Disclaimer: los personajes pertenecen a Stephenie Meyer, la historia a mí.


Capítulo 1: Mi hija y ¡Jacob!

EPOV

Me sentía fatal.

Estaba mirando a Bella, se veía dormida pero yo sabía que en verdad lo debería de estar pasando fatal.

No lo entendía ¿por qué no gritaba?

- Deberías…- Deberías ir a patearle la cara al chucho imbécil por haber echo esa abominación, ¡por el amor santo! ¡Es tú hija! ¡Haz algo! – pensó Rosalie.

- Ya me haré cargo del chucho luego, ¿Reneesme está bien?- le pregunté.

- Si, pero pregunta por su madre…- " también pregunta por ti, quiere conocer a su papá. Baja a verla, Bella se va a poner bien, ahora hazte cargo de tu hija"- me dijo Rosalie.

- Ahora bajaré- le respondí.

- ¿Qué le dirás?- "o sea, le vas a matar obviamente"- me preguntó.

- Que se lo diga Bella cuando despierte- le dije.

No podía matarle, no ahora, Bella se enfadaría mucho si se despertara y supiera que había matado a su mejor amigo.

Rosalie se fue y me quedé unos minutos más diciendole cosas a Bella.

- Amor, ya se que te debe estar doliendo mucho…- le dije.- Esto acabará pronto… Te amo, gracias por existir, gracias por darme de todo y cosas que ni permitía imaginar… Papá... Soy papá... Nunca me imaginé en esta situación, gracias por darme el regalo más bonito del mundo- le dije y le besé en los labios.

Comencé a bajar las escaleras.

"Que bonita, se parece mucho a Edward"- pensaba Emmet- "Espero que Bella esté bien, no podría vivir si ella muriera ahora"- pobre Emmet, sabía que él quería mucho a Bella, tenían una relación muy fuerte, aunque no se dieran cuenta.

" Gracias por todo Bella"- pensaba Esme.- "Gracias por haber escogido a Bella, Edward, sin ella no seríamos una familia completa, tenéis una hija…¡Soy abuela! ¡ Qué bien, nunca me habría imaginado como abuela!

" Es preciosa es como si huibiera cumplido mi más bonito sueño"- pensaba Rosalie.- Un bebé en casa, será la niña más hermosa del mundo, la más mimada de toda la historia".

"Felicidades hijo, tenéis una hija estupenda, y hermosa, se parece mucho a ti, aunque tiene los ojos de Bella…"- ese era Carlise.

" Que bien hermano, pienso que eres el vampiro más completo del mundo, debes de estar contentísimo… Papá, eres papá"- pensó un Jasper emocionado.

"No tiene ropa, le tengo que comprar ropa, no puedo tener una sobrina tan linda y que no tenga ropa"- Alice…

Estaba en la puerta del comedor cuando un pensamiento me sacó de mis casillas.

"Lo siento Edward… yo no pretendía… sabes que no lo podemos controlar… solo quiero que sea feliz… No me mates, no aún"- Jacob…

Todos se giraron para mirarme.

Pude ver a la bebé más hermosa que había visto nunca, mi hija, era mi hija. No me lo podía creer.

Estaba en los brazos de Esme y me miraba con una sonrisa en la cara.

Me extendió los brazos para que la pudiera coger. Se veía impaciente.

La cogí en mis brazos.

Debí de tener una sonrisa boba, de esas que tienes cuando te sientes completamente completo y no te la puedes quitar de la cara.

Puso su manita en mi cara.

"Eres mi papá"- escuché claramente a Reneesme.

Me quedé parado durante un segundo.

Un bebé que solo tenía unas horas me acababa de hablar y además lo hacía a través de su manita.

No es como si le leyera la mente.

No.

Había sentido como me había hablado directamente al cerebro.

Tenía un poder.

A lo mejor era herencia mía.

- Si, soy tu papá- le respondí con una sonrisa tierna y le comencé a besar las mejilla tiernas.

Podía notar la sangre correr por sus mejillas.

La analicé entre beso y beso.

Era hermosa, no sin duda, era más hermosa que cualquier bebé del mundo.

Tenía claramente mis características de mi cara.

Tenía a una mini Edward.

Pero los ojos, los ojos eran de su madre. Tenía los ojos color chocolate de su madre.

Una mirada penetrante, extraño, pero mi hija era muy lista.

Su pelo era de mi color, cobrizo, pero con los rizos de… Charlie.

Hasta Charlie tenía su parte en mi hija.

Era perfecta, era una perfecta parte de Bella y de mí.

Perfecta.

No me podía creer lo que estaba viendo. Era mía, este bebé era mi mitad, una mitad perfecta de mi.

Si pudiera llorar, lo estará haciendo ahora, era tanta la felicidad que me embargaba.

Y pensar que tan solo hace unos cuatro años era el ser más vacío del planeta…

Ahora lo tenía todo. Gracias a Bella.

Ella lo ha sido todo para mi, me ha hecho darme cuenta de cómo era una vida llena. Me ha hecho sentirme feliz en todos los momentos que he estado con ella.

Miré a mi hija que me puso otra vez su manita en mi cara.

