Hola, perdón por no continuar la historia, es que no eh tenido tiempo para continuarla, pero la Universidad me consume demasidado la verdad, ya estoy de regreso y ahora subiré un poco la historia, pero no les aseguró nada.

Crash bandicoot es de Naugthy Dog o de Sierra, está última hizo mierda la Saga, por eso para mi es de Naughty Dog Forever así que esta siempre será OK.

Bueno aquí se la dejo el capítulo diez:


Capítulo 10: Entrevista con el rey

Se encontraban en la entrada del palacio del Rey Gudupop. Esperando a que Kida, Gus, Gus y Kenai regresaran por ellos, es decir, entraron para convencer al Rey de que ellos habían llegado y así poder advertirle que un malvado científico estaba buscando su cristal. Crash, Coco y Crunch estaban platicando sobre lo que va a pasar. La bandicoot rubia les preguntó a sus hermanos:

― ¿Creen que el rey quiera hablar con nosotros?―preguntó Coco un poco nerviosa. Ella no dejaba de jugar con su cabello.

—No te preocupes, hermana―tranquilizó Crunch con una sonrisa—si nos van a dejar entrar…

―Eso espero, tengo ganas de conocer al padre de Kida—dijo distraídamente Crash mirando hacia donde se encontraban los guardias.

Crunch y Coco iban a preguntarle algo, pero se oyó un ruido y de repente se abrió la gran puerta de madera, los que salían eran Kida quien regresaba por ellos. Ella les indicó a los guardias que los dejará pasar, entonces los guardias se quitan de un lado para dejarlos entrar.

El palacio era enorme los pasillos estaban llenos de plantas por todos lados, parecía que nunca habían recibido ninguna visita por siglos. Claro esta ciudad se había perdido desde hace mucho tiempo. Anduvieron por un buen rato por el palacio, hasta que se detuvieron en una puerta tallada de madera con el signo que se encontraba en el libro de Coco.

Kida hizo una seña a sus invitados para que lo siguieran a través de la puerta de madera que era más fina que la otra. Todos se sorprendieron por lo que había adentro había fuentes de agua que caían del techo. Una voz les dice:

― ¿Qué hacen aquí?—dijo una voz. Todos se voltearon hacia su derecha y estaba un señor grande con barbas muy largas, tenía una túnica y un centro en la mano. En su rostro estaba una gran cicatriz que abarcaba su ojo derecho.

―Padre…—Kida le hace una reverencia al Rey Gudupop, los demás la imitan―. Ellos vienen desde la superficie a decirle…

― ¡Silencio!—gritó el rey. Todos se estremecieron por el gran grito que había hecho―. No quiero escucharlos…

―Padre, ellos tienen un mensaje para usted… y…—Kida se le cerro la garganta no sabía que más decirle. Hasta que Crash intervino en la charla para decirle:

—Señor, venimos a advertirle sobre un científico que quiere robar su cristal, ese más poderoso además lo utilizará para conquistar el mundo…

―Créenos señor―suplicó Coco al ver que el rey los miraba con reojo como si no creyera todo lo que decían.

—Saben algo, creo que no nos creyó―dijo Crunch con tristeza. Los otros dos bandicoot se pusieron serios por el comentario. Crunch se levantó del piso de donde estaba sentado ya que el dolor no podía estar parado. Mirando a sus hermanos añadió—. Sera mejor que nos vayamos… No tiene sentido que estemos aquí ya…

― ¡No!—exclamó Crash. Todos se le quedaron viendo― ¡Tiene que oírnos, lo que les estamos diciendo es verdad!

—Como se atreven a gritarme―comentó el Rey con la cara bien roja. Entonces mira a Kida con el ceño fruncido―Quiero que los saques de aquí a estos impertinentes forasteros, los quiero fuera de mi ciudad ¿oíste?

—Señor, yo opinó…―intervino Kenai por primera vez en la conversación. —Yo creo que sería más factible que se queden por esta noche―Kida miró a Kenai, él siente la mirada de su hermana, le dice—: No soy tan malo, como tú piensas pequeña.

—Sí, padre déjalos que se queden―suplicó Gus, Gus a su padre. —Ya es muy tarde, si salen a estas horas pueden estar en peligro y no le gustaría eso cargar en su conciencia.

Crash y sus amigos se sorprendieron por lo que dijo Gus, Gus, tenía razón volver a pasar por los pasajes de fuego y hielo era un peligro, más si era de noche además los Yetis u hombres de las nieves ahora si los matarían. El rey miró a sus tres hijos, bueno Kenai no lo era, pero lo veía también como hijo. Aunque sus sentimientos hacia Kida eran muy diferentes.

Reflexionó lo que habían dicho entonces sucedió algo extraordinario. Kida, Gus, Gus y Kenai se sorprendieron por la respuesta del rey:

―Está bien—respondió el rey Gudupop―solo por esta vez, se pueden quedar, pero solo una noche ¿entendido? Ahora retírense que necesito estar a solas―todos se estaban yendo para afuera cuando el rey llama a Kida—. Hija, tu quédate, necesito hablar contigo.

Ellos la miraron como diciendo que no se preocupara que ellos estarán bien. Kida volteo a ver a su hermano y el asintió con la cabeza como diciendo "todo va estar bien". Ellos salen por la puerta del gran salón, dejando a Kida sola con su padre. Él caminó por la sala del trono hacia una de las fuentes de agua que tenían ahí le dice a Kida:

—Hija, porque trajiste a estos forasteros, que te dicho―comentó el rey sentándose en su trono. ―A parte metiendo a tus hermanos en estos líos tuyos.

—Papá, ellos quieren ayudarnos―soltó Kida acercándose al trono. Ella le tomo de la mano a su padre y le dijo—: Tienes que creerles…

―Kida, tú sabes que no hay nada que buscar…

― ¿Por qué? No, podemos darle una oportunidad a Crash y a sus hermanos porque tú no quieres que nos ayuden—replicó Kida. Ella se levanta del lado de su padre, empieza a caminar por toda la habitación. Se tranquiliza y se dirige a su padre ahora con ojos de súplica―Padre ellos nos podrán ayudar a que nuestra civilización salga adelante, sé que ellos encontrarán el cristal que desapareció y…

― ¡No!—interrumpió a Kida mirándola con su gran cicatriz―Se quedarán esta noche nada más y quiero que mañana se vayan a su mundo, y que nos dejen en paz.

Diciendo eso el rey se levanta del trono le da un abrazo a Kida y sale de la habitación dejándola ahí parada con ojos llenos de lágrimas, ella no entendía porque no quería que encontraran el cristal, algo ocultaba y ella quería saber qué es lo que pasaba ahora, por lo tanto se le ocurrió algo que ayudará a la civilización. Aunque su padre quiera o no ella buscará el cristal para apoyar a su pueblo.

Continuará…