¡Saludos a todos mis queridos Nakamas!

Aquí les presento la continuación del final de la serie Gatchaman Fighter…bueno, que más quisiera yo, ya que no tengo ni los derechos ni nada, que los haga míos, como para decidir su futuro, tan solo tengo los sueños que todo otaku tiene con sus héroes favoritos y que inspiran todas estas historias.

El siguiente fanfic, esta basado a partir del capitulo final, mismo que deja a todos con las dudas de si murieron o se salvaron los miembros del equipo científico ninja, de la última gran amenaza de Sosai Z.

Como muchos deben saber, hay tres temporadas de Gatchaman o Fuerza G, como conocimos esta fantástica serie en México. Las temporadas son… Gatchaman, Gatchaman II y Gatchaman Fighter.

En la primera parte, se presentó el extraterrestre Sosai con la intención de conquistar la tierra, en esa ocasión tiene la ayuda de Berg Katse o Galactor al que promete convertir en el gobernante del planeta, Gatchaman lo detiene, pero en la última misión muere el cóndor Joe, el segundo al mando del equipo.

En la segunda temporada, Sosai regresa por la revancha pero ahora se hace llamar Sosai X y dirige a GhelSadra, Joe vuelve al equipo transformado en un cyborg y junto a sus compañeros, vencen al extraterrestre.

En la última versión, una parte de Sosai sobre vive y continua su pelea, pero ahora se le conoce como Sosai Z, convence a un sujeto llamado conde Egobossler para que dirija sus ejércitos con la promesa de hacerlo supremo gobernante del mundo, pero desde un principio sus propósitos siempre han sido destruir nuestro planeta. La ISO posee un arma muy poderosa que ayuda a acabar con el enemigo, pero a un alto precio, en el capitulo final te dejan pensando si los chicos del equipo ninja, murieron o no. Digamos que no murieron, ahí inicia esta historia, espero sea de su agrado y que la disfruten.

¡Ah! Por cierto, todos los personajes de la serie Gatchaman son propiedad de sus respectivos creadores o empresa productora, algunos nombres de famosos sacados de libros y utilizados en el fanfic, también pertenecen a sus respectivos dueños, con respecto a la historia y algunos personajes o personalidades, son asunto mío, pero que quede en claro, que no busco ganar dinero con ellos ni mucho menos, solo quiero entretener y obtener algunos mensajes de apoyo o criticas constructivas.

Esta historia contiene temas sobrenaturales, yaoi (amor entre hombres) sexo explicito, leguaje altisonante y posible violencia, si nada de esto te gusta, mejor deja de leer y busca algo más de tú agrado, no quiero ofender a nadie con mis letras. Gracias.

Ahora si…comencemos.

Gatchaman Inmortal.

Por Haoyoh Asakura.

Capitulo 1.

La guerra por fin había terminado, la batalla contra el extraterrestre Sosai Z, que tanto tiempo había llevado y que tantos sacrificios había cobrado, acabó en manos de los jóvenes héroes del equipo científico ninja, el enorme asteroide antimateria que controlaba la entidad alienígena, como arma para destruir nuestro planeta, fue eliminada por completo, asegurando la vida en nuestro mundo por muchos años más.

Todos los seres humanos, en especial los expertos de la ISO (International Organization of Science) se mantenían al tanto de cada detalle, que ocurriera fuera del orbe, prestando mayor atención al posible regreso de nuestros amigos. Las opiniones al respecto eran muchas y muy variadas, los que conocían todos los detalles de esta última misión, todo lo que sacrificaron cada uno de los guerreros del equipo de Gatchaman para llegar a la victoria, guardaban pocas esperanzas de verlos de nuevo con vida, ¡vaya!, simplemente verlos algún día, el único que a pesar de tener todas las probabilidades en contra y que creía firmemente que los chicos regresarían con vida, era el jefe de ingenieros Kamo.

El hombre de 59 años de edad y abundante mostacho, miraba preocupado el rojizo cielo del atardecer, buscaba sin cesar entre las nubes y la distancia, alguna señal de la poderosa nave Gatchaspartan, seguro de que Gatchaman y su equipo regresarían con ellos. Compartiendo la misma angustia, pero no las mismas esperanzas, un miembro de la organización salió del edificio, para hablar con el maestro mecánico.

