Celos

Primer fic de KKM y primero que subo en muuucho tiempo...no por falta de tiempo, solo de inspiración

Ojalá les guste y ya saben KKM no es mio y me encantan los review! me los como al desayuno con leche y galletas =)


¡Maldito traidor! - gritaba un rubio en el patio del palacio quemando todo a su paso.

Era una tarde común en el castillo Pacto de Sangre, claro que como toda tarde común no podía faltar la situación sorpresa del día.

Ese día tocó la llegada del Rey Saralegui desde Pequeño Cimaron, su simple presencia puso patas arriba todo el orden del castillo, ya que si bien tenían constantes visitas, nunca era un rey y menos un amigo del Heika.

Yuuri no comprendiendo (como es usual) los celos de Wolfram, se había dedicado por completo a atender a su amigo y con eso me refiero a que simplemente omitió al rubio de la faz de la tierra (o Shin Makoku) dejando a un demonio ahogado en celos y con ganas de destruir todo a su paso sin importar lo que fuera.

Conrad y Yozak velaban por la seguridad de su Rey, mientras Gwendal se lamentaba de la triste tarea encomendada por su madre de vigilar a su hermano pequeño. El verlo hecho una furia lo afectaba realmente, ya que luego de eso venía la actitud de "yo soy la victima aquí" luego la etapa depresiva y finalmente "aquí nada pasó y no me miren como si eso lo hubiese hecho yo", lo que se traducía en Gwendal soportando todas esas etapas e ideando castigos que nunca podría ejecutar porque los ojotes llorosos de su hermanito bebé eran demasiado para él, finalmente frustrándolo.

¡Traidor! ¡Como se le ocurre dejarme fuera de la oficina! - decía mientras una bola de fuego salía de sus manos y aterrizaba al lado de un par de soldados asustados - Creerá que sólo soy un muñequito con el que puede jugar cuando se le de la gana! ¡Y cuando aparece la Barbie Saralegui (las conocía porque Yuuri le había dado un par de esas a Greta) yo soy desechable! - ofuscado el príncipe lanzó una bola de fuego que cayó sobre un árbol, incendiándolo y de paso creando otra arruga en la frente de su hermano.

¡Wolfram! Ya basta! - gritó enojado el mayor de los tres hermanos mientras se acercaba al rubio - sabes que su majestad tiene un protocolo con sus invitados y tu no puedes interrumpir con tus celos las negociaciones - destacó sobretodo la palabra celos tratando de dar por terminado el berrinche del soldado.

P-pero hermano! Tú sabes como es ese afeminado! Le gusta Yuuri y Yuuri es MIO!…mi prometido… mi propiedad… mi futuro esposo! - dijo sin poder evitar que unas pequeñas lagrimas asomaran por sus ojos verdes.

Su hermano se compadeció por el pequeño y lo abrazó - Sabes, ese Rey no merece toda tu atención, deberías concentrarte mejor en el entrenamiento de tus hombres, haz eso que es mejor, los veo débiles y a ti también.

Diciendo esto Gwendal dejó a un sorprendido Wolfram que no se podía creer que había escuchado de la misma boca de su preciado hermano salir la palabra "débil" y ser dirigida a las habilidades de él y sus hombres. Wolf apretó sus puños furioso y se dirigió a las caballerizas.

-Nadie me engaña y menos con una Barbie y queda impune - dijo mientras una sonrisa maliciosa salía de sus labios.

Ya era la hora del té y Yuuri podía ver desde el balcón los destrozos que su prometido había hecho en el patio. Una gota apareció un su frente y apoyó su rostro en su mano derecha pensando especialmente én lo que se vendría en la noche, sí, más patadas que de costumbre.

Saralegui notó la actitud del Rey y posó su mano en el hombro de este como señal de apoyo. Yuuri lo miró y le dedicó una melosa sonrisa -"si que es lindo Sara" - pensó y no pudo evitar sonrojarse al ver al rubio tan cerca de él.

De un momento a otro los labios del platinado se encontraban sobre los del moreno, besándolos de una forma delicada. "tan suave, tan cálido" era lo único que pasaba por su mente mientras correspondía al beso.

