Disclaimer applied (Naruto no me pertenece)

Advertencias: Es un fanfic universo alterno, por lo tanto la personalidad de los personajes ha sido modificada relativamente.

Nota de la autora: Este capitulo es narrado desde la perspectiva de Sasuke, por si las dudas ¡Nos vemos más adelante!

Capitulo 2: Planes

-Estas obsesionado con ella- susurró Naruto tomando su café.

-¿Ah?- pregunté mirando a Naruto.

-Deja de buscarla- dijo Naruto- según Hinata ella no vino.

-No la estaba buscando- desvié la mirada un poco sonrojado tomando mi bebida- es tu imaginación dobe.

-Sí, claro- dijo Naruto con una voz cargada de ironía- ¿has hablado con ella desde el viernes? – me preguntó emocionado.

-No- hice una pausa- pero espero hacerlo esta noche- solo esperaba que mi plan funcionara.

-Ojala, para que dejes esa tendencia psicópata- Naruto se burló de mí con esa sonrisa zorruna que le caracteriza.

-Maldito dobe-

-Solo digo la verdad-

-Hmp- dije antes de tomar mi chaqueta e irme.

No es que este obsesionado con ella, pero desde que la conocí me gusto…

En realidad, me enamoré, desde el primer momento en que la vi.

Me enamoré de su naturalidad, de su risa y de todo su ser.


Me encontraba en la entrada de la universidad esperando a que mi mejor amigo saliera de sus clases, era muy tarde y el frío comenzaba a calar mis huesos. La entraba se encontraba completamente vacía.

Cerré los ojos tratando de pensar en otra cosa, porque me estaba comenzando a molestar por la demora de Naruto, hasta que unos pasos llamaron mi atención.

Una chica de cabellos rosados se acercaba a la entrada rápidamente, tenía un gorro negro y una chaqueta gigante que contrastaba con su delgada figura. En sus hombros sostenía una pequeña mochila y en su mano izquierda llevaba un sándwich.

Se acercó a mí, mientras susurraba que llegaría tarde.

-¿Ya cerraron la biblioteca?- preguntó agitada.

-Si- contesté yo tratando de no tartamudear.

-Mierda- dijo ella tocándose la cabeza- ahora ¿cómo voy a estudiar?

-¿Cuál libro necesitas?- la reconocí, era Sakura Haruno una chica que estudiaba medicina al igual que yo.

-Anatomía I – dijo ella - ¿tú lo tienes? – pareció reconocerme también.

-Claro- dije.

-Muchas gracias- me dio una enorme sonrisa de agradecimiento- me has salvado la vida, Sasuke – se rió ante su comentario.


Sonreí al recordar ese momento. Después de ver su sonrisa me enamoré de ella.

Y ahora solo esperaba que mi plan funcionara, para que pudiera poder estar con ella.

Como siempre me senté en los primeros puestos, no es que fuera un antisocial de primera pero detestaba a los intrusos. Quizás por eso decidí tener una vida tranquila en la universidad; cambiando mi aspecto, dándole una apariencia completamente diferente a la que tenía en la secundaria, además cambie mi forma de ser. Antes era el típico playboy, el chico popular bueno en todos los deportes terminados en "ball" y que tenía perfectas calificaciones. Ahora soy más tranquilo y un retraído social. En serio.

El profesor Asuma entró al salón dándonos un trabajo de microbiología, algo demasiado fácil, no es que fuera presumido, pero yo era uno –por no decir el mejor- alumno de la generación. El trabajo era en parejas, pero yo estratégicamente me quede solo, por lo tanto, tendría que trabajar con la alumna que se ausentaba en ese minuto. Sakura Haruno.

Parte uno del plan: Listo

Sakura llegó atrasada, algo demasiado común en ella, abrió la puerta del aula ruidosamente, causando la risa de muchos de mis compañeros.

Pasaron los minutos y refunfuñando llegó a mi lado, se sentó mirando los libros que se encontraban encima del escritorio. Sonrió como una niña en navidad cuando vio los libros de microbiología.

-Hola- me dijo- ¿trabajaremos con alguna bacteria o algún virus en especial?- preguntó con la mejor de sus sonrisas.

-Trabajaremos con los virus de envoltura compleja- dije con una voz fría y dura, estaba demasiado nervioso para sonar amable.

La escuché suspirar sonoramente, quizás con las intensiones de relajarse.

Entonces en ese instante me miró a los ojos y su expresión cambio completamente. Se notaba a leguas que estaba muy nerviosa, comenzó a sudar y a tiritar como loca.

-¿Qué te pasa? – le pregunté rápidamente, su cambio rotundamente me asustó.

Entonces sin darme cuenta, Sakura emitió un pequeño grito, salió corriendo del aula, completamente despavorida. Parecía que escapaba de una tropa de zombis o algo.

Todas las miradas del salón cayeron sobre mí, y todos se preguntaban que le había dicho a la chica para que saliera huyendo de ahí, lógicamente ignoré todas las miradas. Hundí mi cabeza en el libro que tenía en frente y sonreí con autosuficiencia.

