Dragon Ball y Saint Seiya les corresponde a sus respectivos dueños, este fic fue hecho por Eduardo.

Aclaraciones:

-conversaciones-

-"pensamientos"-

-¨conversaciones mentales o por telefono ¨-

(NOTAS del Autor ORIGINAL)


.

.

.

Capítulo 37

El Encuentro Final

.

.

.

- ¨Siiiii...¨ – festeja Poseidon al saber que la espada que resguardaba Ares se encontraba rota.

- Que estas esperando? Sácame de aquí! Ares ha sido derrotado! – le dice Saori desesperada.

- ¨Así? Que lastima no?¨ – dijo con una sonrisa sin realmente sentir lastima.

- Te estás burlando acaso?. Dijiste que me sacarías de aquí cuando Ares fuera derrotado! – le contesto enojada ante ese dios de pacotilla.

- ¨Si así es... ¨– le respondió sonriendo al ver el estado que se encontraba.

- Y qué esperas entonces – decía exasperada Saori ante lo lento que era Poseidon.

- ¨Que dejes el cuerpo de Athena para que me la pueda llevar... Medea... ¨– suelta esto último mirándola fijamente.

- Quee? – no pudiendo creer lo que había escuchado.

- ¨Creíste que me engañarías? Yo envié a Tetis a que te espiara y vio tu interesante pelea con Mu de Aries... si quieres salvarte libera a Athena y después hablaremos¨ – fue su simple respuesta, sabiéndolo todo.

- Maldito dios de pacotilla! Muérete! – grita la peli morada al saber lo que le pedía, nunca dejaría ese cuerpo, nunca!, lanzando al teléfono al suelo y rompiéndolo furiosa – "solo queda una cosa por hacer, la venganza será mía de todos modos!" – sentencia.

.

.

.

Ares se incorporaba lentamente veía la espada sin creerlo para después posar su vista en Vegito, quien herido pero desafiante lo seguía mirando...

- Se acabó Ares... – le decía este mirando al dios ya derrotado.

- Aún no... – no se daría vencido, no así, no él!, el dios de la guerra, en eso eleva su cosmo y comienza a incrementar su energía

- Que vas a hacer!? – pregunta preocupado, la pelea había acabado, o eso creía.

- Liquidarte monstruo! Prepárate. Fuego del Cielo! – Responde este atacándolo, el ataque cae sobre Vegito quien lo elude una y otra vez, pero en eso una flecha hiere el pecho de Ares – Ahhhh...La flecha... de Sagitario – decía escupiendo al de sangre enojado, después de pasar de estar sorprendido.

Seiya con el arco aun en su mano se queda inmóvil, Ares se arrodilla y trata de sacarse la flecha, pero de un momento se queda pensando.

- Vine aquí... a tratar de cambiar al... mundo... pero no funcionó... será cierto entonces... que nuestro tiempo paso?... deberé regresar algún día...? – decía entrecortado pensando en eso.

- Ares... déjame sacarte la flecha – le pide Vegito acercándose a él.

- ja... que irónico... quieres ser compasivo... jamás supe lo que era eso... pero jamás pensé que yo... despertaría ese sentimiento –.

- Ares... – susurra Vegito mirando al dios en ese estado.

- Se acabó ahora el sueño... solo quedo yo... sin guerreros y sin Athena... solo con una flecha en el pecho – decía mientras los demás se van acercando haciendo un circulo alrededor del dios – Ja ... vienen a compadecerme ustedes también? Quieren tener el espectáculo de la muerte de un dios? Yo soy inmortal! Regresaré un día y cuando eso suceda no habrá milagros! Pero no verán mi fin ahora! No les daré ese gusto... – en eso la energía de Ares comienza a incrementarse.

- No! Salgamos de aquí! Va a estallar! – avisa Mu al saber lo que planeaba hacer el dios de la guerra.

La energía de Ares detona terriblemente y la isla Iaccos desaparece... La explosión conmueve todo el Mediterráneo Oriental...

.

.

.

