primero que nada este es un fic que se me ocurrió no hace mucho solo espero que les guste, como observaran en el resumen es un crossovers de unos de mis animes favoritos, y como ya lo saben ninguna de las series me pertenecen yo solo tome a los personajes prestados por así decirlo n_n

Resumen

Luka Crosszeria un estudiantes universitario de veinte años, se reencuentra con su ex amante de la secundaria Kiryuu-senpai, luego de que esté desapareció después de la ceremonia de graduación por razones desconocidas…

Desde entonces han pasado cuatro años, pero que ocurre si en ese reencuentro te vuelves enamorar de tu primer amor que creías olvidado, he intentas reconquistarlo, pero este solo se muestra hostil contigo…

Por motivos inesperados Luka empieza a trabajar con Zero, este ultimo trabaja en un bar llamado Bloody Rose pero Luka se entera de que Zero no solo sirve bebidas sino que en algunas ocasiones vende su cuerpo a ciertos clientes…

¿Luka intenta ganarse a Zero de nuevo?

¿Zero le corresponderá o solo intentara alejarlo?

¿Y porque Zero se fue hace 4 años?

Xovers de:

Uraboku

Vampire Knight

Capítulo 1

El Reencuentro

La noche estaba oscura e iluminada por las estrellas, dándole un hermoso paisaje nocturno a la ciudad que resaltaba con las luces de colores, el aire estaba frío, clara señal de que el invierno estaba cerca1… las numerosas tiendas, se encontraban abiertas y mostrando los diferentes accesorios que estaban en venta, llamando así, la atención de los transeúntes que estaban de compras o simplemente esperando a sus amigos.

Entre la multitud se hallaba caminado un chico de aproximadamente veinte años, de cabellos negros, ojos plateados, piel blanca; vestido con un pantalón negro, un abrigo Gucci de igual color, debajo de este llevaba una camisa gris, y zapatos negros, poseedor de una cara perfecta, aunque sus mejillas estaban ligeramente rojas por el aire frio, su semblante era serio e inteligente, algo que llamaba la atención de las personas que lo veían caminar… El azabache estaba acompañado de una hermosa chica de veinte años, de cabello largo, aproximadamente hasta su cintura y de un extraño color rosa claro, ojos color oro, piel blanca; llevaba puesta una falda corta azul marino, una chaqueta y botas de cuero color negro que resaltaban su color de piel.

La pareja iba caminando de manera calmada y observaban detalladamente todos los lugares que se encontraba a su alrededor, porque estaban buscando un local en específico entre todas las tiendas… La chica le había mencionado a su compañero, que ella había quedado en ir a una fiesta con sus amigas esa noche, pero estas no pudieron asistir, por eso le pidió a él que la acompañara, pero la fiesta se había cancelado a último minuto, por lo que decidieron ir a un nuevo lugar… La chica le dijo a su novio que lo llevaría a un sitio que se estaba volviendo famoso en las últimas semanas, pero no mencionó que lugar seria o como se llamaba puesto que era una sorpresa, pero ahora se encontraban caminando sin rumbo fijo, ya que ella había olvidado la dirección.

— ¿Y bien?— la voz del azabache era grave pero al mismo tiempo con tonos de sensualidad y firmeza.

— ¡Eeeh! Bueno, no recuerdo muy bien si esta es la dirección correcta—la chica miró a todas partes para ver si algún lugar se le hacía familiar, pero como había ido dos veces no estaba muy segura de que ese fuera el camino.

—Sera mejor que preguntemos la dirección a unos de estos locales para ver si nos ayudan— le propuso el joven, la verdad es que ya estaba harto de caminar, solo había aceptado salir con Yuki2 porque no quiso asistir a una de las fiestas elegantes a la que su padre le obligaba ir, por eso dejo que su hermano fuera solo, ya que él tenía más paciencia en ese tipo de cosas… A él le gustaban las fiestas, como cualquier otro chico, pero esas reuniones hacían que se sintiera incomodo y más en la forma en que pensaban esas personas, él veía que esas reuniones eran la oportunidad perfecta que tenía la gente para alardear de sus lujos, dinero y empresas los unos con los otros y cosas así… Y eso no le agradaba mucho, por eso rechazó la invitación, pero ya se estaba arrepintiendo de no haber ido y ahora se encontraba perdido junto con la chica.

