Hola a todos! Esta es la segunda historia que escribo pero la primera que publico aqui. Espero que le den una oportunidad.

Los personajes le pertenecen a J.K.R. excepto Sydney y su familia ellos si son todos mios.

Advertencia: Esta historia no sigue el canon, cambia después del quinto libro/película ¿Un ejemplo? Lucius Malfoy no fue arrestado después del encuentro en el Departamento de Misterios. Ni Snape hará el juramento inquebrantable debido a que el padre de Sydney (la protagonista) llegó antes... si más adelante sabrán a que me refiero.

Capitulo 1 Ella

Una joven de cabellos oscuros ondulados, largos y sedosos, poseedora de unos ojos hermosos, tan expresivos y misteriosos adornados por abundantes pestañas, bendecida con labios suaves cual frutilla y manos finas cual porcelana, observaba desde el gran ventanal de una espaciosa habitación el atardecer con un dejo de nostalgia.

Por su cabeza pasan miles de recuerdos, algunos buenos, otros no tanto, al contrario un tanto dolorosos…. Dentro de todas estas memorias están las despedidas de los seres a los que ha conocido ha conocido a lo largo de su vida. La realidad es que es desgarrador el tener que dejar atrás todo lo que llevas construyendo día a día, aún cuando eres joven, pero si tu familia se muda está implícito el que tendrás que iniciar de nuevo y en este preciso caso el negarse a cambiar de residencia es tan imposible como que llueva café.

La naturaleza del ser humano es querer sentirse parte de algo, pertenecer, sin importar al cien por ciento si es bueno o lo mejor, porque un ser humano solo, es un ser humano vacio y Sydney lucha constantemente por no estar vacía aferrándose a lo bueno que la vida le ha dado y aprendiendo de las caídas porque todas ellas le han dejado un enseñanza.

Es confuso el número de lugares que ha pisado en cada una de sus mudanzas. Quiere a sus padres, si, pero no por ello deja de ser complicado el 'borrar' el pasado y comenzar desde cero. El no pertenecer de verdad a un lugar, el no tener un sitio al cual poder nombrar hogar, no es algo que le se le desee a nadie.

Una y mil veces cuestionó el motivo de aquello con un poco de rebeldía pero nunca obtenía más allá de una respuesta confusa. Ahora con a nada de cumplir 20 años, vive en un pequeño lugar alejado de la ciudad olvidado aun por las feroces manos de la ciudad localizada en un país grande y hermoso pero frio muy frio. En ciertos momentos anhela el calor del país anterior, su gente amable y espontanea, su comida típica y sobretodo esa enorme calidez que le brindaba y arropaba. Justo allí mismo fue conoció a aquellos que nombró amigos, allí mismo conoció el desamor y eso fue bastante nuevo al menos por su parte Sydney no olvidaría todo lo vivido allí.

Su pasado por demás complicado, confuso e incierto. Con una madre decendiente de Hindues, de una de las últimas familias mágicas de allí, nacida en la ciudad luz y con un padre el tercero de seis hijos que tuvieron sus abuelos Dimitri y Svetlana ambos migrantes de Rusia se podría decir que en su sangre corren genes extraños y muy diferentes entre sí pero más allá de los genes la combinación de aquellas magias es lo que nos trae ahora aquí.

La magia más antigua y fuerte en una sola sangre... Quizás ese es un buen motivo por el cuál se han movido tanto y ella no lo sabe. Ni lo sabrá hasta que según su abuela seasu destino.

Poseedora de un nombre nada común tiene varios recuerdos como si fueran de más de una vida y quizás si, su niñez temprana suele ser siempre como un sueño un gran sueño nada nítido como si hubieran quitado color de sus memorias. Por lo mismo el recordar implica un gran esfuerzo y algo de tristeza ya que lo que más hay claro en su mente son recuerdos de mudanzas sin fin. La soledad una de sus mejores confidentes. Bruja innata calificada por una de sus peores jueces, su madre Indira, como hermana de la sensatez, conocida de la torpeza, protegida de la agilidad y amiga de las virtudes menos comunes, una joven mujer peculiar.

