Hola perdonen por no haber actualizado mi otra historia primero pero sentí la necesidad de publicar esta primero. Es una idea que se me ocurrió el pasado fin de semana pero tarde en publicar este primer capitulo porque no sabía como expresar el dramatismo en ciertos momentos. Aparte había escrito un primer capitulo muy largo y tuve que dividirlo. Por favor estén atentos al título de este capitulo y a las reacciones impulsivas que tiene Raven, es muy importante. Como dice el título este es tan solo el preludio de lo que va a pasar...hasta se podría pensar este cap. como un prologo.

Por favor dejen reviews me son muy importantes! si? Por favor...Quiero criticas...me sirven muchisimoo... Diganme si quieren que continue con la historia por ejemplo...=)

Suerte con todo...sin más que decir el primer capitulo...


Capitulo I: Preludio al caos

14 de mayo del 2010


-Por favor, dí algo, lo que sea Raven, vamos solo por esta vez...- Dijo Chico Bestia entusiasmado.

-¿Qué? Por favor tú Chico Bestia, deja de molestarme y ve a hacer algo productivo alguna vez.-Dijo Raven sin levantar su mirada de su libro.

-Chico Bestia deja a Raven tranquila, ya has estado suplicando por al menos media hora, ¿no te cansas? Es sorprendente que no te haya hecho aún pedazos la cámara. Así que estas de suerte diría...- Dijo Cyborg riendo mientras cocinaba sus waffles. Si, como escucharon, Chico Bestia desde que se había levantado tuvo "la fantástica idea" de grabar los momentos especiales de los Jóvenes Titanes.

Para la desgracia de Raven, Chico Bestia decidió comenzar por ella.

-Cyborg, no me des ideas…- Dijo Raven con voz monótona pero con una leve sonrisa, casi imperceptible, mirando a Chico Bestia amenazando con hacer pedazos su nueva cámara-. Chico Bestia se estremeció ante la visible amenaza de su compañera.

-Pero Raven…-Dijo tratando de ignorar ya la furibunda mirada de ella- quiero hacer un video sobre nosotros…un video de nuestra familia…vamos, no te puedes negar, si?

-¿Otro "video familiar"?- Pregunto Cyborg mientras la puerta se abría dejando ver a Robin quien se había estado entrenando desde muy temprano.

-¿Video familiar? ¿No es el tercero?- Dijo Robin mientras con una toalla se secaba el sudor e iba caminando hacia la heladera en busca de algo que tomar para refrescarse. Chico Bestia ignoro a todos una vez más.

-Pero chicos, no solo estoy grabándonos, si no que estoy preservando nuestros nombres, nuestro honor y nuestra causa. Estoy capturando nuestros momentos que nos llenan de orgullo, quizás si hasta grabo algunas de las peleas hasta futuros Titanes puedan aprender de nosotros…Imagínense, seríamos como un ejemplo a seguir, ¿No lo creen? Es nuestro deber con nuestra sociedad el dejar nuestro legado, nuestra historia y la única manera que se me ocurre es hacer videos sobre nuestra vida y…- Dijo Chico Bestia mientras tenía una mano en su pecho pero fue interrumpido.

-Basta! Hazme el favor de cerrar la boca, no me puedo concentrar, estoy leyendo algo importante, ¿No ves?- Grito Raven exasperada mientras las luces empezaron a destellar y las lámparas comenzaron a oscilar amenazando con caerse. Chico Bestia iba a responder al rudo comentario de Raven pero fue nuevamente interrumpido pero esta vez por Starfire que entraba corriendo a la sala llena de felicidad.

-Amigos se me ocurrió una idea fantástica. ¿Porque no vamos a aquel lugar donde venden esa tan exquisita comida terrestre llamada "pizza"? Quizás ahí el amigo Chico Bestia pueda grabarnos para que compartamos nuestra vida cotidiana a futuros titanes. ¿No es así ex -amigo y nuevo novio Robin?- Dijo Star aferrándose al brazo de Robin. Él tomo un profundo suspiro.