Maestro Kamo… ¿Usted cree que hayan sobrevivido?... la misión era muy peligrosa, prácticamente imposible y…bueno…quizás no pudieron volver.- comprendiendo por un gesto que hizo el hombre del mostacho, de que eso no era lo que deseaba escuchar, el tipo de traje y corbata, trató de cambiar el rumbo de su opinión sin mucho éxito.- Bueno, si lograran regresar, no todos lo harían ¿O si? Digo, sabe que no logramos detener el deterioro de sus células y…él quizás esté…-

Están vivos…todos…- respondió Kamo a su compañero de trabajo, de manera cortante.- Tienen que estarlo, lo sé…-

El hombre de traje café claro, guardó silencio en señal de respeto a la inquebrantable fe del técnico, en lo personal el hombre de la ISO, pensaba todo lo contrario. La entidad llamada Sosai Z, había presentado un reto mayor que el de sus antecesores, sus monstruos mecánicos estaban creados de un material mucho más resistente y nada, excepto la técnica llamada Hypershoot, que consistía en una espada cargada con energía delta, capaz de alcanzar los 200.000 kw de potencia, podía cortar el acero del enemigo al primer golpe, una poderosa arma de doble filo, pues poco a poco, el uso de esta defensa iba acabando con el portador. El conocimiento de esto, era lo que impedía que muchos hombres y mujeres de la ISO, guardara esperanzas sobre el bienestar de los muchachos.

Pasaron varios minutos en completo silencio, el robusto mecánico y su elegante compañero continuaron esperando en el techo de uno de los edificios más altos de la organización, hasta que un mensajero del equipo de vigilancia, llegó en busca del resto del personal. Al encontrarlos, entusiasmado y sin siquiera anunciarse con el debido respeto a sus superiores, gritó.

¡Tenemos señal! ¡Tenemos señal!-

¡ ¿Queee?- exclamaron ambos hombres.

El trayecto de regreso al centro de mando fue recorrido con gran rapidez por los tres caballeros, cuando Kamo llegó al lugar, observó a todo el personal corriendo y cumpliendo órdenes de sus superiores, uno de los expertos que trabajaba en el radar, había localizado una señal conocida y todos comenzaron a rastrearla en todas las coordenadas, esperando que fuera la nave Gatchaspartan, rogando que el milagro se hiciera realidad, que dentro de ella viajaran nuestros cinco amigos. De pronto, todas las pantallas de las computadoras se iluminaron con la majestuosa figura del ave fénix en llamas, los micrófonos especiales que estaban dirigidos a las afueras del planeta, transmitieron el canto de la mitológica criatura al tiempo que cruzaba el espacio, tomando el camino directo a casa.

La celebración entre los miembros de la organización, técnicos y especialistas, no se hizo esperar, la figura cubierta de fuego, atravesaba el oscuro cielo anunciando a todo aquel que estuviera atento, la llegada de nuestros héroes al planeta tierra, tanto los científicos como los sobrevivientes de las ciudades más cercanas, alzaron sus voces y manos en señal de victoria, festejando el comienzo de una nueva era de paz y prosperidad, claro, nada puede ser eterno, quizás haya una nueva amenaza esperando, pero no había de que preocuparse, el equipo científico ninja estaría siempre con ellos, estos jóvenes héroes se encargarían de protegernos, ese era el pensamiento general en el mundo.

Los aparatos de la ISO informaron que la computadora de la nave Gatchaspartan anunciaba su llegada y pedía tener listo el hangar para su aterrizaje, el permiso fue concedido y con esto, iniciaron los preparativos para recibir a los miembros del equipo Gatchaman, toda un ala de hospital, con equipo y maquinaria fue alistada para su atención médica, especialistas y técnicos, entre ellos el maestro Kamo, vestidos con trajes especiales para radiación y calor, se agruparon tras las puertas del depósito en expectativa de su llegada, solo una señal necesitaban para atravesar las puertas de metal y buscar a la tripulación de la nave, la espera no fue mucha, a los quince minutos de estar listos, el espacio dentro de las instalaciones fue ocupado por la enorme embarcación, como era de esperarse, el metal de esta aún estaba ardiente y poseía una extraña energía, la misma que se encontraba dentro de Sosai Z y que era de conocimiento de los humanos, así que pronto fue eliminada.

