Los personajes no pertenecen a mi, pertenecen a alguien mas creativo Sthephanie Meyer, la historia, esa si es mia.

Pero sobre todo miles de sorrys! Por no actualizar en casi un año.

Créanme que yo me siento peor que ustedes.

Pero como veran, aquí me tienen, no e muerto hahahahah

Abrí el cajón de mi baño y tome la pequeña navaja, la acaricie contra mi muñeca, de forma horizontal, fui bajando, hasta un poco mas y ahí presione rápido.

Solo sentía como la sangre se resbalaba de mi brazo y llegaba a mi codo. Se sentía bien, me sentía mas relajada, olvidaba todo...

Me asuste cuando escuche como abrían la puerta.

Era nada más y menos que Jasper, que raro ¿no?

-¿Qué rayos crees que estas haciendo?-Me pregunto tomando mi brazo y examinándolo.

-Nada que te incuba-Le dije zafándome de su agarre.

-¡Claro que me incumbe!-Dijo tomando mi brazo con fuerza y abriendo el botequín tomando alcohol y una venda.

Lo deje ahí, haciendo su trabajo, ya que por María, sabia que el se había graduado de doctor.

-¿Hace cuanto que lo haces?-Pregunto mientras vendaba mi brazo y señalando las demás cortadas de formas horizontales.

-¿Eso te importa?-Le pregunte sarcásticamente

-Solo quiero ayudarte Alice, estas cortadas no son solo por estar deprimida, es por algo mas, y si, si me incumbe-Dijo cortado la venda.

-Desde los 14, pero no lo hago de vez en cuando, lo hago...

-¿Porqué? Alice! no sabes el peligro que puede hacerte eso y...

-¿Me vas a dejar hablar? ¿Quieres que te diga?-Lo interrumpí.

-Lo siento. Dilo-Agacho su mirada.

Me encantaba hacerlo sufrir y que el me hiciera caso.

-Lo hago solo cuando me siento fatal! lo empecé a hacer a los 14 cuando a María le dieron la razón y papá dijo que era mas bella que yo, estaba sola, en el baño, llorando, y la encontré en uno de los cajones y fue lo único que hice, y...-Sonreí sarcásticamente-Se siente genial...

-Alice ¿Como mierdas puedes decir eso?-Grito asustándome-haz intentado suicidarte-Conto mis cortadas-¡Siete veces! eso ya es algo psicólogo.

-No!.Me aleje de el y me tire al suelo, ocultándome en una esquina abrazando me rodillas...pegándolas a mi pecho.

-¡No estoy loca!-Volví a gritar tapándome los oídos.

El se acerco al lado de mi y tomo mis muñecas.

-Alice ¡No estas loca! solo que eso esta mal, esta mal pequeña! haz intentado suicidarte! no sabes lo mal que es eso, y yo podría ayudarte, solo dame...una oportunidad, no seas tan fría conmigo y ábrete al mundo, solo dame esa oportunidad-Me abrazo y por fin sentí algo de calor en mi vida después de tanto frio.

Asentí.

-Prométeme que jamás volverás a cortarte-Me miro a los ojos.

Tarde en reaccionar.

-Alice...

-Lo prometo-Susurre.

-Bien.-Me abrazo y me llevo a mi cuarto, allí me acostó en mi cama y se quedo ahi un buen rato conmigo, estuvimos solo los dos acotados en la cama, yo acurrucada en su pecho, sintiendo calor por primera vez y un poco de amor en 17 años...

Cancion Recomendada: O tu o nada-Pablo Abraira.

Ya es una canción viejita, pero es muy tiste y bonito y perfecto para este capitulo.

Lo siento, lo siento, lo siento y miles! LO SIENTO

Por no actualizar en TANTO! Tiempo, creo que casi en un año.

Miles sorrys!

Pero e tenido demasiados problemas personales, que de tanto que tenia en mi cabeza ya no me cabían ideas para el fic.

Las quiero

Bye y espero que les guste el capi aunque sea un poco corto L

Las quiere Carly.