-Si eso creo Star. Es una buena idea.- Dijo él lamentándose ya que nunca podía darle una negativa a Star.

-Por Azar… Bueno los veré más tarde creo.- Sin más que decir Raven camino hacia la puerta para evadir la inevitable salida "al lugar donde se come aquella comida terrestre llamada pizza".

-Pero amiga por favor, hazlo por nosotros, por nuestro amigo Chico Bestia…- Dijo Star esperanzada.

-No, no iré. Tengo cosas más importantes que hacer, como meditar. Y no me importa el pequeño proyecto de nuestro amigo Chico Bestia, Starfire. Mejor dicho para serte sincera me tienen harta.- Dijo Raven con rabia sin voltear a ver a sus amigos.

Todos estaban shockeados no podían creer primero que Raven allá hablado irónicamente a Star ni mucho menos podían creer que ella allá dicho lo que dijo. El primero en hablar fue Chico Bestia que estaba irritado por su actitud.

-Y tú nos tienes cansados a todos con tu actitud tan egoísta. Siempre piensas en ti misma. Te enoja todo. ¿Sabes? Quizás sea de familia, quizás seas más parecida a tu padre de lo que pensábamos.- Sentenció, las lámparas que antes oscilaban ahora cayeron todas al suelo y las ventanas estallaron en mil pedazos. Raven ante sus ojos desapareció.

-¡Eres un idiota Chicho Bestia! Raven medita porque se preocupa por nosotros. Si no controlara sus emociones nos podría hacer daño. Ella siempre piensa en nosotros.¿ Cómo te atreviste a decirle eso? Espero que le des unas disculpas o después te voy a hacer entender el error que acabas de cometer.- Le dijo Robin con voz irritada a Chico Bestia. Corrió hacia la habitación de Raven empujandolo hacia uno de los sillones. Él siempre sabía dónde iba a Raven cuando algo así pasaba…a su habitación…


Robin POV (AKA Richard Grayson)

-¡Rae! ¡Rae abre la puerta por favor! Vamos estoy seguro que no quiso decir eso.- Grite mientras golpeaba a la puerta hasta que escuche un fuerte ruido. Sin dudarlo mucho, teclee el código de acceso y entre. Después de todo Raven podía estar en peligro. Y la realidad era que mucho no me equivoque…Raven estaba en el suelo todas las cosas de su habitación estaban girando entorno a ella como en un remolino. Raven lloraba, lloraba como nunca antes.

Me abalance hacia ella, sufrí unas leves cortaduras de menor grado pero pude rodearla entre mis brazos en un intento de calmarla.

-Rae por favor necesitas calmarte. Tu sabes todo sobre mi y nunca me juzgaste por mi pasado ¿No es así? Nuestro pasado no nos hace malas personas, yo diría que hizo que seamos personas que intentamos hacer el bien. Vamos Rae tranquilízate…- Le dije suavemente al oído con la esperanza de que se tranquilizara y tomara nuevamente control de sus emociones. Por suerte las cosas de a poco fueron calmándose. Las cosas que antes nos rodeaban fueron cayendo suavemente y sentí que Raven me devolvía el abrazo.

-Robin soy una mala persona y tengo miedo…de mi misma. Cuando hoy le grite al Chico Bestia se sintió bien, me sentí como liberada. Robin eso está mal. ¿Te das cuenta? Soy mala Robin, no debería estar con ustedes. – ella dijo mientras se aferraba a mi brazo suavemente. La tome por los hombros buscando que me mirara. Pero no lo hacía. La tome del mentón y vi sus ojos violáceos llorosos y me estremecí. Verla llorando no era normal. Vi su miedo.

-Siendo sincero Raven. Todos en el fondo tenemos maldad. Todo humano es malo en el fondo. En realidad, la maldad no existe. Un humano no puede ser ni malo ni bueno. La maldad y la bondad pura no existe. Rae sos humana. Todos en algún momento tenemos pensamientos así. No debería decirlo pero a mí me pasa y seguido… pero eso no me convierte es un ser malo. ¿No lo crees?- Raven asintió y me abrazo por el cuello.

