Creciendo como un Black

Descargo de responsabilidad - Harry Potter pertenece a j. k. Rowling, no a mí ni al autor de la historia. He traducido esta historia por puro placer, no de ningún interés pecuniario.

Resumen: ¿Qué pasa si Harry había tomado de los Dursley para vivir con una tía diferente y tío? AU.

Traducción al castellano, autorizada por el autor, del original en ingles Growing Up Black

Autor: Elvendork Nigellus

Notas del Autor: gracias a todos mis lectores maravillosos y revisores. Ahora para la próxima entrega...

Notas del Traductor: Hola a todos, gracias a los que me han dejado review y a los que han agregado la historia a sus favoritos o a las alertas.

Un anónimo me dijo que esta historia ya estaba siendo traducida y no lo niego, pero el autor me dijo que le habían llegado quejas de mala traducción y no sé que otros problemas así que me dio su autorización para traducirlo

Noemi Cullen: Continuare la traducción, espero poder actualizar dos o tres veces por semana dependiendo de cómo este con la uni y de que tan largo sean los capítulos, gracias por suscribirte

Capítulo 2

Al día siguiente después del almuerzo, el tío Marius y tía Clitemnestra llevaron a Harry en su coche rumbo a Londres. En el camino, tío Marius explicó a Harry sobre la magia, como es que él era un mago que venía de una larga línea de nobles magos y cómo un malvado mago había asesinado a sus padres cuando era un bebé y como no pudo matarlo a él cuando era un bebe. Harry escuchó la explicación de su tío con atención dejándolo boquiabierto. Los Dursley le habían dicho que sus padres habían muerto en un accidente de coche porque su padre estaba borracho. Como haría cualquier persona sensata y especialmente cualquier niño de seis años, Harry encontró el relato de la muerte heroica de sus padres a manos de un señor oscuro mucho más satisfactorio. La noticia de que era un héroe y ahora reverenciado por muchos en todo el mundo mágico... era desconcertante.

"Pero si soy realmente tan famoso, ¿Cómo es que nadie se dio cuenta como estaba siendo tratado por los Durs…er… sucios muggles?" – Preguntó Harry. Tía Clytemnestra le había explocado que los muggles, la gente como los Dursley, que odiaban la magia, eran bestias desaliñadas por las cuales las brujas y magos se veían forzados a vivir en la clandestinidad. Esto sin duda coincidía con las propias experiencias de Harry.

Tío Marus frunció el ceño- "No tengo ninguna duda de que Albus Dumbledore, un mago muy poderoso, ha debido mantener una cuidadosa vigilancia sobre ti, no se porque ha permitido esta tontería, pero estoy seguro de que tiene algún tipo de motivación política"

Harry no estaba seguro de que le gustaba mucho ese Albus Dumbledore, no se si él era el tipo de persona que lo dejaría con los muggles por tanto tiempo. Entonces un pensamiento horrible le llego.

"Si él ha estado pendiente de mí, él tiene que saber que ustedes me han tomado". Harry comenzó a entrar en pánico. "Él me va a enviar de vuelta."

Tía Clytemnestra le calmó con acaricia en su hombro. "No te preocupes, Harry, si el supiera lo que hemos hecho abría actuado anoche o esta mañana. Estamos tomando medidas para cubrir nuestras pistas, por lo que jamás te podrá encontrar. Tu tío realizó otra visita a los brutos esta mañana y vierte un poco de poción de olvido en su té. No podrán decir Dumbledore nada"

"Tu tía y yo somos Squibs", explicó tío Marius. "Venimos de familias mágicas, pero no podemos usar magia, de lo contrario hubiéramos realizado un simple encantamiento de memoria. Sin embargo, tenemos conexiones con el mundo mágico. Hay pociones que podemos utilizar para cambiar tu apariencia, y cambiaremos tu nombre, por lo que nadie sabrá quién eres"

"Una vez que nos hayamos ocupado de eso, te criaremos en el mundo mágico como se debe hacer", dijo la tía Clytemnestra cariñosamente. "Te vamos a encontrar un tutor mágico y a preparar en todos los ámbitos de la vida mágica". Se quedo en silencio y comenzó a mirar con nostalgia por la ventana, cada cierto tiempo se frotaba sus ojos con un pañuelo.

Harry asintió con su cabeza. Él les creyó, pero se mantuvo cerca de su tía, de todos modos. Él no quería perder a su recién encontrada nueva familia.

