Disclaimer: Los personajes de Naruto no son míos, le pertenecen a mi mejor amigo Masashi Kishimoto.

Konnichipuuu! He aquí la conti, espero que les guste.

*********Una pequeña aclaración, en la historia los pensamientos de los chicos serán puestos de esta manera: "De Chica a Chico"

Glosario:

Sugoi=Increíble

Hai=Sí

Taisho=Capitán

Kai=Liberar

Damare=Cállate

Kuso=Mierda

Gomenasai=Perdón

Choko= Taza de cerámica donde se sirve el Sake

Mendokusai=Problemático

Baka=Idiota

Nani=¡¿Qué?

Oe=Oye

Nanda-to= ¡Pero qué rayos!

Omae=Oye tú (de manera más agresiva)

Kami=Dios

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

°-…..CaC IV…..-°

Todos se pusieron detrás de Ino listos para empezar con la misión.

-Tienen que creer que soy Deidara, ¿cierto?…- dijo Ino dando un suspiro.

-¡No Ino, no hagas eso!- gritó Sakura cuando el plan de su amiga se proyectó en su mente.

La Akatsuki comenzó a reír sádicamente como respuesta y sacó varios kunais cada uno de ellos llevaba un pergamino explosivo, tras haberlos sacado todos los lanzó con fuerza hacia la enorme puerta de madera con hierro que protegía la entrada.

Naruto solo se limitó a cubrirse los oídos al ver que ella no se retractaría.

-¡Katsu!- gritó formando un sello. Rápidamente toda la puerta y parte de la pared se redujeron a escombros que se esparcieron por toda la entrada. Varios hombres pronto llegaron ahí.

-¡¿Nanda-to?- gritó uno de ellos al ver lo ocurrido, al parecer era el líder de ese pequeño grupo pues los demás permanecieron detrás de él, esperando alguna instrucción. Ellos vestían un conjunto negro con detalles en verde esmeralda y unos antifaces de distintas formas del mismo color que sus ropas.

El líder quién era el más alto y fornido que los demás, él quien tenía una larga cabellera negra que le llegaba a los hombros, era de pálida piel, poseía también unos grandes y hermosos ojos de color verde. Él se acercó peligrosamente a Deidara y comenzó a inspeccionarlo de arriba abajo y viceversa hasta que…

-¡Deidara-dono! ¿Por qué demonios hizo eso? ¡Ya sabíamos que iba a llegar, estábamos esperándolo desde hace tiempo detrás de la puerta, no era necesario que se anunciara y provocara todo esto con su maldita arcilla!- le dijo mientras acercaba su perfecto rostro hacia él para así regañarlo mejor.

-No creerás con quien está fantaseando Ino- susurró Naruto a Shikamaru con una sonrisa socarrona.

-¿Nani? ¿Con quién?- exigió saber el jounnin.

Naruto solo se limitó a señalar con su dedo al que se encontraba frente a Ino.

-¡Pero qué demonios!-

El rubio le dio un fuerte codazo en las costillas. –Baja la voz baka, además eso fue tu culpa por no decírselo antes, es por eso que lo mío funciona bastante bien con Sakura-chan-

-Sí claro…¡Kuso! Soy un tonto, incluso hace rato lo dijo…a ella le encantan los de cabello negro…- concluyó apretando los puños y los dientes, frunciendo las cejas, tanto que parecía que solo tuviera una.

Ino se quedó paralizada por la cercanía de él y también quedó petrificada al contemplar mejor sus ojos y sus carnosos labios, pero gracias a los pensamientos de la Haruno, logró recuperarse.

"¡Ino baka deja de babosear con él y contéstale algo de una vez!"

Fue entonces que Ino reaccionó.

-¡Omae, aléjate de mí maldito muñeco! ¡No me reclames nada, además me contuve bastante. Tu bien sabes que fácilmente pude haber volado todo el asqueroso lugar, pero no lo hice, así que cierra el pico! Debo confesar que la verdadera razón por la que lo hice fue porque no había nadie para recibirme, hasta el incompetente que protege la entrada de la aldea no me reconoció-hnm! -

-¡Eso es porque cada que pasa el tiempo te pareces más a una mujer en vez de aparentar lo que dices ser! ¡Puedo apostar a que debajo de esa gabardina tienes unos enormes pechos!- se defendió el mayor mientras sonreía socarronamente dirigiendo sus grandes y varoniles manos hacia esa zona.