En tanto en China, el Supremo Kaioshin brincaba de un pie.

- Te lo dije viejo! ... sabía que esos dos lo lograrían! – decía feliz al saber que tenía razón, pero al ver a Dhoko con la cabeza baja se detiene – Que pasa? No te alegra? – pregunta extrañado.

- Si Supremo Kaioshin solo estaba pensando en... Athena – dice al último al pensar en la diosa.

- Es cierto!... lo había olvidado... pobre niña – dice al recordarla, ella se encontraba en la isla atrapada por Medea.

.

.

.

En Japón, Aioria y los demás estaban en el cuarto de Aldebarán sorprendentemente Tatsumi estaba con ellos. Todos miraban la televisión que pasaba la noticia de la explosión en el Mediterráneo.

- ... y no se sabe a ciencia cierta el origen de este fenómeno, la explosión ha provocado una serie de marejadas que ha afectado las islas vecinas algunas de las cuales han sido cubiertas por el agua, pero que en cierta medida ha servido para amortiguar el efecto en las costas mediterráneas. El Pireo ha sido el puerto más afectado que ha provocado el hundimiento de varias embarcaciones y el daño a su infraestructura. Según algunas versiones se ha dicho que ha habido una serie de explosiones de gran magnitud en esa isla y en las cercanas... por otro lado una embarcación de recreo trajo una noticia extraña, un hombre volador se apareció ante ellos justamente preguntando por esa isla, para luego desaparecer después de insultar a los pasajeros... eso ha llevado a muchas especulaciones incluso hay quienes aseguran que es una broma... las autoridades han enviado embarcaciones y helicopteros al lugar del desastre... pero el gobierno griego a cuya jurisdicción pertenecen las islas se ha comunicado con el gobierno del Japón para preguntarle acerca de lo acontecido en Tokio, donde un grupo de caballeros del Santuario libraron una bata... – relataba el comentarista ante ese extraño fenómeno, en eso el caballero dorado de Leo apaga la televisión para después contemplar a sus compañeros.

- Sera mejor que vaya a Atenas... no puedo seguir aquí – decía mirándolos fijamente.

- Iré contigo – le responde rápidamente Aldebarán.

- Todavía esta débil, quédate. Parece además que ya todo acabó. Solo queda buscarlos – le contesta esperando que todos estuvieran bien.

- Pero que habrá pasado con la señorita Saori? – pregunta preocupado Tatsumi por la señorita.

- Vamos contigo Aioria! Tenemos que encontrarlos y a Athena! – Shun aparte de estar preocupado por la diosa y sus compañeros, más le preocupaba su hermano.

- Vamos todos, en este momento llamaré a un avión de la Corporación para que se aliste. Los que podamos ir iremos – decía el mayordomo levantándose para preparar todo.

- Aunque sea arrastrándome pero iré con ustedes! No pienso seguir más en un hospital! – el caballero dorado de Tauro estaba ya arto de estar ahí.

- Alistare tus papeles para que puedas salir Aioria! Tan solo espero que la policía no ponga trabas, sigues siendo un ilegal lo mismo que Aldebarán y con lo que ha pasado abundarán las preguntas – les explica Tatsumi.

-De eso estoy seguro! – dice una nueva voz, haciendo que todos los presentes voltearan a ver el recién llegado, era un hombre de traje secundado por policias uniformados.

- Quien es usted? – pregunta rápidamente enojado al ver que entraban en una habitación privada.

- Soy el inspector Takugawa de la Policia Metropolitana de Tokio... ya que están en condiciones... van a responder mis preguntas... – se presenta el inspector queriendo saber que era lo que pasaba.

-"esto va para rato" – pensó Tatsumi al ver a esas personas presentes.

.

.

.

En tanto en una isla cercana, Shaka y Milo estaban contemplando el mar lo mismo que Vegito, aviones y helicópteros pasaban continuamente sin percatarse de ellos. Mu curaba las heridas de todos... nadie se había atrevido a hablar con Vegito, en eso una luz sale del cuerpo de Vegito, cuando se despeja ven a Goku y Vegeta uno al lado del otro.

