Todos los personajes perteneces a Stephen Meyer Pero la trama es mía.

Los hechos serán narrados desde el punto de vista de Rosalie Hale, pero habrá dos planos.

Rosalie:

Un Encuentro Reconfortante

- Secretaria buenas tardes ¿en que puedo ayudarlo?- La ultima llamada del día y podría marcharme a mi casa, en la que vivía con la única compañía de mi Golden: Hocicos- El señor Cullen ya se retiro, tendrá que llamar por la mañana-…- Muchas gracias, adiós.

Y con esto agarre mi sobretodo blanco, mi boina negra y mi cartera.

-Adiós Alice, nos vemos el sábado - Alice era mi Mejor amiga desde la adolescencia. Es la persona mas hiperactiva y saltarina del mundo, siempre dando brinquitos a pesar de tener ya 21 años, Su look era muy particular claro que a ella le quedaba genial, pelo corto por debajo de las orejas con las puntas apuntando hacia todas partes, ojos marrones y tan pequeña como una hada. A esto hay que agregarle su manía por las compras, de hecho la razón por la que me despido hasta el sábado es porque mañana tengo Franco y el sábado iríamos de compras. El jefe de este lugar es el padre de Alice y de Edward, el Gerente.

-Claro no lo olvides, paso por tu casa a las 10- Revoleé los ojos y me fui. Salí a la calle y pase por la veterinaria de la esquina a comprarle alimento y un bonito collar a Hocicos

- Señor llevaré esto por favor- Pedí con amabilidad

-Por supuesto serán unos $30- Dijo un joven muy apuesto, ojos marrones, pelo alborotado y rubio, y un cuerpo… Sexy

-Aquí tienes, muchas gracias- Me di vuelta y comencé a irme

- ¿Puedo saber tu nombre?- Pregunto haciendo una media sonrisa y saliendo por detrás del mostrador, Yo sonreí ante esta pregunta

-Claro ¿Por qué no?, Rosalie Hale pero puedes llamarme Rose si lo deseas,

- Un placer conocerte Rose- Dijo tendiéndome la mano

- ¿Y tu?- Dije sin todavía aceptar su mano

- Royce King, -Dijo asombrado por no aceptar su mano

- Entonces en ese caso, Mucho gusto Royce- Y ahora si estreché su mano cordialmente. Rió- ¿Hace mucho que trabajas aquí?

-De hecho, este lugar es de mi padre, me pidió si se la podía cuidar por el resto del mes y aquí estoy

-¿Eres hijo de Alec?, Es un gran hombre, siempre vengo a comprar aquí, ama a Hocicos…

-¿Quién?- Preguntó levantando una ceja

-Oh, no debes saber de su existencia, es mi Golden

-Mira, me encantaría conocerlo, ¿por qué no pases otra vez uno de estos días? Que tal… ¿Mañana a las 4? - ¿Me estaba invitando a salir esta hermosura?

-Eso sonó a una cita

-Mmm, podrías presentarme a tu Golden y pasear por Central Park… luego tomar algo y acompañarte a tu casa por ultimo… ¿Qué dices?

-Suena tentador, no lo voy a negar… Mañana a las 4 será- Y con esto me despedí y me fui a mi casa contenta por mañana poder salir con el nuevo "amor de mi vida", tendría que contarle a Alice… Mañana le contaré.

Abrí la puerta de casa y allí estaba Hocicos recibiendome como todos los días

-¡Hola Amor!- Dije frotándole la cabeza con cariño, Me dio un beso a modo de saludo- ¿A qué no sabes? Mañana iremos a pasear y conoceremos a Royce, mejor dicho Tu conocerás a Royce, tomaremos algo… y ¿Quién sabe?. El perro miro con cara de confundido, lo sé creo ser una loca pretendiendo que me entienda pero ¿Por qué no?

El día termino con un reconfortante baño y mi dulce cama…Mañana sería Genial