seguida, mientras Sakuno lo miraba sonriente como comía o mas bien devoraba feliz su comida tan poco saludable.

Mozo tráigame la cuenta por favor – pidió Ryoma.

Como Ordene – en seguida volvió con cuenta en mano.

Bien, muchas gracias, Adiós – dijo levantándose junto con Sakuno.

Adiós, vuelva pronto – Les dijo reverenciándolos levemente.

Adiós, y gracias - dijo más simpática Sakuno.

Luego de salir del restaurante pasaron a buscar ropa limpia para Sakuno a su casa, y no salio con nada más que una mochila pequeña para otros días, pues Ryoma la había convencido de quedarse con él unos días más.

De ahí se dirigieron de regreso al apartamento de Ryoma.

Cuando iban de camino eran alrededor de las 18 PM, compraron algo para comer mas tarde y mañana y en eso una de las pandillas los rodeo de improviso mientras doblaban una cuadra.

Así que esta es la puta que el enano tiene como juguete… oye enano no te parece muy linda para ti?, entrégamela ahora!- le grito acercándose a Sakuno que se abrazo al torso de Ryoma.

No la toque – por fin habla Ryoma cuando el hombre iba a tocar a Sakuno – si la llegas a tocar te mato – Saco su inseparable revolver apuntando al gorila que tenia enfrente, y abrazando a Sakuno.

No me vengas con jueguitos Echizen – le advirtió sacando su propia arma y apuntándole.

Sakuno ponte detrás de mi y no te separes – así obedeció la chica, mira a su alrededor y habían un total de 5 tipos contando al gorila, este con un revolver y los demás con cuchillos, y al parecer muy afilados – Empezare contigo gigantón – avanzo rápido y de un salto inesperado golpeo la cara con una patada, logrando botarlo para volver a repetir el acto pero golpeando el brazo, consiguiendo el arma del grandote y dejándolo tirado en el suelo con la cara sangrando y el brazo roto.

Los otros 4 Tipos se abalanzaron sobre él logrando nada más que golpes por parte de Ryoma, y este logrando que soltaran sus navajas. Ahora 3 de ellos volvieron a atacar a Ryoma y el otro que en busca de Sakuno, y la jalo del pelo.

Escucho los gritos de Sakuno y vio como el tipo se la llevaba a un callejón, lamiéndole el cuello, y mirándolo con burla y amenazándola con una navaja en el cuello y rodeándole la cintura con el otro brazo.

Ryoma… te amo – le grito Sakuno llorando, pensando que moriría.

Maldición - dijo y se lleno de ira y se deshizo de los 3 tipos, los golpeo hasta que no se levantaban y los dejo con fracturas graves por todo el cuerpo, se aseguro de que no se levantaras y fue en busca de Sakuno los mas rápido que sus piernas podían correr, solo esperaba que no fuese tarde, había tarados mas de la cuenta en deshacerse de esos matones, y en lo único en que podía pensar era en Su Sakuno siendo ultrajada por un idiota

Sakuno! – la llamo – Sakuno donde estas?- se desesperaba a cada minuto que no la escuchaba, pero sintió gritos cerca de unos botes de basura, y corrió hasta allá hasta que la vio tirada en el piso, fue hasta ella, la reviso con la mirada, la ayudo a sentarse y busco al hombre que se encontraba en el suelo, tal parecía que le habían golpeado sus testículos.

Saku que sucedió – le tomo las manos- por que esta así?

Yo le golpee sus partes con ese palo – dijo entre llantos.

Cuando hablaban el hombre se levanto listo para enterrar un puñal en Ryoma, pero Ryoma se volteo y le disparo en el hombro del agresor.

Se escucharon las sirenas de la policía cerca, y cada vez mas cerca.

Saku debemos irnos ya – le tendió la mano

Adonde? – acepto su mano ya mas tranquila.

Debemos huir - se puso serio.

Por que no hemos hecho nada malo, solo nos defendimos – dijo confundida.

Sakuno… no solo soy un callejero como ya te diste cuenta, ser Echizen significa no solo mi apellido, mi familia lidera una asociación de asesinos, y nuestras cabezas valen mucho para cualquiera – dijo soltando su mano.

Pe…Pero – se puso nerviosa.

Sakuno es ahora cuando debes decidir, quieres compartir tu inocente vida con un asesino de los mas buscados?, si no quieres – pauso un segundo y empuño su mano - puedes irte… te entenderé perfectamente – dijo empezando a alejarse, ya podía escuchar las voces una policías muy cerca.

Ryoma – Kun – Le grito - Te amo con mi vida - corrió hasta él, donde la espero con una sonrisa y los brazos abiertos – iré contigo, porque eres y serás siempre el primero y ultimo, y te amo mas que a nada.

Pese a todo serás muy feliz – le dijo mirándola- te amo- la beso - vamos.

Se fueron corriendo con nada más que lo que traían puesto, sus celulares y dinero, y no volvieron a ser visto por esos barrios.

Así huirían y permanecerían juntos enfrentando los peligros de las calles.

Conservando su amor Callejero y rebelde, convirtiéndose en los asesinos mas temidos en los barrios bajos, en Tokio, en todo Japón.

Ojala el final no los haya desilusionado u.u

Espero que les guste mucho

Cuidense bye