— Esta bien Luka preguntemos, pero si no lo encontramos regresemos, no creo que sea necesario quedarnos hasta tarde, además está haciendo un poco más de frío que antes— le dijo con tono tranquilo, mientras se apegaba más al chico, solo esperaba que este no le dijera nada, ya que siempre la alejaba de él.

Mientras seguían caminado, Luka se dio cuenta del acercamiento de Yuki, pero no le dijo nada, de cierta forma siempre rechazaba a la chica y más si está le mostraba algún tipo de afecto amoroso, ni el mismo sabía el porqué, ya que Yuki no era mala ni nada por el estilo, es solo que a él no le gustaba mucho las muestras de cariño de otras personas, solo permitía que se le acercara su hermano, uno que otro amigo o »esa persona«… Iba un poco distraído que no se dio cuenta que la chica, de repente se detuvo en un puesto de comida rápida para preguntarle al vendedor sobre la dirección que estaban buscando.

—Disculpé señor, sabe donde se encuentra ubicado el »Bloody Rose« — pregunto la peli rosa amablemente, mientras le dedicaba una tierna sonrisa al hombre.

—Lo siento preciosa, pero no había escuchado de un lugar que se llamara de esa forma—le dijo el hombre, viendo sospechosamente a Luka... El chico solo ignoró la mirada, quizá él hombre mal interpreto la dirección, por el nombre que había dicho la chica, a lo mejor pensaba que la llevaría a una clase de hotel, no sería la primera vez que les pasa eso… En algunas ocasiones, Yuki hacía que las personas pensaran mal cada vez que preguntaba una dirección y para colmo él siempre era el sospechoso ya para la próxima él preguntaría por el lugar, en vez de la chica así se ahorraría ese tipo de inconvenientes.

— Si quieres pregunta a los puestos que se encuentran más adelante—le comentó un cliente que se encontraba en el puesto. Yuki agradeció amablemente por la ayuda y se despidió de los dos señores, aunque él vendedor por alguna extraña razón le dijo que tuviera mucho cuidado, mientras señalaba la dirección donde se encontraba Luka, la chica sonrió y asintió…. Fue a donde se encontraba su novio y le indicó, lo que le habían dicho pero este no le estaba prestando mucha atención, se encontraba distante, quizás estaba pensando, Luka siempre hacia eso, ya estaba acostumbrada.

—"¿Bloody Rose?, donde lo escuchado"— pensó el azabache — Yuki, ¿de dónde sacaste el lugar al quieres ir?—le pregunto el chico mientras miraba a su compañera, por algún motivo ese nombre se la hacía familiar.

La chica solo bajo la mirada, no sabía si decirle a Luka sobre cómo había conocido el misterioso lugar al que quería ir. —Bueno lo conozco… ¿Por qué? cuando le íbamos a… Celebrar una fiesta de soltera a una amiga pasamos por ahí de casualidad— Luka la estaba mirando interrogante, no era que a él le importara lo que hiciera o no hiciera la chica, pero no se había imaginado que Yuki le gustara participar en ese tipo de cosas, en fin, él no era nadie para reclamarle.

— ¡Por Fa! No te enfades por eso, solo era una fiesta—le dijo, tomando a Luka del brazo para acercarse más a él, y explicarle si era necesario lo que había hecho en la fiesta.

—Entonces es ¡un club nocturno!— bromeó el chico en tono burlón, sinceramente no se imaginaba a la chica en ese tipo de cosa.

