Espartan 321: nombre clave, Invasor Zim.

Traidor o infiltrado.

En algún del espacio.

En el vació del espacio, mientras una gran batalla se libra entro 2 gigantescas naves, una de ellas llamada "Shadow of intent" y la otra "Vangelo di salvezza", parecía una batalla muy pareja, pero no fue hasta que el motor de Vangelo di salvezza exploto.

En Shadow of intent.

Señor, los motores del enemigo fueron destruidos y las bombas fueron colocadas en el hangar, esperáramos ordenes para hacerlas detonar-dijo una alienígena con una armadura roja.

¿Qué hay de nuestros hermanos, están a salvo?-pregunto otro alienígena con una armadura blanca que parecía estar a cargo

No pudieron salir, murieron en batalla-dijo alíen de armadura roja.

Murieron como cualquier Elite honorable, hagan explotar esa nave Covenat-dio orden el Elite blanco.

Enseguida señor-dijo el elite rojo mientras activaba el detonador.

A pesar de las condiciones de vació del espacio, el explosión provoco una sacudida en Shadow of intent.

Asegúrate de analizar la zona-dijo el Elite blanco.

Señor, los radares detectaron una Phantom sobreviviente-respondió el elite.

¿Hacia donde se dirige?-pregunto el elite líder.

Rumbo hacia la el sector 2487 ¿no es ahí donde esta 321?

A si es-respondió el líder.

¿Mando a un escuadrón a perseguirlos?-pregunto el elite rojo.

No es necesario, 321 puede con ellos, regresemos a casa, ya hicimos suficiente-ordeno El elite blanco.

Mientras a la distancia, la phantom seguía su rumbo hacia un planeta muy peculiar, conocido como el planeta azul.

Narrado por Zim.

Este era una noche como cualquiera, el molesto humano Dib no dejaba de fastidiarme, ya estoy harto de su insistencia, a cada lugar que voy, a cada momento el esta ahí, acosándome, además de que su cabeza es enorme, creo que es su falta de materia gris en su cráneo que le permite levantarla, pero eso es otro tema, es tanta su insistencia que me quita las ganas de realizar mi labor y decidir matarlo, pero agradezco que el resto de los humanos no sean como Dib, al menos su padre no es como el, a pesar de ser idénticos físicamente, son tan diferentes, su inteligencia están grande y brillante, comparable con la de un Engineers (Huragok), pero es tan brillante que lo ciega de una realidad tan clara, piensa que en verdad soy un niño extranjero con un problema de la piel, que ingenuo, pero lo que mas me desconcierta es su hermana, esa hembra humana es todo un demonio, es mas intimidante que una reina alíen, también esta los mal altos, por dios, como me cansa fingir devoción por esos entupidos, piensan que altura es sinónimo de grandeza, solo les importa atragantarse de dulces y fastidiar a otros mas pequeños, es una lastima que mis verdaderos lideres me prohíban revelar mi identidad, por fin podría mostrarles a todos ellos lo que…-Zim no pudo continuar ya que había sido interrumpido por su irritante robot sirviente Gir.

Fin de la narración de Zim.

Wiiiiiiiiiiiiii linda estrellita donde estas, aquí ta-dijo Gir con su traje de perro.

GIR, TE DIJE QUE NO ME INTERRUMPIERAS-se cabreo Zim.

Perdone amo, es que la computadora detecto una presencia en un perímetro de un radios de 10 km-dijo Gir, con sus ojos rojos, debido a que actuaba de forma seria.

Ese molesto humano Dib-dijo sin darle importancia.

No se trata de un humano agente 321-una voz grave interrumpió a Zim.

Maestro-dijo Zim sorprendido mirando su reloj.

Al parecer se trata de una nave invasora Covenant-dijo la voz desde el reloj comunicador.

Entiendo, creo saber de quien se trata maestro-dijo Zim, mientras se dibujaba una sonrisa en su rostro.

Entendido 321, y por favor, trata esta misión con extrema cautela y discreción, Xradha-Irktee fuera-dijo la voz terminando la comunicación.

