"Tras los acontecimientos en Antigen, los humanos han reabierto la veda de caza contra los inmortales. Pero esta vez es diferente, ambas razas se defenderán.

Los licántropos heridos en su orgullo se han dividido en dos bandos luchando entre ellos como perros salvajes, con ecos del pasado para volverlos a unificar como en los tiempos de Lucian. Momento que aprovecharemos los vampiros para refundar a los Guerreros de la Muerte, más fuertes que antes y colocarnos en el sitio en el que nos merecemos en este mundo.

Mientras me pongo como líder de los vampiros rebeldes busco a mi amado Michael sin cesar, con mi hija Eve a mi lado ayudándome."

Capitulo 1:

Se encontraba en la azotea de los laboratorios de Antigen, donde hasta hace unos minutos se encontraba Michael. El humano que le había deshelado el corazón y la había salvado de una vida de venganzas, el humano convertido en licántropo que había mordido para salvarlo de una muerte segura por las balas de plata y que luego había sido su aliado y compañero hasta que los hubiesen separado los humanos. Aquellos que todos ellos, los inmortales, pensábamos que serian los que menos problemas nos causarían.

-¿Tienes alguna visión de Michael?- pregunta Selene a su hija, mirando al horizonte donde se ven a un par de helicópteros acercándose al edificio medio derruido.

-No-responde Eve con pesar.

Selene cierra los ojos y aspira el aroma que había dejado Michael en el lugar, recordando como ella se había despertado en aquel lugar desconocido y como tras abandonar el lugar había ido directamente al embarcadero. Esperando que Michael estuviese allí.

Abre los ojos, al ocurrirse que él haría lo mismo que ella. Como habían hecho en otras ocasiones, que por alguna razón se habían separado, fuesen al último lugar donde habían estado juntos.

-Ha ido al embarcadero…-susurra Selene esperanzada.

Mira a sus compañeros, que hasta el momento estaban parados detrás de ella esperando a que ella se decidiese el siguiente movimiento.

-Hay que ir al embarcadero, Michael habrá ido allí- comenta Selene, mirando hacia la dirección del puerto- Habrá que saltar desde aquí, no podemos volver por donde hemos ido, la policía ya esta en las puertas del edificio.

Si quieres te puedes sujetar a mi espalda, si no te atreves a saltar desde aquí. Nadie te va a juzgar por ello, aún no estás lo suficientemente fuerte…- añade Selene al ver que su hija dudaba en saltar.

Eve asiente con la cabeza, que se había acercado hasta el borde de la azotea mirando hacía el suelo, retrocediendo un par de pasos al ver la altura del edificio.

Con cierta incomodidad para ambas, Eve se agarra como puede a la espalda de su madre. Sin más dilación Selene y David, que hasta ese momento permanecía callado, saltan con elegancia de lo alto del edificio y caen al suelo como si solo hubiesen dado un pequeño salto. Y salen corriendo en dirección al embarcadero, que hace una noche había estado Selene.

Tras esquivar varios controles impuestos por los humanos consiguen llegar hasta el embarcadero, desierto como la última vez que ella estuvo allí.

Selene mira a su hija, esperando a que ella le dijese que estaba teniendo una visión de su padre, pero no ocurre nada.

Salta la verja del puerto abandonado, y sin vacilación comienza a buscar a Michael por todos lados. Ampliando todos sus sentidos, sólo consigue localizar como antes un tenue olor de éste.

-¡Michael!-grita varias veces Selene con desesperación, dejando de lado la prudencia con la esperanza de que se encontrase cerca para oírle.

Pasan los minutos y no ocurre nada. Solo le responde el silencio.

Mientras Eve ve como su madre demuestra sus sentimientos hacía alguien que no es ella, sintiéndose celosa de esa persona como abatida al no ser ella la que reciba esas muestras de cariño.

-Selene, lo mejor es que nos vayamos de aquí y busquemos un refugio que dentro de poco se hará de día y tendremos que reorganizarnos para ver como actuar ahora- comenta David preocupado por si algún humano los viese y llamasen a la policía- Cerca de aquí, conozco un lugar apropiado.

A regañadientes abandonan el lugar…

Habían llegado al escondite sugerido por David, que resultaba ser un cubículo de obreros de una construcción abandonada, que constaba con una ducha rustica que recogía el agua de las lluvias, tres camas que consistían en colchonetas en el suelo, una mesa con una lámpara de gas, una radio ahora sin pilas y un par de sillas y fuera del cubículo un baño de uso común. Mientras se acomodaban y recogían las armas que los vampiros habían escondido por los alrededores por si las necesitaban, Selene había estado pensando en los últimos acontecimientos.