Luego de arrojar una especie de líquido químico para acabar con la radiación y bajar la temperatura del vehículo, el maestro Kamo encabezando las tropas de rescate, se adentraron al interior de la cabina, al principio no respondían las luces, por lo que todo el lugar estaba oscuro, el localizarlos en sus asientos no era un problema para el hombre de robusta figura, pues él había diseñado el lugar y lo conocía perfectamente, al llegar al puente de mando, lo que vieron nunca se lo hubieran imaginado en su vida, parecían haber cinco capullos con luz en la cabina en lugar de los clásicos asientos, pero al irse acercando, pudieron entender mejor de que se trataba, alguien había rediseñado el lugar y los tripulantes en vez de ocupar sus respectivos sillones, se encontraban descansando en el interior de cinco capsulas de metal y cristal a modo de ataúdes, seguros y protegidos de las fuertes temperaturas, la presión que el ingreso al planeta exige y de la energía del satélite enemigo.

¡No lo puedo creer!- se escuchaba por la radio que compartían los rescatistas dentro de sus cascos.- ¡Todos están aquí!-

¡Las máquinas indican que están con vida!- revisaba otro técnico una computadora al costado de las capsulas.

¿Quién habrá hacho todo esto…?- se preguntaban, pero eso no era lo importante ahora y así se los hizo saber el jefe Kamo.

¡Vamos! No perdamos mas el tiempo ¡Sáquenlos de aquí!-

¡Si señor!-

El jefe Kamo si sabía quien había hecho los cambios a la nave Gatchaspartan, no había duda que fue el fallecido director de la ISO, el Dr. Nambu. Ahora entendía el porque era tan importante que él le diera a Ken, antes de partir a su última misión, un pequeño emblema por parte del científico, este era un dispositivo, programado para rescatar a los chicos y mantenerlos seguros en su regreso a la tierra, ahora lo comprendía todo…y lo agradecía.

Las capsulas fueron extraídas para dirigirse de inmediato al hospital, el tiempo corría y no debían perder ni un segundo más del que ya habían derrochado, cada uno de los integrantes del equipo científico ninja, fue instalado en una habitación exclusiva para su atención médica, los doctores y demás especialistas trabajaron incansablemente en recuperar la salud de cada uno de nuestros queridos amigos. Pasaron más de tres semanas de incontables tratamientos y rehabilitaciones, las condiciones que predominaban en la dimensión de Sosai Z, fueron más exigentes con la resistencia de los miembros del equipo, afortunadamente los chicos eran jóvenes y fuertes, este percance no los iba a eliminar tan fácilmente, al menos no a cuatro de ellos.

El cóndor Joe, fue el primero en ser dado de alta, su condición actual como cyborg, aseguró su supervivencia en la última misión, claro, no por ello quiere decir que simplemente salió caminando de su capsula de salvación y ya, no, los especialistas de la ISO, se encargaron de resarcir los daños que presentaron sus sistemas, para que pronto volviera a la normalidad, bueno, la que actualmente puede ofrecer su nueva existencia. Al terminar la segunda semana de hospitalización, el segundo al mando del equipo científico ninja, fue dado de alta y ya estando libre, de inmediato se dedicó a buscar al resto de sus compañeros, en especial a Ken, el líder del grupo y su novio.

¿Alguien sabía sobre la relación entre estos dos bellos caballeros? no necesariamente, no era algo que ellos mismos pusieran en primera plana, pero tampoco era un secreto de estado que debían guardar celosamente, todos los que les rodeaban de una manera u otra ya lo venían sospechando, solo tuvieron que unir los cabos, vaya, el aspecto del joven Ken Washio no era precisamente el máximo ejemplo de ser un súper macho, al contrario, su físico estilizado, los grandes ojos azules, cubiertos por unas largas y pobladas pestañas, el cabello hasta los hombros color castaño y sus carnosos labios, lo hicieron el sueño y deseo de muchos, entre ambos sexos, ellos no podían dejar de pensar que el niño era gay, ya no solo por su imagen, si no también por el hecho de saberse la letra completa de la canción "Wishin' and Hopin'", si, la entrada de la película "La boda de mí mejor amigo", un clásico de las comedias románticas (Tomemos en cuenta que estamos en un siglo más avanzado y el material actual ya es un clásico aquí).