Desde niña odio aquello de devorar los libros eso no se hizo para ella, en realidad prefiere leer cada oración como si fuera un ritual y es que después de estar sola, los libros, el piano y una muñeca eran sus compañeros… Claro esto hasta que comenzó sus estudios en la Academia para señoritas Beauxbatons, mismos que tuvo que concluir por correo guiada a manos de dos grandes mentores, sus propios padres ¿Por qué? De momento no so supo pero lo sospechó años más tarde cuando había ya sobrepasado las primeras dos mudanzas dejando atrás s escuela, su casa, no había pensado en algo tan triste antes.

Entre los países que se encuentran en la larga lista pero menos de la mitad cuentan. Para ser realistas el que lleva impregnado en su ser es el ultimo país en el que estuvo. Allí permaneció dos años y un poco más, el mayor tiempo que había pasado en un mismo lugar. Inclusive asistió a un colegio muggle para pasar 'desapercibida' y dentro de todo eso le ayudó a que se sintiera como en casa más rápidamente. Entre las personas que anhela se encuentran Abraham, Mary, Angélica, Alexander y Romel aunque mejor hubiera sido no conocer a este último.Abraham siempre y sincero sin importar nada pero muy despectivo con la gente que no conocía, despreocupado por el futuro, un soñador. MariJo la mejor amiga tan diferente a Sydney pero por ello era como su hermana. Angélica siempre muy liberal. No había mencionado a John Lupin porque a él lo conocía desde antes…. Una vida que ya creía suya y después de cantar victoria su padre Julius decide que no es más segura esa tierra... Una vez más, quizás la última, a comenzar de nuevo.

—Cariño... -Dice una voz sedosa y firme al mismo tiempo.- hija.. -Repite su llamado al no ser atendido

—te escucho, desde la primera vez incluso -Contesta por fin la joven

Con una sonrisa llena de melancolía, ve a su joven hija quien se encuentra perdida en sus pensamientos, mirando a lo más lejano del horizonte. —Vengo a avisarte que la cena esta lista...

—Lo supuse mamá, pero no tengo hambre. -Contestó cortante

Suspirando e intentando sonar lo más firme posible, alegó. —Hija, debes alimentarte bien no quiero que enfermes.- alegó su madre de reproche recordando aquella vez en que misteriosamente había quedado a dormir en cada de una amiga tras regresar de una reunión, pero había algo muy triste reflejado en sus ojos, algo que jamás le dijo y por precaución más que temor volvió a restringirle salidas.

—-me alimento bien y lo sabes, más no tengo apetito. -Replicó con tono demandante que bien podría tomarse como altanero, pero no, así se comportaba la joven cuando el dolor la estaba lastimando desde dentro y era su manera de mantenerse a salvo de todo así fueran sus propios padres

—Ellos están haciendo su vida, tu debes seguir con la tuya. ¿Olvidas acaso que con la mayoría de ellos tuvimos que usar Obliviate por su seguridad y la nuestra también? no está bien que te dejes llevar por la nostalgia -Reprochó con los brazos cruzados

—¿como podría olvidar algo asi? Yo misma realice algunos de los hechizos madre. -Continuó. Era lo suficientemente fuerte para sobreponerse, finalmente no se dejaba vencer por la tristeza pero como todos los seres humanos inclusive los magos flaqueaba y no tenía ganas de seguir pero después de lo acontecido hace cinco años el mudarse no era del todo lo peor en su vida no totalmente...

— les extrañas más de lo que imagine - declaró en un susurro desde el marco de la puerta una mujer de rostro bello

—A pesar de que intenté no formar lazos, esta vez me sobrepasaron las situaciones en que afortunada o desafortunadamente me vi envuelta. Todas y cada una de ellas "Además...también lo recuerdo a él y la incertidumbre de saber si está bien es algo con lo que viviré siempre mucho más en su condición" -Pensó- Ya eran parte de mi, más de lo que nunca antes casí como Fleur pero como las veces anteriores, lo superaré... "No estoy tan convencida pero lo intentaré" - contestó la muchacha con dolor impregnado en cada palabra.

!S!y!d!n!e!y!

N/A:

Me harían muy feliz si me dejaran sus comentarios o criticas, que me dijeran lo que les gusta y lo que no. Es mi primer historia así con planeacion casi total y aún ásí estoy conciente que no soy la mejor... ^^

Sean pacientes por favor.

N/A.