Autor: AndreKimiko/AIlussion95

Fandom: Fullmetal Alchemist

Claim: Tabla Ilusoria

Tema:#09~Engaño mutuo

Título: Zona de confort

Resumen: Nadie nunca los obligará a tener avances, pero todos saben que detrás de esas sonrisas que se dedican hay más que solo cariño fraternal.

Conteo de palabras: 270 palabras

Advertencias: Ninguna

Notas: Hecho en un brote de insipiración que duro menos de media hora. Espero que al menos le guste a una persona.

Disclaimer: Fullmetal alchemist y sus personajes no me pertenecen, son propiedad intelectual de Hiromu Arakawa. No hago esto con fines de lucro.

If life is made of moments…

Zona de confort

No era como si todo el pueblo supiera que pasaba algo entre ellos, pero siempre lo supusieron. No es como si en Central se apostara cuando era la boda, pero siempre tenían un oído parado en caso de que se diera un avance. No es como si Pinako los estuviera vigilando a cada momento, pero estaba lista para tener una charla con ellos cuando el momento fuera justo. No es como si Al ya tuviera lista la frase de celebración, pero sabía que todo le saldría natural cuando pasara.

Porque, una vez que los conocías, sabías que iban a estar juntos. Los veías pelear y notabas su tono de preocupación y después la felicidad mal disimulada en una queja. Los encontrabas en la cocina cocinando un pie de manzana completamente solo y enfrascado en una tranquila conversación, que fluía de un tema al otro sin ser cambios demasiados bruscos o caminando juntos hasta el cementerio para dar sus respectivos respetos.

Aún después de un año de estar viviendo juntos en esa casa, solo ellos no parecían ver que hace mucho la chispa había encendido y había una flama bien brillante entre ellos. Pero, funcionan tan bien así que nadie ha hecho nada por forzar adelantos más que un pequeño comentario por aquí o por allá. Además, son jóvenes, les quedan muchos años por vivir y mucho por experimentas, que disfruten esa hermosa etapa.

La etapa en la que se engañan creyendo que detrás de esa sonrisa que solo entre ellos se dedica no hay más que solo cariño fraternal y detrás de esa mirada no está el deseo de más.