Él se defendía con el pretexto de que era lo que más repetían en la radio, con tantas batallas, era un milagro que aún hubiera transmisión y que se les debía apoyar escuchándolos, además que el chico nunca pudo pagar el cable o la señal satelital y por ello solo contaba con un viejo aparato para entretenerse, igual nadie le creyó, y Joe comenzaba a sentirse nervioso cada vez que cantaba y tarareaba eso, ya que parecía insinuarle algo. A pesar de todo lo anterior, no faltaba la ingenua que aún creía poder atraparlo.

¿Y con respecto a Joe? Él si que era la imagen ideal del macho entre los machos, alto, fuerte, rudo y viril, igual te tomaba un vaso de agua como uno de tequila sin sufrir ningún percance con este último, de mirada penetrante y voz imponente, cabello quebrado y castaño hasta la nuca, espalda ancha y brazos musculosos ¿Cómo era posible que alguien así fuera gay también? Bueno, ya saben lo que dicen, los hombres más guapos, siempre son gay, y el hecho de que siempre estuviera junto al chico Washio y ambos se comportaran tan…"Amistosos" entre ellos, lo decía todo, y la verdad, nadie se atrevía a preguntarle a Joe si era o no homosexual, por temor a perder un diente al hacerlo.

Aprovechando su temprana liberación, Joe fue a comprar fuera del hospital, un pequeño ramo de flores, algo discreto para que no crean que es un cursi romántico y una cajita con fresas, de esas que hay en los supermercados con medio kilo de fruta, el siciliano bien sabía que su adorado, amaba las fresas por sobre todas las cosas, que él solo podría acabar con una plantación completa de esta fruta si lo dejaran, seguro que este sería un buen regalo para él, bueno, quizás los médicos no le permitirían a Ken probarlas, por su estado actual, pero eso no le quitaba a Joe la oportunidad de comerlas frente al este y degustarlas, confiaba que esto le molestaría y lo sacaría pronto de la cama…pero…

Al fin Joe dio con la habitación de su muchacho y no fue precisamente lo que esperaba encontrarse, esta era diferente a la suya o incluso a la del resto de sus compañeros. El cuarto era grande y estaba dividido en dos espacios por una pared de cristal, en uno estaba el joven recostado sobre una cama y conectado a diversas máquinas, vestía una bata blanca, sus piernas estaban cubiertas con una sabana del mismo color, su rostro se hallaba oculto por una mascarilla y sus brazos estaban conectados a diversas sustancias, su cabeza mostraba una venda que le rodeaba a la altura de la frente, además, tenía algunos cables unidos con ventosas en el pecho y en las sienes, realmente se veía mal. La otra habitación tenía una pequeña sala y un escritorio con computadora, misma donde se monitoreaba el estado y avance del paciente, ahí Joe se encontró al maestro Kamo y a varios doctores hablando sobre el estado actual de su novio. Desconcertado ante la cantidad de médicos y máquinas, Joe preguntó.

¿Qué está pasando aquí?-

¡Joe! ¿Qué haces aquí? Se supone que no…-

¿Qué significa todo esto? ¿Cómo está Ken?-

Pues…-

El viejo maestro de técnicos, comenzó a explicar al cóndor, sobre la precaria condición de su amigo, desgraciadamente el cuerpo de Ken ya estaba muy dañado por culpa del Hypershoot, esta poco a poco fue destruyendo las células de todo su cuerpo, minando la salud del joven guerrero, los médicos determinaron que el mal que le aquejaba, era una especie de leucemia demasiado avanzada, estos probaron de todo para erradicarla de su cuerpo, pero fue en vano, mientras siguiera usando la energía delta, nada de lo que hicieran podía ayudarlo, prácticamente el líder del equipo quedó desahuciado, se le advirtió que si usaba una vez más el arma de la ISO, firmaría su sentencia de muerte…y así lo hizo al final de la batalla, ahora, los doctores y demás especialistas luchaban segundo a segundo para salvar la vida del gran Gatchaman, en una guerra ya perdida.

Pero…debe haber una forma…tiene que haber algo más…- insistía Joe desesperado.

Eso hacemos chico, hemos investigado y trabajado en diversas teorías que podrían ayudar, pero hasta ahora nada a resultado.-

¿Y qué es lo que sigue?- casi suplicaba el cóndor.