Cuando llegaron al número diecisiete, Windermere Court, la tía de Harry levantó el cuello de su chaqueta y le bajo su sombrero antes de dejarle salir del coche. Ella le sostuvo su mano mientras caminaban por los muchos escalones de la entrada. La puerta tenía veintisiete cerraduras diferentes, que abrieron al mismo tiempo cuando el tío Marius puso su mano sobre el pomo de la puerta. Tía Clytemnestra apuraba a Harry para que entrara y cerró la puerta detrás de ella.

Harry nunca había visto semejante casa. Era tan elegante como la casa solariega del tío Marius, a pesar de que el tapiz de las paredes y los muebles estaban un poco deteriorados. Pero sin embargo la casa entera parecía tan viva. Los muchos retratos que cubrían las paredes se movían y hablaban y un sin número de artefactos mágicos llenaban las habitaciones, de vez en cuando hacían ruiditos extraños o lanzando humo de diferentes al aire. Pero lo cosa más extraña de la toda la casa era su cuidador.

Una pequeña criatura calva que se apreció al frente de ellos de la nada, vestida solo con un paño de cocina. Ella se inclino ante ellos.

"Mopsy está encantada de ver a su Amo y Ama Black", dijo. "¿Desean los señores permanecer mucho tiempo?"

"Sí, tenemos esa intención", dijo el tío Marius. "Podrías ir por favor y arreglar el dormitorio principal y el mas grande de los dormitorios generales"

Mopsy se inclinó y desapareció.

"Eso era un elfo doméstico" tía Clytemnestra explicó a Harry. "Encuentran su mayor alegría en servir a los magos y el cuidado de sus necesidades. Mopsy ha servido a la familia de tu tío para más de cien años"

Harry bostezo. Había vivido durante sólo seis años y recordado menos. El pensamiento de cien años era casi abrumador. Tío Marius se echó a reír al ver su expresión.

"Esta casa pertenecía a mi tío Phineas", explicó. "Tío Phineas fue quien se encargo de mi educación después que fui repudiado a... er, después que descubrí que yo era incapaz de hacer magia. Nunca se casó y no tuvo hijos, por lo que me dejó la casa para mí cuando murió"

"Es bueno", dijo Harry con una sonrisa. Tío Marius revolvió su pelo.

"Me alegro de que te guste"

Tía Clitemnestra quita su abrigo y fui a la despensa para comenzar a realizar inventario, pero tío Marius llevó a Harry a cuarto que estaba abarrotado con retratos y muebles.

"Cuando tus padres pasaron a la clandestinidad" explicó, "no tenían espacio para todas las pertenencias de tus abuelos, por lo que algunas de ellas las colocaron aquí. Hay alguien que deseo que conozcas antes que cualquier cosa"

Llevo a Harry frente a un gran retrato de una joven pareja. Parecía como si fuera el día de su boda. El hombre vestía túnicas negras muy rígidas, y la mujer llevaba un vestido blanco y un ramo de flores. El hombre se parecía a Harry, compartiendo su desordenado pelo negro y gafas. La mujer tenía el pelo rojo y ojos verdes igual que Harry.

"¿Son mis padres?" Harry se preguntó con asombro.

"Este es su retrato de boda", dijo tío Marius, se dirigió al retrato. "James, Lily, quiero que conozcan a su hijo, Harry James Potter"

"¿Harry? ¡Eres tan grande!" exclamo James "¿Cuántos años estás ahora? ¿Cuatro?"

"¡Tengo seis!" dijo Harry con orgullo.

"¿Seis ya? Prácticamente un hombre" sonrió James. "Y muy guapo también."

Harry sonrió.

"¿Cómo estás, Harry? ¿Has sido bien cuidado?" le preguntó su madre, con la preocupación brillando en sus ojos

Harry dudó y el tío Marius hablo por él. "Eso es por lo que estamos aquí, para hablar", dijo. "Hasta ahora, Harry ha estado viviendo con unos Muggles desagradable conocida como los Dursley"

"¿Petunia?" Lily palideció. "¿Qué hizo ella?"

'"Lo mantuvieron encerrado en un armario y en general lo maltrataron" dijo fríamente tío Marius "Yo lo descubrí por casualidad y lo lleve a vivir lejos".

"Gracias, tío de Mar" James dijo, respirando un suspiro de alivio. "Le debo una" Miró a tío Marius interrogante. "¿Por qué Sirius no tomo a Harry? Él es su padrino"

Tío Marius respiro hondo. "Sirius está en Azkaban".