Sakura sí se acordaba de la noche del viernes.

En cuando terminó la hora, tomé mis libros y salí despreocupadamente del salón. Ahora la iría a buscar y la "invitaría" a mi departamento para terminar de hacer el trabajo.

Comencé a recorrer los pasillos de la universidad yendo hacia el casino. Sakura no podía huir muy lejos, y lo más probable era que se encontrará en la cafetería.

Caminé hacia la mesa donde se encontraba con sus amigas. Todas se encontraban agachadas y hablaban en susurros, de seguro estaban hablando de mí.

Sakura e Ino se encontraban demasiado concentradas como para notar mí presencia, así que me acerqué disimuladamente con intensiones de escuchar un poco de su conversación.

-¿Estás segura de que era él?- la rubia Yamanaka parecía sorprendida.

-Sí, era él. Tenía los mismos ojos y su letra era igual a la letra que estaba en mi pared- Sakura hablaba un poco más relajada.

-Pues, yo no creo que sea él- Ino miró fijamente a Sakura- yo no me fio de Uchiha- negó con la cabeza.

-¿Por qué?- Hinata dejó de ser espectadora y decidió hablar por primera vez.

-Los ojos- la rubia indicó sus propios ojos- no los tiene del mismo color- hizo un gesto de negación con las manos.

-Mierda Ino, cada día estás más paranoica- Sakura se rió levemente para luego bajar la cabeza- creo que él no recuerda nada- su voz se tornó triste.

-Alto, alto, alto- Ino realizó una señal de stop con su mano- ¿te gustó?

-¿Qué?- preguntó Sakura.

-No te hagas la tonta- Ino miró inquisitivamente a Sakura- ¿te gustó dormir con Sasuke Uchiha?

-Creo que sí- las mejillas de la Haruno se volvieron rojas- pero no sé si me gustaría que él lo recordará, ¡estoy tan confundida!

-Por lo menos sabemos algo Sakura- Hinata puso voz seria.

-¿Qué cosa Hinata?- preguntó Ino.

-Que no eres asexuada- las risas no se hicieron esperar pero Hinata miró a Sakura fijamente -tenemos que hacer algo- la voz de la Hyuga era decida, me sorprendí, no pensé que esa chica podía tener una personalidad así.

-¿Qué?- la voz de Sakura era desesperada.

-Habla... con él- Ino cerró un poco los ojos, también parecía desesperada.

-Mierda- dijo la pequeña Hyuga al notar mi presencia, y dio un manotazo a la mesa para llamar la atención de sus amigas "disimuladamente".

Sakura salió de sus pensamientos, y el sonrojo comenzó a cubrir sus mejillas en sobremanera.

-Hoy a las ocho- dije con voz profunda solo con la intensión de poner a la pelirrosa más nerviosa.

-¿Perdón? -

-Hoy a las ocho en mi casa- sonreí con sorna, la chica había comenzado a tiritar- para terminar el trabajo.

-Esta...bien- Sakura se aferró más a su asiento - ¿dónde vives? – tragó saliva ruidosamente.

Sonreí con malicia al escucharla, Sakura se encontraba claramente intimidado por mi presencia y sus dos amigas también.

-Ino sabe la dirección- dije antes de alejarme de ellas.

Miré hacia atrás y sonreí más aún al ver la escena, Sakura miraba a Ino con cara de "zorra regalada" y Hinata miraba a la Yamanaka ilusionada casi planeando la boda entre mi hermano y la rubia.

Parte dos del plan: Listo.

Me acerqué a la mesa donde estaba mi hermano con Naruto, me senté con ellos mientras veía como mi amigo se devoraba las galletas que Itachi había comprado en la mañana.

-No deberías intimidarla tanto- dijo Itachi mirándome fijamente- solo logras que se confunda más de lo que esta.

-No la intimido, solo la… bueno ya la intimido, solo que es divertido hacerla tiritar- me reí un poco al recordar la escena del aula.

-¿La veras esta noche?- preguntó Naruto después de haberse comido mi desayuno.

-Sí- los miré inquisitivamente- así que los quiero a los dos lejos esta noche.

-¿Qué planeas hacer pequeñin? – Itachi preguntó pervertidamente – No quiero tener sobrinos tan pronto, primero termina la carrera.

-Cállate y lo que hagamos no es de tu incumbencia- dije antes de tomar mi chaqueta e irme.

Las clases continuaron normales, pero yo no podía dejar de pensar en lo que había pasado el viernes…

-No deberías fumar- dije mirando a la pelirrosa que se encontraba sentada conmigo en el sillón.

-El cigarro- soltó el humo de este- me relaja.

-Todos dicen eso- sonreí para mis adentros. Era realmente divertida –pero te hace daño- fruncí levemente el seño.