- Goku! Vegeta! Volvieron a ser los de siempre – decía sorprendido Shiryu al ver a los dos presentes y ya no una figura.

- Si... la fusión solo dura media hora y tendremos que esperar media hora para volverla a hacer – responde con una sonrisa Goku al caballero.

- La verdad es que me impresionaron... que clase de raza es la saiyajin? – pregunto interesado Mu.

- Una raza que fue destruida por su inclinación a la violencia... – fue su simple respuesta ya que la raza sayajin era una raza de guerreros que les encantaban las peleas.

- No dramatices Kakaroto... yo no me avergüenzo de ser saiyajin – contesto Vegeta al escucharlo decir eso.

- Bueno, sea como sea derrotaron a Ares – Mu les sonrio agradecidos ante eso.

- No es el en quien pienso, pensaba en Saori... – Goku miro las reacciones de todos al recordarles a su diosa.

- Ella... habrá muerto en la explosión? – pregunto Seiya algo dolido ya que Saori solo era una víctima como todos por Medea.

- Es probable... pero Medea, no lo creo... – decía misterioso el caballero de Aries, en eso Shaka se acerca al grupo.

- Ambas estan vivas – decía este una vez se había acercado al grupo.

- Queee! – gritaron todos sorprendidos ante esa afirmación.

- Siento su presencia y la de Athena... – el caballero dorado podía sentir que aun Vivian las dos.

- En dónde está? – pregunto interesado Pegaso ante eso.

- No estoy seguro pero creo que se por donde podemos buscar ...

.

.

.

En alguna parte del Mar Egeo una figura entraba a las ruinas de una especie de templo y contemplaba el lugar. Se sentó en los restos de una escalinata y se quedó observando el lugar

-"ahora es cuestión de esperar" ... – pensó mirando hacia enfrente.

.

.

.

En tanto Goku, Seiya y Marin llegaban a una isla, Shaka los había orientado hacia allá, mientras Vegeta, Ikki y Sheena buscaban en otra isla cercana, Mu, Shiryu, Milo y Hyoga buscaban por otro grupo de islas, Según Shaka en una de ellas estaba el antiguo refugio de Circe.

- Estás segura que puede ser aquí? – decía cansado Pegaso mirando la isla que le tocaba explorar con los demas.

- No lo sabemos... solo es posible que el Santuario de Circe este por aquí... los demás están rastreando las otras islas cercanas, pero veamos por acá... separémonos, pero no nos arriesguemos, Medea es peligrosa, recuerden lo que dijo Mu.. Si alguien la descubre avise a los demás – les recordó Marin antes de que los tres se separaran y buscaran por los alrededores.

Goku volaba y a lo lejos distingue unas antiguas ruinas aproximándose por aire al aterriza cerca de la entrada pasa al interior, de pronto ve a una figura sentada... era Saori! tal como la recordaba la última vez antes de su transformación... algo le dijo que debía entrar solo... Saori en eso voltea y lo ve, una ligera sonrisa se asoma en su rostro.

- Goku... – susurro Saori mirando al sayajin.

- Saori... o debo decir... Medea? – mirándola seriamente, no se dejaría engañar.

- No Goku... en estos momentos soy Saori... ella me está permitiendo estos momentos... estar presente... en cierto modo hay sentimientos en ella... quería disfrutar a través mío este momento... porque sabe que yo puedo apreciarlo de una manera distinta... Fue aquí donde comenzó todo... aquí Medea paso su niñez... aquí ella fue feliz... verdaderamente feliz... aprendiendo al lado de su tía los secretos de la magia... pero ella se inclinó al lado oscuro... no resistió las tentaciones... ella no nació mala Goku... así como ella entro en mi yo entre en ella y pude conocerla... ella se hizo mala... su padre era cruel... su tía también... ahora ella quería encontrar la felicidad y pensó encontrarla con Jason... alguien que la sacara de allí... pero él se casó sin amor... por ambición... creyó que sería rey de Colquida ya que el matrimonio le daba ese derecho... pero no la entendió a ella... no hizo el esfuerzo de comprenderla y ayudarla... ella estaba desorientada... solo tenía 16 años cuando se casó!... amaba a Jason hasta la locura y el la abandonó... ella solo buscaba amor... como yo... eso la enloqueció e hizo lo que hizo... pero su venganza ha sido frustrada... solo le queda la venganza última... – decía Saori bajamente sin darse cuenta que Goku empezó a acercarse lentamente, pero esta le hace un ademán para que se detuviera una vez lo vio más cerca de ella...

