Disclaimer: Los personajes de Naruto no son míos, le pertenecen a mi mejor amigo Masashi Kishimoto.

Konnichipuuu! He aquí la conti, espero que les guste. Lamento el haber tardado mucho con la conti, espero me perdonen.

*********Una pequeña aclaración, en la historia los pensamientos de los chicos serán puestos de esta manera: "De Chica a Chico"

Glosario:

Sugoi=Increíble

Hai=Sí

Taisho=Capitán

Kai=Liberar

Damare=Cállate

Gomenasai=Perdón

Mendokusai=Problemático

Baka=Idiota

Nani=¡¿Qué?

Oe=Oye

Nanda-to= ¡Pero qué rayos!

Omae=Oye tú (de manera más agresiva)

Kami=Dios

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

°-…..CaC III…..-°

Él sonrió.

-Oe, espero que con esto estemos a mano. ¿De acuerdo?-

–Arigatou Sakura- dijo antes de levantarse y salir.

Cuando estaba en la puerta se volteó y le dijo:

-Oe, Sakura, será mejor que ya nos vayamos, iré a avisarles a los chicos. Tú tienes el dinero ya que eres la más adecuada para administrarlo. ¿Podrías pagar por favor? Te esperaré afuera junto con los demás-

-Hai...Ya te urge irlos a separar ¿cierto? De acuerdo, de acuerdo, ya me callaré, los veré afuera- dijo Sakura al tiempo en que se levantaba de la mesa e iba con la encargada del lugar para pagar la cuenta.

-Tsk…Mujeres…- dijo el jounnin cuando salió. Sacó un cigarrillo y lo encendió, mientras lo consumía se adentró un poco al bosque para ir en busca de los rubios gritones.

Ino y Naruto se encontraban sentados en el césped con ambas piernas cruzadas, tomados de las manos y tenían sus frentes juntas, con sus ojos cerrados. Cuando el moreno los descubrió se quedó helado y se quedó allí sin hacer nada solo contemplándolos. Él sabía que estaban en medio de un jutsu, sin embargo se veían como una…pareja.

-Ya terminamos Naruto- dijo la rubia abriendo sus hermosos ojos.

El portador del Kyubi también abrió sus ojos pero lo hizo algo temeroso.

-Me siento algo mareado-ttebayo-

La kunoichi rió. –Lo sé Naruto, pero será temporal…Ahora te pediré que tengas cuidado con lo que piensas. ¿De acuerdo? No quiero tener en mi mente a la Frentosauria…-

-Hnm…Trataré Ino…-

-Bien, eso espero. Oe, te ves realmente bien sin esas marcas, sin ellas luces más humano…-dijo la de ojos azules mientras pasaba su mano por su rostro.

Fue ahí donde Shikamaru no pudo contenerse más y los interrumpió sin querer pues empezó a toser bruscamente. Llamando inmediatamente la atención de los rubiales.

-Y..Ya es hora de irnos- dijo el capitán en cuanto cuando pudo recuperar el aire.

-¡Hai taisho!- grito Naruto al pararse.

-Hai Shika…Ya terminamos- canturreó la mentalista al tiempo en que recibía la ayuda de el escandaloso para pararse.

-Solo dame un segundo a solas, los alcanzaré en cuanto pueda- pidió la florista formando un par de sellos alrededor de su cabeza.

-¡KAI!

-Bien…Vamos Naruto- dijo el de la coleta poniendo la mano en el hombro del gennin para llevárselo de ahí.

-¿Estará bien Shikamaru?- preguntó el rubio mirándola.

-Claro… Lo está haciendo por el jutsu, será mejor que tomes en cuenta lo que le te dijo, nada de pensar en burradas ¿ok?-

-Haa…¿Por eso quieres ser el último ¿cierto?- le dijo mientras le pegaba con su codo en las costillas.

-Quieres tener más tiempo para pensar en ella sin que se dé cuenta…- dijo finalmente soltando una risa.

El manipulador de sombras sintió sus mejillas arder y le dio un golpe en la cabeza para después taparle la boca mientras que con su otro brazo lo ahorcaba, dirigió sus labios a la altura de oído y le dijo:

-¡Damare! Recuerda que ahora estarás conectado con ella, así que cuida mucho tus palabras y tus pensamientos…Y agradece el hecho de que aún no haya terminado…Porque si no, te ahorcaría en este momento…- lo amenazó el Nara mientras un aura negra emanaba de él.

El que se encontraba entre su brazo comenzó a temblar; en casi toda su vida, habían convivido juntos y nunca lo había visto así… -H..ha..hai- dijo con un hilo de voz.

-¡Ya estoy lista!- anunció la kunoichi de negro saliendo completamente del bosque.

