Carta de despedida.

Siento correr las lágrimas por mis mejillas al momento de escribir estas palabras. Sé que para cuando lo leas, todo esto habrá acabado, estaré lejos, donde no podrás alcanzarme. Sé que me amas, y sé que yo también te amo a ti, pero esto no puede seguir así. Sólo conseguimos hacernos daño con esta relación sin sentido. Siempre aparentando ser la pareja perfecta frente a las cámaras, los socios, los clientes… Esto ya no puede seguir así, se acabó, aunque quiera estar junto a ti, sé que no puedo soportar esta vida de apariencias y lujo, de fama y sonrisas falsas, yo no nací para esto, yo no fui educado para esto, y por mucho que me duela, sé que debo decirte adiós mi hermoso dragón de ojos azules, adiós y hasta siempre, pues mi corazón siempre estará contigo allá donde estés, y aunque sé que duele, y que querrás seguirme, por favor te pido que no me busques, no intentes retenerme a tu lado.

Siempre tuyo hasta el fin del mundo,

Joey Wheeler.