Hola a todos, gracias por continuar leyendo esta historia, y les pido una disculpa por la tardanza en actualizar, el trabajo no me ha dejado mucho tiempo libre y tampoco había tenido inspiración para escribir algo, pero aquí está el capítulo final de este fanfic, espero les guste tanto como a mi y una disculpa a los amantes de Horo XD... los quiero pero era necesario tomando en cuenta que es Len XD...


CONTACTO

Solo tengo una definición para él ODIO...

Hace dos semanas desde mi último incidente con Horokeu y desde entonces todo ha cambiado, sigo saltando cada vez que escucho su voz por temor a que me abrace, bese o algo peor, pero nada, el chico ahora pasa de largo de mi, estamos a una semana de salir de vacaciones y creo que por fin entendió que no me gusta el contacto.

-Hola Len

Alex un chico sin mayor trascendencia de los que hay en mi clase se acerca a mi escritorio, le miro fijamente, mis músculos se tensan por la cercanía, no es que me fuera a tocar, pero aun así la tensión y preocupación por eso son normales para mí.

-quería darte esto, te lo manda Horo Horo

Siempre me ha parecido ridículo la forma en que se dirigen a él, es informal e inadecuado, pero me estoy perdiendo del punto, el chico extiende su mano con una nota doblada en forma de triángulo, la forma en que la sostiene no me deja tomarla sin tener contacto con sus dedos. Le miro fijamente, y noto gotas en su frente, está nervioso.

-déjala sobre mi mesa

Le indico al chico quien de inmediato traga saliva, respira profundo y agrega.

-Lo siento Len pero Horo me indicó que te la diera en tu mano y no puedo desobedecerle.

Le miro con una mueca de intriga, uno al parecer Horokeu ha regresado a sus juegos de contacto, pero ahora usando a terceras personas, y dos por qué este chico le hace tanto caso al pelos azules.

-déjala en el mesa, no me importa que haya dicho él.

Le contesto mirándole fijamente a los ojos, sé que pocos soportan mi mirada, sé que inspiro un miedo natural en ellos, pero por alguna extra a razón él se atreve a negar con la cabeza.

-entonces llévatela, no la quiero

Agrego y le doy la espalda

-demonios

Esboza suavemente, volteo a verlo pero es tarde ¡ME ESTÁ ABRAZANDO! trato de zafarme con todas mis fuerzas, lo empujo, pero es inútil me abraza fuertemente, aguantando mis golpes y entonces veo a Horo sonriendo a lo lejos.

-TE ODIO HOROKEU

Grito al momento que le doy un golpe con tal fuerza que el pobre chico cae al suelo inconsciente, después me entero que ese era su castigo por perder una apuesta, pero estoy harto de los juegos de Horokeu, estoy harto de su estúpida obsesión por que supere mi problema, estoy harto de él. Camino lentamente pero decididamente hacía él y cuando estamos tan cerca que casi puedo oler su fresco y dulce aroma, me lanzo en su contra, caemos al suelo y lo empiezo a golpear en el suelo, él se defiende y pese a mis golpes no deja de sonreír, estoy sobre su pecho, golpeando su rostro con toda mi ira y aun así sonríe el desgraciado.

-te odio Horokeu, te odio

Le grito con todas mis fuerzas, el trata de defenderse deteniendo mis ataques, pero está casi indefenso ante mí , me toma de las muñecas y con fuerza detiene mis brazos, y aún continúa con su idiota sonrisa que me vuelve loco.

-por qué demonios sonríes Horokeu, no vez que te estoy reventando a golpes.

El ríe suavemente y entonces me doy cuenta, estoy sobre él, estoy teniendo contacto con él, él me toma de las muñecas, él me está tocando, y yo a él, en cada golpe mi mano toca su rostro, en cada golpe hay CONTACTO.

-ya te diste cuenta

Dice el maldito de ojos grises, sonríe, pese a la sangre que sale de su boca, pese a sus ojo lastimado, pese a todo sonríe y entonces sucede, el sabor metálico en mi boca, el calor en mis mejillas, sus manos deteniendo las mías para después abrazarme a su pecho, el dulce aroma de su cuerpo, me besa, me está besando y yo no hago nada, yo me paralizo, su lengua me invade, profundiza el beso, yo me empiezo a relajar, todos nos miran atónitos, esperando a que yo lo mate, pero entonces le correspondo, me doy cuenta de cuanto había deseado ese contacto, esa calidez, sentir a otro ser, lagrimas salen de mis ojos mientras el beso se vuelve más intenso sin perder su pureza, lloro sin poder controlarme, recuerdo las caricias de mis padres, el accidente, todo en un segundo y me siento liberado, me siento relajado, y empiezo a disfrutar, a saborear el sabor a miel bajo el metálico de la sangre de Horokeu, el calor de su cuerpo pegado al mío, el abrazo que me mantiene unido a él y todo fue en segundos.

-date prisa idiota

Le digo a Horokeu cuando salimos de la escuela, él tiene un ojo morado, un raspón en su mejilla y el labio ligeramente hinchado, tal vez me excedí con los golpes, pero se lo merecía, aun así sonríe, siempre sonríe, corre con sus cosas y toma mi mano que lo espera ansioso, aun no toco a nadie solo a él, pero creo que es un gran avance.

FIN


Eso es todo amigos XD... espero les haya gustado, gracias a todos por sus comentarios y espero escribir algo más de otra historia pronto, bueno nos estamos viendo cuidense y nos estamos leyendo, por cierto gracias a todos por sus review =)

Atte Yo el gran Rail-Tezca (la modestia se vende por separado)