-Shikamaru…¿Qué sucede, qué haces con Naruto?-

-Nada…Solo recordándole algo insignificante ¿verdad Naruto?-

El de ojos azules solo atinó a asentir débilmente.

-Bien, iré a buscar a la Frentesota, en lo que conversan-

-¡No Ino! ¡No me dejes solo con él-ttebayo!- gritó el Uzumaki corriendo al lado de su compañera como un niño pequeño escondiéndose tras su madre.

Ella rió. –¿Qué sucede Naruto, qué te preocupa de él? Es un holgazán de primera no creo que te haga nada, pero de acuerdo ven, es mi turno de salvarte…-

-¡Ya déjalo en paz Nara ¿qué problemas tienes con él?- le reprochó la rubia frunciendo el ceño y alzando su voz.

-Oh, no Ino, yo no los tengo; es él quien los tiene…-dijo el jounnin formando una risa de lado, yéndose con Sakura para tomar sus mochilas.

-Por Kami Naruto… ¿Qué hiciste ahora, le dijiste algo malo?- preguntó la Yamanaka bastante confundida por la reacción de su amigo. Él susodicho solo sonrió y alzó los hombros haciéndose el desentendido.

Cuando todos estuvieron listos, continuaron su camino.

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

-¡Omae! ¡Naruto, saca de mi mente el trasero de Sakura en este instante!- gritó furiosa la "Akatsuki" volteándose completamente. –Llevas todo el camino viéndola…¡Demonios, ya basta!-

-Gomenasai Ino, no sé cómo detenerme- contestó él mirando hacia otro lado.

-Creo que voy a vomitar…-

-¡Shannaro! Maldita puerca ¿lo estás diciendo por mí?- se defendió la kunoichi de verde amenazando a la florista con romperle algo.

El moreno sintió la repentina tensión y cambio de humor de todos sus compañeros, por tal motivo decidió parar en ese instante.

-¡Tomaremos el descanso ahora!- señaló Shikamaru parándose de pronto. –Mendokusai, porque no mejor me lo piden en vez de pelarse ¿ah?-

-Bien…Disculpa Shikamaru- contestaron los otros con un mohín al tiempo que brincaban el último árbol para llegar hasta él.

Bajaron de los árboles con un ágil movimiento, al bajar de éstos, se sacaron las mochilas de encima de los hombros y así descansar un poco de aquella pesada carga, sacando de ella unos cuantos termos con agua y también un poco de comida instantánea para prepararla.

-¿Quién quiere seguir?- preguntó la florista sacando a los demás de sus actividades.

-Creo que Sakura…- comentó Shikamaru, se giró y pudo ver al blondo reírse de él, pero en cuanto el moreno le hizo una seña, se calló inmediatamente.

Sakura asintió. –Claro, lo haré…Me conviene saber que tanto han estado pensando de mí…- dijo al tiempo en que los fulminaba con sus ojos jade.

-Ven conmigo, frente- dijo su amiga extendiéndole una mano para que la tomara. Con desconfianza la tomó y se giró hacia Shikamaru para decirle:

-Lo ves, es normal…-

Shikamaru bufó y se volteó negando con la cabeza.

Las chicas se retiraron hacia el bosque de nuevo, pues necesitarían tranquilidad y una vez que estuvieron sentadas, repitió la misma acción que hizo con Naruto solo que esta vez se vio aún más extraño…

-Se ven tan hermosas y sexys-ttebayo!- dijo el gennin mirándolas desde lo lejos.

La Yamanaka se volteó hacia él furiosa. –¡Cuida tus palabras, baka! Ya sabes que yo no pego tan duro como ella, así que compórtate porque estoy a punto de formar un vínculo también con su enorme cabezota –

-Apúrate ya cerda, quiero saber que tanto piensa el baka…- dijo para después cerrar sus ojos.

-Comenzaré. Despeja tu mente…- y tras decir esto una luz azul comenzó a emanar de la florista.

-Cielos Shikamaru, dentro de unas cuantas horas, tendrás problemas tu también…-

-Tsk…¡Damare!- le gritó el moreno, yéndose en dirección contraria a la de las kunoichis.

En unos cuantos minutos, la blonda había terminado con Sakura y ahora se disponían a ir con sus compañeros para tomar un refrigerio.

En cuanto terminaron de comer, partieron otra vez.

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

Al cabo de unas horas, decidieron tomar el siguiente descanso y establecer la última conexión, que era la de Shikamaru, pero…

-Shika, yo sé que eres el último que me falta pero creo que si lo hago ahorita no podré continuar, ya casi no me queda chakra, no te lo haré a tí …Espero y lo entiendas, enserio, estoy muy cansada- le explicó la ojiazul recargándose en un frondoso árbol para no caerse.

