kkm no me pertenece, aunque si lo hiciera no me molestaria.

siento el retraso con los capitulos pero es que sigo sin acostumbrame a subir aqui.

disfruten ^^

Capitulo 3

"ah..."

un gemido desestabilizo la calma que había reinado durante toda la noche, en una de las habitaciones del amplio castillo se podía percibir claramente el sonido de los dos amantes.

Encima de la enorme cama con sus sabanas de seda y el delicado encaje cosido en los extremos , un cuerpo sobre otro, el que se encontraba arriba se irguió ligeramente para poder visualizar a su amante, parecía aun mas hermoso debajo de el, con sus mejillas sonrojadas y jadeando. Dejo caer un poco de su peso, mientras colocaba su boca cerca del oído de su compañero haciendo que este soltara un suspiro, quería que sus palabras tan solo las escuchara el hermoso rubio.

"Yuri…" fue lo único que pudo responder en un pequeño murmuro.

No recibió contestación, en vez de eso las manos del pelinegro empezaron a descender lentamente por el cuerpo de Wolfram, pasando del limite establecido por los dos.

"Yuri"...

volvió a repetir, esta vez su tono de voz distinto al que había utilizado la vez anterior.

"Yuri, para."

Empezaba a levantar la voz, el rey estaba pasándose y parecía que le daba exactamente igual la opinión de su prometido respecto al tema.

"Yuri he dicho que pares."

Esta vez sujeto una de las manos para intentar enfatizar su demanda, y tuvo una contestación;

"¿por que debería? Lo estabas disfrutando ¿verdad?"

Las manos empezaron a ser mas fuertes, los besos se utilizaban para acallar, y todo el amor empezaba ha desaparecer.

"Para, Yuri" subió un poco la voz" "que pares de inmediato."

"no" las suplicas fueron rápidamente cortadas con una tajante respuesta.

ººººº ººººº ººººº ººººº ººººº ººººº

"para.

Se despertó sobresaltado, había tenido una pesadilla horrible, la imagen de su hermanito tocado por ese hombre volvía a su mente continuamente.

"todo ha sido un sueño, nada de eso es real." repetía esas palabras como un mantra" ademas Wolf es mas fuerte que eso, estoy seguro que sabe defenderse, y ese rey es un enclenque seguro que ni siquiera sabe de donde vienen los bebes."

Se tranquilizo un poco, meterse con ese inútil había descubierto que era un buen pasatiempo.

"aunque, pensándolo bien, a lo mejor ese comportamiento tan infantil tan solo es una mascara, al fin y al cabo nuestra vida es un teatro y nosotros actores, y cuando están a solas es capaz de torturar a mi hermano cruelmente, y como el es el rey Wolf no se defendería..."

siro la cabeza a ambos lados intentando deshacer ese pensamiento.

"igualmente no pasa nada por que vaya a hacerle una visita."

miro por la ventana hacia el oscuro cielo y asintiendo con la cabeza así mismo se decidió.

"igualmente no puedo dejar las cosas como se han que dado esta tarde."

La disputa que se había librado tras el conocimiento del que debería ser el legitimo marido de Wolfram había sido apocalíptica, Gwendal había llegado ha preocuparse por su vida pero el rubio opto por abandonar la sala con un estruendoso portazo.

Gwendal sabia que su hermano podría estar dolido ahora mismo, aunque realmente no lo entendía,recordaba perfectamente como su hermano había firmado el documento libremente años atrás, pero estaba seguro que con los años entendería que esto lo hacia por su bien.

Se levanto de la cama y salio al pasillo, todo estaba en penumbras pero si Wolfram seguía usando la misma habitación que el recordaba no necesitaba luz, el camino estaba impreso en su mente, podía perder todos sus sentidos, y aun así seria capaz de llegar a la habitación, por culpa de su viejo abito de ir a observar para asegurarse de que su hermanito estaba a salvo.

Siguió el camino que, si lo que el recordaba hubiera sido ayer, también había pasado.

Un paso, otros 15 mas hacia la derecha y 20 hacia adelante, al lado de la lujosa habitación del maou comunicada a ella estaba la de su hermanito.

Giro el picaporte lentamente para provocar el menor ruido posible, oyó un chirrido y paro en seco, conteniendo su respiración para comprobar que no se había alterado la de su hermano, escucho atentamente la exhalación e inhalación tranquila de su hermanito y tan solo escucho... nada, aparte de el no podía escuchar a ningún otro ser respirando dentro de la habitación.

Abrió la puerta de golpe y encendió una de las lamparas de aceite que estaba en el buró, se acerco a la cama y levanto las sabanas, debajo de ellas no había ningún principito con camisón rosa, costumbre que esperaba que siguiera manteniendo.

Algo dentro de el empezó a quemar con furia, y si supiera en donde se encontraba el hermano perdido, se acerco a la ruta que conectaba las dos habitaciones y paso por ella. Esta vez ni siquiera se preocupo de hacer abrió la puerta de golpe se acerco a la cama, la luz que pasaba por la ventana lo suficiente para ver en donde se encontraba tumbado su hermano, allí con su camisón rosa que el recordaba, en la cama del maou, pero el maou no era su madre, no en estos tiempos el maou era un hombre que estaba durmiendo con su hermano. Y parecía que Wolfram lo disfrutaba.