Ino no pudo evitar sonrojarse ante tal comentario y acción. Broma o no…Había acertado; justo en el blanco…

El Nara comenzó a tensarse al igual que la pelirosada.

Sin embargo el rubio no pudo evitar soltar una gran risotada, que por fortuna sirvió como distracción y se encargó de frustrar el plan de aquel joven quien se giró hacia él con cara de pocos amigos por tal atrevimiento; avanzó hacia él con grandes zancadas y justo cuando se disponía a lanzar un golpe sobre su rubia cabeza, pero una voz grave lo obligó a detenerse.

-¡¿Qué sucede aquí?-

Todos voltearon, buscando a la persona que había gritado.

-¡Sakai! ¿Qué rayos ibas a hacer? ¡Compórtate por Kami!- dijo severamente viendo al azabache.

-Higurashi-sama…Yo…etto…gomenasai- balbuceó el ojiverde haciendo una reverencia.

-Cielos chico…tan impulsivo como siempre. Íbamos a ponerte una prueba similar a esa para ver si realmente eras Deidara y no un impostor, pero con esa explosión y ese arranque de rabia me ha dejado muy claro de que se trata de ti. Al menos nos has ahorrado algo de tiempo ¿cierto?- dijo dirigiéndose a Deidara con una sonrisa. – Pasa por favor, te hemos estado esperando durante horas, es por eso que en este instante no había nadie en la puerta, pero ya tenemos todo preparado- concluyó pasando un brazo por detrás de la espalda del Akatsuki para después apretarlo afectuosamente.

-Arigatou Higurashi-sama- dijo Deidara sonriendo ampliamente y agradeció mentalmente a aquel hombre por ahorrarle el trabajo de "demostrarlo". Posteriormente volteó hacia atrás para ver a sus compañeros y guiñarles un ojo.

"Lo hemos logrado amigos; primera fase…Superada"

-Entremos, ya es tarde y hace frío, lo mejor será que comencemos mañana- dijo el mayor mientras ingresaba a la enorme casa. –Nuestro personal se encargará de lo que necesites-

-Deidara-san por favor entre, ya tenemos preparada su habitación- dijo un joven a la entrada, el señor pudo ver que no solo Deidara estaba ingresando, sino que también tres chicos más lo hacían. Se paró en seco cuando vio a la Haruno.

-Deidara, no sabía que ya te habías conseguido una linda "novia". Aunque no me sorprende, siempre te han gustado los que tienen el cabello pintado del derivado del rojo. ¿Cierto?- le dijo al tiempo que se acercaba hacia Sakura tomando su mano para después besar su dorso.

"¡¿NANDA-TO? "

"¡¿NANI, QUÉ QUIERE DECIR CON ESO?"-

"¡¿Novia-ttebayo?-

-Veo que él pelirrojo no te hizo caso…y por eso te conseguiste una… rosada- dijo Sakai con sarcasmo al pasar junto a él, mirándolos con desdén. Sobre todo a la de ojos jade.

"¡Konoyarro! ¡Lo voy a matar! ¡Shannaro!"

"¿Pelirrojo?"

-Sasori…- siseó la Haruno para darle la respuesta a su amiga en voz alta.

Las chicas se quedaron congeladas, realmente no sabían que decir, sin embargo Shikamaru las ínsito para que le siguieran la corriente.

-Ah…Sí así es, es mi…es mi…no-no-novia- dijo con un enorme sonrojo y a la vez con cara de asco.

"¡Maldita puerca, deja de poner esa cara!"

-Ya veo, me alegro por ustedes. Sin duda hacen una linda pareja. ¡Kana!- tras gritarlo una jovencita se acercó a él.

-Diga, Higurashi-sama- dijo mientras hacia una reverencia.