Un fuerte estruendo se escuchó a sus espaldas, sacándolo de aquel maravilloso suceso. Al voltearse pudo ver la figura del rubio mazoku saliendo del balcón y en el suelo una bandeja con unas tazas rotas y unos pastelillos.

Wolf… - fue lo único que articulo mientras la puerta se cerraba frente a él.

Saralegui sólo se limitó a sonreír complacido con el resultado de su pequeña hazaña.


Wolf bajó corriendo las escaleras, cada vez veía menos del lugar a medida que sus ojos se nublaban más por las lagrimas.

- negocios…seguro que son negocios…maldito maldito ¡maldito! - decía mientras bajaba ya no pudiendo aguantar más las lagrimas en sus ojos y dejándolas escapar.

- Más cuidado por donde andas! - le reprendió Gunter al chocar contra él - el tutor miró extrañado al rubio, quien ni siquiera respondió a su comentario y sólo se limitó a salir de ahí rápidamente - ¿Qué habrá pasado? - se preguntó mientras vio a Wolf alejarse rápidamente del lugar - ¿Heika?…¿y si algo le paso a Heika? - dijo mientras su rostro palidecía y sus facciones se entregaban al miedo absoluto - ¡Heikaaaaaaaa! - gritó mientras se dirigía corriendo hacia el balcón - ¡yo lo salvaré y curaré cualquier herida que ese malcriado le haya hecho!


Alrededor de una media hora después Yuuri había logrado aclararle el asunto a su tutor sin poder evitar el desangramiento cuando escucho las palabras "beso" y "Sara" y el obvio desmayo.

Aclarado todo Gunter recogió un panecillo del suelo y lo olió, su rostro se puso de color verde y una arcada anunció a Yuuri que algo raro pasaba con el pastelillo. Gunter lo miró tratando de tomar aire y dijo - esto…e-está hecho de …ah! Pero que desgracia! - dijo de forma dramática saliendo rápidamente por la puerta con uno de los panecillos y gritando mientras bajaba por la escalera - Ese niño no tiene remedio…¡Gwendal! ¡Gwendal! ¡Ven a ver lo nuevo de tu pequeño e indefenso hermano!.

Yuuri perplejo tomó uno de los panecillos y acercó temerosamente la nariz - Esto es…¡….caca de caballo! - dijo tirandolo rápidamente al suelo, miró a Sara, quien estaba sentado y mirando al patio sin tomar mucha atención de lo que sucedía, una hermosa sonrisa adornaba su femenino rostro, eso hizo de inmediato sonrojar a Yuuri, quien carraspeó llamando la atención del joven - vamos…tengo que buscar a Wolf y hablar de algunas cosas con él - dijo enseñándole la salida del balcón a la "barbie".


Wolf se había metido al closet en el que siempre se escondía cuando tenía sus berrinches y abrazado a sus piernas dejó que sus ojos botaran toda el agua y dolor que tenía guardado. Cansado luego de un rato sus ojos se cerraron, cayendo en un profundo sueño.


La hora de la cena llegó, todos estaban presentes, Gunter todavía un poco verde, Gwendal con una vena enorme saliendo por su frente amenazando con estallar en cualquier momento. Yuuri miraba preocupado buscando a su ausente prometido, Chery encantada con las caras de todos, Conrad con su sonrisa permanente y Sara, Sara sólo disfrutaba de aquel agradable y silencioso alboroto.

La cena pasó silenciosa e incómoda para todos, la cara de Gwendal cada minuto mostraba más enojo (si eso era posible)

Luego de la cena todos se separaron, Sara fue a su habitación donde lo esperaba su querido Beries y Yuuri fue a su habitación, dispuesto a recibir el castigo de su prometido por su infidelidad.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hasta aquí por hoy…encuesta pública…debería convertirlo en un drama drama de final meloso y extravagante o lo dejo como algo más simple? Que creen?

Aviso, no me enfoco en describir los ambientes porque me aburre y además pierdo rápido la atención jajajajaja y lo quise hacer algo simple =)

Espero que les haya gustado y recuerden...me alimento de reviews! =)