—Al principió pensamos que era un club nocturno, pero en realidad era un bar— Yuki solo esperó a que Luka no se enfadara, porque el lugar era un bar, al chico no le agradaba mucho ese tipo de ambiente… Luka ni se inmutó, además solo por estar una noche en ese tipo de lugares no se iba a morir sin contar todo lo que ha caminado por buscar el sitio.

—No te preocupes por eso, tú también tienes derecho a divertirte e ir a donde desees— dándole una tierna sonrisa, algo sorprendió a Yuki. —Vamos, sigamos buscando— él prefirió caminar antes de que la chica le dijera alguna tontería, ¿Cómo? porque no sonreía más seguido, era lo mismo que le decía Aya, la verdad es que ese tipo de cosas lo molestaba un poco, pero prefería ignorarlo…. Yuki no mencionó nada solo asintió y se pusieron en marcha para buscar el bar.

Después de estar caminado cerca de cuarenta y cinco minutos, y de a ver preguntando en varios negocios por el Bloody Rose, todos le decían que no habían escuchado del lugar, o le daban direcciones equivocadas, él ya se estaba molestando, iban a preguntar en el siguiente local y si le decía de nuevo »que no sabían del lugar«, simplemente lo dejaría hasta ahí y se marcharía a casa, claro después de acompañar a la chica a la suya.

La pareja se detuvo en un pequeño restaurante familiar, el azabache le dijo a Yuki que lo esperara a fuera mientras él preguntaba por la dirección… Como había predicho nadie sabía del lugar, estaba comenzando a pensar que el lugar no existía ó a lo mejor Yuki escucho mal, pero una parte de él lo dudaba, seguía teniendo el presentimiento de que había escuchado ese nombre en alguna parte, pero no lo recordaba.

Cuando salió del local, la chica no estaba en donde él la había dejado, solo suspiró fastidiado y buscó a Yuki con la mirada, la vio parada en una zapatería que estaba cruzando la calle, solo camino hasta el lugar para buscar a su »novia«.

—Yuki, ¿Por qué te fuiste?—le pregunto con desdén el chico.

—Me llamó la atención, esta tienda y vine a ver los zapatos— mientras veía como se acercaba la vendedora con un par de botas.

—Disculpe la tardanza, pero aquí tiene el modelo que pidió—le dijo amablemente la mujer, dándole una atenta mirada a Luka, el chico era alto y muy apuesto.

—Lo siento pero ella no va a comprar nada, tenemos algo de prisa— Mientras tomaba a Yuki del brazo y empezaba a caminar hacia la salida, ignorando la mirada de la mujer.

En una esquina, cerca de la zapatería, Yuki se encontraba discutiendo con Luka por lo que había hecho… El chico simplemente la estaba ignorando y esperando a que se le pasara uno de sus berrinches, de todos modos no era la primera vez que le pasaba, así que prefirió ver a otro lado.

De repente sintió que alguien choco con él, chasqueo la lengua en son de enfado, estaba a punto de reclamarle al sujeto. —¡Oye!… no ves por donde cami…— Pero no pudo articular nada más, al frente suyo estaba un chico de hermosos ojos amatista, piel blanca, cabellos plateados que caían, en forma de cascada a pesar de no tenerlo tan largo y con el entrecejo ligeramente arrugado, estaba tan sorprendido que no puso atención a lo que le decía el chico.

—Lo siento mucho, no estaba prestando atención por donde iba— la voz del chico era un poco fuerte, pero de tono bajo y reservado, aunque no perdía su sensualidad… Puso más atención a la persona que había chocado, encontrándose con los ojos del azabache, eran penetrantes y parecían dos hermosas joyas plateadas y su piel blanca resaltaba con la ropa negra que llevaba puesta.

A Luka le tomo unos minutos para que su voz volviera a salir — ¿Hm?, No te preocupes, no fue tu culpa— esquivando la mirada amatista, no podía creer, quien era la persona que tenia al frente, solo esperaba que el otro, no lo reconociera.