"Quiero ver a mi mamá"

- Tu mamá estará contigo dentro de unos dos días- le dije y pude ver como estaba a punto de llorar.- No llores, está bien, solo que ahora está dormida y aún no se puede despertar- le dije tiernamente acariciando sus mejillas.

"Le he hecho daño"- pensó mi hija.

- No- no quería que pensara eso.- No, lo que pasa es que esatá muy cansada, no digas esas cosas.

" Ahora ya no me va a querer".

- Claro que te quiere, te ama más que a su propia vida, solo deja que descanse- le dije.

Nos quedamos mirándonos hasta que comenzó a cerrar los ojos.

Al fin se durmió.

Era tan hermosa…

Era idéntica a su madre.

Me sentía muy bien viéndola dormir, en mis brazos, no se había querido separar de mi.

Me senté en el sofá con Renesmee dormida.

Dentro de poco conocería a Bella.

De repente me sentí fatal.

¡Mierda!

Bella…Bella es una neonata…

¿Podrá aguantar el olor de la sangre de Reneesme?

No me imaginaba a Bella atacando a nuestra hija.

No, eso no lo haría nunca, pero si ella no lo soportaba…

¿Qué debía hacer?

Nuestra hija había heredado parte de los dos.

Tenía mi dieta, era vampiro en esta parte. Ella solo quería sangre.

Pero tenía un fuerte corazón que le latía muy deprisa. La sangre corría en sus venas.

¿Cómo lo debía hacer?

Un olor asqueroso me sacó de mis pensamientos.

- Edward…- era Jacob.

Toda mi familia me había dado un momento de intimidad con mi hija, ¿qué quería ahora?

-Que – le dije sin mirarle, en estos momentos solo tenía ojos para mi hija.

- Ya sabes que esto no lo puedo controlar…- ¿me estaba viniendo con el cuento: lo siento pero me quedé imprimado de tu hija?

- Estás mal…- no le miraba me repugnaba.- Primero dices que el amor de tu vida es Bella, que no puedes vivir sin ella, ¡cielo Santo la besaste! ¡ Y ahora me vienes que te has enamorado de mi hija! ¡ Mi hija! ¡ Todo lo que amo tiene que ser tuyo! ¡ No te puedes ir ya de una vez y dejarme en paz!- le grité.

- No estoy enamorado, solo quiero su felicidad, pero ahora tengo una respuesta por mi apego a Bella- se paró un segundo para coger aire.- Necesitaba estar a su lado para poder conocer a su hija- levanté la vista para poder mirarle.- Sólo quiero la felicidad de Nessie.

- ¿Qué cómo le has llamado?- le pregunté.

- Es que el nombre es muy largo y es más fácil Nessie- dijo temeroso.

- Jacob si no fuera porque tengo a Renesmee en brazos te despegaba la cabeza de tu cuello.

- No te enfades, yo se que me puedes llegar a entender… solo quiero su felicidad.

- No te mato porque prefiero que lo haga Bella, pero si, te puedo llegar a entender- le dije.

- Te tengo que pedir una cosa- me dijo.

- Más cosas- le dije molesto.

- Solo que antes de que Bella conozca a Nessie, que me vea a mi, a ver si me puede soportar.

- Vale, eso me parece bien- le dije volviendo mi vista a mi hija.- Ahora vete- prácticamente le ordené.

- No le digas nada a Bella, se lo quiero decir yo.

- De acuerdo.

Jacob se fue y me quedé con mi hija.

Alguien entró, otra vez era desagradable el olor, pero lo podía soportar.

- Edward, felicidades- me dijo un Seth emocionado.

- Gracias- me alegraba de verlo, aunque era un lobo era como mi amigo.

Se acercó y me dio unas palmadas en mi hombro.

- Es hermosa, como su madre- me dijo.- Estoy muy feliz de que seas feliz Edward.

- Gracias Seth, me alegro de que hayas venido- le dije mientras le sonreía.

Después de un rato de conversas alegres se tuvo que ir y mi familia vino a hacerme compañía.

Estaba Emmett mirándome fijamente.

- Emmett, quieres coger a tu sobrina- le pregunté.

- Si- dijo eufórico.

Se la entregué y estaba muy feliz.

- Ala, Edward, nunca pensé que llegaras a tener a una hija, es tan irreal- me dijo

- Ya- le dije mientras la miraba embobada.

- Y pensar que hace solo unos meses eras un frustrado sexual y mira ahora que tenemos aquí- dijo riéndose.

- Emmett, ¿nunca cambiarás?- le dije riéndome, estaba demasiado feliz para enfadarme.

- No- me respondió.

Y así comenzó a amanecer.

Un nuevo día con mi hija.


Hola chicas!

Aquí está el comienzo de la secuela =)

Será casi que totalmente EPOV.

Mil gracias a (reviews del último cap): Jos WeasleyC, yolabertay, lexa0619, carol, klaxi, Tast Cullen, Zoe Hallow, lokaxtv, missju, martuuu, isabella1992vas, isa-21.

Espero que os haya gustado =)

Nos leemos

Saludos, bss i abrazos

Laura

P.D.: Feliz Año Nuevo (adelantado, XD)