-Tendrás que cambiarle el cuarto, de seguro querrán dormir juntos-

Deidara y Sakura se voltearon a ver con los ojos desorbitados.

"¿Por qué dicen esas cosas?"

"Cálmate Frentesota…No pasa nada, ya hemos dormido juntas muchas veces, no habrá problema"

"Ha-hai… Pero nunca…de esa manera-

Se voltearon hacia él nuevamente y le dedicaron una especie de…¿sonrisa?

-Amo, lamento informarle que ya no nos quedan más cuartos con camas grandes-

-Entonces consíguele una, Sakai tiene una suite, cámbiasela-

-¿Pero qué…? ¡Mi habitación! ¡Outosan, no por favor, además ni siquiera la van a ocupar, de seguro él no sirve para nada!- gritó bastante enfurecido encarando al rubio mayor.

-¡Silencio Sakai, no digas esas cosas y… ¿Cuántas veces debo decirte que no me digas Outosan?-

-Vamos Kana, ayúdame a cambiar mis cosas al otro cuarto. ¡Chsk! - chasqueó la lengua y se fue rápidamente.

-Enseguida joven amo- contesto con su rostro colorado.

-Cielos, de seguro Deidara debió de haberle hecho algo muy malo como para que lo odie tanto- susurró Naruto a sus compañeros.

Los demás asintieron.

-Lamento haber destruido la entrada Higurashi-sama. Hnm- dijo Deidara.

-Descuida, los hombres de mi hij…de Sakai ya trabajan en ello, dos de ellos tienen el elemento tierra-

Deidara asintió y siguió su camino, cuando volteó hacia atrás vio que Sakura era la única que la estaba siguiendo y decidió preguntar mentalmente para saber de ellos.

"¿Naruto, donde están?"

"Estamos afuera investigando los alrededores"

"Bien"

"Mantennos informadas"

"Claro Ino, en unos minutos estaremos con ustedes"

La jovencita de hace algunos minutos atrás se puso frente a ellas.

-Deidara-sama, mi amo quiere que se reúnan con él para cenar, usted y…¿La "señorita"?-

-¿Nani? Claro que aún soy "señorita"- espetó molesta la kunoichi.

-Hai…se te ve a leguas…- dijo por lo bajo Deidara mientras rodaba los ojos, haciendo reír a la sirvienta.

-¡Oe!-

-Ya, ya…lo lamento. Guíanos por favor Kana-

-Claro señor-

-Oíste me ha dicho señor…-

-Cállate puerca-

Kana volteó hacia ellos sorprendida por aquel comentario. Pero decidió restarle importancia. Quizás había escuchado mal…

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

Todos ya se encontraban en la mesa y quedaban solamente dos asientos libres, justamente uno al lado de su "querido" enemigo y otro al lado de Higurashi-san.

-Ven Deidara, tú te sentarás a mi lado derecho- dijo el jefe señalando la silla que se encontraba a un costado.

-Hai- contesto temeroso ya que vio que Sakai le miraba con ojos rabiosos y también apreció una enorme aura negra saliendo de él.

"Sakura, onegai, siéntate al lado de Sakai, no dejes que me haga daño…"

Cuando se sentó junto al comandante rápidamente Kana se encargó de darle un plato con comida y un choko lleno de humeante sake.

-Arigatou-

-Bien Deidara, como ya te habrás dado cuenta, hay más integrantes en la organización este año. Ellos son Takahiro-san, Akizuki-san, Kiyoshi-san y falta uno más…pero aún no llega-

-Encantando. Hnm- respondió haciendo una reverencia en el orden en se los había presentado. El primero era un hombre alto, de tez blanca, sus cabellos eran grises y tenía ojos azules. El segundo era delgado y del mismo tamaño que el anterior, el poseía una cabellera castaña y sus ojos eran rojos con un aspecto felino, sin duda era un hombre bastante amenazador. El último era más bajito que sus compañeros, tenía cabellos que se asemejaban al color de la miel, sus ojos eran de igual color y mostraba una sonrisa de lado hacia él.