Eran las palabras más hermosas de todo el día, parece que al final de cuentas, se iba a poder salir con la suya. –¡Oh! Bien, no hay problema Ino, yo entiendo, será mejor que no te esfuerces mucho porque ya estamos bastante cerca y te necesitamos bien- le contestó, fingiendo algo de decepción.

-Arigatou Shika, tomaré una siesta- dijo mientras se sentaba y recargaba su espalda en el árbol.

Naruto y Sakura se giraron para encarar a su capitán, cuando lo vieron ambos le guiñaron un ojo al tiempo en que estiraban sus brazos y levantaban su dedos en señal de victoria.

-Chicos…- dijo el de la coleta con una sonrisa. –Descansen ustedes también, yo vigilaré-

Los dos asintieron y se fueron a sentar.

Pasó una media hora y era tiempo de seguir. El joven Nara despertó primero al rubio y luego a la pelirosada, dejando hasta el final a su mejor amiga. Los dos primeros comenzaron a recoger las cosas para poder irse.

Shikamaru llegó hasta ella, iba a despertarla hasta que se quedó embobado por aquella imagen, agradeció a Kami el hecho de que aún podía contemplarla sin que se diera cuenta.

-Problemática…Despierta ya, es hora de irnos- le dijo suavemente mientras la movía un poco de los hombros.

-Shika…- dijo abriendo sus grandes y hermosos zafiros. –Hai, vámonos, me muero por llegar y dormir como se debe.

-Vaya, mira quién es la perezosa ahora…- le respondió en un tono burlón, ofreciéndole su mano para ayudarla a pararse.

-Calla Nara…Eso mi querido amigo, lo he aprendido de ti, sin duda eres el mejor- le dijo soplando su flequillo y después le mostró una gran sonrisa. Cuando se paró por completo sintió sus piernas flaquear, para su fortuna, las fuertes manos del shinobi la tomaron de la cintura al percatarse de que su amiga no se encontraba bien.

-Oe, mujer…¿Qué sucede?- le preguntó Shikamaru preocupado por el aparente estado de la Yamanaka y después cambió el agarre de sus caderas por el de sus manos.

-Yo…creo que aún no me he recuperado por completo- respondió aún con sus manos entre las de él.

-Tsk, supongo que tendré que hacer esto…- y tras decirlo pasó una de sus manos por debajo de las piernas de Ino y con la otra la tomó por la espalda, levantándola en el acto sin ningún esfuerzo; como si se tratase de una pluma.

-¡Shikamaru! ¿Qué es lo que haces?- exigió saber la rubia con las mejillas teñidas de rojo debido a la cercanía que ahora había entre ellos.

-Shh…Descansa problemática que yo te llevaré el resto del camino-

-Pero Shika aún faltan dos horas, no podrás cargarme todo el rato-

-¿Qué cosa estás diciendo? Si se trata de ti…puedo hacer eso y mucho más…-

-¿Enserio? Arigatou Shi…Shika- dijo aún más sonrojada, pasando sus níveas manos por detrás del cuello del jounnin.

-¿Sabes? Es por eso que prefiero a los de pelo obscuro, dicen que ellos son capaces de hacer muchas cosas; incluyendo al amor…Además que claro me encanta el contraste del pelo negro-

-Hai…Hai…lo sé; es por eso que te gustaba el arrogante Sasuke y después el hueco de Sai, aunque ellos no tienen nada que ver con lo que acabas de mencionar ¿cierto?- dijo mientras alzaba una ceja.

La rubia asintió –Así es…pero yo no me refería precisamente a ellos, porque… a mí también me gustan los de pelo café-

Shikamaru sonrió ampliamente por el repentino comentario de la mentalista ¿Por qué rayos le había dicho eso? Al no encontrar una respuestacomenzó a caminar con ella en brazos hacia la ruta prevista del bosque para encontrarse con el resto de sus compañeros.

-Y… ¿sabes qué más?...-

-Shh…Descansa ya problemática, necesitas recuperar tus fuerzas-

-De acuerdo, lo haré solamente porque confió en que no me dejarás botada por ahí y…también quiero recuperar mi chakra; no quiero ser una carga para ti- diciendo lo último con un bostezo antes de caer dormida.

-Me alegra que también te preocupes por mí, pero…tú nunca serás una carga para mí- concluyó él depositando un suave beso en la frente de la bella kunoichi.

Una vez que estuvo frente a los chicos:

-¡Vámonos ya! Y…quiten de una buena vez esa cara de bobos- les gritó a la ninja médico y al gennin quienes los miraban divertidos por aquella "escena romántica".

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

Pasó el tiempo y cuando se dieron cuenta ya estaban a un paso de la puerta principal de la Aldea de la Hierba.

