Disclaimer: Los personajes de Naruto no son míos.

Konnichipuu!

Ahora sí…este es último fic, gracias a todos por su paciencia y por acompañarme en este fic. LES RECUERDO QUE JAMÁS EN MI VIDA HABÍA DESCRITO ESTE TIPO DE ESCENAS, ASÍ QUE POR FAVOR; TENGANME COMPASIÓN.

Advertencia: ¡Lemmon ya que ustedes lo pidieron! (Bueno la verdad yo también quería jojoXD)

Dedicado:

*A mi amada y mejor amiga Alli. *A mi hermosa y amiga mía, Eri. *A la dulce, tierna y fiel Mella-chan. *La inspiradora y romántica Yakumo-Snake. *A mi querida y estimada ShikaIno por 100pre. *A mi preciosa y expresiva compatriota Shouko-Marigold. *La linda y siempre efusiva Eiko Hiwatari. *A Ellie Kino quien tiene toda mi admiración y es mi escritora a seguir. *A PILAR quien es alguien que me apoya siempre y me deja hermosas palabras, chica, gracias por todo, sin duda tienes ya todo mi aprecio. *A Luis y a Pame, mis amigos de la Uni. *A Flopii y Luján, solo comentaron una vez pero realmente se los agradezco.

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

°-Yuujou To Koi-°

(Amistad y Amor IX)

-Ino…- susurró el manipulador de sombras cuando bajó totalmente sus manos para colocarlas en los glúteos de la ojiazul y en un hábil movimiento la cargó. Llevándosela hacia la cama.

Una vez que llegaron frente a dicho lugar, el jounnin se encargó de dejarla sobre el colchón delicadamente. Shikamaru se hincó apoyando los brazos al lado de la cabeza de la florista para poder besarla nuevamente, pero esta vez la dulzura quedó de lado, puesto que él lo hacía de manera agresiva, mordiéndola y jalando sus labios sin ninguna compasión. Una vez que se sació de sus labios decidió trazar un camino de besos hasta el cuello de la rubia, dejando un camino húmedo y lleno de placer, de repente sin darse cuenta había avanzado hasta sus pechos, pero algo seguía estorbando…Agarró la toalla y la abrió un poco para dejar a la vista sus voluptuosos y redondos senos. Con ambas manos los empezó a masajear sintiendo toda su suavidad y también sintiendo la excitación que demostraban sus pezones. Acercó su boca a uno de ellos para poder degustar de su sabor. Con su lengua fue haciendo círculos alrededor de estos haciendo en el acto que Ino soltara varios gemidos.

-Me alegra que lo estés disfrutando tanto como yo…-

-N-No es cierto- se defendió la rubia con un gran sonrojo.

-Entonces…¿Quieres que pare?-

-…-

-Bien, lo haré- dijo antes de apartar sus manos de ella.

La kunoichi lo detuvo de la muñeca.

-¿Qué sucede, no querías que me detuviera?-

La chica no dijo nada, solo giró su rostro al lado contrario para no tener que ver de frente a Shikamaru.

-Yo… no dije eso-

-No, no dijiste nada-

Fue entonces que la mentalista volteó para encararlo y decirle lo que en verdad deseaba en esos momentos.

-No pares…- dijo aunque fue más para sí misma que para Shikamaru ya que él no entendió absolutamente nada.

-¿Podrías repetirlo por favor? No te he entendido-

-Mnm…- y tras quejarse jaló de la muñeca al chico, atrayéndolo nuevamente hacia ella para decirle lo siguiente:

-¡Dije que no pares, por favor Shika no te detengas!- le suplicó la mentalista. –Realmente me gusta mucho…- concluyó con un enorme sonrojo.

El moreno se quedó un momento pasmado por la acción de su compañera, pero después de unos segundos volvió a su labor y la besó con pasión. Cuando volvió a sus pechos los succionó desesperadamente, mientras su boca estaba ocupada, utilizó su otra mano para masajear la otra punta rosa.

-¡Agh!- gimoteó la rubia cuando el jounnin aprisionó uno de ellos con sus dientes.

-Ino…Yo y-ya no puedo aguantar…- y de un tirón terminó de quitar la pequeña toalla de su cuerpo.

La luz que se filtraba de la ventana le permitió tener una impresionante vista de todo su cuerpo.

-¡Qué pena!…¡No me veas Shika, te lo suplico!- imploró mientras trataba inútilmente de cubrir su desnudez con sus manos.