Zero se encontraba observando detenidamente al sujeto frente suyo, era alto y apuesto de eso no había error, pero tenía el presentimiento de a verlo visto antes, hasta que a su mente le llego una imagen de un joven de unos dieciséis años, cabellos negros como la noche y ojos plateados como los que tenia al frente, pero el chico de sus recuerdo era más bajo, aunque ya tenía unos tres o cuatro años que no lo veía.

—Disculpa mi atrevimiento, pero de casualidad ¿eres Luka… Crosszeria?— Zero prefirió preguntar, así aclararía sus dudas, si se confundía solo tenía que decir qué se había equivocado de persona… Así lo esperaba, pero para su mala suerte no fue así.

— ¡Tsk!… si ese soy yo, ¿algún problema?— dijo el chico alzando una de sus cejas, y le dedicó una arrogante sonrisa, aunque él no le gustaba hacer ese tipo de cosas pero la situación lo ameritaba y más si se quería alejar de Zero lo más pronto posible.

El peli plata se sorprendió por la forma de actuar de Luka, pero le sonrió de forma coqueta, no dejaría que la arrogancia del azabache le afectara, por lo que decidió molestar un poco al chico —Te acuerdas de mí Luka— le pregunto el peli plata en tono burlón y devolviéndole una sonrisa arrogante.

Yuki que estaba siendo ignorada prefirió interrumpir, tenia curiosidad por el recién llegado —Si Luka, ¿conoces a este chico?— mientras se acercaba más a su novio y veía con detenimiento al sujeto frente a ellos, tenía que admitir que el chico era apuesto igual que Luka… Notó que su »novio« estaba incomodo y tardaba un poco en responder.

—Si lo conozco, su nombre es Zero Kiryuu, estudiamos en la misma secundaria— dijo por fin Luka, aun seguía con su tono arrogante y burlón, cosa que sorprendió a Yuki, por que el chico, solo usaba ese vocabulario, con las personas que odiaba, acaso su novio odiaba a ese tal Zero, algo que no creía, porque la mirada del peli negro era triste, aunque no se notaba mucho.

— ¿Qué?...estudiaban juntos, acaso eran compañeros de clases— la chica prefirió preguntar un poco más para ver el cambio repentino en su novio.

—No éramos compañeros de clases, yo estaba dos años más delante que él—le aclaro Zero, por alguna razón su tono de voz había cambiado, pero no sabía por qué y no podía quitarle el ojo de enzima a la chica, su presencia hacia que se sintiera inquieto.

—Y como se conocieron— pregunto una vez más Yuki.

—Bueno preciosa, nos conocemos porque…— Zero no pudo continuar porque fue interrumpido por el tono molesto de Luka.

—No es necesario que lo sepas Yuki, además debemos irnos, tenemos algo de prisa lo recuerdas— Él azabache daba por terminado ese pequeño encuentro, no quería que Zero dijera algo incoherente. —Si me disculpas debemos irnos, fue un placer volver a verte… ¡Hmp! »Senpai«— dijo mientras pasaba al lado del cabello plateado, le dio una última mirada al chico, la cual se suavizó un poco, pero cambio rápidamente.

—Espera Luka a dónde iremos, si ni siquiera sabemos dónde queda el bar— Yuki agarró a Luka de su abrigo, para que esté no siguiera caminado, no dejaría que él se fuera, además ella quería estar más tiempo con él antes de ir a casa.

— ¿Que bar están buscando?— él no iba a decir nada más, al parecer a Luka no le agradaba su presencia y él sabía muy bien el porqué, pero no pudo evitar preguntar, fue un impulso que sintió al momento.

—No es necesario…— Luka no pudo terminar de responder porque fue interrumpido por la chica.

—Bueno estamos buscando el Bloody Rose... Hemos preguntando, pero nadie sabe del lugar— Dijo la chica un poco pensativa, no sabía si estaba haciendo lo correcto.