Pues…- ante la única respuesta de Kamo, los presentes que trajo Joe, terminaron esparcidos en el suelo.

Mientras esto pasaba a la segunda semana de haber sido Joe dado de alta, a la cuarta le siguieron sus demás compañeros, ya no tenían que continuar con más tratamientos ni ejercicios de rehabilitación, ahora solo era descanso y buena alimentación. Hasta ahora ninguno de los muchachos había tenido contacto con el resto del equipo, sabían que Joe había salido antes que ellos y que en ningún momento se digno a visitarlos, pronto tendría que rendirles cuentas sobre ello. Lo primero que hizo Jun al salir de su recamara, a pesar de querer ir a ver a Ken, fue visitar a su pequeño hermano, la chica vestía una pijama rosa y una bata del mismo color con pantuflas blancas, al llegar con Jinpei, este aún estaba en la cama, con el mismo atuendo que ella, pero en azul y miraba con gran interés su laptop.

Jinpei, vamos, debemos buscar a Joe y a Ken… ¿Aún no estás listo?-

Ya estoy vestido nee-chan, solo miraba una vez más el especial de bienvenida que nos dieron… ¡No es justo!-

El especial de bienvenida para el equipo Gatchaman, fue un evento que se realizó a la semana de su llegada del satélite enemigo, como era de esperarse los chicos no pudieron asistir, por lo que una vez más, fueron los robots los que recibieron los honores por ellos. Jinpei no dejaba de envidiar la suerte de su imitador mecánico, pues la fiesta que les dieron fue de proporciones magnificas, varios mandatarios y reyes asistieron para premiarlos con medallas y llaves de sus ciudades, solistas y grupos importantes interpretaron sus mejores temas, incluidos algunos escritos especialmente para el equipo.

¡No es justo! Yo debí estar ahí ¿Por qué no esperaron a que saliéramos del hospital?- reclamaba al ver que uno de esos grupos de cantantes estaba formado por diez niñas de 15 años, las cuales a la primera oportunidad, se lanzaron a abrazar y besar a sus héroes.

Entiende Jinpei, la gente quería vernos de inmediato, el decirles que estábamos heridos les habría bajado el animo, así, con los robots, pudimos mantener viva la esperanza y…-

¡A mi no me importa la esperanza, yo quería que las "Nipón babies" me besuquearan!-

¡Deja de portarte como un niño malcriado y vamos!- reclamó Jun dándole un zape en la cabeza.

¿Ya están listos?- preguntó Ryu vestido igual que el pequeño, de bata azul y pantuflas blancas, desde afuera de la puerta.

Si, vámonos.-

Así los tres amigos se fueron juntos por el largo pasillo, mientras los chicos seguían mirando el especial en la laptop del niño, Jun se encargaba de encontrar la habitación de su compañero, no tardaron mucho en llegar y sorprenderse al igual que el siciliano, por lo complicado de las instalaciones, en el recibidor, estaban Kamo y Joe, el primero en el escritorio y el segundo viendo por el cristal, ambos en un silencio mortal y con aspecto cansado.

¡Joe!-

¡Chicos!...- el joven estaba sorprendido al encontrarse con todos sus compañeros fuera de sus habitaciones, no pudo decirles nada más ni preguntarles sobre sus condiciones, debido a la frustración que estaba viviendo, los muchachos al ver por el vidrio, a su compañero caído, comprendieron y se enfocaron en un tema más importante.

¡Ken!-

¿Cómo se encuentra?- pidió saber Jun, a pesar de ver que el chico al otro lado del muro estaba lejos de ser el mismo joven vigoroso que conocía.

¿Cómo está aniki?- preguntó Jinpei en un susurro.

¿Qué han dicho los doctores?- le siguió Ryu.

Joe no pudo responder a ninguna de sus preguntas, en su lugar, prefirió darles la espalda y seguir contemplando por el enorme cristal de la habitación, al chico que parecía dormir plácidamente en su lecho, Kamo fue quien atendió todas las dudas de los chicos, en un tono nada alentador.

¡Muchachos! Yo…hemos hecho todo lo posible por Ken, lo juro, pero su condición cada vez va decayendo más y más rápido…y…bueno, hemos estado pensando que…-

¿Qué?- preguntó Jun a Kamo, este siguió balbuceando.