Ahora Eve se encuentra descansando en una vieja cama en la misma habitación, donde David y Selene estaba sentados en unas sillas, mirando a través de un iPhone 7 (recordar que la película esta ambientada con un par de años por delante) a ver si tenían noticias de lo que pudiese ocurrir con los laboratorios Antigen y que iban hacer los humanos.

En las noticias que daban, sólo decían que los guardias de Antigen habían conseguido detener una fuga de licántropos, que tenían retenidos para experimentos, de sus instalaciones. Pero a un gran coste, con la destrucción de la mayoría de su personal, de sus instalaciones, como de las muestras de las vacunas que habían conseguido sintetizar hasta ahora.

-¡Malditos perros! ¿Cómo han podido tapar todo esto?- se enfurece David en susurros al ver como todos sus esfuerzos para liberar a Eve y desenmascarar a los licántropos no habían dado todos los resultados esperados.

Selene más tranquila, y mirando a su hija como duerme o hace que duerme, se siente incomoda al no saber como reaccionar del todo con su hija. Era un ser creado a partir de ella y de Michael, creada con amor pero que ninguno de los dos había podido disfrutar de ninguno de los procesos que llevaba ser padres. Y que ahora ella sola, sin la ayuda de Michael, que era el que expresaba por ambos los sentimientos que tenían, tiene que lidiar con una hija y no sabe como. Pero tiene que hacerlo, no por obligación sino porque quiere que esa niña tuviese lo que ella hubiese hecho sino la hubiesen transformado en vampiresa.

-Ya me lo esperaba- responde Selene con voz monótona- No era normal que los de Antigen tuviesen desde hace tiempo el monopolio de la genética de las dos especies de inmortales. Alguien de las altas esferas, los han tenido que ayudar y ahora lo están volviendo hacer.

David asiente dándole la razón, al no haber pensado en ello. Quedándose los dos callados, oyéndose sólo la respiración de Eve.

-Dentro de poco va a amanecer, tengo que irme para hablar con mi padre y reunir a los vampiros que nos apoyen en la lucha. Pero ahora mismo no somos muchos- dice David para romper el silencio instalado en la pequeña habitación y recordando los acontecimientos ocurridos contra los licántropos en el refugio de la presa.

Selene asiente con la cabeza, mientras vuelve a mirar sin tapujos en el iPhone, apropiándoselo sin preguntar.

-Volveré lo mas pronto posible y si surge al problema ya os llamaré- se despide David saliendo de allí.

A los pocos minutos de que David se ha ido, Eve se levanta de la cama mirando fijamente a Selene.

-¿Por qué muestras más sentimientos hacia Michael que hacia mi?- pregunta sin tapujos Eve.

Selene que había estado perdida mirando la pantalla del móvil, alza la cabeza desconcertada por la pregunta.

-No es fácil responderte- responde tras unos segundos de meditarlo- He sido durante 600 años una asesina despiadada sin corazón que mataba sin preguntar, pero llego tu padre, Michael, y todo mi mundo construido en mentiras se vino abajo y me abrió las puertas a nuevas perspectivas nunca vistas. Y tú, eres muestra de ello…No debes de sentirte celosa o desplazada, aunque no lo parezca te quiero ya que eres parte mía y de tu padre. Sólo dame tiempo…

Eve asiente con la cabeza, algo más contenta al conocer algo más de su madre.

-Por cierto, tienes algún nombre a parte del inapropiado de Sujeto numero 1- le comenta Selene intentando entablar una conversación más amena.

-No, solo me llamaban así- responde Eve sin saber muy bien como sentirse al respecto- Sólo Lidia, la que me cuidaba, me daba algunas muestras de cariño y me enseñaba lo básico (leer, escribir,…).

Selene asiente, sabiendo muy bien como serían esos animales respecto al trato con un ser indefenso siendo además científicos sin escrúpulos.

-¿Te gusta el nombre de Eve?- sugiere Selene a su hija, la cual asiente contenta al tener por fin un nombre, y además uno bonito y elegido por su madre.

Se le había ocurrido ese nombre al ver a su hija, el primer hibrido nacido, el ser que encerraba todos los misterios y el futuro conocimiento encerrado en su ADN. Pero sobretodo por que encerraba el principio del comienzo de las razas inmortales y como tal tenía que llevar el nombre de la primera mujer.

-Gracias- agradece Eve, abrazándola efusivamente.

Selene responde devolviéndoselo como puede, sin saber como responderle correctamente. Rompiendo el abrazo tras unos segundos y levantándose hacia una pequeña nevera portátil, que habían desenterrado, y en cuyo interior hay varias bolsas de sangre.

-Toma, bébete una bolsa y descansa un poco más. Que no tardaremos mucho en volvernos a poner en marcha.