Shikamaru trató de apartarlas con suavidad. –A mi me encanta, eres hermosa, no solo por tu cuerpo, sino por otras miles de cosas, que si te las explico me quedaré toda la noche sin poder hacértelo…-

La de azules zafiros quedó impresionada por aquel comentario y dejó de poner fuerza para que el Nara pudiera quitarlas fácilmente.

Decidió entonces ignorar a la vergüenza y se entregó de nuevo a él. –Bésame antes de que lo hagas, bésame de nuevo…- Pidió la florista sabiendo que el momento estaba cerca.

-Todo lo que quieras…-

Cuando se separaron, el moreno decidió comprobar el estado de Ino, así que bajó su mano e introdujo uno de sus dedos a su sexo.

-¡Ah!- gritó ella por la repentina acción de Shikamaru.

-Tranquila, solo relájate…-

Fue besando su estomago, hizo una pausa en su ombligo y después pasó al vientre para ir a su zona más sensible. Comenzó a besar su monte.

-Déjame ayudarte un poco más, no quiero que te duela en absoluto…- dijo antes de Descender hasta en medio de sus piernas puesto quería ayudarla a humedecerla un poco más, quería que estuviera suficientemente lista.

-¡Ahh!- gritó al sentir la lengua de él en su abultado clítoris. No tenía idea de que su cuerpo pudiera sentirse tan bien con el tacto de aquel hombre. Shikamaru metía su lengua en la humeda cavidad, embriagándose de su dulce néctar, mientras que con sus manos recorría hábilmente sus suaves muslos de arriba a abajo una y otra vez.

-¡Shika…no se qué me pasa, siento que me quemo por dentro y fuera!-

El de la coleta siguió con su trabajo introduciendo su lengua cada vez más y aumentó también la velocidad que ejercía en ésta, succionando y jugueteando con el pequeño botón de su intimidad, haciendo que Ino no parara de gemir y gritar su nombre. Rozaba y sentía contraer las paredes de Ino que, ya se encontraban totalmente lubricadas. Notando también que de vez en cuando sufría de ciertos espasmos y arqueaba de manera constante su nívea espalda y supo que ya no tardaría mucho…

-¡Shika!- gimió mientras sentía su sexo arder; el primer orgasmo de la noche había llegado.

Shikamaru supo inmediatamente que había alcanzado el clímax puesto que ahora se encontraba degustando de toda la excitación que él le había provocado a su frágil cuerpo, dejando en claro que ya estaba preparada para la entrada de Shikamaru.

El haber escuchado los gemidos de ella y de aquella espectacular vista dejó al de ojos caoba aún más excitado.

La hermosa chica frente a él se incorporó un poco. –¿Y ahora qué hago yo?- le preguntó viendo que su amante se estaba mordiendo el labio inferior.

-Tú…solo déjate amar- y se arrojó a sus brazos. La rubia fue entonces que se percató de la gran excitación que él estaba conteniendo y se movió un poco haciendo empeorar el estado del moreno.

-¡Oh, Ino! Es demasiada tortura… Sin duda me quedaré loco…-

-¿Yo puedo ayudarte?- le preguntó para después comenzarlo a besar apasionadamente. Un tibio líquido se impregnó en la pierna de Ino; el pre semen de Shikamaru ya estaba saliendo, provocándole desesperación pues no su miembro no estaba recibiendo la atención adecuada.

-Y-Yo ya no puedo contenerme más…- dijo rompiendo con el beso, y mirando fijamente a Ino le preguntó:

-¿Podría?-

-Solo…no me lastimes por favor, no quiero que vuelvan a hacerlo…-

-No mí amada problemática. Yo…no te lastimaré, porque lo estamos haciendo por amor ¿sabes? Y yo te amo como no te imaginas…-

Lo besó rápidamente antes de asentir y Shikamaru le respondió dándole un beso en la frente.

-¿Estás realmente segura? Si no… Ya sabes…con una mano basta…-

La rubia se rió divertida por aquello. – Esta bien Shika, deseo hacerlo. Yo también quiero hacerte sentir bien…-

-Ya sabes que soy para ti- concluyó susurrándoselo en el oído.

