Twilight (c) Stephenie Meyer


"Los fantasmas no existen, pero tal vez los vampiros sí"

Capítulo 2 "Sospechas"

En cuanto llegué a casa, subí a mi habitación, dejé mi mochila y luego me dirigí al pequeño estudio de mi papá. En una ocasión, en que tenía que investigar para una tarea de Historia me puse a revisar unos libros de mi padre. En uno de ellos, donde hablaba sobre personajes poco reconocidos del pasado vi una foto.

Había olvidado casi por completo esa foto, sin embargo debía haber estado escondida en mi subconsciente, porque al ver a Jasper algo hizo clic y lo recordé. Era muy confuso, incluso si fuera una anormal coincidencia o un juego de mi mala memoria, tenía esa necesidad de revisar que en realidad la foto existía y que no me había engañado o lo había confundido con algún sueño. Eran datos que apenas recordaba, tenía que asegurarme que sí estaban ahí.

Busqué entre los estantes hasta que encontré el libro de portada marrón que recordaba. Abrí el libro y empecé a hojear las páginas, viendo detenidamente las fotografías. Llevaba una cuarta parte del libro cuando lo encontré.

Me quedé observando la fotografía unos minutos, comparando los detalles con el chico de mi escuela. Eran asombrosamente similares.

Similares…no, iguales. Pero no había forma de que Jasper fuera el de la foto. ¿O si?

Leí el pie de la imagen.

"Jasper Whitlock. Sirvió a la armada confederada en el año de 1861 y murió en 1863. Fue el mayor más joven de Texas"

Se llamaba igual, pensé y torcí mi boca. No, no podía ser la misma persona, era ilógico, imposible. Si Jasper fuera el Jasper de la foto ahora mismo tendría casi doscientos años. Ese hecho hizo que un escalofrío recorriera mi espalda. Cerré el libro dispuesta a dejar las tonterías para después.

Después de eso, bajé a comer, hice la tarea, vi un rato la tele y me bañé. Eran las 7:30 de la tarde. Subí a mi cuarto y prendí mi computadora. Entré al servicio de Internet y puse música. Una relajante melodía fluyó por la habitación. Aunque usualmente me gustaba la música más movida, me encantaba esta pieza de piano.

La página principal de Internet era el buscador Telescope. Después de mucho pensarlo tecleé las palabras: Jasper Whitlock. Dudé un poco, ¿porqué tenía que estar investigando a un chico de mi escuela?

-Él simplemente es un chico.-me dije. Pero las palabras no sonaban convicentes.

Di clic al botón de búsqueda.

Salieron varias entradas, pero después de la primera página, nada era prometedor. De todo lo que encontré solo una página tenía una pequeña información creíble:

"El joven Jasper Whitlock, mayor de Texas, desapareció una noche, mientras guiaba a mujeres y niños fuera de Galveston. Dijeron varias de las viajeras que habían visto como regresó cabalgando asegurandose de que nadie quedara atrás. Sin embargo, después de eso, nunca se le volvió a ver. Nadie está seguro de como murió."

Fue todo lo que encontré. Me repetí una y otra vez en mi cabeza: es un chico extraño, nada más, hay muchos así.

Esa noche batallé en dormir.

XxxxX

A la mañana siguiente, me desperté más cansada que de costumbre. Cuando bajé a desayunar sentí un malestar extraño, como vacío en el estómago, pensando que era hambre. Me apuré a sentarme en la mesa. Mi mamá había preparado Hotcakes y mi estómago gruño. Me serví tres y terminé rellena. El autobus llegó y salí a velocidad de la casa.

Cuando llegué a la escuela me fuí a reunir con Cristina para ir a clase de Historia. Y también me preparé para ver a Jasper otra ves, tal vez, no se parecía al Jasper de la foto, tal vez solo no recordé bien su cara.

