Bella POV

Era otro de esos días… no, es cierto, no era tan lluvioso. Ya no estábamos en Forks. Estábamos en otro lugar con esos climas lluviosos, pero eso es lo de menos.

El caso era Emmett, se pasaba las horas muertas cantando ¡Y encima mal! ¿Te imaginas a Michael Jackson cantando en tono grave? Ese era Emmett, lo peor es que cuando por fin se callaba, al pobre Edward le ponía de los nervios.

Así pasamos unas cuantas semanas. Empezó Renesmee a seguirle el juego, y claro, no cualquier canción, empezó a cantar con Emmett reggaeton. Ella ya aparentaba diecisiete años, y lo que menos me gustaba era que empezó a bailar. A veces la pillaba Jacob… y, bueno, Edward lo echaba de casa.

La locura empezó a contagiarse al resto de la familia. Esme empezó a cantar Frank Sinatra y cosas así. Carlisle la imitó y ahora estaban bailando por toda la casa.

Todo ese sentimiento se le transmitió a Jasper, se puso un sombrero vaquero y cantar country. Alice se limitó a cantar las canciones que ponían en sus tiendas favoritas.

Rosalie no era menos, y le empezó a dar clases de baile a Renesmee. Claro está, ella empezó a bailar con Emmett.

-Jacob ¿Quieres aprender a bailar conmigo?

El lobo se levantó todo eufórico.

-Si, si, si, si…

Parecía un perro y su dueña con un hueso en la mano para él. Vaya dos. Edward leyó los pensamientos de Jacob y no es que le hicieran muchas gracia.

-Tú, chucho. Fuera.

-¿Pero que he hecho?

Edward le miró con una rabia en los ojos que no creía posible.

-¿Qué que has hecho? ¿Hace falta que te lo explique? ¡Estas muy equivocado si piensas que te vas a salir con la tuya! ¡Sal fuera haber si te tranquilizas un poco!

-OK, OK, lo siento, por favor, no me quiero ir ¡Pliiis! ¡Eddie! ¡Me portaré bien!

-¿Cómo que Eddie? ¡Ahora si que no vuelves! ¡Fuera!

No me quería imaginar lo que empezó a pensar Jacob como para que Edward se pusiera así. Pero Edward siempre tendía a reaccionar exageradamente.

-Venga, no creo que sea para tanto, ¿No? Deja que se quede.

Jacob me miró con lo ojos iluminados.

-¡Gracias Bella!

Le miré raro. Quité el escudo para hablar con Edward. ¿Por qué esta tan emocionado Jacob con eso de quedarse?

Él miró con más furia a Jacob, pensé que le saldría humo de las orejas.

-¿Por qué crees? ¡Por Nessie!

Toda la familia puso la mirada en ella. Ahora quería aprender a hacer Hip Hop, y se arregló para la ocasión.

-¿Qué?

Así pasaron unas cuantas semanas más. Solo quedábamos Edward y yo sin estar infectados por la música. Él pasaba muy poco tiempo tocando el piano, y empezó a mirar un catálogo de instrumentos, así fue como se compró la guitarra eléctrica negra, y empezó a tocar y cantar a lo Heavy…

Lo que me faltaba. Toda la familia mal de la cabeza… y ahora Edward también… esto era demasiado, podíamos con Emmett, podíamos soportar a Renesmee con sus canciones… pero no podíamos los dos con todos, tarde o temprano alguno de los dos iba a caer.

Y allí estaba yo, sola… puede que Seth me ayudara a darles a todos de palos hasta que recuperaran la cordura. Así que le llamé.

-¿Seth?

-OH, ¡Hola Bella! ¿Qué tal la familia y el rollo ese de la música?- Él se empezó a reír.

-No tiene gracia Seth, ahora Edward también… tienes que ayudarme.

-¿Cómo?

-Bueno, he pensado qué… es muy arriesgado, pero a grandes males, grandes remedios…

Él puso tono preocupado -¿Qué es? te ayudaré

Respiré profundamente –Ha hacer una batalla de karaokes, a lo mejor, el que vaya perdiendo vuelve a ser normal, quién sabe, cosas más raras se han visto.

-Si, es verdad, no es normal que un licántropo se imprime de la hija de un vampiro y una humana…

Los dos nos empezamos a reír de forma malvada y empezamos el plan…