Ya hemos revisado todos los proyectos que el director Nambu dejo en su oficina y ninguno se ha adaptado a las necesidades del niño y por ello los médicos sugieren que...-

¡¿Qué?- como el hombre del mostacho no acababa de hablar, Joe dijo…

Quieren desconectarlo.-

¡ ¿Queeeee?-

El llanto, los reclamos y negaciones por parte del resto del equipo no se hicieron esperar, cada uno preguntaba o proponía diversas alternativas, Joe por su parte no se unía a sus amigos, ya que toda su energía y concentración estaban enfocadas en contener su furia, pues no era el momento ni el lugar para un cyborg fuera de control.

Pero debe haber algo más, algo que hayan pasado por alto.- continuaba Jun alegando, con lágrimas en los ojos.

Como les dije, ya estudiamos los documentos que estaban en la oficina del Dr. Nambu.- mostró Kamo a los muchachos varias carpetas, 13 en total, las cuales presentaban diversas ideas para atacar la leucemia de Ken.- Hasta ahora solo pocas han sido utilizadas sin éxito alguno, las demás desgraciadamente, han tenido que ser eliminadas por ser poco funcionales, inútiles o absurdas.-

¿A qué se refiere con poco funcionales y absurdas?- cuestionó Jinpei limpiándose la cara.

A que la gran mayoría de los proyectos, son demasiado invasivos para el cuerpo de Ken, este no esta en condiciones de resistirlas o en el peor de los casos…ya no funcionan en él.-

La noticia dejó helados a nuestros amigos, quienes buscaban en el segundo al mando una palabra que desmintiera al hombre del mostacho, pero un puñetazo a la pared, fue la respuesta que afirmaba lo que dijo Kamo. El lugar quedó en silencio, interrumpido de vez en cuando por los sollozos y negaciones de los muchachos, ya sea frente al vidrio o desde los sillones, los chicos podían ver que su compañero se veía extremadamente demacrado, su piel lucía seca, al igual que su cabello, había perdido mucho peso y varias manchitas rojizas se podían apreciar en sus manos y brazos, del joven de 23 años que es en realidad, ahora tenía la apariencia de un hombre de 60, solo que delgado y pequeño de estatura.

Al ir observando mejor la habitación, pudieron percatarse de todas las máquinas alrededor de la cama, todas para mantener diversas funciones del cuerpo funcionando, todo aquel que entraba a atenderlo, debía ser descontaminado y usar un traje especial, pues el niño no tenía defensas y podría enfermar fácilmente. Los médicos envestidos con estos trajes, tomaban lecturas y las anotaban a una tabla electrónica dentro del cuarto, misma que transmitía al momento a la computadora fuera de la habitación, donde Kamo revisaba los datos, con un semblante nada alentador.

¿Qué haremos ahora?- exigía saber Jinpei entre sollozos.- No quiero que aniki muera, no quiero…debe haber algo más…-

¡Cierto!- agregó Ryu limpiándose la cara con el brazo.- Si el Dr. Nambu tenía en su oficina esa información, debe haber algo más en ellas, quizás las que ven como inútiles en realidad sirvan y…-

No es tan fácil, chicos.- le interrumpió Kamo.

¿Por qué no?- preguntó esta vez Jun.

La mayoría de estos estudios, hablan de células madre a un nivel mas avanzado, tratadas con energía alfa.-

¿Y?- cuestionó Jinpei.

Que ya lo probamos al principio del tratamiento, ya dejó de funcionar en Ken.- esta noticia comenzaba a desanimar a los muchachos, cuando Ryu continuó preguntando.

Y ¿Qué hay de las demás?- ante la insistencia del grupo, Kamo contestó.

Otros documentos.- dijo mostrando los archivos.- Tratan sobre trasplantes de medula ósea, nanotecnología y radiación, como podrán recordar, la radiación también dejo de funcionar, el trasplante habría sido inútil debido al uso continuo del Hypershoot, lo mismo la nanotecnología en su interior, esto lo habría destruido de inmediato, debido a las innumerables batallas, ahora su cuerpo no tolera ninguna de estas alternativas.- a pesar de la explicación, los muchachos continuaron preguntando.