— ¿Eh?, yo con mucho gusto puede llevarlos, trabajo ahí— le dijo Zero, no estaba del todo seguro del ofrecimiento que les hizo, él no era ese tipo de persona que le gustaba ayudar a otras, pero ya lo había hecho—"Demonios, creo que estoy cavando mi propia tumba"—.

— ¿Qué? de verdad trabajas allí que suerte, pero, no deberías estar trabajando— dijo la chica mientras veía el reloj.

—Sí, pero fui a comprar unos limones— dando una sonrisa inocente y mostrando el paquete que llevaba consigo.

Yuki le devolvió la sonrisa y estuvo de acuerdo con que él chico los llevara al lugar, en cambio Luka intentó reclamar pero no tuvo la oportunidad, solo frunzo el entrecejo e ignoró a la chica y a su nuevo acompañante.

******Minutos después, en el Bloody Rose******

Mientras iban caminando al trabajo del peli plata, todo estaba en silencio, algo que incomodaba a los tres, la chica quería romper el hielo pero con la mirada que le daba su novio lo mejor era no decir nada, aunque en algunas ocasiones los chicos se dedicaban escasas miradas, como analizándose y ver los cambios que habían tenido durante el tiempo que no se habían visto.

Después de haber caminando por varias calles durante unos diez minutos, llegaron al lugar de trabajo del peli plata, en esos momentos se hallaban parados en la entrada del bar… La pareja observó que la puerta era de aluminio, y de color negro, con cristales de colores, arriba se encontraba un letrero luminoso en neón de colores que tenia escrito el nombre del bar…El lugar les habría parecido distinguido, sino fuera, porque se encontraba en una zona solitaria y por los alrededores no habían tiendas abiertas por la hora, aunque tenía una línea de taxis muy cerca y una parada de autobús a unos cinco minutos del lugar.

Luka y Yuki dudaban un poco en entrar al bar, hasta que la voz de Zero les dijo que pasaran, cuando entraron se quedaron sorprendieron, pues el lugar, era muy diferente a lo que se habían imaginado, el bar tenía un diseño muy lujoso, las paredes eran de color blanco aunque habían dos paredes que eran de piedra color gris, el piso era de madera pulida que combinaba con los bancos de madera que se hallaban en sus respectivas mesas de mármol gris adherida a la pared, la iluminación poseía pantallas color ámbar ofreciendo en el lugar un ambiente cálido y relajante con un toque rustico, en el centro se encontraba la pista de baile, un poco más lejos de esta se hallaba la barra que también era de mármol gris… Las copas y los vasos se encontraban de forma horizontal en los estantes de madera junto a las bebidas que estaban ordenados por marcas y años…

Zero sonrió con orgullo, al ver la cara de impresión de sus dos acompañantes, recordando cómo era el lugar cuando lo compró con la ayuda de su primo y hermano hace tres años atrás, el lugar en un principio estaba sucio y había dejado de funcionar, pero ellos tres, habían hecho de ese lugar viejo, lo que era el Bloody Rose hoy en día…. El peli plata camino hasta la barra y le ofreció asiento a la pareja mientras el empezaba a guardar los limones… En la barra ya se encontraba un joven que había estado atendiendo a otros clientes, para sorpresas de Luka y Yuki este chico se parecía un poco a Zero, el mismo cabello color plata pero alborotados, piel blanca, ojos color oro, iba vestido con el uniforme del lugar que consistía en una camisa blanca manga larga, chaleco y corbata de color negro, el joven miro a Luka y Yuki pero los ignoró y fijo su mirada en el Peli plata mayor.

—Zero llegas tarde, y eso, que solo fuiste por unos limones— mencionó el chico con voz monótona pero calmada.

— ¡Mmm! no es para tanto, además me retrase un poco, porque me encontré con un viejo conocido y su novia— dedicándole una mirada zorruna a Luka mientras acomodaba algunos vasos y sacaba varias botellas de alcohol del estante.