-Gracias Robin. Siempre estas cuando más te necesito. Por favor nunca me dejes.- Un sentimiento muy extraño vibro por todo mi cuerpo. Nunca antes había tenido la oportunidad de estar tan cerca de ella como ahora.

-No hay que agradecer Rae. No olvides que vos también siempre estás conmigo cuando más te necesito. – Dije, mientras la miraba a sus ojos, que ahora brillaban naturalmente. Sus mejillas estaban enrojecidas tal vez como seguramente estaban las mías. Estar tan cerca de Raven me hacía sentir extraño ¿Pero que era esta sensación?

De repente la alarma sonó. Y la maldije en mis adentros. No era momento para eso.

-Vamos Robin ¿No piensas venir?- Dijo Raven que ya estaba parada frente a mi ofreciéndome su mano para que me levantara. Sonreí ante su gesto.

- Después seguiremos con nuestra conversación… Vamos… - Dije mientras nos dirigíamos hacia la sala para reunirnos con los demás.

-Espera Robin. ¿Para qué correr?- Dijo Raven con una casi imperceptible sonrisa mientras tocaba uno de mis hombros y nos envolvió en un aura que en un instante nos hizo aparecer en la sala. Una sensación muy extraña.


- Amigos…- Dijo Starfire un poco sorprendida por nuestra repentinamente aparición.

-Espera Starfire…-Dije mientras averiguaba que estaba pasando.- Vamos Titanes están atacando el museo de Jump City, es un nuevo villano.

Sin más que decir salimos corriendo y en menos de cinco minutos estábamos frente al Museo de Ciencias Naturales de Jump donde por suerte ese día estaba cerrado a todo público, ya que estaban preparando para el día siguiente una muestra de Arte egipcio.

Sigilosamente nos dividimos en dos grupos. Yo fui con Raven al Salón Principal y los demás fueron a ver si arriba encontraban algo. Nosotros no tuvimos suerte. Nada, ni rastro del villano.

Escuche un grito y una explosión. Provenía de arriba.

-¡Star! Vamos Raven. – Sin dudarlo nos envolvió nuevamente en esa aura y aparecimos en el piso de arriba. No tardamos mucho en encontrar a los demás.

Chico Bestia estaba desmayado en el suelo y Cyborg era retenido en el suelo por una mujer muy hermosa de pelo blanco que tenía unos brazaletes muy llamativos en cada uno de sus brazos. Sin darme cuenta sentí unos brazos envolverme. Starfire me abrazaba en busca de protección como muy a menudo lo hacía.

-Amigo Robin esa mujer ha lastimado gravemente al amigo Chico Bestia nos ataco de sorpresa y…- Dijo muy asustada. Nunca la había visto así. La mujer no estaba sola. Lo sorprendente era que los guardias de seguridad del mismo museo estaban colaborando con ella. Ellos mientras la mujer mantenía a Cy contra el suelo envolvían al desmayado Chico Bestia con una cuerda. Algo estaba mal.

- ¿Pero qué está pasando con ellos? ¿Y quién er… - No pude terminar la frase porque recibí una ataque de la villana muy rápido frente a mí.

-Star, Raven ayuden a Cy y al Chico Bestia yo me encargo de…- La mujer me estaba asfixiando no podía alejarla de mí sabía pelear. Pero yo no había sido entrenado por el mejor por nada ¿No?

Con fuerza hice lo mismo y me termino soltando. Los dos terminamos jadeando en busca de aire. Por lo visto a ella no le importaba matarme. Aunque era una villana, muy pocas veces alguien intentaba matarnos de esa manera tan despiadada y sorpresiva. Generalmente solo buscaban detenernos. La mirada de esa mujer me trasmitía muchas sensaciones al mismo tiempo. Lujuria, Ira, Soberbia y muchas otras cosas más que no podía descifrar. Era una mujer que hubiera intimidado a cualquiera, pero a mí no. Durante toda mi vida he visto a psicópatas que de mil maneras buscaron el control del mundo, ella era una más y la iba meter a la cárcel sin duda.

