Naruto y personajes correspondientes © Masashi Kishimoto

FanFiction © ~LunosA

Prólogo

Porque la inteligencia, no lo era todo…

Los perfectos estudiantes y el orgullo de mamá y papá. ¿Pero dónde quedan los sentimientos de los chicos? ¿Acaso sus padres no piensan en que ellos no solo necesitan del estudio? ¿No recuerdan que no solo quieren dinero sino que anhelan cariño? SI tan solo que hubiesen preocupado un poco por ellos. No estuviesen en esa etapa asquerosa que perjudica tanto y que los hundió en un agujero sin fin… Pero en ese mundo no solo conocerán la perdición del ser humano, encontrarán a alguien más con quien compartir tan terrible hábito.

Pueden ser ricos, estudiar en prestigiosos institutos pero la falta de cariño de quienes los engendraron no tiene precio. Las consecuencias de eso: Seguir un peligroso camino para convertirse en Fármaco dependientes.

Pain for Pleasure

1

Inteligencia Perfecta:

"Juro que no caeré, juro que no lo haré jamás."

Nunca digas nunca.

"La drogadicción es una enfermedad que consiste en la dependencia de sustancias que afectan el sistema nervioso central y las funciones cerebrales, produciendo alteraciones en el comportamiento, la percepción, el juicio y las emociones. Los efectos de las drogas son diversos, dependiendo del tipo de droga y la cantidad o frecuencia con la que se consume. Pueden producir alucinaciones, intensificar o entorpecer los sentidos, provocar sensaciones de euforia o desesperación. Algunas drogas pueden incluso llevar a la locura o la muerte."

"Algunas drogas producen tolerancia, que lleva al drogadicto a consumir mayor cantidad de droga cada vez, puesto que el organismo se adapta al consumo y necesita una mayor cantidad de sustancia para conseguir el mismo efecto."

"La dependencia, psíquica o física, producida por las drogas puede llegar a ser muy fuerte, esclavizando la voluntad y desplazando otras necesidades básicas, como comer o dormir. La necesidad de droga es más fuerte. La persona pierde todo concepto de moralidad y hace cosas que, de no estar bajo el influjo de la droga, no haría, como mentir, robar, prostituirse e incluso matar. La droga se convierte en el centro de la vida del drogadicto, llegando a afectarla en todos los aspectos: en el trabajo, en las relaciones familiares e interpersonales, en los estudios, etc."

Desde un principio estaban conectados pero no tenían la más remota idea de que el uno y el otro existían. Ella y el los estudiantes modelos, con expedientes totalmente en blanco. Eran los mejores del instituto y estaban en su último año, rumbo a hacia la universidad, o como lo llamaban sus padres, la gloria para obtener la carrera deseada. Pero existía un problema, no querían estudiar para aquellas profesiones, les desagradaban completamente. Ella desearía ser doctora y el simplemente no sabe qué hacer con su vida, aunque siempre ha querido formar parte de una banda. Ambas familias tenían un futuro planeado para sus respectivos hijos:

Eso los une aún más sin saberlo…

Dejarles su legado, lo que los sacó de aquella miseria, porque no todas las familias son puras, y las dos provenían de la más absoluta pobreza, pero con esfuerzo y dedicación salieron adelante y ahora son lo que son.

Uchiha y Haruno.

¿Les suena?

Claro que sí.

Danube School.

Clase 2-A:

- Excelente informe sobre las drogas señorita Haruno. - Alabó una pelinegra de piel blanca y de un extraño color carmesí en sus ojos. - Puede sentarse.

- Gracias Kurenai-Sensei.

Una chica pelirosa dueña de ojos jade inmediatamente al terminar su trabajo de investigación fue a su pupitre pero inesperadamente sonó el timbre indicando el receso.

- Bueno chicos los que no expusieron sus informes por favor entréguenmelos y luego podrán irse.

- ¡Oye! ¡Sakura! - Se escuchó una voz detrás de sus espaldas - ¿Me prestarías tu informe?

- ¡¿Estás de broma Ino! – La pelirosa arrugó la frente en señal de desaprobación mientras miraba a una rubia con extensa cabellera – La próxima vez procura traer tu tarea.

- Por favor, lo olvidé. Es que anoche no pude terminarlo, estaba cansada. – Suplicó.

- Mmm.. – La chica quedó pensativa por unos minutos hasta que al fin decidió hablar - No puedo creer lo que voy a hacer, pero toma mi informe. – A dicha rubia se le iluminaron los ojos – Pero que no se repita ¿Eh? – Sonrió la pelirosa.

- ¡Yaaaaaay! ¡Mil gracias Sakura! - Agradeció – Ahora tengo que inventar una excusa para que Kurenai-Sensei me acepte el informe – Comentó de manera despreocupada.

- Si, si, si. Siempre me das las gracias. Agradece que me tienes, sino hace años que estuvieses reprobada – Rió con júbilo mientras salían del aula hacia el patio.

- Pero afortunadamente eres la número uno en la clase y aparte de todo eres mi mejor amiga. – Canturreó – Y tú nunca me dejarías abandonada ¿verdad?

- Sólo lo hago porque nos conocemos de hace mucho… – Dijo al mismo tiempo que cerraba los ojos en acto de orgullo – Así que no hables demasiado.

- ¡Si claro tontita!

Así las dos amigas se dirigieron al patio hablando de cualquier tema que se les viniese a la mente. Ambas se conocían desde que tenían memoria. Gracias a sus madres.

