Los personajes no me pertenecen, son de S. Meyer, y la historia es de Llama Mama23. Solo soy dueña de la traducción. Al final nota de traductora...

Importante: La historia tiene lugar antes de comenzar el tema de la transformación de Bella.

Notas

¿Quieres pasar notas? Está clase es insoportable para solo estar sentada. ¿¡Cuánto puede enrollarse el profesor!? (Bella)

Por supuesto que quiero. Estoy mucho más aburrido que tu. Esta es tu primera vez de oír toda ésta información innecesaria. Yo voy por la 5ª. (Edward)

Me siento mal por ti... Yo no se si podría soportar esto cinco veces. (Bella)

Entonces deberías reconsiderar tu decisión; requerirá de varios días pasar por esto. (Edward)

No quiero hablar de eso ahora. ¿Donde estuviste anoche? Pensé que habías dicho que ibas a venir. (Bella)

Lo siento, Esme nos dijo que la ayudásemos a reorganizar el salón. Otra vez. (Edward)

¿Cómo ha quedado? (Bella)

Casi igual, solo que ha sido pintado de azul claro, encontramos un nuevo sofá, compramos una nueva mesilla y instalamos una chimenea. (Edward) (n.t: en inglés el color es baby blue, se traduciría como azul bebé)

¿Y a eso le dices 'casi igual'? ¿Y por qué habéis comprando una mesilla? ¡Ni siquiera bebéis café! (n.t: en inglés mesilla es coffee table, de ahí lo del café) (Bella)

Esme la vio y no puedo contenerse. ¿Quieres venir hoy? Podrías verla. (Edward)

Sí, estaré allí. Entonces, solo por aclarar, ¿vas a venir esta noche? Ayer te eché de menos. (Bella)

No tanto como yo te eché de menos a ti. Por supuesto, estaré ahí tan pronto como Charlie se quede dormido. (Edward)

Bien. La peluca del profesor se está cayendo de su cabeza. (Bella)

Ya me he dado cuenta. ¡Para de reírte! Estás llamando la atención sobre nosotros. (Edward)

¿Riéndome? Estoy dolida. (Bella)

Realmente quisiera besarte ahora mismo. (Edward)

¿Por qué? (Bella)

¿Necesito alguna razón? (Edward)

No, solo curiosidad. (Bella)

Tus labios parecen aún más tentadores cuando haces pucheros. (Edward)

No estoy haciendo pucheros. Y creo que deberías mirarte los ojos. (Bella)

Por favor, Bella, tengo una visión excelente. (Edward)

Basta, señor yo-soy-perfecto-en-todo. (Bella)

Tu cara no tiene precio ahora mismo, tan adorable. (Edward)

Gracias. (Bella)

Estás haciendo pucheros otra vez. (Edward)

No, no lo estoy. Deja de mirarme así. (Bella)

Pensé que tenía permitido mirarte. Este profesor es un imbécil. La mitad de lo que nos dice está mal. (Edward)

Bueno, eso seguro que me hace sentir segura con nuestro sistema educativo. (Bella)

Hablando de educación, ¿rellenaste los formularios que te di ayer? (Edward)

No. Después del instituto fui a un precioso prado con un extremadamente guapo v- (Bella)

Antes de poder terminar de escribir la frase, el profesor comenzó a caminar airadamente, cogiendo la nota de mi mano.

"¿Pasando notas en mi clase? Yo creo que no." Volvió al frente de la clase y le dio la nota a un chico de la primera fila. ¿Adivinas quién es?

Mike.

Mike pasó las primeras lineas, sonriendo, y luego frunció el entrecejo.

"¿Quieres pasar notas?" citó de nuestra nota. "Esta clase es insoportable para solo estar sentada. ¿¡Cuánto puede un profesor enrollarse sobre biología!?" las cejas del profesor se fruncieron mientras nos miraba a través de sus gafas. "Continúe, señor Newton." Dijo airadamente.

"Por supuesto, yo estoy aún mas aburrido que tú. Esta es tu primera vez oyendo toda esta información inútil. Esta es mi 5ª." Había murmullos sorprendidos por la clase.

La mandíbula de Edward se desencajó, y yo sonreí ante su expresión. La clase ahora pensaría que él había repetido este curso cinco veces.

"Me siento mal por ti... no se si podría soportarlo cinco veces." Mike se paró antes de continuar. "Entonces quizá deberías reconsiderar tu decisión; requerirá de varios días sentarse a hacer esto"

"No quiero hablar de eso ahora. ¿Dónde estuviste ayer a la noche? Pensé que habías dicho que ibas a venir." Mi sonrisa desapareció. El profesor, el cual parecía absolutamente perplejo, estaba sin soltar palabra, por lo que Mike continuó.

"Lo siento, Esme nos dijo que la ayudásemos a reorganizar el salón. Otra vez." Él pronuncio mal el nombre de Esme, pronunciándolo 'EEEsme', con una E ridículamente sobre pronunciada.

"¿Cómo ha quedado?" la clase estaba completamente atenta ahora, escuchando con atención nuestra nota. Pensé que nuestra nota tenía más atención que la lección que leía el profesor. La gente había parado de pasarse sus propias notas, y parecían aliviados de que no era la suya la nota pillada.