- No des un paso más! Mientras siga yo aquí debo protegerte... ella quiere tu muerte Goku... no porque arruinaste sus planes... sino por lo que eres y lo que representas... la gente te ama y te aprecia solo por ser como eres... algo que ella jamás tuvo... tu peleas por otros... ella mata, pero la gente puede morir por ti... ella a los demás tiene que arrebatarles lo que quiere de ellos, pero... a ti te lo dan y se sienten orgullosos cuando lo recibes. Tú eres capaz de sentir compasión y piedad por tus enemigos. Lo sentiste por Vegeta, por Freezer, por Maijin Boo... peleas sin odio y sin maldad en tu corazón. Ella se pregunta... como lo has logrado? Porque ella no pudo hacerlo siendo una princesa y tu un refugiado de otro planeta... – prosiguió contándole la chica mirando con tristeza al sayajin.

- Saori... – susurro este tristemente al verla en ese estado.

- No te das cuenta Goku? Esa es su última venganza... que yo te diga esto... que tengamos esta conversación antes de que me mates... porque yo no tengo salvación... ella quería que tuviéramos esta charla para que yo pueda decirte lo que siento... y el sufrimiento sea mayor – decía mientras se levanta y mira al guerrero con lágrimas en los ojos – Te amo Goku... –.

(ULTI_SG: Definitivamente los saiyas enamoran a cualquiera sin querer queriendo :p)

En eso el cuerpo de Saori empieza a crecer... sus vestiduras se rasgan y su cuerpo se deforma, frente a Goku aparece un horrible ser contrahecho y de enormes brazos con un tamaño de 5 metros de alto.

- Yo soy Medea! Jajaja! Esta es mi verdadera forma, el cuerpo que obtuve después del conjuro.. no me parezco a ella o si saiyajin? – se reía en su ahora cuerpo.

Goku: Déjala libre! PELEA CONMIGO! AHHHHHHH! – grita liberando su ki y transformándose en Super Sayajin 3, Medea al ver eso lo ataca con su brazo que se incrusta en tierra porque Goku lo esquiva elevándose y prepara su ataque – Kame Hame... – empezaba a decir su técnica.

- Jajaja! Adelante saiyajin hazlo. Mátame y mátala a ella! Haznos ese favor jajaja! – reía enloquecida, pero el sayajin al verla duda y al final no ataca, momento aprovechado por esta para atacarlo y lanzarlo lejos...

.

.

.

En eso Vegeta con Sheena e Ikki en otra isla sienten la pelea.

- Parece que la encontró Kakaroto... – decía el sayajin al sentir el ki de su rival.

- Vamos hacia allá! – dijo la amazona preparada para partir.

- Vegeta... podrías? – le pidió serio Ikki mirándolo ya que la única forma de ir rápidamente era solo una.

- Esta bien pero no se lo digan a nadie eh! – le responde serio tomando a los dos y saliendo volando de ahí con los 2 en su espalda.

.

.

.

En eso Seiya y Marin llegan hasta donde Goku peleaba con Medea...

- Goku! Ella es... – dijo sorprendida al ver a ese monstro.

-Si es Medea... su verdadera forma... aun tiene a Saori – dice mientras evitaba los golpeas de esta.

- Pues veremos como resiste esto! Dame tu Fuerza Pegaso! – grita Pegaso lanzando su ataque, mas este no le hace efecto a Medea quien de un solo golpe derriba a Seiya.