-Creo que ya es tiempo de que la despertemos. ¿No creen?-

-Sakura-chan tiene razón, será mejor despertarla antes de que alguien nos vea-

-De acuerdo, lo haré- y comenzó a sacudirla un poco. –Ya hemos llegado, despierta problemática- susurró cerca de su oído.

Ino se despertó y bajó de los cómodos y tibios brazos del moreno para poder entrar por su cuenta a la Aldea.

-Es hora de entrar- señaló el capitán dando un firme paso, pero de repente vieron que la florista salió corriendo de regreso al bosque.

-¡Ino!- gritaron mientras la seguían.

-¿Qué pasa?- le preguntaron.

-Shh…No digan mi nombre, estoy bien, solo he venido aquí para hacer el jutsu de transformación en mis manos y pecho.

-Bien, apúrate, te cubriremos-

Se escuchó una especie de aplauso y cuando voltearon a verla la kunoichi portaba todo lo que hacía falta, las bocas, el sombrero, etc.

-Es hora de hacerlo, chicos…- dijo decidida la mentalista dirigiéndose nuevamente hacia la entrada.

Cuando estaban a punto de cruzarla, los guardianes se apresuraron a cerrarles el paso. -¿Quiénes son?- preguntó uno de ellos apuntándoles con un arma, pero en cuanto termino de ver al equipo y vio a Deidara se hizo para atrás y bajo el arma bastante apenado.

-Lo lamento Deidara-sama, no vi que venían con usted. Adelante por favor…Higurashi-sama le espera donde siempre con los demás-

-Arigatou- dijo Deidara con un tono frío y grave mientras pasaba a su lado, después se giró y le tomó de la cabeza. –Que no se repita otra vez…Hnm- y fue en ese momento donde aprovechó a sustraer algo de información de su mente con ayuda del contacto de su mano, afortunadamente los otros guardianes no le prestaron mucha atención a esa acción. Cuando logró lo que quería lo soltó y siguió caminando…Ya sabía a dónde llegar y quiénes eran los miembros de la organización.

-Con permiso- dijo la Haruno siguiendo a su compañera junto a los demás chicos.

Cuando estuvieron lejos de los guardianes Deidara les explicó a los demás lo que había visto.

-Sugoi, estuviste perfecta-ttebayo-

-Me estaba muriendo de nervios…¿Qué tal mi voz?-

-Tranquila no lo notarán, fue estupendo eso de sacar la información de aquel chico-

-Hai, arigatou, démonos prisa no está muy lejos el lugar. Síganme- dijo la chica al tiempo que caminaba hacia una enorme casa. Shikamaru se apresuró para alcanzarla y una vez que estuvo junto a ella le dijo:

-Etto…Problemática…Yo…Hay algo que quiero decirte desde algún tiempo…-

-Shh- lo calló la Yamanaka.

– Ya llegamos al lugar. Lo siento Shika, pero sea lo que sea, tendrá que esperar; Además no creo que sea tan importante ¿cierto?- concluyó ella dejando al shinobi bastante decepcionado.

-Hai, tienes razón Ino, lo siento- respondió al tiempo en que agachaba la cabeza.

Cuando estuvieron frente a la gran casa se reunieron alrededor de Shikamaru para que diera las últimas instrucciones antes de adentrarse a dicho lugar.

-Bien, a partir de ahora dejaremos de ser de Konoha, recuerden que nos presentaremos como asistentes de Deidara y por tal motivo seremos de la Roca al igual que él. Sakura, Naruto, ustedes están conectados a Ino, ayúdenla a analizar y a decir cosas que crean que son convenientes ¿de acuerdo? Hay que registrar y obtener lo más que podamos de esta organización pero habrá que mantener un perfil bajo. ¿Les quedó claro?-

-Hai- asintieron los tres colocándose las bandanas en sus respectivos lugares.

-¡Comienza la operación Happa-ttebayo!-

¡Hola otra vez!

Antes que nada, espero que hayan tenido unas lindas vacaciones y felices fiestas! Que el año próximo sea para mejor, mucho éxito y que sus vidas estén acompañados en todo momento de SALUD, DINERO Y MUCHO AMOR! *.* Ah…y espero que me hayan extrañado al igual que como yo los extrañé a todos ustedes! Jaja :P

Los quiero mucho y espero leer pronto sus reviews, díganme si les ha gustado por favor!

Besos y abrazos! MUUUAAAAA! *.* Jaa-ne

PD: Feliz regreso a clases! (Olvídenlo…eso no es un pensamiento feliz, lo siento! XD)

Ah! Casi se me olvidaba, aquí les dejo este fragmento que encontré en Internet acerca de que quiere decir el color del cabello:

En cuanto a su color, los cabellos negros o muy oscuros indican gran capacidad de amar y voluptuosidad; rubios, más que amor anuncian amistad; castaños, sinceridad en el amor; rojizos, celos; y blancos, dignidad y sabiduría.