1.- Tenma y Kyousuke - Dedicado a Kisa, que será mi Tenma en Mayo, Thanks a bunch!; también se lo dedico a AnotherLayton, que espera una continuación de mi fic "Un postentrenamiento movido"

Habían pasado unas horas desde que ingresaron a Shindou, y parecía que se había estabilizado; pero Tenma y Kyousuke estaban en la sala de espera sentados, no tenían fuerzas para irse y dejar a su capitán solo

-Tsurugi… ¿estás bien?

A Tsurugi se le veía muy callado, bastante triste; lo primero era propio de él, pero lo segundo no tanto; raro era ya de por sí que no se hubiera marchado de la sala de espera, más raro era que ni siquiera soltara alguna frase escueta

-¿Huh? Eh… Sí, sí… estoy bien
-Te entiendo… debes estar muy nervioso con todo esto que le ha pasado al capitán, ¿verdad?
-Erm… sí, es eso… … heh… no se cómo me preocupo ahora tanto de Shindou cuando hace meses quería acabar con vosotros… es tan irónico, Matsukaze…

La actitud de Tsurugi era demasiado rara, había pasado de callado a desarrollar un tema. A Tenma le resultó normal, ya tenía una preocupación, su hermano, y ahora había pasado a revivir el mismo proceso que tuvo cuando ingresaron a Yuuichi años ha

Tenma pensó que no era el momento más adecuado para mostrar sus sentimientos hacia él, ni siquiera pensó en un abrazo, pero si pensó que darle la mano ayudaría algo. Tenma acercó su mano a la de Tsurugi, pero en cuanto la tocó, el brazo de su compañero tembló ligeramente y apartó la mano con sigilo, pero con rapidez

Tenma seguiría buscando el modo de lograr aunque fuera, tomar su mano, -Tsurugi… ¿Bajamos a la cafetería y almorzamos algo?
-Erm…
-Pago yo, no te preocupes-, dijo Tenma intentando convencerle con una sonrisa
-Eh… Está bien, Matsukaze

Kyousuke se levantó y siguió a Tenma hasta que llegaron a la cafetería del hospital, donde se pidieron poco más que unas bebidas y unos bocadillos; Tsurugi se disponía a irse con ello hacia la planta de arriba, pero vio que Tenma se sentaba en una de las banquetas de la cafetería, así que decidió sentarse a su lado

-Itadakimasu!
-I… tadakimasu…

Ambos se pusieron a comer con una relativa poca lentitud.

Tenma volvió a intentar la jugada de antes de tocar su mano, era difícil que pudiera mover con rapidez el brazo en ese preciso momento, ya que estaban sentados más juntos que la anterior vez, pero esta vez fue Kyousuke quien tocó el mismo la mano de Tenma para luego apartarla. Tenma pensó que podía haber sido una coincidencia, pero le intentó tocar la mano de nuevo; Tsurugi tardó más en apartarla y acto seguido tragó saliva

Unos tres cuartos de hora más tarde, subieron de nuevo rumbo a la sala de espera. Ambos se sentaron, de nuevo, en las mismas sillas, que seguían estando libres, al igual que toda la sala de espera. Kyousuke seguía sin hablar y un poco tembloroso

-Tsurugi…
-¿Huh?
-¿E… estás seguro que te encuentras bien?, ¿tienes frío?
-Que sí… que sí, ¿por… qué no iba a estarlo?
-Te veo temblando y…-, en ese momento, Tenma, por fin, agarró la mano de Kyousuke, -Las manos… las tienes frías-

Kyousuke, repentinamente, empezó a no poder casi respirar; con la mano libre se tocó la parte alta de su torso, como si se estuviera ahogando

-¡Tsurugi!-, Tenma se estaba asustando cada vez más, -¡D… dime algo!... Llamaré a la enfermera-
-H… … N-no… la llames… no… estoy… hh… enfermo…

Un Tenma desesperado, sin saber qué hacer, solo pudo abrazarle mientras lloraba, -Tsurugi… Tsurugi-kun… por favor… recupérate…-

La reacción de Tenma solo llevó a una solución posible a Tsurugi, también con los ojos llenos de lágrimas: Apretó la mano de Tenma con fuerza y acercó su cara a la de su compañero, dándole un largo beso en los labios y abrazándole con la mano que antes tenía en el pecho. Tenma no hizo nada, solo siguió a su compañero, abrazándole de igual modo con la mano libre que tenía

Se pasaron así varios minutos, hasta que Tenma cortó el beso

-T… Tsurugi…kun-, la cara de Tenma estaba roja como un tomate, y todavía llena de lágrimas
-¿De qué… te asustas, Matsukaze?-, Tsurugi, también medio llorando, hablaba con mayor claridad, aunque volvió a lanzarse a besarle, abrazándole con ambas manos fuertemente, una situada tras la cabeza de Tenma y otra rodeándole la espalda -Todo el día… me has puesto nervioso… intentando agarrarme de la mano…-
-T… Te amo… Tsurugi-kun-, Tenma abrazó fuertemente también a Tsurugi
-Te amo… Matsukaze-kun… y no pararé de besarte… hasta que nos cansemos-

Y así fue, cuando ambos se cansaron y se quedaron dormidos, fue el único momento en el que dejaron de besarse, aunque sus labios seguían próximos uno del otro