Entré al salón y esperé. Jasper y Emmett entraron y me quedé viendo lo más disimulada que pude su rostro. No había error, era idéntico al de la foto, había diferencias, diferencias mínimas, por alguna razón no lucía igual, aunque sus características faciales eran las mismas. Jasper sintió mi mirada y volteó a verme fijamente. Desvié la mirada intimidada.

Algo noté diferente.

Me dormí la mitad de la clase de historia, lo cual no le hizo gracia al profesor y me costó un trabajo extra. Las demás clases pasaron lentamente y para un poco antes del receso me empecé a sentir mal. En la hora de descanso no pude comer nada. Esos hotcakes no me habían caído bien, supuse.

Observaba a los Cullen de reojo, pensando en lo extraño de mi descubrimiento. Si de algo más me enteré, fue que la chica menuda de cabello oscuro se llamaba Alice y la chica rubia se llamaba Rosalie. La de cabello cobrizo tenía un nombre extrañisimo, recordaba que era algo como ¿Runesmay?. Y el joven alto y moreno se llamaba Jacob.

Me sentía cada vez peor, fui al baño pero no ayudo mucho.

Sonó el timbre y me dirigí a Matemáticas.

Diana compartía esa clase conmigo.

-¿Estás segura de que no quieres ir a enfermería?

Negué con mi cabeza. No me gustaba mucho ir con la enfermera.

El profesor comenzó la clase y el dolor se volvió insoportable. Me tragaría mi miedo, orgullo e iría con la enfermera.

Pero ni tiempo me dió de pararme, el impulso de vomitar se me vino de repente y me tapé la boca. Diana me vió asustada.

-¡Profesor!-dijo.

El maestro volteó y debí tener un mal aspecto porque de inmediato se acercó y me dió permiso para salir del salón. Salí corriendo al baño. Llegué y escupí todo lo que traía en el primer retrete.

Estuve un momento ahí, por si sentía que todavía faltaba más. Vomité una vez más solamente. Bajé la palanca. Todavía sentía mi estómago retorcerse. Tal vez me pudieran dar alguna medicina en la enfermería.

Caminé hacia ya por el largo pasillo, con una mano presionando mi panza.

Volteé por la ventana y miré el cielo encapotado como de costumbre. Bajé la mirada y me sorprendí al ver a unos de los Cullen afuera. Estaba Alice, Jasper y Emmett. Se dirigían hacia su Porsche y todavía faltaban tres horas de escuela. Debieron haber pedido permiso para salir o algo. Emmett entró al auto en la parte de atrás, Alice subió al volante y Jasper rodeó el auto hasta el asiento de pasajeros.

De la nada, un poco de luz se filtró de entre las nubes. No era nada fuera de lo común, y no me hubiera llamado la atención si el efecto que causó no fuera tan impactante. Porque justo cuando el sol le dió a Jasper-quien todavía no subía al auto-, su piel lanzó destellos. Lo contemplé unos segundos antes de que entrara rápidamente al carro de vidrios ahumados con expresión aterrorizada.

Me quedé estática, sin comprender aquello. ¿Porqué rayos su piel brillaría así?

No entendí aquel suceso, no entendí su expresión horrorizada, no entendía mi dolor de estómago, pero si alguien sabía las respuestas, ese sería internet.


Notas:

1.- ¡Perdon la tardanza! Escuela y esas cosas. ^-^' ¿Un poco raro este capi? Lo escribí medio dormida.

2.- ¿Conocen a Yiruma? Me encanta, si les gusta una canción de él, escuchenla al leer, es relajante.

3.- La historia se supone que toma lugar en algún año por 2050.

4.- No sé si Google seguirá siendo el patrón de Internet en 40 años, así que hice una parodia y puse el primer nombre que se me vino en mente.

5.- Hotcakes, Pancakes, Panqueques...no se como les llamen en otros países, así que espero que sepan que son.

6.-Seré feliz si me dejan su review, no pido mucho solo unas cuantas palabras. ¡No es difícil!

~Little-Blue-Tiger