Primero ya todos sabemos que los personajes pertenecen a JK y segundo este oneshot se lo debía a Val y no se si ya se le olvidó pero como a mi no se los traigo aquí, espero que lo disfruten

10/03/2015

Y acá ando años después editando cosas como esta que tenía por ahí tiradas. Si leyeron esto hace años o lo abren ahora, gracias por dedicarme un ratito de su tiempo :)


Ahora o nunca

Scorpius sabía que una de las pocas características que había heredado de su padre era esa paciencia e indiferencia con la que veía las cosas. Viniendo de una familia de la que ya nadie esperaba nada, se había acostumbrado a luchar más que el resto por obtener todo lo que deseaba, al punto que cuando obtenía algo más rápido de lo que esperaba lo consideraba inmerecido. Esa creencia hacía a Lily Potter salirse de sus casillas con demasiada frecuencia.

Y es que, claro, para merecerse el favor de sus profesores Scorpius siempre corría a hacerse con los mejores pacientes, valiéndose de las artimañas que fueran necesarias, entre las que la manipulación, el chantaje y el coqueteo estaban incluidas. Nadie podría decir que no era un egresado digno de la casa de las serpientes.

—Yo lo traje así que es mío, lo siento señor "soy el mejor medimago del mundo" pero no te pienso ceder ni este ni ninguno de mis pacientes— masculló la pelirroja molesta

El entornó los ojos. Así había sido siempre, por un lado poniéndose las cosas difíciles y por el otro sirviendo de apoyo, justo como esa vez tras la muerte de su abuela, que como por arte de magia habían aparecido los apuntes de pociones de Rose. Lily nunca había aceptado ser la responsable de dicho suceso, iba contra su naturaleza romper las reglas y jamás iba admitir a alguna persona que se había visto en la necesidad de hacerlo algunas veces.

Lily era la persona con la moral más integra que conocía, nunca mentía sobre cosas importantes, no se atribuía méritos de otros jamás y no hacía cosas que se pudieran cuestionar. La única forma que alguien la vería saltándose una regla era cuando esta "fuera en beneficio de un bien mayor".

—Creo que Albus se alegrará de saber quien tomó su capa— la amenazó

Como cuando le quitó la capa de invisibilidad a su hermano unos meses para que fuera más prudente al cumplir sus labores como auror, antes de eso Lily vivía siempre preocupada de que llegara una lechuza de su familia con malas noticias. Hacía años que no se veían mortífagos pero siempre habían personas malas que usaban sus varitas para dañar a otros y debido a esa capa Albus llegaba con más heridas de la cuenta ya que se creía invulnerable.

—Creo que a Astoria le agradará mucho saber que te olvidaste de su cumpleaños y que fue Draco quien compró ambos regalos, con lo sensible que es a esas cosas de los detalles…

El rubio se rindió

—Bien, todo tuyo…el próximo es mío

Ella sonrió y le enseñó el anillo que relucía en su dedo corazón

—Zachary me acaba de proponer matrimonio Malfoy así que lo que quieras, ya que me cediste tan amablemente este paciente

Y fue entonces cuando lo supo, porque sintió como un enorme dragón tomaba fuerza en su interior. Estaba furioso y no solo con él mismo sino también con el idiota de Zachary y con ella, aunque ninguno de los dos tuviera la culpa de que no se hubiera dado cuenta de sus sentimientos hacia la pelirroja a tiempo.

No es que no lo supiera del todo, hacía tiempo que venía sospechando que sus sentimientos por Lily estaban cerca de sobrepasar los límites de su amistad, pero para esa entonces ya no valía demasiado la pena hacerse ese tipo de cuestionamientos. Su amiga hacía meses que estaba saliendo con Zachary y no iba a sacar a luz unos sentimientos de los que ni siquiera estaba totalmente segura. Y ahora, ahora no podía ser más tarde.

—Bien

Fue todo lo que dijo, bien, aun cuando sentía como sentía como se le partía algo en su interios, solo se guardó todo en su interior hasta que lo soltó ante Lucy Weasley cuando terminó su guardia.

—¿En serio se va a casar?

—Eso dije, Lucy

—¿Lily?— preguntó ella de nuevo demasiado sorprendida.