"¿QUÉ?" gritaron al unísono los padres de Harry "¿Por qué?" agregó su madre.

"Por qué los traiciono con el señor oscuro y por el asesinato de Peter Pettigrew,' explicó tío Marius.

Harry estaba horrorizado ante esa noticia y por lo que se sorprendió cuando su padre reventó en carcajadas.

"¿Sirius, nos entrego a Voldemort?" resoplo. Tío Marius se estremeció "Eso es ridículo. Sirius es la última persona en la tierra que nos traicionaría"

Tío Marius suspiró. "Estoy de acuerdo contigo, pero la evidencia parece apuntar en otra dirección"

James sacudió su cabeza. "Debe haber alguna otra explicación. Imperius, ¿tal vez?"

"Quizás" dijo tío Marius "pero eso no es realmente el problema más urgente en este momento. Nuestra preocupación es de Harry. Si alguien se entera que lo hemos alejado de los Muggles, será enviado de nuevo con ellos, y Clitemnestra y yo probablemente nos uniremos a Sirius en la cárcel"

"¿Por qué no disfrazan Harry?" sugirió Lily

"Esa es mi intención, pero quiero que ustedes dos y Harry den su aprobación. Tengo la intención de decirle al mundo que Harry es el único hijo de Sirius Black y Regina Malfoy, sobrina de Clitemnestra. Nos dicen que nació cuando Regina estaba en la clandestinidad en Francia. Regina murió en un trágico accidente hace un mes, y Sirius es Azkaban, por lo que tampoco puede oponerse"

"¿Cómo va usted a explicar que no dijeron a nadie Harry? James preguntó.

"Vamos a decir que Sirius y Regina se casaron en secreto debido a las diferencias políticas entre Sirius y su hermano Lucius. Regina realmente pasó los últimos años en Francia, precisamente porque no estaba de acuerdo con las posiciones políticas de su hermano, por lo que al menos eso es creíble. Regina también mantuvo un estrecho contacto con Clytemnestra, por lo que será lo suficientemente simple como para que podamos decir que nos confió el niño en su testamento"

"Vas a tener que crear una gran cantidad de documentos", apunto James.

Tío Marius asintió con la cabeza. "Ya están en proceso"

"¿Qué pasa con la apariencia de Harry?" Preguntó Lily. "Él se ve como James."

"Van a tener que cambiar su nombre también y no sólo montar un espectáculo", añadió James. "Ustedes pueden llamarlo a él siempre de manera diferente, pero a menos que hagan algo oficial, la carta de Hogwarts aún vendrá dirigida a Harry Potter y Dumbledore lo encontraría". Hizo una pausa. "También hay pruebas de paternidad, y así sucesivamente"

Tío Marius vaciló y miró hacia atrás y adelante entre el retrato y Harry. "Esta es la razón por la que quería su bendición, James y Lily. Hay una poción, yo no puedo prepararla pero tengo un excelente maestro de pociones que no hace preguntas, que cambiaria el nombre de Harry y su apariencia sin esfuerzo alguno. Los hechizos de paternidad y las pruebas de linaje aprobarían por completo la nueva identidad" Tragó saliva. "Sin embargo, la poción es altamente ilegal, y no puede ser reversible"

James y Lily frunció el ceño y se miraron antes de hablar al unísono. "Háganlo", dijeron.

Tío Marius parecía sorprendido. "¿Están seguros?"

Lily asintió con la cabeza. "Queremos que Harry crezca en una familia que lo ame y que este seguro." Ella sonrió. "Nosotros siempre vamos a ser los padres de Harry, no importa como él se vea."

"Sirius también querría esto." James sonrió con picardía. "Debido a que él se dejo ser atrapado y tirado en Azkaban es lo menos que puede hacer"

Tío Marius se volvió a Harry. "¿Qué piensas tu?"

Harry apretó sus dientes y asintió. "No vuelvo a vivir con los Muggles" murmuro

"Tengo una petición", dijo james. "Déjenos elegir su nuevo nombre".

Ni tío Marius ni Harry tenía alguna objeción, así fue como James y Lily se pusieron a trabajar al instante, prestando un libro de astronomía del retrato de Phineas Black en la biblioteca.


