Hola espero que os guste esta nueva historia. Habrá mucho romance y mucho lemon

Resumen:Harry venció a voldemort trayendo la paz que el mundo mágico buscaba ¿Pero que fue de este héroe que dio todo de si para salvar a todos los magos aun a costa de arriesgar su vida? Es lo que muchos se preguntan sea por curiosidad, morbo o verdadero interés. Para draco malfoy la respuesta a ese enigma no es algo que le quite el sueño, siendo que a penas le ha dedicado un pensamiento al héroe en los últimos años, demasiado enfrascado en la reconstrucción de su propia vida. Pero todo cambiara cuando le encasqueten a el la misión de hallar esa misma respuesta. Las circunstancias le obligarán a encontrar al sobreviviente de la maldición asesina para convencerlo de regresar al mundo mágico para que vuelva a luchar contra una nueva amenaza. Fastidiado y ya teniendo sus propios problemas para tener que encargarse justamente de eso, hará lo posible por terminar cuanto antes, sin imaginar que encontrar a harry potter puede que sea la solución a todos sus problemas. Aunque primero deberá desentrañar el misterio de la partida y de la hora mueva vida del ahora llamado Harold Evans


Silencio. Imponente silencio era lo que se deslucía en el aula de pociones acompañado por el rito crepitante de los calderos burbujeantes. No había indicios de que alguien lo suficientemente osado levantara la mirada de su trabajo, nadie querría atraer la furia fría de su arisco profesor. Gryffindors y Slytherins por igual mantenían el perfil bajo, convirtiendo a la clase en la mas tranquila de todo el colegio. Todo gracias a la sola presencia de la figura del educador el cual se encontraba totalmente enfrascado en corregir un pergamino, una persona que con una sola palabra podía hacerte sentir como la peor escoria que el mundo había visto nacer, ni hablar de sus miradas que parecían querer quitarte todo el calor corporal hasta dejarte mas helado que un cubito de hielo. Era alguien de quien desde luego no querías tener su atención.

Aun así siempre hay algunos lo suficientemente valientes para poner aprueba los limites de su estupidez. En los puestos mas alejados del profesor, un chico sonreía malicioso muy pendiente de que nadie se fijara en el

-Eh… ¿estáis listos?- susurró apenas moviendo los labios, sus otros tres compañeros al estar cerca lo entendieron

-¿Estas seguro de que no se dará cuenta?- farfulló el menos convencido. Los 4 mantenían una mirada disimulada en su profesor pendientes de cualquier movimiento repentino que les indicara que les prestaba atención

-¡Relájate! ¡No ves que de un tiempo para acá es siempre lo mismo! Llega, nos da instrucciones y se evade del mundo leyendo esos estúpidos pergaminos - sonriendo con picardía - ¡Podría aparecer voldemort y aun así no se le movería ni un pelo!

El profesor, ignorante del escrutinio de cuatro de sus alumnos, leía muy concentrando viejas anotaciones, subrayando lo mas relevante y tachando otras de menor importancia. Aquella tarea que se había auto impuesto desde hacia tres meses le estaban pasando factura. Se sentía agotado y sin ánimos por los pocos resultados obtenidos a pesar de dedicarle cada segundo del su tiempo. Pero no podía abandonar, le era impensable siquiera la idea de rendirse. Daba igual el tiempo que le llevara pero el fracaso no seria una opción, en esto no

-¡Es la hora!- informó el que primeramente había hablado que al parecer había tomado el papel de líder

-¡Esas serpientes aprenderán a no meterse con nosotros!- susurró emocionado uno de ellos, sonriendo satisfecho igual que sus compañeros

-Si- musitó el líder susurrando un ligero wingardium leviosa en un ingrediente en mal estado que previamente habían preparado. La oscuridad del lugar impidió a su victima prever sobre lo que estaba por pasar hasta que fue demasiado tarde. De repente su caldero empezó a burbujear sin ninguna explicación, y justo antes de que pudiera dar la voz de alarma, sorpresivamente su caldero se vació. Conmocionado alzó la mirada. Deseó que el caldero hubiera explotado, mandándolo en estado grave a la enfermería. Los fríos ojos de su profesor lo miraban heladamente con su varita levemente levantada, haciéndole saber quien era el autor del desvanecimiento de su fallida poción. Tragó duro sintiendo que era su fin

-¡Señor Berman!- los cuatros que se sentían profundadamente satisfechos se tensaron

-¿Si señor?- vaciló la voz del que había dirigido toda la operación

-¡Usted y su banda de inadaptados están castigados dos semanas!- su voz dura pero a la vez melodiosa logró que el corazón de toda la clase sufriera un golpeteo nervioso. El profesor previendo la futura protesta expuso con voz extremadamente severa - No tengo ganas de discutir lo que usted perfectamente sabe que ha hecho pero si insiste- su mirada se volvió amenazadora- le aseguro que preferirá la expulsión a su próximo castigo

Tragando duro y sintiéndose profundamente intimidados, el grupo bajó la mirada a su mesa para no despegarla el resto de la clase

-¡Ah y … 50 punto menos por cada uno!- agregó, antes de volver a sus asuntos para indignación de los gryffindors. Pero claro ningún león era lo suficientemente valiente para protestar

