Cada sonrisa que me dedicaban me perforaba más por dentro. Todos malinterpretaban mis lagrimas de tristeza y coraje por unas de felicidad.

La que debía de tener por ser el día 'más feliz de mi vida'.

—Y es por eso que debo preguntarte una vez más, Isabella.

Asentí mirando al vacio. Ocultando las lágrimas.

— ¿Estas dispuesta a aceptar a Edward Anthony Cullen como tu esposo, en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad…Hasta que la muerte los separe?

Eres la única mujer a la que puedo amar. — murmuro sonriendo contra mis labios. —La única, Isabella.

—Yo, Isabella Swan te acepto con todo mi corazón…Edward. — Tome su mano y mire sus ojos.

Sus hermosos orbes esmeraldas brillaban con intensidad y su sonrisa torcida resplandecía con alegría…Algo dentro de mí se removió.

— ¿Alguno de los presentes conoce algún impedimento para que esta boda se realice?

Sentí miedo, pánico y vergüenza. Vergüenza por mí misma, por el maldito monstro ambicioso que soy.

Reino el silencio.

—Siendo así y por el poder que la iglesia me confiere, yo los…

— ¡Isabella! — el grito resonó por toda la iglesia a ritmo de todos los que voltearon la mirada hacia la entrada. Jamás llegue a pensar que esa voz me causara tanto pánico y que ese nombre me indignara tanto. — ¡No te puedes casar con él!

¡No me maten! D: Ya sé que debería estar actualizando mis otros Fanfics pero, este me lleva rogando que lo publique desde hace mucho.

Habrá bastante OOC & espero…¡lemmons! ¿Qué dicen? ¿Review o mejor lo borro?

Besos,Bliss.