Entendido maestro, iniciando protocola de nueva misión, Gir prepárate-ordeno Zim mientras se abría un armario repleto de armas extrañas, de las cuales tomo uno con forma de rifle morado y una pistola gris con detalles verdes.

¿Vamos a jugar?-pregunto Gir emocionado.

Claro Gir, jugaremos a la casería Irken-dijo mientras se ponía su disfraz de humano.

Mientras en la residencia membrana, un chico muy cabezón observaba su laptop, monitoreando la zona.

¡Por neptuno! Acaba de aterrizar una nave cerca de aquí, debo de asegurarme si no es Zim tramando algo de nuevo, a decir verdad, casi no eh sabido nada de sus intentos de destruir a la raza humana, ¿por que será?-se pregunto Dib.

Por que eres una molestia, debe de estar harto de tener que lidiar contigo todo el tiempo, cualquiera lo estaría-una voz seria y fría le respondió.

GAZ, te he dicho que no me molestes cuando trate de detener a Zim-reclamo Dib.

Gaz no dijo nada, solo siguió su camino hacia su cuarto, cerro la puerta, no sin antes decir unas palabras a su hermano.

Estupido mono Dib-cerro la puerta con fuerza y se retiro.

Okay, eso fue raro…-dijo Dib.

Por Júpiter, casi olvido la alarma de aliens, tengo que averiguar que trama Dib.

A unos cuantos kilómetros, a una velocidad impresionante, una motocicleta todo terreno rompía el silencio del bosque, era manejada por un ser de una estatura de un joven adolescente, tenia una armadura verde y un casco con visor naranja, atrás de el un perro verde gritaba de emoción.

Más rápido, más rápido-gritaba el perrito verde.

Acercándose a la zona de impacto en 30 segundos-dijo una voz que provenía de la moto.

SIIIIIIIIII-grito el perro verde.

Prepárate Gir, ya casi llegamos-dijo Zim.

La visión de su destino es clara, una nave alienígena había aterrizado sobre la zona boscosa y natural a las afueras de la cuidad.

Reagrúpense, debemos de tomar informe de lugar donde estamos y comunicarnos con los nobles Jerarcas-dijo uno de los aliens, era el único que superaba la estatua de los demás, era robusto y alto, tenia una armadura dorada y cargaba un cañón sobre su espalda.

A la orden señor-dijeron varios de los demás alienígenas con aspectote enanos, tenían piel gris, mascaras de gas y tenían unas capsulas con forma de pirámides en su espalda, llevaba una especie de pistolas moradas con luz verde y otros pistolas rosas con cristales rosas encima.

Desde los árboles, Dib miraba la escena con asombro, un grupo de alienígenas se habían estrellado en la tierra, tenían armaduras para la batalla, así que era obvio que no vendrían con intenciones pacificas, además que su forma decía que no tenían nada que ver con los irkens como Zim.

Por Júpiter, mas alienígenas, con eso podré tener pruebas-dijo mientras grababa con su cámara.

Pero sin que Dib se diera cuanta, su problema de amor solo lo había delatado ante el gran alíen.

El brute dio un gruñido y un alienígena con aspecto de un pequeño dinosaurio con un arma larga y puntiaguda apunto hacia donde estaba Dib, por estar filmando a los grunts, no se percato de que estaba a punto de ser liquidado.

Pero por gracia del destino, el disparo no dio en el blanco, pero puso en alerta a Dib.

Casi me mata, debo de salir de aquí-dijo asustado tratando de bajar del árbol, en su vida enfrentado a Zim, nunca estuvo en un peligro real de muerte, en esos momentos deseaba haberse que dado en su casa cuando se percato de que todos los alienígenas apuntaban hacia su dirección.

MATENLO-ordeno el brute mientras los grunts y jackals disparaba sin piedad hacia Dib.

Tengo que salir de aquí-pensó Dib mientras se escondía detrás de una roca.

