*Fullmetal alchemist no me pertenece. Es propiedad de Rumiko Takahashi.

Bésame

Cogió su mano desesperada. Quería atrasar un poco más su partida. Él la volvió a ver sorprendido. Antes de que pudiera decir algo ella lo beso. Un beso desesperado, buscando consuelo.

Soltó la maleta, la cual hizo un fuerte ruido cuando cayó al suelo. Con su mano libre se apoderó de la cintura de la chica acercándola más a él, mientras profundizaba el beso. No entendía que pasaba, ni el por qué ella lo había besado de esa manera. Durante todo el beso en ningún momento soltó su mano. Sintió como si el mundo diera una vuelta y todo estuviera al revés.

Se separaron lentamente cuando sus pulmones empezaron a gritar por oxígeno. Lo miró sonrojada, había actuado sin pensar. Su mano se movió sola y cuando se dio cuenta lo besaba apasionadamente. Solo había sentido que quería hacerlo.

Miró profundamente en sus hermosos ojos azules. Había miedo, preocupación y amor. Separo su mano de la de la chica y la puso en su mejilla. Winry puso su mano sobre la de él y cerró los ojos. Quería que ese momento durara un poco más, quería que no se fuera.

"Winry" abrió los ojos para encontrarse con esos orbes dorados que la hipnotizaban. "Volveré lo más rápido posible. Lo prometo." Dijo en un susurro. Ella asintió resignada. Sabía que Edward debía irse. La volvió a besar dulcemente, beso al que ella correspondió.

"Cuídate." Le dijo antes de que él saliera por la puerta. "Te amo…" susurró tristemente.