En una noche seis días más tarde, Harry se sentó en una habitación del primer piso, cabeceando en un lujoso sillón mientras esperó para que tío Mario volviera. Tía Clytemnestra estaba en la casa de campo, organizando los últimos detalles de su mudanza a Londres. Mopsy el elfo de la casa había terminado de organizar la casa número diecisiete, Windermere Court, Harry había pasado la mayor parte de la semana conversando con retrato de sus padres. Dos días antes, tía Clitemnestra había traído un retrato de Regina Malfoy y le explicó la situación. El retrato había sido sorprendido por las circunstancias en que Harry había crecido y accedió a ayudarle en todo lo que pudo. Aunque ella se río ante la idea de que ella tendría un hijo con Sirius Black, un hombre que había congeniado bastante bien, pero nunca visto románticamente, para el disgusto de la madre de Sirius. El retrato de James y Lily habían ayudado a Regina para hacer un juramento inquebrantable de no decirle a alguien la verdad acerca de la identidad de Harry. (Tío Marius explicó que si un ser humano intenta romper una promesa inquebrantable moriría, pero un retrato simplemente se reduciría a un lienzo en blanco). Regina le dijo a Harry todo tipo de historias y otras cosas que debía saber acerca de ella, y Harry practica llamándola "mama" y a sus verdaderos padres "Tío James" y "Tía Lily" ya se había acordado que figurarían como sus padrinos.

En cuanto a Sirius Black, que iba a ser el padre de Harry, parecía que los retratos de mundo mágico sólo comenzaron a hablar una vez que las personas representadas habían muerto, por lo que Harry no tuvieron ocasión de hablar con él. El retrato de James, sin embargo, estaba más que feliz de contar historias sobre Sirius a Harry, y tío Marius logró obtener una serie de fotografías, de las cuales un hombre apuesto con el cabello largo de color negro, saludaba alegremente. Harry hizo un punto siempre para referirse a Sirius como 'Papá'. No lo debía olvidar. Estaban jugando un juego muy peligroso.

Cuando la puerta se abrió y el tío Marius por fin entró, un frasco grande en su mano, Harry pensó que se veía totalmente agotado.

"¿Quieres que esperar y hacer esto mañana?" Preguntó Harry con preocupación.

Tío Marius meneó la cabeza con cansancio. "Tienes que beber la poción al golpe de la medianoche", explicó. Colgó un caldero de plata maciza sobre el fuego en la chimenea y vertió la poción, que comenzó a burbujear de forma casi instantánea. Añadió un poco de cabello de Harry, así como algunos de Regina, que la tía Clytemnestra había guardado en un sobre y algunos de los dientes de leche de Sirius, que el tío Marius había logrado difícilmente robar de la casa Black que actualmente estaba vacía en el número doce de Grimmauld Place. Él había logrado tener éxito sólo porque Mopsy había distraído el elfo que cuidaba de Grimmauld Place, mientras que el Squib se deslizaba dentro de una capa de invisibilidad. Tío Marius agito la poción tres veces, luego sacó un trozo de pergamino y se lo entregó a Harry una extraña pluma.

"Escribe: Mi nombre es Aries Sirius Black " le ordenó. James y Lily habían elegido ese nombre el día anterior.

Harry comenzó a escribir y dio un respingo al sentir un dolor en su mano. Él continuó independientemente. El tío Marius le había advertido acerca de la pluma de sangre. Cuando él había puesto el punto final, el tío Marius tomó el pergamino y lo dejó caer en la poción. El pergamino se disolvió instantáneamente y la poción cambio de color a un dorado claro. El tío Marius vertió la poción en una copa de plata y luego espero cinco minutos. A las 11:59 le extendió la copa a Harry y tan pronto como el Reloj comenzó a sonar Harry se la bebió de un trago, terminando todo el asunto justo en el momento en que el reloj dio las doce.

No pasó nada.

"¿Hay algo mal tío Marius?" Harry preguntó con ansiedad. "No estoy cambiando"

El tío Mario se río. "Tomará algún tiempo para que la poción empiece a expandirse a través de todo tu sistema. Ahora corre a la cama. Me atrevo a decir que vas a notar algunos cambios en la mañana"

Harry estaba muy cansado así que no protesto cuando Mopsy lo llevo a su dormitorio y lo metió en su cama de plumas que estaba caliente, saltando el ahora usual cuento antes de dormir. Harry se quedo dormido en segundos y tuvo un sueño maravilloso en el cual él jugaba toda la noche con un gran perro negro.