Eve, un poco mas alegre, coge la bolsa de sangre e imitando a Selene empieza a bebérsela.

…..

Michael abre los ojos, viéndose en el interior de una tanqueta de criogenización con la sensación imperiosa de respirar y un dolor vago en el pecho como si le hubiese disparado. Boqueando y aturdido cae al suelo de una sala, atestada de material medico como científico y de varios cadáveres por el suelo.

No sabe donde se encuentra, ni como ha llegado allí, pero lo que si sabe es que tiene que huir allí lo antes posible. Se lo dice su instinto.

Sin vacilación va hacia los cadáveres de los guardias de seguridad de ese laboratorio, llamado por lo que pone en su logotipo Antigen, cogiendo las ropas que a él más le sirven: unos pantalones oscuros, unas botas, una camiseta azul y una gorra negra para taparse la cara. Todas estas prendas les arranca el logo de la compañía para que si le ven en la distancia no le pregunten al respecto.

Sale de la sala y se encuentra que por donde va hay muerte y destrucción. Hacia abajo no puede ir, ya que allí está todo el caos por lo que se decide ir hacia la azotea.

Arriba ve que la ciudad que él conocía ha cambiado, que la policía y el ejercito se dirigen hacía donde él esta. Entrando una furia fría, que le hacia cambiar de aspecto, es decir, entrando en su estado híbrido.

En ese estado, le llegan recuerdos de su pasado muy difuminados: su entrada en el mundo de las dos razas de inmortales (vampiros y licántropos), como lucho a muerte contra muchos de ellos venciéndoles en la mayoría de los casos por los pelos y como le capturaron en los muelles cuando intentaba huir de la ciudad. En todos esos recuerdos, sabe que hay una mujer a su lado ayudándole pero tanto su rostro como su nombre se le escapan sin acordarse. Por ello, expulsa un rugido de frustración que le sigue tras éste unos segundos de dolor de cabeza, que desaparece como ha venido.

Mira al horizonte y tras unos segundos de pensar a donde puede ir se decide por ir al embarcadero por donde iba a huir a ver si los encargados de éste le dicen que ha pasado en estos tiempos y que ha sido de la mujer que le acompañaba.

Salta de la azote del edificio sin pensárselo, sabiendo de antemano que va a caer de pie sin un solo rasguño y con una rapidez inusitada pasa por delante de la policía que empezaba acordonar la zona sin que estos lo viesen o notasen. Llegando en unos pocos minutos a su destino.

Viendo que el muelle se encuentra desierto y destruido, como si el tiempo allí se hubiese detenido y el lugar estuviese maldito. Se adentra en el embarcadero, saltando la valla. Recordando lo que allí había vivido hace unos segundos para él, pero que sabía que desde ese momento al ahora habían pasado años: él esperando en el muelle nervioso de que los pillasen allí mientras retenía el barco que quería partir ya, ve como el ejercito le rodea cuando la mujer está llegando a su lado, le disparan lanzándole al agua y quedando inconsciente con la ultima imagen del rostro de la mujer. Ese rostro borroso, que intenta recordar pero que no puede.

El es medico, y sabe lo que le pasa, tiene perdida de memoria disociativa, es decir, que había perdido ciertos recuerdos importantes de su mente y que si tenía suerte con el tiempo los podría recuperar.

Michael volviendo a la realidad, mira a su alrededor comprendiendo que allí no encontrara respuesta. Y que el único lugar donde las puede encontrar es del lugar de donde ha salido, pero antes tiene que descansar un poco y alimentarse que se encontraba algo débil.

Sale de allí, buscando algún sitio donde se puede quedar, encontrando tras mucho buscar una calle poca transitada donde un par de delincuentes aprovechando la distracción de los laboratorios Antigen intentan perpetrar un robo. Michael hambriento y cansado de ver ya el cuarto robo decide intervenir en el asunto, y aprovecha para alimentarse matando en el proceso a los dos delincuentes, que le disparan varias veces sin éxito de matarlo.

Al beber de su sangre, obtiene algo de información. No toda la que hubiese podido obtener de la de un inmortal, pero ahora sabía en que año se encontraba, que es lo que estaba ocurriendo en ese momento y donde se podría alojar para descansar un poco sin ser molestado.

Ahora con energías renovadas y con un propósito en marcha se pone en camino a esa guarida momentánea.

FIN DE MI PRIMER CAPITULO, ESPERO QUE OS GUSTE Y YA ME DIREIS QUE OS PARECE. SI RECIBO ALGUNOS ANIMOS, PUES CONTINUARE LA HISTORIA(que en el próximo capitulo veremos como Selene se reúne con el detective Sebastian como con los vampiros reunidos por David y a Michael entrando en Antigen y encontrándose con licántropos)