Marin lanza su ataque pero no tiene mejor resultado, Medea la golpea también y encara a un dudoso Goku quien no quiere atacarla.

- Que generoso eres saiyajin! Pero eso solo significa tu muerte! – grito está atacando al peli negro quien lo esquiva para después aplicarle una patada a esta quien cae., pero rápidamente se reincorpora – Los poderes de los guerreros legendarios son míos! Me vengaré de ustedes destruyéndolos a todos! Si me matan también mataran a su preciosa Athena! Jajaja! – sabía que ella ganaría, en eso una serie de disparos salen de la boca de Medea y caen sobre los 3 pero estos los esquivan.

- No hay opción Seiya! Usa la flecha de Sagitario! – le pide Marin al ver a lo que se enfretaban.

- Pero... – inseguro ve a su maestra ya que aun si no lo parecía era el cuerpo de Saori.

- No hay salida! – responde la amazona sabiendo que no había salida.

- Nooo! – grita Goku interponiéndose entre ellos al ver lo que arian.

- Goku... no tenemos alternativa! – le trato de explicar la guerrera.

- Aún hay una... – dijo esperanzado el peli negro, Medea al ver eso aprovecha el que no le prestaban atención y comienza a generar una fuerte energía formándose un gran vendaval encima de la isla.

- Está concentrando sus poderes! Algo planea! – alerta Marin mirando hacia Medea, en eso Vegeta, Sheena e Ikki llegan a la isla.

- Así que esa es su verdadera forma! – decía el sayajin mirando a su oponente.

- Así es, es el cuerpo que le dio el conjuro! Es realmente horrible – dijo sorprendida Sheena al ver la deformación.

- Pues que esperamos... Ave Fénix! – ataca Ikki haciendo que Medea recibiera el impacto pero no se inmuta y les devuelve el ataque Vegeta alistaba su técnica para atacar al monstruo.

- No lo hagas Vegeta! – le grita Goku deteniendo a su amigo al ver que pensaba atacar.

- Qué diablos pasa contigo Kakaroto! Podemos destruirla! – expuso el detenido mirando a su rival con enojo al ver que lo había detenido.

- Si lo hacemos morirá Saori! – contesto este mirándolo preocupado.

- Y qué? Acaso no fue lo que ella pidió en su carta? – repuso mirándolo sin entenderlo, pero ese tiempo es aprovechado por Medea quien concentra más y más su poder formando un torbellino dentro de la isla.

- Jaja! Debieron aprovechar la oportunidad para destruirme! Ahora pagaran su error. Este lugar es mágico, por eso vine aquí. Estoy invocando los poderes oscuros a quienes debo mi poder... mi sacrificio iba a ser esa niña Shunrei, pero ahora los ofrezco a ustedes! Generaré el poder suficiente para destruir todo esto, generará un cataclismo que reducirá la tierra a ruinas! Los sobrevivientes serán mis esclavos! – gritaba Medea complacida al ver a sus sacrificios, mas al terminar de decir eso todos a excepción de Goku la atacaban pero sus disparos eran contenidos – Jaja! Se los dije, ahora la magia de este lugar me protege. Demasiado tarde para intentar algo! Ahora solo véanse morir! – Todos se quedan inmóviles ante eso más Vegeta increpa a Goku.

- Kakaroto eres un imbécil! Debiste matarla cuando tuvimos la oportunidad – le grita enojado al ver lo que pasaba.

- Lo siento... – se disculpa con culpa al ver que por su duda había pasado eso.

- Si la culpa es tuya Goku!... por eso deje que Athena te hablara.. Sabía lo que te diría... y que esa sería tu estúpida reacción! Y ahora para terminar, usare esto! – reía a carcajada la bruja extrañando de su cuerpo la esfera del dragón.

- La esfera! – grita Goku al ver la razón por la que habían venido a ese mundo.

- Así es! Usare su poder para destruir tu mundo también! Esta es mi venganza! – sentencio proyectando la esfera hacia el cielo, pero de pronto esta se oscurece y se apaga – Pero que es esto! – dice sorprendida al no saber qué era lo que pasaba.