Lucy conocía bien a su prima, eran casi de la misma edad y aunque no era tan cercana a ella como lo era a Rose estaba bastante segura que Lily no estaba enamorada de Zachary y su prima no era precisamente una persona inconsciente que se fuera a comprometer con la primera persona que se lo propusiera.

Scorpius tuvo la ligera impresión de que su amiga estaba tratando de poner el dedo en la llaga a propósito

Ella lo miró unos cuantos segundos y él supo que estaba debatiéndose entre decirle o no que se lo había advertido, que le había dicho que estaba enamorado de Lily y que la iba a perder si no caía en cuenta pronto, ahora había pasado.

—Debes decírselo Scorpius, es ahora o nunca

El sacudió la cabeza

—¡Qué mas da, ella está enamorada de Zachary!, Lily es mi mejor amiga y no quiero enrarecer nuestra relación

Se repitió eso como un loro durante dos meses mientras ella iba por todo San Mungo extasiada con los preparativos, y fue justo esa actitud la que terminó de convencerlo de guardar silencio, ella era feliz, y aunque a él lo carcomieran los celos y la envidia, también debía serlo por ella. Aun así, mientras la fecha se iba acercando el humor de su amiga fue decayendo de una manera muy visible, la pelirroja nunca había sido predecible pero esa vez definitivamente su actitud era completamente irracional.

—Te ves mal— le dijo Scorpius mientras ambos trataban de impedir que la ponzoña de un vampiro hiciera estragos en la sangre de una pequeña de seis años

—Sólo estoy cansada- respondió con simpleza

—Lily Luna si el imbécil de Zachary se atrevió a hacerte daño te juro que voy a ir a comprobar cuantos cruciatus es capaz de soportar sin volverse loco – amenazó Scorpius— quizá hasta que se vuelva loco

-El es increíble…es demasiado bueno- susurró ella- ¿quieres ser el padrino de la boda?

Sintió como una si una daga se le clavara en el pecho. Si eso es lo que la hace feliz

—Desde luego

Y entonces vio como ella se echó a llorar y salió corriendo, miró a la niña que estaba sobre la camilla y eliminó los últimos restos de veneno y luego se fue detrás de Lily

—¡Por Merlìn que las mujeres son complicadas!— masculló y corrió hasta el pequeño solar donde se llevaban a veces a enfermos que ya estaban recuperándose. Lily se encontraba sentada en una banca mirando como la sanadora Evans daba un paseo junto a la señora Kinneally

—¿Qué te pasa?

—No quieres saberlo

-Sí quiero- la contradijo Scorpius tomando asiento al lado de ella

Ella se limpió las lágrimas para verlo a los ojos

—Soy una estúpida Malfoy, creí que tu también estabas enamorada de mí, estaba segura de que ocurriría lo mismo que les pasó a mis papás. Le dije que sí a Zachary para darte celos…en serio no quieres seguir oyendo –se detuvo un segundo para luego continuar—. Todos me dijeron que no me convenías como amigo y yo, como siempre, no escuché a nadie y mira donde terminé, voy a casarme con Matt Zachary solo por querer darte celos, lo que ni siquiera funcionó.

Scorpius sonrió y miró a Lily con cuidado, se preguntó cómo era que no se había dado cuenta hacía de que esa fastidiosa pelirroja de ojos azules era todo lo que es necesitaba para ser feliz, todo lo que necesitaba para seguir respirando.

—Eres una tonta Potter, siempre te he dicho que soy más listo que tú pero nunca había creído que tanto

Lily lo fulminó con una mirada

—No es momento para que saques tus bromas Scorpius. Quiero mucho a Matt, es un chico estupendo pero no voy a hacerlo feliz porque no lo quiero lo suficiente y tampoco voy a ser feliz yo. Quizá cuando pasemos un tiempo juntos

—No, es mejor que dejes de decir estupideces o me dará dolor de cabeza Lily, no te casarás con Zachary sino conmigo— le susurró el antes de besarla sin el más mínimo cuidado hasta que ella interrumpió el beso para darle una sonora cachetada—¡Eres un idiota!... ¿Tenías que esperar hasta ahora, imbécil?

Y el simplemente sonrió, la tomó por la cintura y volvió a besarla. Ahora sí daba igual que le quitaran todos los pacientes graves del mundo.