El chico, al que el caldero estuvo a punto de causarle un infarto, suspiró aliviado sin prestar ninguna importancia al hecho de tener que volver a comenzar su poción. Prefería eso e incluso sacar un troll como nota por no entregarla. Todo era preferible a sufrir una de las miradas del pocionista

El profesor sonrió para si, detallando que ni una mísera protesta salió de sus alumnos. Interiormente satisfecho dio gracias a ese divino placer que era ser el profesor mas temido del colegio "¡Gracias por todo padrino!" pensó Draco Malfoy profesor de pociones del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería

/&&&&&&&&&&&/

Una mujer castaña con el pelo revuelto, vestida con un traje de colorares grises que le daba un aspecto serio y formal, caminaba con expresión nerviosa por los pasillos del colegio. Había ido con una única meta y no se marcharía hasta lograrla. De ello dependían muchas cosas y no podía permitirse flaquear en ningún momento. Dobló la esquina encontrando a quien buscaba. Lo llamó aprovechando que no había ningún alumno -¡Malfoy!

El rubio detuvo sus pasos sabiendo ya de quien se trataba y lamentablemente también para que lo buscaba -Granger- saludó formalmente una vez estuvo a su lado

-¡Weasley!- corrigió automática -¿Leíste la carta?- idiendo al grano

-En primera Granger- recalcó- yo te digo como quiera. En segundo- dándole una mirada afilada - ¡obviamente es no!- exclamó retomando su camino

Hermione parpadeó, quedándose paralizada por un momento. Se sintió aturdida por la pronta negativa. La esperaba, aunque no tan directa. Mas tratándose de quien era tendría que haberlo esperado. Recomponiéndose, se apresuró a interponerse en su camino. El rubio le envió una mirada molesta sin amedrentarla para nada. El asunto era demasiado importante para retroceder

-Malfoy ¿es que no entiendes lo que está en juego?- pregunto con el ceño fruncido

-¿Por que yo? - soltó fastidiado por tanta insistencia

-Porque eres el único con posibilidades de conseguirlo- afirmó como una sentencia

-¡Por favor!- bufó cruzándose de brazos - ¡Hasta una banshee tendría mas posibilidades que yo!- la miró por un momento fijándose en su expresión molesta debido a su negativa. Sonrió para sus adentros por esto, cuando se le vino una duda a la cabeza - A todas estas ¿que le pasó a potter? ¿Por que desapareció así?

-¡Eso no es algo que necesites saber!- expreso con frialdad

-¡No, claro! ¿para que necesitaría yo esa infamación?- siseo sarcástico -Tú y tu estúpida orden de pajarracos me están pidiendo que me lance a una encrucijada en busca del perdido potter, para convencerlo de que se vuelva a poner la armadura y se enfrente a la nueva amenaza. Del potter del cual debo añadir no se sabe nada desde meses después de que venciera al señor tenebroso

-No queremos que luche solo que regrese- corrigió tensa

-¡Claro!- sonrisa cínica- ¡para que una vez aquí cuando vea lo que pasa su altruista corazón lo obligue a salvar el culo una vez mas a la comunidad mágica!

- No importa lo que pienses malfoy. Solo tienes que traerlo

-¿Y porque lo haría?

-Lo debes. Después de todo fue gracias a su testimonio que no estas pudriéndote en azkaban- le recordó con un tono de superioridad

-¡Testimonio que si no mal recuerdo fue motivos de peleas bastante agresivas entre ustedes ¿no?- le sonrío con burla - ¿Sabes? Es increíble a lo que ha llegado el trío dorado. Uno desaparecido y los otros convertidos en las marionetas de todo lo que odiaron en un principio- escupió mostrando una mueca de repulsión. La hipocresía que se gastaban eso gryffindors era increíble. Disfrazaban su actos de egoísmo y maldad a través de buenas acciones.

-¡No sabes de que hablas!- con voz dura - ¡No eres nadie para juzgarme, menos siendo quien eres!

-Siendo así no me interesa- la fulminó con la mirada captando el insulto en aquellas palabras - ¡Búsquense a otro para ponerle de nuevo la correa a potter!- dándose la vuelta

-Si lo logras el ministerio dejará en libertad a Lucius- esa simple frase dejo congelado el cuerpo de draco. Con una fiera mirada avanzó hacia la castaña la cual retrocedió asustada. El rubio la agarró de la ropa con brusquedad atrayéndola hacia él

-¡No te atrevas a jugar con la libertada de mi padre Granger!

-¡No - es -un- juego!- farfulló casi sin poder hablar debido al fuerte agarre- todo se hará bajo una promesa inquebrantable

El rubio la soltó como si quemara viéndola con asco. Era increíble como esas personas que se hacían llamar los buenos, recurrían a la artimañas mas sucias para salirse con la suya, jugando con las debilidades ajenas para manejar las situaciones a su antojo

-¿Quien hará el juramento?- volviendo a su pose de fría indiferencia

-El ministro- contestó con voz ahogada, aunque sintiéndose triunfal, sabia que con esa jugada tenían a malfoy en su poder

El rubio ni se lo pensó, lamentablemente no tenia esa posibilidad. No cuando la única salvación de sus padres estaba en juego -¡Acepto!- siseó resignado sin tener ni idea del cambio que esa decisión traería a su vida


¿Alguna duda o sugerencia? Espero sus comentarios a ver si os ha gustado. Os sorprenderá bastante cuando sepáis cuales son los "problemas" que tiene draco jeje

Nos vemos