- Buscabas esto? – dice una voz que reconocieron como la del caballero de Aries, al voltear todos ven a los demas restantes que buscaban en otra isla, mas Mu llevaba en sus manos otra esfera.

- Que significa esto? – grita para una respuesta Medea al ver la esfera en las manos del caballero de Aries.

- Demonio... Fue Kaetron quien te venció al final! El sabía de tus planes y decidió engañarte! La esfera que tenías es la que yo fabriqué y le dote de mi energía para engañarte. Una perfecta réplica no te parece? La verdadera es esta la que me dio Kaetron! – le respondió el caballero dorado mirándolo fijamente.

- Maldito Kaetron! Malditos todos! De todos modos destruiré la tierra y a ustedes con ella, pero te quitaré esa esfera! – grita avanzando hacia el rodeada de esa energía, Mu eleva su cosmo al igual que los demás al ver la intención de esta – Jaja! Ustedes caballeros dorados, no son nada, esto comenzó desde el principio! Fui yo quien encendió el fuego de Vesta en el corazón de Saga para que traicione al Santuario! Fui yo quien aviso en sueños a Aioros de la conspiración. Fui yo quien guio la mano de Shura para acabar con Aioros!. Fui yo quien los estuvo manipulando! Muerto Aioros ya nadie me detendría! – gritaba para hacerlos enfurecer.

- Maldita! Todo este tiempo fuiste tu! Aguja Escarlata Antares! – Milo la ve con renconr al saber que ella era la causa de todos los males.

Los ataques no le hacen nada a Medea que continuaba avanzando...

- No hay otro remedio... Seiya ... ataca con la flecha cuando te abramos un espacio en ese campo de fuerza – ordena Marin preparándose para atacar.

- Esperen! – para Goku a todos esperando a que lo escuchen.

- Ya basta Kakaroto! No hay más remedio, hasta ellos están de acuerdo – decía arto Vegeta ante la insistencia de kakaoroto de parar.

- Por favor, confíen en mí! Distraigan a Medea. Traten de que no se apodere de la esfera y que su energía no se expanda... yo debo de hacer algo – les pide para después elevarse para luego posarse sobre una elevación.

- Que es lo que quiere hacer? – pregunta curioso Seiya.

- No me digas... que vas a hacerla aquí? – dice sorprendido al saber lo que tenía planeado.

- Qué cosa... – Ikki miraba lo que hacia ese sayajin.

- La... Genkidama... – fue su simple respuesta mirando como Goku levantaba los brazos y se concentraba.

- TIERRA, VIENTO, FUEGO, AGUA... POR FAVOR... BRINDENME SU ENERGÍA! – grita pidiéndolo, en eso todos sienten una gran oleada de energía que iba directo hacia Goku.

- Que clase de técnica es esa? – dijo sorprendido al sentir esos cosmos aparecer.

- La Genkidama es la concentración de la energía positiva de la tierra y de las personas... Es muy poderosa... solo Kakaroto puede hacerla – responde Vegeta.

- Porque? – no entendia como esa técnica solo podía usarla Goku.

- Porque él es... un tonto y grandioso niño bueno... – responde sarcástico el príncipe de los sayajin.

- Un momento! Eso es.. – se mete Sheena al comprender algo que no había entendido.

- Que dices? – pregunto Marin al ver a su a su amiga.

- `solo la pureza del corazón puede empuñar el bien que sera tu espada´ lo que encontró Saori! Eso estaba también en el libro oscuro... estaba hablando de Goku y la Genkidama! Solo él puede hacerlo... solo él puede invocar la energía positiva de todos para utilizarla! – respondio sorprendida, ahora entendía el por qué Medea había tenido miedo de Goku.

- Nooooo! No lo harás! No arruinarás mi venganza! – grita Medea al voltear y ver a Goku sabiendo lo que hacía, cambiando de dirección y dirigiéndose al sayajin, lanza una descarga de energía para interrumpirlo pero Vegeta repentinamente la contiene.

