Esta es la historia de lo que pienso que pudo haber sido de Bree si los Vulturi la hubieran dejado vivir. Este es apenas el primer capítulo.

Twilight (c) Stephenie Meyer


Little-Blue-Tiger

"Lo que hubiera sido mi vida con los Cullen"

Capítulo 1 "La tercera es la vencida"

-No hacemos excepciones, ni damos segundas oportunidades. Es malo para nuestra reputación.

-Ella no tenía idea de lo que ocurría. Ni siquiera peleó. ¿Van a matar a una niña por un crimen que no cometió?-preguntó Esme.

Jane la miró pensativa y claramente irritada.

-Hermana, creo que tiene razón.-habló uno de los encapuchados.-Aniquilar sin motivo no es lo correcto.

Jane miró fijamente a quien había hablado. Abrió la boca para hablar pero la cerró en ía incómoda por el dilema en que su compañero la había puesto. Pensé que su resolución no cambiaría, no parecía que fuera a hacer eso. No tendría ninguna razón.

-Está bien.-dijo Jane, súbitamente en total acuerdo- Dejaremos que críen a la neófita. Está en sus manos no dejarla fuera de control.- Se volteó, lista para irse, pero antes dijo sonriente:- Oh, y Cayo estará muy interesado en saber que sigues siendo humana, Bella. Quizá decida hacerte una visita.

-Se ha fijado la fecha-dijo la chica menuda de pelo corto.- Tal vez vayamos a visitarlos dentro de unos cuantos meses.

Su sonrisa se esfumó.

-Supongo que es todo. Estuvo bien conocerte, Carlisle…Siempre creí que Aro había exagerado. Bueno, hasta la próxima.

Con eso se fueron tan extrañamente como habían llegado, desapareciendo en la lejanía y la espesura del bosque.

Pasaron unos segundos, en los que todavía no asimilaba que siguiera viva. ¿En verdad no iban a regresar y matarme?

Volteé hacia los vampiros y vi el alivio en sus rostros, lo que hizo que me sintiera más segura.

El olor de la humana seguía presente y no me podía concentrar bien. Una parte de mi cerebro todavía estaba esforzándose por agarrarse al suelo y no saltar hacia ella.

-Iré con Bella a la casa.-anunció el pelirrojo. Carlisle asintió. El otro casi arrastró a la humana fuera del campo. Estaba agradecida con que su olor no estuviera cerca.

Seguía hecha un ovillo en el suelo, aunque Jasper ya no estaba tan atento de mí. Tal vez me podría ir…

-Entonces, -dijo la chica rubia- ¿qué haremos con ella?

-Por lo pronto, hablaré con ella, si se va por su cuenta y quiere sobrevivir, tendrá que saber las reglas.-dijo Carlisle.

En eso la pareja de Jasper, Alice, se acercó.

Jasper se tensó al ver que se acercaba a mí y la detuvo del hombro. Ella solo lo miró unos segundos y él la soltó lentamente, aún tenso.

Ella se volvió hacia a mí y sonrió.

-Hola-dijo con una voz aguda,- me llamo Alice.-tendió su mano hacia mí.

Dudé un poco, me habían defendido antes, pero en realidad yo no era nada para ellos. No confiaba en ellos, así como no confiaba en mi antiguo aquelarre. Solo confié una vez en alguien.

Sin embargo, las cosas no eran como yo pensaba, lo que Riley nos había dicho sobre como funcionaba ser vampiro eran mentiras. Diego lo sabía y ahora estaba muerto.

Alargué mi mano, aún dudando, y estreché la de Alice.

-Me llamo Bree.-le dije y pareció que le agradaba escucharme hablar.

-Bueno, Bree, creo que hoy ha sido tu día de suerte, no pasa eso ante los Vulturi. Así que ¿qué te parece si hablamos un poco sobre lo que te ha pasado? Creo que no sabes lo suficiente de nuestro mundo como para sobrevivir.

Yo asentí.

Alice se volteó hacia Carlisle y le dijo- Tal vez es mejor que hablemos de esto en la casa, ¿no?

-Edward está ahí.

-No pasará nada, créeme.

Él no dudó.

Esme se acercó a mi.-Ven Bree, te guiaré hasta nuestro hogar.

Me puse de pie. Y ya todos, salvo Esme y Alice, habían desaparecido.

-Vamos- indicó Esme y empezó a correr con Alice. Las seguí fácilmente a través del bosque. Y en poco tiempo llegamos a una casa blanca de tres pisos con enormes ventanales, era una casa muy grande.

Esme se paró junto a la puerta y me invitó a pasar con un gesto.

Adentro todo era blanco, luminoso, tenía que decir que era la casa más bonita que había visto ya que no había visto algo así en mi vida en las calles ni cuando estábamos todos en un sótano.

Carlisle se sentó en un sillón junto a Esme. Jasper, vigilando cuidadosamente mis movimientos, y Alice se sentaron en el sofá. Yo me senté en una silla que ahí había.

-Bien, Bree, como has de saber, me llamo Carlisle. Esta es mi esposa Esme. Y ellos son Jasper y Alice.- señalo a cada uno y yo sonreí perceptiblemente en reconocimiento.-Bueno, creo que será bueno primero saber como llegaste aquí.

Expliqué mi historia rápidamente, sin dar muchos detalles sobre mí, que en realidad a ellos no les importaría, me concentré más en la última semana y en lo que me había enterado, sobretodo lo de los llamados Vulturi.

Todos escucharon con atención y al final todos terminaron con el ceño fruncido.

-Bueno, eso es mucho que asimilar.- dijo Carlisle.

Esperé en silencio, viendo estas caras amables y extrañas preguntándome que sería de mí ahora.


Espero les haya gustado. :)