Ustedes, vuelen esa roca en pedazos-ordeno a unos grunts con bazucas de combustión, los grunts dispararon al escontide de Dib, el cual fue destruido, el impacto lo dejo herido, los grunts cargaron sus armas para poder terminar su trabajo, pero fueron eliminados de un disparo en la cabeza.

Dib alzo su mirada para ver a quien lo salvo de una muerte inminente, y vio a un ser con una armadura verde y visor naranja apuntando con un arma alienígena, los grunts gritaron y el brute regio furioso.

UN DEMONIO, CORRAN POR SUS VIDAS-lloraban los grunts.

DEMONIO, MORIRAS EN NOMBRE DE LOS PROFETAS-proclamo el brute sacando su cañón y arremetiendo contra el ser verde, este cambio de arma por un par de pistolas M6C y disparo contra el brute, este recibió el impacto en su pecho y retrocedió por el dolor, Zim aprovecho esto para acabar con los grunts y jackals restantes, para eso cambio sus pistolas por un su rifle de carabina, con la que gracias a sus municiones de plasma atravesaba los escudos de los jackals y liquidaba a cuan covenant se le atravesaba.

Dib miraba asombrado al ser verde, sus reflejos eran envidiables, se movía con una destreza y agilidad sobrehumana, pero su concentración fue interrumpida por el gruñido del brute, que se levantaba y corría para envestir a al ser verde, por primera vez no dijo lo que pensaba, corrió hacia el cuerpo de un Grunt muerto, tomo una bazuca de combustión y disparo hacia el brute, la explosión creo una gran nube de polvo y escombros.

Zim apenas se percato del brute cuando la explosión evito el golpe, tomo un aguijoneador y disparo hacia donde se origino el estallido y disparo todo la carga, espero esta poder escuchar una explosión y un grito, pero no era el grito que esperaba oír, sino el de un jackals victima del fatal ataque, pero donde estaba el brute.

Soy un robot del futuro y volveré-grito un perro verde asustando a Zim.

GIR, NO HAGAS ESO-Zim iba a reclamarle al perro pero el rugido del brute lo distrajo, el polvo esta disipándose, y podio ver que el brute tenía lastimados sus ojos, además de la perdida de su armadura, por lo que se puso a tratar de envestir a cualquier cosa.

Este hecho fue claro para Dib, trato de disparar, pero la munición se había terminado, tiro la bazuka y tomo una pistola de plasma, disparo a quemarropa contra el brute, pero eso solo lo enfureció mas y le revelo su ubicación, el brute olio y envistió a Dib de lleno.

AHHHH-frito Dib al ser envestido por el monstruoso alienígena, mandándolo contra un árbol, quedando inconsciente y con un hilo de sangre, Zim aprovecho la situación y le ordeno a Gir atacar.

GIR, USA LASER ESPARTANO-dijo Zim mientras lo ojos de Gir si volvían rojos.

SUPERMAN-grito Gir mientras un poderoso rayo exploto contra el brute, matándolo instantáneamente.

Eso es todo, ahora solo falta la grande-dijo Zim mirando al Phantom.

¿Qué hacemos con el cabezón?-pregunto Gir.

Podríamos dejarlo aquí a su suerte, pero eso no seria lo correcto-dijo Zim mirando a Dib herido.

¿Y si lo vendemos al mercado negro de trafico de órganos y luego hacemos una fiesta de tacos con el dinero?-dijo Gir corriendo alrededor de Dib

Tal vez seas estupido, pero a veces pienso que en verdad eres siniestramente adorable, súbelo al Phantom-dijo Zim con un tic de ojo, mientras Gir cargaba a Dib hasta la nave.

Zim espero a que Gir dejara a Dib en la nave, este bajo y camino hacia Zim.

Gir, necesito que elimines la evidencia-dijo Zim mirando a los covenats muertos.

Siiiiii ¡barbacoa!-dijo Gir mientras levantaba sus brazos y salía fuego de ellos.