- Debemos detenerla. Kakaroto necesita tiempo para formarla! – grita este lanzándose contra su enemiga, haciendo que todos los demás guerreros se lanzaran contra está tratando de detenerla, pero Medea continuaba avanzando...

.

.

.

En tanto en China el Supremo Kaioshin se dirige al Antiguo Maestro.

- Escúchame... dirígete a todos los caballeros de bronce y de oro que faltan, diles que eleven su cosmo y lo proyecten a Goku. Necesita incrementar el poder de la Genkidama – le dice mientras el elevaba su ki y se lo pasaba al nombrado.

Dhoko proyecta su mente hacia Aioria... este la recibe en pleno interrogatorio.

.

.

.

- Conteste mis preguntas! – le dice rudo el policía.

- Primero bájeme la voz! Pero... es usted Antiguo Maestro – decía enojado Aioria al ver el tono que utilizaban con él, más en eso siente una presencia conocida.

- ¨Si Aioria... necesito que tú y los demás eleven su cosmo y lo proyecten a Goku, en este momento se está librando la batalla final... es necesario que lo ayudemos... quizás se pueda salvar a Athena¨ – le dice el antiguo caballero de Libra.

- Lo haremos... Aldebarán... todos ustedes... salgan...vamos debemos enviar nuestro poder a Goku... concéntrense! – pide el caballero dorado a sus amigos.

- Oiga! No hemos terminado – grita el policía al ver que lo ignoraban.

- Yo ya termine! Salga de aquí ahora! – le contesta Aioria, estos antes de que pudieran reaccionar los policías son sacados a la fuerza por este... y luego se reúnen y elevan su cosmo...

.

.

.

En tanto en el Reino Submarino, Poseidón le pedía lo mismo a sus Generales Marinos.

- Pero... porque? – dijo Kanon ante el pedido de su señor.

- No discutas Kanon... Medea debe ser derrotada... quizás la estrategia de ese saiyajin es la indicada. Háganlo! Ya le ordene a Hilda de Polaris que haga lo mismo – le responde al ver que no obedecia.

.

.

.

En Asgard, Hilda daba la misma orden a los dioses guerreros.

- Que hagamos que? – Sigfried no entendía la orden que le había dado.

- Ya escucharon. Eleven su cosmo y proyéctenlo, es conveniente para nuestros intereses que Medea sea derrotada. No discutan! – ordeno otra vez Hilda al ver a sus guerreros.

.

.

.

En tanto Goku lograba formar la Genkidama, recibiendo una gran cantidad de poder...

- Que esperas Kakaroto! Lánzala... – le grita Vegeta peleando para contener a Medea.

Goku queria lanzarla pero en ese momento siente miedo. Ve a Medea pero también ve a Saori...

- "no es seguro, esto solo atravesará la barrera de energía de Medea pero no me garantiza que no dañe a Saori... podría morir de todos modos" – piensa preocupado, recordando a la chica, los momentos que pasaron juntos... lo que le dijo...cierra los ojos y baja los brazos...

- Qué demonios estás haciendo! – le grita enojado al ver lo que hacía kakaroto.

- No puedo hacerlo!... Saori no es culpable! No merece morir así! – le dice no pudiéndole hacer daño a alguien inocente en eso.

- Idiota! Tú serás el responsable de lo que pase! – le recrimina Vegeta ante lo que había hecho.

- Jaja! Se acabó saiyajin... tus sentimientos te han derrotado! Es mi victoria! – grita Medea festejando ante su inmidente victoria, pero en eso Goku abre los ojos y la contempla desafiante.

- Te equivocas! No he abandonado la idea de destruirte pero no dañaré a Saori... Mira esto! – le responde, en eso la Genkidama baja y cae suavemente sobre el cuerpo de este, fundiéndose en él y transformándolo en un ser luminoso...

- QUE! – grita consternada Medea al no saber que era lo que pasaba, eso no estaba en los recuerdos que le habían pasado a la diosa Athena.