Pero ¿Qué más hay?-

Otras carpetas hablan sobre diversos tratamientos y medicamentos contra el cáncer.- dijo mostrando los sobres.- Todas fueron utilizadas desde un principio ¿Recuerdan? antes eran dosis más fuertes, ahora…ya son inservibles porque...-

¡NO SE ATREVA A DECIRLO!- gritó Joe molesto.- ¡ÉL NO ESTA DESAHUCIADO NI MUERTO! ¡NO SE ATRAVA A SIQUIERA INSINUARLO!- el silencio se volvió a hacer en la pequeña sala, ninguno de los muchachos dijo nada a su compañero ni trató de reclamarle su comportamiento, ya que estaban de acuerdo con él. Ignorando el último comentario, siguieron tratando el tema.

¿Y Este?- preguntó el niño.- Aquí dice "Bomba médica".-

Es un dispensador de medicamento, insertado ya sea en el cerebro o en el pecho del paciente, en aquel tiempo no pudimos utilizarlo debido a las constantes misiones en las que estaban, ya que al recibir la medicina esta podía dejarlo vulnerable ante el enemigo.- los chicos comprendieron a que se refería, pues en muchas ocasiones fueron testigos de los mareos, vómitos, el cansancio y las nauseas que sufría Ken, por el tratamiento. Joe estaba furioso por esto último, pues todos prefirieron el trabajo a la salud de su chico, incluso el mismo Ken lo hizo.

¿Y qué más queda?- cuestionó Ryu algo cansado de tanto rechazo.

Pues, las últimas opciones están catalogadas como imposibles.- señaló los últimos 2 documentos.

¿En qué consisten?- insistió en saber Jun.

El onceavo trata sobre la tecnología cyborg.- ninguno de los presentes preguntó nada sobre esto, ya que antes lo habían hablado y descartado por completo.- El doceavo habla sobre la clonación de cuerpo entero y el trasplante de recuerdos.- los chicos se sorprendieron al oír esto y preguntaron con curiosidad.

Maestro Kamo… ¿Es eso posible?- dando otro suspiro lleno de pesar, el hombre del mostacho dijo…

Hasta ahora solo hemos.- hablando a nivel humanidad.- Logrado clonar órganos humanos para cubrir la demanda entre los pacientes, pero la creación de un cuerpo completo y un trasplante de mente, es prácticamente imposible.-

Pero…- insistió Jun.- Si trabajáramos en ello, si la ISO aportara más fondos y expertos…quizás…-

Ya lo habíamos contemplado mi niña, pero…no hay células sanas en el cuerpo de Ken para crear uno nuevo, y…con respecto a su mente…yo…- cortando de tajo la opinión de Kamo, Joe tomó la palabra.

Esos no son todos los archivos…- dijo sacando la cuenta.- Al principio nos mostraste trece carpetas y solo nos has hablado de doce.- al oír eso, los chicos le observaron atentos.

Vaya, creí haberla dejado en el cajón, esta última es la que hemos denominado como "Absurda", pues pretende llevar a la realidad las leyendas folclóricas de algunos países.- la explicación de Kamo no fue suficiente, por lo que estos pidieron más información.

¿Leyendas de algunos países? ¿A qué se refiere exactamente?- el equipo completo, esperó a que Kamo respondiera a Ryu.

A que, quienes escribieron este informe…- dijo el hombre mostrando el treceavo archivo.- Pretenden encontrar la parte real de cada leyenda e historia fantástica y utilizarla para bien de la humanidad.-

¿Y a cual de todas exactamente, pretenden hacer realidad?- preguntó Jun.

Quieren estudiar la leyenda del conde Drácula.-

Fin del capitulo 1.

Nota de autor:

Las manchas rojizas que presenta Ken en la piel, se llaman petequias; Son pequeños derrames vasculares cutáneos del tamaño de una cabeza de alfiler. Inicialmente son de color rojo, violáceo o negruzco y cambian después hacia el verde, el amarillo y el marrón a consecuencia de los sucesivos cambios químicos de la sangre, cuando las manchas son más grandes se les conocen como equimosis. Estos son solo algunos de los síntomas que presenta la leucemia.

Las células madre tratadas con energía alfa, francamente no sé si esto sea posible, no sé nada de radiación ni de medicina, así que si tú si tienes conocimiento de esto y lo escrito te parece una burrada, discúlpame, traté de investigar, pero no siempre se puede escribir todo de acuerdo a la realidad.