Bob Esponja- El admirador secreto

Tras un día agotador de duro trabajo en el restaurante, por fín llegó la hora del cierre. Bob Esponja se sentía cansado, pero feliz, pues su trabajo le entusiasmaba, y no entendía como Calamardo sólo iba por el dinero, y afirmara que en cuanto pudiera dejaría ese "trabajo apestoso"; Bob no lograba entender por qué Calamardo lo llamaba "trabajo apestoso" cuando era él mismo, Bob Esponja, el único y exclusivo encargado de sacar la basura.

"Bueno, él sabrá"- pensó para sus adentros; después de todo, Calamardo creía también tocar bien el clarinete, y la realidad era que el sonido desprendido por aquel instrumento era mas semejante a como suena un gato encerrado en un armario que a música.

¡Hola Gary!-Exclamo Bob al llegar a casa

Meeeeeeeuuuuu

¡Hola regalo misterioso en la ventana!...Espera ¿Regalo misterioso?...

Eso no estaba ahí esta mañana...

Con paso sigiloso, Bob se acercó al regalo, lentamente lo abrió, asegurándose de que dentro no hubiera ninguna cosa extraña, no siendo que fuera otra vez ese paquete equivocado para el zoo con la boa constrictor dentro, que sí, que era muy cariñosa, nada más verlo lo abrazó con una fuerza inmensa, pero al fín y al cabo, a él no le gustó nunca quedarse con cosas ajenas.

-¡Oh, mira eso Gary, son bombones!-Exclamó entusiasmado, dando a continuación un mordisco a uno.

-¡Rellenos de jalea de medusa, mis favoritos!

En la caja tambien había una nota,la cual Bob empezó a leer:

Querido Bob Esponja

(Oh, Gary, mira me dice "querido", eso es que me quiere, ¿no es fantástico Gary?-comentó Bob

Mauuuuuuuuuuu-respondió el caracol

Sí,sí,Gary, sigo leyendo...)

Hace mucho tiempo que siento algo por ti, te veo y siento una emoción indescriptible

(¿Será Calamardo?-Se preguntó en voz alta bob

-Meuuuuuuuuuuuuuuu

-¿Que Gary?¿que aunque Calamardo dice que siente algo cuando me ve, no es indescriptible porque él ya ha afirmado que lo que siente es "asco"? -Bah, Gary, claro que no es asco, es que a Calamardo le encanta bromear...

-Meuuuuuuuuuuuuuuuu

-¡¿Como que "lo que tu digas..."?! ¿No estarás insinuando...?" -Bah, claro que no, como iba a ser que de verdad le de yo asco a Calamardo..¡Es totalmente imposible!

Meuuuuuuuuuuuuu

-..., bueno, seguiŕe leyendo la carta:

No me atrevo aún a decirte quien soy, pero sé que tus dulces favoritos son los bombones rellenos de jalea de medusa, quizá algún día me atreva a dar la cara y confesarte abiertamente mi amor, pero aún no me siento preparado.

Siempre tuyo

Admirador Secreto,

postdata: Me puedes llamar "Admi"

postdata2: No,no soy Calamardo

Continuará...