Tsukumo observó a los mencionados, pero centro su mirada en él azabache. — ¡Uhm!, Ya veo…Por cierto, mientras no estuviste Ichiru tomo tú turno—obteniendo una mirada de asombro del pelinegro—"Ichiru, quien será ese"—pensó Luka.

— ¿Qué?... Y porque lo dejaste, sabes que a él le gusta saltarse las horas de trabajo si toma el turno de otro empleado, ¿dónde está?—exploto el peli plata, mientras mesclaba con agilidad y elegancia las bebidas seleccionadas anteriormente y se la daba a unos clientes que habían ido a buscar el pedido.

—Esta con Kaito, fue a buscar una botella de vodka hace unos minutos, pero ya se está tardando, quizás ya se fueron— Arrugando un poco el entrecejo. — ¿Que le sirvo a la pareja?— pregunto cortésmente él peli plata menor, lo mejor era ponerse a trabajar para despejar su mente.

—No te preocupes Tsukumo, a ellos los atenderé yo esta noche— dando una sonrisa arrogante, Luka y Tsukumo fueron los únicos que se dieron cuenta de eso.

—Pero, ¿no estás cansado?—le pregunto un poco inseguro el chico, no quería dejar a su primo con los recién llegados ya que se estaba comportando de forma muy extraña y más con la presencia del azabache.

— ¡Nop!... Y que desea tomar la señorita— ignorando a su primo y empezando a atender a los novios.

—A mi me gustaría un »Dry Martini3«— Dijo muy entusiasmada la chica

—Yo no quiero nada, gracias— Luka aun se encontraba molesto e incomodo, solo esperaría para que Zero le preparara la bebida a Yuki y se irían del lugar.

Zero solo sonrió, — ¡Oh! es cierto, a los niños no le gusta el alcohol— bromeó un poco, para enfadar más al azabache y lo estaba logrando, ya que Luka le dio una mirada amenazante, aunque no dijo nada.

En cambio Yuki para mejorar el ambiente prefirió hablar. —Y dígame Zero, ¿cómo era Luka en la secundaria? ¿Era apuesto?... Igual que usted, porque me imagino que usted fue muy popular —Yuki se ruborizó un poco, mientras los miraba a ambos.

— ¡Jajaja! eres una chica muy curiosa, pero si Luka a pesar de ser muy joven, para ese tiempo era muy popular, pero no tanto como yo—guiñándole el ojo derecho a la chica, pero una sonrisa sincera se escapó de sus labios, al recordar su vida en la secundaria.

—Es cierto, fuiste muy popular y usaste eso como beneficio para jugar con los chicos que eran más jóvenes que tú, o me equivoco— le dijo Luka con sarcasmo, y las últimas palabras la dijo con doble sentido, pero le dolió un poco al recordar su pasado, en cambió Yuki no entendió lo que quiso decir Luka y dejó pasar esa parte, para preguntar algo más.

—Y como era su actitud y apariencia, ya que él nunca me habla de eso— Yuki arrugó un poco las cejas, pensado en que su novio siempre cambiaba el tema cada vez que hablaban de la secundaria.

— ¡Haber!… Algo que destacaba de él, era la apariencia de niño inocente, además de ser bajo, daba la sensación de querer cuidarlo a todo momento, aunque solo era una fachada, porque su forma de ser daba mucho que desear;… ¡Hmp! tenía una manera de hablar muy ruda, otro defecto era su actitud fría, muchos le temían y se alejaban de él—le dijo Zero, aunque se encontraba pensando un poco —"Pero, ahora que lo veo mejor ha cambiado mucho, bueno solo en apariencia"—Sin embargo se molestó por el comentario que dijo él azabache.

— ¡Já!, pero a pesar de eso tú te acercaste a mí o no senpai—dijo con desdén el azabache pero a la vez su tono sonó melancólico, obteniendo la mirada de los dos peli platas y de su novia.