El menor de los Nara se estremeció por el aliento que chocaba en su oído, pero cuando se recobró dijo: -De acuerdo Ino- comenzó a rozar su miembro erecto en la intimidad de la rubia, la miró nuevamente esperando alguna reacción negativa por su parte, sin embargo ésta le dedicó una sonrisa y cuando asintió, Shikamaru se dispuso a hacerlo…

-Aquí voy Ino…-

El moreno comenzó lentamente, introduciendo su erecto pene en la entrada de la chica, sintiendo todo su calor y humedad, poco a poco ésta se se iba haciendo más grande para darle paso a toda la virilidad del shinobi.

Ino se movía algo inquieta por la intromisión de él y al principio sintió gran dolor, varias lágrimas salieron de sus ojos surcando su precioso rostro.

-¿Te lastimé, te duele mucho?-

La ojiazul negó varias veces con su cabeza. – Estoy bien, Shika, es solo que soy muy feliz…-

"¿Si es feliz porque llora?"

-Ahora somos uno mismo Shika…- le dijo respondiendo a la pregunta del jounnin.

-Así es Ino, lo seremos siempre, de aquí en adelante- y la besó de nuevo.

Cuando se acostumbró a la sensación de tenerlo dentro de ella, comenzó a mover las caderas para que pudiera entrar mejor.

-¡Aaahh!- gritó cuando todo su miembro estuvo dentro.

-Ino…Eres tan…perfecta- dijo sintiendo como era aprisionado por su estrecha vagina.

Shikamaru empezó con arremetidas suaves y lentas, no quería lastimarla mucho y quería que se acostumbrara, sin embargo era demasiado tortuoso para él puesto desde algún tiempo atrás sentía una gran necesidad de saciar su apetito sexual con ella.

-¡Kami, haces que sea bastante difícil!-

-¿Y-Ya lo habías hecho antes?- preguntó curiosa por el comentario que había hecho.

-Etto…Pues sí, muchas veces…-

-Ya veo…- trató de no sonar triste, pero no lo logró…

-Sí…En sueños y todos han sido contigo-

-¡Oh…Shika! Sin duda eres el mejor…-

-Lo dije porque me pones al cien y me dan unas enormes ganas de hacértelo como un poseído, pero no quiero lastimarte. Tu eres más importante que mi pequeño amigo, solo que no se lo digas…- le dijo guiñándole un ojo.

La rubia sonrió. –No hace falta, ya me acostumbre a ti y tu a tu "gran" amigo…Además ¡te amo!-

Esas fueron las palabras que hicieron que perdiera la poca cordura que le quedaba.

-Yo también problemática- Cuando terminó de decirlo tomó sus pechos y comenzó a lamerlos al tiempo en que aumentaba la rapidez y la profundidad de sus arremetidas.

-¡Sugoi Shika!- exclamó Ino al sentir toda la erección del moreno rozando con la parte interna más sensible que poseía.

-¡Ino!- el manipulador sentía su glande explotar por las continuas entradas y salidas que ahora eran más salvajes, dejando toda compasión de lado, haciendo que sus pechos brincaran suavemente y se excitaran más con cada embestida.

Sin previo aviso la rubia lo giró quedando sobre él, pues ahora se encargaría de tomar el control de la situación, sentándose sobre su virilidad comenzó a subir y a bajar haciendo círculos sobre ésta. Shikamaru mordió su labio inferior por el placer que le brindaba, tanto que comenzó a brotar sangre, pero Ino se encargó de limpiarlo, lamiéndolo con su lengua, ahora era ella quien se comportaba como una poseída, moviéndose de un lado a otro y ejerciendo fuerza hacia ambos sexos. El shinobi le tomó las manos entrelazándolas con las suyas para que se pudiera apoyar mejor. Era una posición deliciosa para los dos pues les permitía sentir mejor al compañero. Por su parte el moreno poseía una espectacular vista, pues disfrutaba además del rebote de los pechos de la florista, de sus mejillas rojizas y de sus carnosos labios que gritaban y gemían con lujuria.

En otro arranque, Shikamaru cambió la posición, girando a la rubia al lado contrario, ella se hincó de manera que él la penetró por detrás agarrando sus anchas caderas para tener un mayor control atrayéndola y alejándola una y otra vez al ritmo de sus fuertes y salvajes asaltos.

Ino no paraba de gritar; gemía y gemía en cada uno de ellos el nombre de su amado.

-Ya no podré contenerme mucho más…- gimió el Nara sintiendo su cuerpo a punto de explotar por tal placer.