Zim metió el mongoose dentro del Phantom, una vez adentro miro a Dib en la capsula de curación, por un lado se miraba indefenso, con una ilimitada oportunidad para eliminarlo, por otro era increíble que pudiera resistir la embestida de un brute, sin duda era un ejemplar espécimen humano, lastima que fuera tan fastidioso.

Una vez terminado su trabajo Gir espero a que Zim bajara de la nave y le diera ordenes de retirada, Zim bajo y miro a Gir.

Solo falta recoger el armamento, una vez terminado, lo dejaremos dentro de la bodega de armas y vehículos, ya que se cure el humano lo dejaremos cerca de casa-dijo Zim mientras ayudaba a Gir a recoger unas cuantas pistolas de plasma.

Cuando terminaron, Zim tomo el control de la nave y Gir como su copiloto, pero algo los interrumpió, una transmisión de radio.

Repórtese nave covenant, de su ubicación exacta-dijo la voz.

Gir, hazme el favor-dijo Zim, Gir clavo su mano dentro de los controles de la naves y saco el sistema de radio y el transmisor de señal de ubicación.

Listo amo, listos para despegue-dijo Gir.

Activando camuflaje-dijo Zim mientras la nave se tornaba invisible.

La nave se separo de la superficie, fijo rumbo hacia la cuidad y acero hasta perderse en la distancia.

En otro lugar, la residencia de la familia Membrana.

Ya hacia tiempo que Dib había salido a "cazar extraterrestres", esto era una buena noticia para Gaz, ya que podía descansar de su odioso hermano y de su locura, estos momentos eran los que la joven Gaz podía sentir paz. También eran momentos para pensar tranquilamente, ella sabía que Zim era un alienígena, nunca lo considero una amenaza verdadera, pero un día todo cambio.

Flash back-narrado por Gaz.

Estábamos en la hora del almuerzo, como siempre, Dib se sentó junto a mi, no se por que lo hace, sabe que nunca le dirijo la palabra a menos que sea para insultarlo o menos preciarlo, da igual, el me habla sin importar nada, pero eso no importa, la situación se centra en Zim, el como siempre mirando con asco su alimento, en eso mi hermano abrió su bocota.

Que pasa Zim, acaso tu sistema digestivo alienígena no puede con un simple alimento humano-decía el tonto Dib.

Zim estaba a punto de decir algo cuando, no se por que, pero yo hable por el.

Tu tampoco soportas los frijoles de la cafetería, te provocan diarrea-lo dije mas para molestarlo y no por defender a Zim.

Lo siguiente que se escucho fueron las carcajadas sobre Dib, el cual solo se sonrojó de la vergüenza, se dirijo a mi y estaba a punto de responderme, pero su estomago hizo un ruido muy fuerte y salio de la cafetería como alma que lo lleva el diablo.

Pero las risas hacia Dib cambiaron de objetivo.

Parece que a Zim tiene que defenderlo su novia jajajajajajajaja- se burlo un chico grande y calvo, al cual se le unieron las risas de los demás, esta acción no paso por alto a Zim y a mi, ambos nos quedamos mudos a ese comentario, volteamos lentamente hacia el chico que hablo y le dirigimos una mirada aterradora, pero Zim se adelanto a hablar.

Que acabas de decir pedazo idiota mal nacido-dijo secamente y serio Zim mientras se paraba.

Todos se quedaron mudos, Zim jamás había hablado de esa manera, normalmente hablaba de forma menospreciante hacia los humanos en general, pero nunca usaba palabras como esas, esto me sorprendió, no por lo que dijo, sino por el aura oscura que radiaba Zim.

¿Cómo me llamaste fenómeno?-grito el chico levantándole, además de grande, era gordo.

Además de idiota eres sordo, o solo tu cerebro no te permita procesar esa simple información-dijo Zim mientras volteaba a otro lado.

No eres digno de mi atención-dijo mientras se sentaba de nuevo.

En un principio pensé que Zim era hombre muerto, el gordo corrió hacia Zim, el no volteo, solo que do ahí sentado, esperando.