-Pronto, bebámoslo antes de que se enfríe- dijo Takahiro-san alzando su choko.

-Hai- contestaron los demás y alzaron sus tazas.

-Etto…Yo...Hai-balbuceó ya que ella no le gustaban las bebidas alcohólicas, mucho menos el sake, además de que sabía de los 16° grados de alcohol podían ser nefastos en alguien que no acostumbra beber.

-Vamos, bebámoslo- incitó Kiyoshi-san.

Tomó el choko y lo colocó a la altura de su boca, cerró los ojos, pero cuando estaba a punto de beberlo…

-¡Taisho! ¡Hemos encontrado a estos vagos merodeando en las afueras de sus terrenos!-

-¿Qué hacemos con ellos?-

-Llévenlos a la entrada de la Aldea y mátenlos…- contestó el capitán.

-Hai- contestaron los dos. –Caminen, les tenemos preparado un lindo funeral…-

Las kunoichis giraron para ver a los responsables.

"Ayúdennos-ttebayo"

Ellas cruzaron las miradas.

Deidara se alzó rápidamente y azotando sus manos contra la mesa gritó:

-¡Libérenlos! Ellos son míos…-

Higurashi y los demás miembros se giraron hacia él.

-¿Nanda-to?-

Sakai comenzó a reír por lo bajo. -Sin duda esta vez sí le tocará un regaño al muñeco- dijo mostrando una gran sonrisa.

-Oh. Casi se me estaba olvidando, ellos son mis asistentes- continuo Deidara señalando al moreno y al rubio.

-¿Quieres decir que vienen contigo?- preguntó Kiyoshi-san.

-¿Y aun así dejaste que ellos estuvieran espiando en nuestra organización, en la organización de la cual tú también formas parte?- preguntó Akizuki-san clavando sus imponentes orbes en Deidara.

-Hai, son mis pupilos, ellos también son de mi Aldea y no estaban merodeando, yo les ordené que buscaran en los alrededores para verificar que nadie nos hubiera seguido. Hnm- contestó sin vacilar y con la mirada fija hacia ellos.

-Jum- fue el único sonido que emitió el de rasgos felinos. –Bien hecho mocoso, bien hecho- continuo mientras le sonreía y alzaba su choko para beber nuevamente.

Sus compañeros asintieron y siguieron bebiendo.

-¿Nani? Pero…pero… se supone que debían regañarte, no felicitarte como a un perro- espetó el azabache.

-¿Cómo se llaman?- preguntó Kiyoshi-san.

-Etto... Pues…-

"No digan sus nombres verdaderos, cámbienlos, digan lo que quieran siempre y cuando sean diferentes a los suyos"

"De acuerdo. Yo me encargaré de presentarnos-ttebayo"

-Él es Naramaru y es marucón- presentó el gennin a su compañero sin percatarse del significado que le tomarían los demás.

-¿Nani?- preguntó el moreno al escuchar aquello, así que decidió vengarse.

-Ha-hai, y este baka a mi lado se llama Ruto y es puto-

-¡Omae! ¡No es cierto!-

Los mayores comenzaron a reírse estrepitosamente. Ino y Sakura agradecieron a Kami el hecho de que ellos ya estuvieran algo tomados y ya no pensaran adecuadamente.

-¡Cállense!- ordenó Deidara mientras caminaba hacia ellos.

"Son unos torpes, como pudieron elegir semejantes nombres"

Sakura se llevó las manos a las sienes y comenzó a exhalar humo de sus orificios nasales.

Ino se dio cuenta de que no se calmarían así que tomó una drástica medida.

-¡Hai, hai ahora todos saben sus gustos. Estaría bien entonces decirles que ustedes son novios y son una feliz pareja!-

Inmediatamente dejaron de pelear, Shikamaru y Naruto se giraron hacia el "Akatsuki" con pequeñas lágrimas en sus ojos por la repentina declaración.

-En ese caso ellos también necesitarán una habitación grande para pasar estos días- dijo Higurashi-san guiñando un ojo y después comenzó a reír.