"Casi igual, solo ha sido repintada de azul claro, encontramos un nuevo sofá, compramos una mesilla e instalamos una chimenea." Mike parecía ahora avergonzado. Creo que su minúsculo cerebro se estaba dando cuenta ahora de que le había preguntado a Edward el por qué no había ido a mi casa. De noche.

"¿Y a eso le dices 'casi igual'? ¿Y porqué habéis comprado una mesilla? ¡Ni siquiera bebéis café!" Todos lo que estaban en clase se giraron para mirar a Edward perplejos. La mayoría de ellos alejaron sus vasos de café de Edward, como si él tuviese una enfermedad contagiosa que pudiese envenenar su preciada bebida.

"Esme la vio y no pudo contenerse. ¿Quieres venir hoy? Podrías verla."

"Sí, allí estaré. Entonces, solo por aclarar, ¿vas a venir esta noche? Te eché de menos." Mike estaba casi tan rojo como yo lo estaba ahora, y todos los pares de ojos mirándome NO ayudaban.

"No tanto como yo te he echado de menos a ti. Por supuesto, estaré ahí tan pronto como Charlie se duerma." La poca gente que no nos había estado mirando lo hacía ahora. Las chicas parecían querer cortarme la cabeza, y los chicos miraban a Edward con la misma mirada. Incluso Mike había parado de leer para enviarle a Edward una mirada glacial. Parecía que el profesor estaba a punto de tener un ataque al corazón, su cara estaba bastante roja y una gran vena palpitaba visiblemente en su frente.

"Bien. La peluca del profesor se está cayendo de su cabeza." El profesor se tocó la parte de atrás de su cabeza, su rostro volviéndose más rojo por momentos. Si esto seguía así, iba a parecer la mitad de rojo de lo que yo lo estaba...

"Ya me he dado cuenta. ¡Para de reírte! ¡Estás llamando la atención sobre nosotros!" Miré a Edward, esperando que él estuviese tan avergonzado como yo lo estaba, pero él no parecía para nada avergonzado. De hecho, ¡parecía que lo estuviese disfrutando!

"¿Riéndome? Estoy dolida" le palmeé suavemente a Edward en la espalda, dudando de que ni siquiera lo hubiese percibido. Me miró y su espalda parecía agitarse por la risa.

"Realmente quisiera besarte ahora." Mike se trabó un poco con la palabra 'besarte'. Después de recomponerse, continuó leyendo la nota.

"¿Porqué?" Le eché una ojeada a la cara del profesor, y me pregunté si le debería haber dicho a Edward que llamase a Carlisle. Su rostro parecía volverse de un tono purpúreo.

"¿Necesito una razón?" la voz de Mike parecía decir que él definitivamente no necesitaría una razón.

"No, solo por curiosidad." Mike se paró para mover el cuello, y pensé que se sentiría incómodo de pie, frente a toda una clase, leyendo una nota que le hacía sentirse incómodo.

"Tus labios parecen mas apetitosos cuando haces pucheros." Esto me estaba matando. Total y completamente matando.

"No estoy haciendo pucheros. Y creo que necesitas revisarte los ojos." Me decidí por mirar a Edward, esperando que él tuviese algún poder bajo la manga que me pudiera hacer desaparecer.

"Por favor Bella, tengo una visión excelente." Puse mi ardiente cara entre las manos, deseando que llegase el día que no tuviese que volver a sonrojarme.

"Basta, señor yo-soy-perfecto-en-todo."La voz de Mike perdió toda la emoción que había contenido hasta el momento, y su voz pareció la de un robot, ya no teñida de celos y cosas así, sino que parecía haber aceptado que él tendría que hacer esto y parecía querer terminar lo antes posible.

"Tu cara no tiene precio ahora mismo, tan adorable."

"Gracias."

"Estás haciendo pucheros otra vez."

"No, no lo estoy. Deja de mirarme así."

"Pensé que tenía permitido mirarte. Este profesor es un imbécil. La mitad de lo que nos dice está mal." Escuché un murmullo del indignado profesor. Su cara estaba perdiendo el color purpúreo, y estaba retomando el color rojo tomate.

"Bueno, eso seguro que me hace sentir segura con nuestro sistema educativo."

"Hablando de educación, ¿rellenaste los formularios que te di ayer?"

"No. Después del instituto fui a un precioso prado con un extremadamente guapo v-" Mike paró de hablar abruptamente, y me sentí enormemente agradecida de no haber escrito esa palabra; varias cosas que habíamos escrito en nuestra nota podrían tener varios significados, pero no creo que nadie hubiese llegado a la conclusión de porqué le llamaría a Edward vampiro. Mike le devolvió la nota al profesor, y se sentó, pareciendo aliviado de que todo hubiese pasado ya.

El timbre sonó, y Edward me sacó rápidamente de la clase antes de que el profesor tuviese la oportunidad de hablar con nosotros sobre pasar notas en clase.

Cuando estuvimos detrás de la puerta, Edward me puso suavemente contra la pared de la vuelta de la esquina y me besó con fuerza.

"No más notas." Murmuró contra mi oído.

Hola a todos y todas =), vuelvo con mi primer proyecto de traducción larga: 19 capítulos que estoy segura que os harán reír tanto como a mí. Espero que os haya gustado el comienzo de la historia, y repito, es una traducción, por lo que deberéis ser pacientes, ya que trataré de traducir lo antes que pueda, ¿vale?

Un besazo, y ya sabéis... REVIEW!