Cuando parecía que estaba a punto de ser aplastado por el gordo, Zim reacciono y le estrello la bandeja de la comida en su rostro, el chico cayo al suelo, trato de levantarse, pero Zim piso su pecho y le dijo.

Escucha bola de grasa, no lo repetiré otra vez, ni a ti ni a nadie, si vuelven a decir algo en contra de mi persona, me encargare de que el resto de su vida sea un infierno lleno de tormento y sufrimiento bañado en un charco de su propia sangre-dijo mientras lo levantaba del cuello.

Desde ese día las cosas en la escuela cambiaron, todos le temían a Zim y a su mal temperamento, a tal punto que parecía disfrutarlo, pero eso no le importo a Dib, el seguía retándolo y haciéndole frente, que estupido, cada vez que eso pasaba, Dib terminaba lastimado, tanto que daba lastima, incluso mi padre se preocupo por como llego un día a la casa, tenia un ojo morado, su brazo derecho simplemente se veía mal y cojeaba, le pregunto que le había pasado, pero solo le dijo…

A ti que te importa, cuando te ha importado mi condición física o emocional solo piensas que estoy loco-dijo bastante enojado, mientras batallaba para subir las escaleras.

Mi padre no dijo nada, solo quedo ahí en la entrada, sin decir o hacer nada, me miro.

Me miro y yo solo le dije…

Tuvo una pelea con Zim, y Zim le dio una paliza, solo hay que dejarlo solo, se le pasara, siempre se le pasa-dije mientras caminaba hacia la cocina ha buscar algo de pizza, mi padre cerro la puerta y me siguió, se sentó y tomo un pedazo, el silencio se apodero de la casa, normalmente el diría, no tengo tiempo, debo de salir al trabajo, pero solo se quedo ahí, comiendo otra rebanada de pizza lentamente, a pesar del silencio, supe que las cosas jamás volvería a ser iguales.

Flash back end.

Los pensamiento de Gaz fueron interrumpidos por un ruido en el cuarto de Dib, en ningún momento vio a su hermano entrar, a si que camino hacia la habitación y reviso el lugar, ahí estaba, Dib en su cama durmiendo profundamente, pero no era el único en ese lugar, en la puerta de la terraza estaba un ser con armadura verde y un visor naranja, Gaz lo miro detenidamente hacia el visor y este la miro, después hizo una seña de que guardara silencio y un rayo de luz lo levanto del suelo y desaprecio, a Gaz no le tomo importancia por 2 razones.

simplemente no le importaba, Zim era un alienígena, por que este seria una amenaza si trajo a su hermano.

Algo de ese ser le recordó al alíen verde de su eskuela.

Cerró la puerta y se dirijo a su cuarto, se recostó en su cama y trato de conciliar el sueño.

En otro lugar, más halla de las estrellas, Gran Caridad, cuidad de los profetas.

Hace semanas que perdimos contacto con el escuadrón 12, no tenemos su ubicación y menos un informe reciente- dijo uno de los profetas de traje púrpura.

Nobles jerarcas, desde que la nave Vangelo di Salvezza fue interceptada por la fuerza elites, solo una Phantom logro escapar, las coordenadas que tenemos no son muy claras, pero pronto las descifraremos-dijo un brute con un mazo de gravedad.

Buen trabajo Optimaros, pero primero debemos establecer una unión con una nueva raza dispuesta a seguir nuestro sendero sagrado hacia el Gran viaje-dijo un profeta de traje blanco.

Una vez que los nuevos aditamentos se unan al Covenat, seremos mas fuertes que nunca, y esos herejes de Luce Custodi sufrirán en las llamas del infierno-dijo otro profeta de traje gris.

Una pantalla gigante se enciende mostrando a dos alienígenas altos y verdes, uno con traje y ojos de color rojo y el otro igual, solo que de color morado.

Es un placer conocerlos profetas de la Piedad, Pesar, e Iluminación- dijeron los aliens verdes.

Es un placer conocerlos al fin, nobles Altos, espero que nuestra unificación sea del todo positiva-dijo Iluminación.