El gennin y el jounnin se voltearon ver, en sus caras se podía apreciar la desesperación y la vergüenza.

-¡Todos son unos raros!- gritó Sakai levantándose de su silla y saliendo rápidamente de allí, por una extraña razón su rostro estaba teñido de un fuerte color carmesí.

-Kana, tendrás que buscar otra cama matrimonial-

-Enseguida amo- contesto antes de retirarse.

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

Los chicos se encontraban en la habitación de las chicas. La de ellos se encontraba al lado de ésta.

-Sugoi, estas habitaciones son tan grandes y lujosas-

-Hai, es verdad- concordó la Haruno con su rubio compañero.

-¡Ino, me das envidia-ttebayo! Yo quería pasar la noche con Sakura-chan- se quejó el portador del Kyubi haciendo pucheros. –¡Ahora tengo que dormir con este homosexual en la misma cama!- finalizó mientras señalaba al Nara.

-¡Omae! Te recuerdo que todo esto es tú culpa. ¡Baka! Yo tampoco quería dormir contigo. Yo…quería pasar la noche y dormir al lado de Ino…-

-¿Ah?-

-Etto…hai…am, pues porque tengo más confianza con ella…No me malinterpreten. Además Ino, ya hemos pasado muchas noches juntos, no hay porque avergonzarse ¿o sí?- trató de defenderse el de ojos caoba, pero empeoró la situación.

-¡Puerca! ¡No me habías contado de eso!-

-¿Así que ya cumpliste tu sueño Shikamaru?- le preguntó el Uzumaki.

-¿Nani? ¡No, Shikamaru!- gritó la rubia y se dirigió a él para darle una cachetada. –¡Jum, eres un hentai de lo peor!-

-No Ino, yo…no quise decir eso…-

-¡Damare! Ahora sálganse, sálganse ahora. Ya me quiero quitar esto y también los vendajes. ¡Sakura por favor!- gritó mientras se empezaba a despojar de su gabardina.

Por su parte la pelirosa hizo uso de su fuerza sobrehumana para jalarlos fuera de la habitación.

-¡No Sakura, espera!-

-Lo siento pero mi "maestro" me ha dado una orden. Hasta mañana y …disfruten su primer noche juntos- dijo con una sonrisa y tras decirlo les cerró la puerta en la cara.

-¡Tsk! Problemáticas. Vámonos ya Naruto, tenemos que descansar por muy difícil que sea-

-Mmm…De acuerdo, pero no vayas a abusar de mí mientras duermo, solo porque me parezco a Ino. ¿Eh?- le advirtió el gennin.

Como respuesta el moreno solo se limitó a darle un buen golpe en la cabezota.

~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.

*INNER: ¡Hola! Mi ama y maestra no se encuentra en estos momentos, así que yo estoy cuidando su fic.

*INNER: Si no dejan reviews…¡Les cortaré los dedos! Para que así tengan una buena razón del porque no pudieron dejarle un RW a mi amada Chanekin.

(RISA SADICA)

°-YO: ¿Pero qué demonios dices Inner? ¡Estoy aquí!

*INNER: Solo estoy advirtiendo lo que les puede pasar linda, nada grave…

°-YO: Ni siquiera me has preguntado si lo apruebo.

*INNER: De acuerdo… ¿Puedo cortarles los dedos, ama?

°-YO: ¡No! Si les cortas los dedos, ¿Con qué van a dejarme un RW?

*INNER: Pueden dejarlo con su lengua.

°-YO: ¡Inner! O sí, sí claro…¡Estás mal! Anda…regresa a mi mente y no salgas hasta que yo lo autorice, ¿quieres?

*INNER: Como usted quiera…

°-YO: Espera, mejor córtales la lengua.

*INNER: (MOSTRANDO LOS COLMILLOS) Eres la mejor…

¡Ejem! Disculpen todo lo anterior. Espero que les haya gustado y prepárense para lo bueno. Gracias por leer. .

PD: Dejen un review, es enserio lo anterior. XD

Saludos! Besos! Muuuaaa! *.* Los quiere, la verdadera y única Chanekin.n