- Pero que es esto? – dice consternado Seiya al ver a Goku envuelto en esa luz.

- Se ha... – empezó a decir Mu igual de sorprendido.

- Fusionado con... – siguió Ikki no pudiendo creer lo que veía.

- Esa energía positiva... – termino Marin mirando al sayajin.

Goku en eso se lanza a toda velocidad contra Medea atravesando la barrera energética, su cuerpo y el de Medea chocan y parece que por un momento el de Goku es absorbido pero en ese momento, este sale por el otro lado del cuerpo de Medea pero... lleva en brazos el cuerpo de Saori!.

- Ahora Seiya! Lánzala! – le grita teniendo a la chica en sus brazos.

- Flecha de la Justicia! – grita sin pensarlo Seiya lanzando su flecha que atraviesa a Medea a la altura del corazón... esta lanza un grito y cae derribada – Lo hice! – grita feliz.

- Idiota! Lo hizo Kakaroto! – le responde Vegeta para bajarle los humos al caballero.

- No! Lo hicimos todos! – le contesta Sheena con una sonrisa.

.

.

.

En China, el Supremo Kaiosama brincaba tratando de hacer bailar al Antiguo Maestro...

- Supremo Kaiosama, por favor – le pide este al ver las intenciones.

- Anda! Soy más viejo que tú! Y mira como bailo! Bravo! – le reprocha con una sonrisa bailando energéticamente.

.

.

.

En Japón, Aioria y los demás también estaban contentos

- Al fin terminó y Atena se ha salvado! – decía feliz el caballero de Leo.

.

.

.

En la isla los demás corrian a ver a Goku, quien sostenía el cuerpo desnudo de Saori, Rápidamente Shaka la cubre con su capa...

- Esta bien, Shaka?—le pregunta el guerrero Z al ver a Saori inconciente.

- Si, Goku... es ella... recuperada... lo lograste – le dice feliz de ver a su diosa sana y salva.

En eso los demás se percatan de Medea, ven una figura encorvada que trata de levantarse pero tenía la flecha atravesada en el pecho, en eso en medio de toda aquella corrupción todos empiezan a distinguir dos ojos que los miraban... En eso coge una esfera, pero esta se rompe y una energía sale de ella y desaparece...

- Se acabó Medea los guerreros legendarios están libres y ahora descansarán, lo - Ustedes... no... – empieza a decir enojada pero es callada abrutadamente al escuchar una voz infantil.

- Madre! – gritan unas voces infantiles, haciendo que esta volteara a ver a dos niños, un niño y una niña que se acercaban a esta, mas no eran los únicos, los demás también podían verlos.

- Madre... – dice el niño al acercársele.

Medea: Ustedes... porque... – decía sorprendida al verlos ahí.

- Te estuvimos aguardando madre – responde con una sonrisa de cariño la niña.

- No podíamos descansar mientras tú estabas enferma de odio – le contesta el niño mirando a su madre.

- Ahora todo acabó – le respondió esta vez la niña.

- Yo no... no debieron esperar... ustedes – decía sorprendida Medea al verlos ahí, aun después de todo lo que les había hecho.

-Olvídalo madre... ya terminó... – le pide el niño acercándose a ella.

- Es hora que descansemos... ven – secunda la niña también ella pero al alzar su manita en vez de ir por su mano se acerca a la flecha y se la quita – Todos merecemos una oportunidad... la tuya ha estado aguardando desde hace mucho tiempo –.

- Debes de lavar tus culpas... y descansar – el niño al igual que su hermana toman la mano de su madre y se la van llevando.

- Hijos... no... no lo merezco – lloraba Medea ante el amor que le profesaban sus hijos, algo que pensó que nunca tendría.

Niño: No digas nada... ven... – decía el niño pidiéndoselo.

Medea: Perdón... – dice llorando a sus hijos, empezando a desaparecer con sus dos hijos,… en su lugar solo quedo una flecha de oro.

.

.

.

Fin del capítulo 37