Sakura Haruno se caracterizaba por ser una persona responsable, completamente centrada en sus estudios y de vez en cuando salía con sus amigos, porque claro, no todo era estudiar y estudiar.

En cambio Ino Yamanaka se diferenciaba de Sakura a kilómetros de distancia. Odiaba con todas sus letras el estudio. Aborrecía las matemáticas y le costaba un enorme trabajo prestar atención en clases. Su ambiente estaba rodeado de lujos, moda y tecnología. Sólo le importaba eso, y la gran mayoría de las veces Sakura la sacaba de apuros cuando estaba a punto de reprobar.

Entre las dos existía una fuerte amistad que las unía, por lo tanto sabían los problemas que a cada una le atormentaba. Pero para Sakura no todo era bonito y perfecto. Siempre la tachaban de alumna e hija perfecta. Y detrás de esa sonrisa se encontraban muchas lágrimas.

Major School.

Clase 4-A:

- Como siempre un excelente informe Uchiha – Aplaudió el profesor complacido

- Muchas gracias Asuma-Sensei.

Un atractivo y serio chico pelinegro de piel blanca y dueño de dos ónix negros los cuales volvían locas a cuanta fémina se le cruzase llegó a su pupitre con aires de grandeza. ¿Y quién no? Por algo era el primero de su clase.

- ¡Oi! ¡Psst! ¡Teme! – Susurraba a sus espaldas un rubio de ojos azules, hiperactivo como el solo – Ayúdame a pensar en una excusa.

- ¿Excusa? ¿No me digas que no hiciste la tarea de nuevo? – Comentó fastidiado.

- Hehehehe… ¿Cómo lo adivinaste? – Rió el rubio con su mano en la cabeza en señal de vergüenza

- ¿Crees que no te conozco o qué? – Susurró de lado

- Bueno, pues…

- Naruto Uzumaki – Llamó Asuma – Ven a presentar tu informe por favor.

- ¿In- informe? – Dijo nervioso

- Pues claro, ¿qué más va a ser? Baka… - Un chico con extraños dientes de tiburón se incorporó a la conversación - ¿O qué? ¿Lo olvidaste? – Rió con ironía.

- ¡SHHHHHHHHHHHH! – Naruto se colocó su dedo índice en sus labios tratando de que su secreto no se descubriese.

- Uzumaki, cero. – Concluyó Asuma.

¿¡QUEEEEEEEE! – Saltó de su pupitre - ¡No es justo Asuma-Sensei! – Reclamó Naruto

- ¿Y crees que es justo aparecerte aquí sin un informe que mandé hace una semana?

- Pues, no… – Lloriqueó el rubio mientras se sentaba en su lugar – Estas me las pagas Suigetsu

En ese momento sonó el timbre.

- Si, como digas Naruto. Te espero a la salida – Bromeó el peligris al salir del salón

- Grrr…. Si no fuera nuestro amigo Sasuke le patearía el cu…

- De todas maneras te iban a descubrir. – Dijo Sasuke con sus manos en los bolsillos – Vamos usuratronkashi

¿¡Queee! ¿¡Como me llamaste!

- Dobe

- Teme

- Dobe

-¡Teme!

- Tsk, ya cállate que atormentas con tu voz chillona.

Ambos chicos se dirigieron a la cancha mientras se insultaban mutuamente. Aunque la mayoría de las veces tenían esa clase de "diálogo" no siempre se la pasaban haciendo eso. En su extraña amistad eran mejores amigos y por lo tanto sabían la vida del otro.

Naruto Uzumaki se definía por ser un adolescente con una energía inexplicable. Era hiperactivo y no paraba de hablar. Conocía a Sasuke desde los 5 años. Desde esas fechas ambos son inseparables. Y aunque Naruto siempre molesta a Sasuke con tonterías y éste no le presta atención, el rubio sabe muy bien que lo considera como su único amigo, pero por supuesto el pelinegro se niega a expresarse.

Sasuke Uchiha era visto por todos como el chico perfecto, pero como siempre nada de eso era cierto. Era muy infeliz y siempre se preguntaba qué sería de su futuro. Su único apoyo aunque no lo admitiera jamás era Naruto, el cual conocía desde pequeño, gracias a las relaciones de trabajo que mantenían sus padres. Y como cada adolescente de su edad, se preguntaba constantemente todas las noches antes de dormir si algún día encontraría la paz interior. No soportaba lo que vivía.

Las vidas de Uchiha y Haruno se relacionan entre sí aunque no sepan del otro, así estudien en diferentes lugares eso no impedirá que se conozcan porque el destino había decidido juntarlos a ambos para que compartieran sus problemas. Pero al encontrarse no todo será bonito, si compartirán, pero de la peor manera.

~Continuará…

Hey, hey!

Bueno aquí está el primer capítulo.

Aquí sabemos quiénes son Sakura y Sasuke y por supuesto sus amigos más cercanos.

Para ellos la vida, aunque sean hijos de familias importantes es dura. Ocultan su tristeza y piensan constantemente si serán completos algún día.

Este FanFic está basado en la vida real, y bueno después de ver tantas situaciones así, decidí que era hora de hacer algo. Así que tomé la decisión de escribir esta historia para ustedes.

Si no entienden la primera parte del texto de las drogas es el informe de Sakura y Sasuke. ¿Coincidencia? Sólo en mi FanFic. xD

Y antes de que me vaya tengo que agradecer a Wikipedia por la información.

Bien, es todo.

Espero que les haya gustado.

~Bye!

LunosA