-¡C-Creo que tampoco y-yo!- logró articular Ino mientras sentía que ahora el agarre de sus caderas era cambiado por el de sus senos que se movían frenéticamente debido a la fuerza y velocidad que le impartía Shikamaru, hasta que…

-¡Shi-Shika!- gritó cuando el orgasmo llegó.

La Yamanaka comenzó a sentir un extenuante calor en su sexo, tensándose en el acto, su clítoris y su entrada palpitaban continuamente, una extraña sensación de placer se apoderó de su cuerpo inundándola por completo durante unos cuantos segundos, tuvo unos cuatro o cinco espasmos, su tensión le permitió a Shikamaru llegar al orgasmo también.

Su fibrosa virilidad se llenó de un intenso calor y un hormigueo en todo su cuerpo sobretodo lo que se encontraba en contacto con Ino, sintió como el semen fue subiendo dentro del miembro, sintiendo unas contracciones en la base provocándole un exquisito placer. Aferró y apretó fuertemente la cadera de su amante para darle paso a la poderosa y abundante eyaculación, escapándose fuera de él y de ella.

-¡I-I-Ino!- gimió él, descargando todo el fruto de su excitación en ella.

Satisfechos y sudorosos cayeron rendidos en la cama, no podían dejar de jadear.

-¡E-Eso fue…realmente increíble!- dijo el moreno entrecortadamente.

-¡Hai, Shika…eres todo un semental!- exclamó con una enorme sonrisa. –Lo hiciste muy bien, no me dolió en absoluto, al contrario- continuó mientras se acomodaba en su tostado y bien formado pecho.

-Eres lo mejor que me ha pasado. ¿Lo sabías verdad?- dijo al momento mientras que la estrechaba entre su brazo derecho y con el otro se encargó de jalar la sábana para cubrir la desnudez de ambos y después le dio un beso en la coronilla.

-Sé que te va a sonar extraño, pero… me siento muy cansado, se me cierran los ojos-

La kunoichi rió. –Eso si es realmente extraño en ti ¿cierto?- Shikamaru la miró alzando una ceja.

-¿Estás insinuando algo, problemática?-

- No, no nada, cariño…¿Sabes? Creo que me contagiaste lo holgazán, tengo mucho sueño-

-Entonces duerme, estaré aquí cuando despiertes, no iré a ningún lado…al menos no sin ti-

-Arigatou Shika. Te amo ¿Ya te lo había dicho?…- y tras decirlo se acomodó mejor entre sus brazos. Dejó que Morfeo se la llevara puesto que se sentía muy segura y…completa gracias a Shikamaru.

-También yo…Buenas noches, Ino-

Pasaron unos cuantos minutos y la rubia ya estaba profundamente dormida, el moreno solo se limitó a contemplarla bajo la luz de la Luna que se colaba entre las cortinas. Preguntándose una y otra vez qué rayos había hecho para merecer a aquella divinidad que se encontraba durmiendo plácidamente sobre él, susurrando de vez en cuando el nombre de quien le había arrebatado el corazón y…su cuerpo.

A pesar de que estaba realmente agotado, no podía dormir puesto que seguía maravillado viéndola respirar pausadamente disfrutando de su dulce aroma y de su cremosa y suave piel.

En verdad lo había aceptado, lo había comprendido después de todo el tiempo transcurrido, al fin había dejado de verla como a una niña, como a una chica más, como su amiga. De ahora en adelante la comenzaría a ver como una mujer, su mujer; la mujer de su corazón.

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

Antes que nada, realmente gracias por leer y por sus hermosos comentarios durante mi proyecto, pero al fin; la he terminado!

Ya saben, está historia es para ustedes que me motivaron y acompañaron capítulo tras capítulo.

Espero les haya gustado; como mencione anteriormente este ha sido mi primer lemmon, ya se que ha quedado algo pobre, pero estoy empezando, estoy segura que con el paso de tiempo mejoraré, pero espero al menos que les haya gustado.

Repito: ¡MUCHAS GRACIAS A TODOS! :D

Ojalá y me puedan seguir acompañando con los siguientes fics que haga, me harían inmensamente feliz.

¡Recuerden esta historia va por un mundo con más ShikaIno!

Saludos, que pasen un excelente día.

¡Besos y abrazos! Muuuuuuaaa! *.* Bye-Bye!

PD: ¡Dejen reviews, si no lo haces, el Coco vendrá por ti y te va a violar…Y te va a violar! Jajaja no se crean, fue broma, fue broma…¡De antemano gracias! ;)