Peleamos durante un largo rato. Debía admitirlo era casi tan buena en lo que hacía como yo. Casi.

-Suficiente Chico Maravilla. Veo que mejoraste después de haber huído de Ciudad Gótica pero dudo que seas mejor que el murciélago. Aún no. El ya me hubiera derrotado. Fue una suerte para mí que hayan traído al Diamante de la reina Mutnedjemet* aquí. La verdad que robarlo aquí en Jump City va a ser mucho más fácil de lo que pensaba y tú me vas a ayudar aunque no lo quieras. Lo terminaras haciendo como todos. Y perdón por mi descortesía precioso me llamo Evelyn, en otro momento me hubiera encantado pasar un rato contigo.- Dijo mientras me guiñaba un ojo. Estaba evidentemente coqueteándome. Para ser sincero lo había notado desde el primer momento que la vi. Esos ojos irradiaban lujuria entre otras cosas.

-Termina con los juegos Evelyn y entrégate, que de aquí no te llevaras nada.- Le conteste preparando mi vara Bo para un combate. Cuando lo hacía vi que Raven se apareció detrás de ella e intento tirarla contra el suelo con sus poderes pero no lo logro y la estampo contra el suelo. Iba a ayudarla pero Star le tiro uno de sus Starbolt a su espalda para que soltara a Raven.

-Maldita ¿Quieres pelear? Hazlo de frente…Mejor no... Tú me servirás- Maldijo Evelyn mientras de sus manos salía una energía apuntando a Star mientras sus brazaletes brillaban.

-No lo harás.- Grito Raven cuando apareció frente a Star interponiendose en el ataque. Lo recibió directamente y cayó al suelo. Raven recibió el ataque por Star. No dude un minuto y ataque a Evelyn. No se iba a salir con la suya después de lo que hizo.

-¿Qué le hiciste a Raven maldita?- Grite mientras la aprisione contra el suelo y mi vara Bo hacía presión contra su cuello. Estaba fuera de control. Si le había hecho algo grave a Raven lo iba a pagar con su vida.

-¿Qué le hice?- Lanzaba carcajadas fuera de control. Se estaba burlando de mí ignorando la presión que hacía contra su cuello.

-¡Robin! Raven no reacciona y su corazón late muy despacio…- Lloraba Star que estaba junto al cuerpo de Raven. No sabía qué hacer. No sabía si seguir peleando con Evelyn o ir a ayudar a Raven. Por suerte al parecer Cyborg recupero la conciencia y fue a ayudar a Star que no paraba de llorar.

-Chico Maravillaaa…No olvides que tu pelea es conmigo. No te distraigas o podrías lamentarlo. ¿Sabes? Seguramente no debería usar la magia de mis brazaletes porque no creo que necesites mi ayuda pero lo hare...- Dijo Evelyn mientras sus brazaletes comenzaban a destellar nuevamente y me golpeo con su energía de lleno al estomago. Mi visión se nublo. En tan solo un par de segundos solo veía sombras y lo último que escuche antes de perder el conocimiento fueron las risas de Evelyn frente a mí.

-Robin no voy a robar el diamante ahora. Tú lo harás por mí... Nos vemos precioso.- Dijo saltando por una ventana mientras yo daba mi último suspiro.

Luego todo era negro…


Diamante de la reina Mutnedjemet* Fue Reina de Egipto, hermana de la famosa Reina Nefertiti. La única sobreviviente de la familia. Última Reina de la XVIII dinastía. Voy a hablar más de la historia del diamante en el próximo capitulo...

¿Para qué Evelyn querría tanto el diamante?

¿Qué les paso a Raven y Robin?

¡Reviews por favor!