-Cualquier pensaría que estás estudiando para ser médico- hizo una pausa como para reflexionar- ¡Oye! ¡Ya sé quién eres! – comenzó a reírse- eres Sasuke Uchiha- me miró fijamente - estas muy diferente, casi no te reconozco.

-Parece- me reí un poco.

-Es que te ves diferente sin esas horribles gafas y sin litros de fijador en el pelo-

Lanzó una enorme risotada, mientras fumaba como adicta. Ya era su décimo cigarro y no tenía intensiones de parar.

Nos quedamos mirando los ojos del otro fijamente, sus verdes ojos llamaban mi atención, eran como una selva, lista para ser descubierta y explorada. Esta chica sí que me volvía loco…

Después de un rato inspeccionarnos, miramos hacia el frente donde mi hermano prácticamente se devoraba a la amiga de Sakura, me sonroje ante la vista, no contribuida para nada a mi salud mental y mucho menos a mis hormonas.

-Esa cerda- silbó Sakura para luego reír- es rápida.

-Hmp-

-Aunque no es mala idea- me miró seductoramente-¿sabes Sasuke? me caes bien. Eres inteligente, guapo, y estudias medicina. Creo que…estoy claramente interesada- su voz se tornaba cada vez más insinuante.

-Parece que…yo también estoy claramente interesado- le di una media sonrisa, la tome de la mano y subí con ella a su habitación...

Ya conocen el resto de la historia…


La lluvia caía torrencialmente mientras me acercaba al estacionamiento. Menos mal que tenía auto porque sino llegaría empapado a casa, lo cual me traería un resfriado seguro.

Encendí el auto, comencé a andar y la vi. Sonreí al ver como maldecía la lluvia y sacaba de su pequeña mochila una cajetilla y su encendedor zippo. Le dio una probada al cigarro mientras intentaba protegerse vagamente de la lluvia.

Con mi auto me acerque a ella.

-¿Te llevó?- dije al abrir la ventanilla.

Se sobresaltó cuando le hablé y apagó el cigarro rápidamente.

-Claro- dijo con una sonrisa- gracias, me vas al salvar de un resfriado -

Se subió al auto con tranquilidad, parecía que había olvido los acontecimientos anteriores, lo cual también servía porque quería hablar con ella. Conocerla más.

-Odio la lluvia- susurró mientras veía caer la lluvia por el vidrio.

-Yo igual- dije sin dejar de mirar el camino – y ¿por qué llegaste tarde?

Se sonrojo considerablemente ante mi pregunta, me reí internamente al ver como intentaba mirar hacia otro lado.

-Es que me…quede dormida- susurró bajando la mirada- anoche no dormí bien- sus mejillas se volvieron completamente rojas.

-Ya- dije mirándola.

Salí de la interestatal para poder llegar más rápido a su casa, y ella pareció salir de sus pensamientos.

-¿Conoces el camino a mi casa?- preguntó sorprendida.

-Sí- contesté.

-¿Cómo?- preguntó ella de nuevo.

-La fiesta- dije como respuesta mientras frenaba ante una luz roja.

-La fiesta- ella me miró fijamente- ¿tú te acuerdas?- me preguntó notablemente nerviosa.

-¿Tú qué crees?- hice una pausa- como te dije; estoy claramente interesado- le sonreí de medio lado y me comencé a acercar a ella con claras intensiones de darle un beso.

La distancia era cada vez menos…

Cada vez menos…

Menos…

Un bocinazo llamó nuestra atención, asustándonos en sobremanera, el semáforo había cambiado a verde y ya tenía que avanzar. Maldita sea.

Sakura se removió incómodamente en su asiento, mientras trataba de no mirarme. Sus mejillas estaban completamente rojas y sudaba frío.

En diez minutos nos encontramos en las puertas de su departamento.

Ella se bajó lentamente como si quisiera que yo le dijera algo, pero ninguna palabra salía de mi boca.

-Gracias- susurró ella mirándome a los ojos- por traerme.

-De nada- dije yo sosteniendo su mirada.- entonces nos vemos hoy en la noche.

-Hoy en la noche- cerró la puerta del vehículo y entró en la casa.

Cerré los ojos tratando de tranquilizarme.

-Hoy en la noche- dije antes de encender el auto y dirigirme a mi casa.

Solo esperaba que todo saliera bien.

Parte tres del plan: Listo.

Fin capitulo 2


Notas finales: ¡No sé como agradecerles los review y las alertas que recibí en el capitulo anterior! ¡Les juró que no pensé que el fic iba a recibir tanta aceptación! MUCHAS PERO MUCHAAAAAS GRACIAS! SON LOS MEJORES! SE LOS AGRADEZCO DESDE EL CORAZÓN!

Ahora yendo al capitulo, como se podrán haber dado cuenta es un poco más serio que el anterior, y está narrado desde la perspectiva de Sasuke quizás por eso es más serio xD. Espero que hayan disfrutado del capitulo y espero sus lindos reviews como en el capitulo anterior!

Nos vemos la próxima semana!

Los quiero!