Imágenes del sueño asaltando su mente una y otra vez, pero al final el rubio también quería, gemía el nombre del rey, pidiendo por mas como, como...

agarro la muñeca de su hermano y tiro de el pera levantar lo bruscamente, un pequeño gemido de dolor salio de la boca del rubio pero eso no detuvo a Gwendal, aunque si despertó a Yuri.

Lo primero que vio el rey cuando abrió los ojos fue una figura negra llevándose a su prometido, su mente despertó de golpe, preparada para gritar por auxilio, pero los ojos que le miraron con furia los reconoció fácilmente.

"TU" Gwendal señalaba al pelinegro entre amenazante y acusador." te espero mañana en mi despacho."

A Yuri no le dio tiempo a decir nada mas Gwendal salio de su habitación llevándose con el a Wolfram.

"Gwendal, para, me estas haciendo daño." el rubio había terminado por despertar a causa de la presión dolorosa de su brazo." que estas haciendo, no ves que estaba durmien..."

Gwendal lo abofeteo, cuidando de hacerlo con el reverso para que fuera en señal de castigo y no de otra cosa mas.

"como has podido, te has vendido a ese hombre y yo preocupándome por ti." estaba agitado, sentía que su corazón se le saldría por la boca, miro a su hermano, una pequeña gotita de sangre cayendo por su mejilla en donde, sin querer sus uñas habían rasgado la delicada piel de su hermanito.

Wolfram se quedo estático, hacia años que su hermano no le regañaba de esa manera, y lo peor era lo que pensaba de el. Le dolía mas la desconfianza que el golpe en la cara.

El rubio levanto la vista y lo miro directo a los ojos.

"suéltame" el tono era frió y le su vista cubierta de odio." SUELTAME" grito y se soltó del agarre con un movimiento brusco.

Gwendal se quedo congelado, cuando vio a Wolfram alejándose fue a detenerlo, por lo menos le pediría perdón, si la relación se había desestabilizado un poco con la sorpresa de esa tarde, con esto perdería a su hermano completamente.

Cuando el rubio vio que su hermano mayor iba a volver a agarrarlo, retrocedió rápidamente pero el agarre de Gwendal era mucho menos fuerte que lo que el había imaginado, lo que provoco que sus pies trastabillaran y perdiera el equilibrio. Cuando el peligris noto esto sus reflejos actuaron antes que su cuerpo, inconscientemente paso una mano por la pequeña cintura del pequeño y la otra en la nuca, sujetando fuertemente su cabeza y de forma que cuando cayeron sirvió de almohada, amortiguando el golpe y evitando mayores daños a su hermanito.

Gwendal abrió los ojos, dio un suspiro, allí debajo de el estaba su hermano sano y salvo, sus ojos estaban enormemente abiertos y de ellos asomaban unas lagrimillas a causa de la sorpresa.

Recorrió la escena con sus ojos una y otra vez, las imágenes del sueño volviendo a su cabeza, aunque ya no con la repulsión que sentía antes, esta vez la imagen de Wolfram con sus mejillas rojas a causa del esfuerzo mirándolo con sus ojos verdes y una mueca adorable de reproche por haber detenido sus manos por encima de la cabeza sin poder dejarle moverse.

Wolfram giro la cabeza hacia un lado, no pudiendo aguantar la intensa mirada que le dirigía Gwendal, este ultimo había acercado sus labios escasos centímetros a los del rubio pero al ver el pequeño camino que había hecho la pequeña gotita de sangre que había arrancado de la piel del rubio salio de su ensoñación. Llevo una de sus manos hasta depositarla en la mejilla, pudo notar como su hermanito se estremecía debajo de su tacto." te he hecho daño?" le susurro amablemente contra sus labios, empezaba a odiarse a si mismo por sus actos.

Wolfram se le quedo mirando, estaba demasiado cerca y no sabia como contestarle.

"ya no duele." al hablar fue completamente consciente de lo realmente cerca que estaban, pero hacia mucho que no estaban así de cerca asique decidió no decir nada.

"Para mi, o por lo menos para lo que recuerdo esta es la primera vez que te trato así."

"Tranquilo lo recordaras todo pronto y no tendrás que continuar con esto." le sonrió dulcemente.

"Wolfram..." se quedo observándole, había estado tan perdido en sus pensamientos que había olvidado que el no era al que Wolfram merecía " ven levantate, mañana lo he arreglado todo para que tomes la comida con Conrart en el jardín." paro un momento para fijarse en el ceño fruncido de su hermano, no sabia como traducirlo." acompañame hoy dormirás con migo, ya arreglare las cosas para que te den otra habitación hasta que se haga oficial tu nuevo prometido."

"Pero mi habitación..."

"tu habitación esta comunicada a la del maou y no dejare que te acerques a ella." una pausa, le dedico una sonrisa." anda ven, no seas tonto, mañana sera un largo día."

Lo tomo en brazos como solía, recordaba haberlo hecho unos días atrás, que ahora mismo serian años, pero no en su mente, la diferencia era el tamaño, ya que a Wolfram no lo notaba realmente mas pesado.

La acción de Gwendal le sorprendió bastante, pero al sentirse seguro entre sus brazos fue dejándose llevar hasta que quedo dormido, con su cabeza apoyada en el pecho de su hermano.

gracias por leer ^^