— ¡Ey!, Luka a ¿qué te refieres?… eso sonó como si…— Yuki no pudo terminar de hablar porque fue interrumpida por Zero.

—Aquí tienes tu coctel, espero que te guste, ya que te estoy dando uno diferente al que pediste…. Considero que este, le va mejor a una dama como tú— guiñándole el ojo derecho a la chica y entregándole la copa.

Yuki tomó la bebida y analizó un poco su sabor, era dulce. — ¡Aaahs! está delicioso, como se llama este coctel—

»White lady«,4 y para el caballero que no le gusta el alcohol, un »Sin peligro«5espero que te guste— mirando intensamente al pelinegro… Sus miradas se cruzaron por un largo tiempo, pero el momento fue interrumpido por la chica.

—Zero, cuánto tiempo tienes que hacer cocteles—

—Bueno Yuki los hago desde que era joven, cierto Tsukumo— mirando a su primo he intentando que este se uniera a la conversación.

—Sí, los aprendimos hacer de tanto observar a mi padre— él chico mostró una sonrisa triste al recordar aquella época con su familia, algo que jamás volvería a suceder.

—Y ¿qué paso con tus padres? Zero— Luka quiso curiosear, esa parte en la vida de su senpai, ya que este nunca le había mencionado nada de ellos.

—Ellos murieron, cuando era pequeño, pero mis tíos cuidaron de mí y de mi hermano, hasta que fallecieron, pero no quiero hablar de eso— mientras arrugaba un poco sus cejas. —Y que hay de ti Luka, como son tus padres, ya que no los pude conocer en las reuniones de la secundaria—

—Es verdad Luka, llevamos un tiempo de novios y nunca los he visto—

—No hay mucho que decir de mi padre, solo que él y mi madre tuvieron una relación, pero nunca se casaron, se separaron cuando tenían cuatro años de relación; él se consiguió otra mujer y se casó con ella — ahora era Luka el que se sentía incomodo, ese era un tema que no le gustaba tocar, ni mucho menos si se trataba de su madre.

Zero notó esto, por lo que decidió cambiar de tema —Yuki y como se conocieron tu y Luka— observando a la pareja.

—Bueno estudiamos, algunas clases juntos—mencionó la chica.

— ¡Ah!, ya veo, ¿y cuanto tiempo tienen de novios?—

— ¡Habeeer! llevamos tres meses saliendo ¡Jajaja! aunque la verdad nunca pensé que Luka me dijera que sí, ya que es uno de los tres chicos más populares de la universidad— Ruborizándose y recordando el día en que le pidió a Luka que salieran.

— ¿Y quiénes son los otras dos?, claro si puedo saberlo— Zero jamás habría pensado que Luka llegara a ser tan popular, aunque eso no le sorprende, porque si el chico lo había sido cuando era joven, ahora que está más maduro y apuesto debía serlo el doble.

—Bueno, creo que has escuchado de ellos, ya que son hijos de familias adineradas— la chica dejó de hablar unos segundos, mientras observaba detenidamente a su novio y continuo hablando — uno es el primogénito de los Kuran… Kaname Kuran y el otro es Luze Cross…— la chica no pudo terminar de hablar porque fue interrumpida.

—Yuki no creo que sea necesario seguir hablando de eso—dijo algo cabreado él azabache.

—Pero Luka, que tiene de malo mencionar a tu hermano, si él, es uno de los populares— la chica hizo un puchero, no entendía porque su novio se molestaba con algo tan insignificante, además, no había nada de malo en mencionar al gemelo del azabache, si tenían una buena relación de hermanos.

— ¿Cómo?, Luka tiene un Hermano— el peli plata estaba muy sorprendido, el pelinegro jamás le había mencionado que tenía un hermano, ni mucho menos que venía de una familia adinerada, bueno a si lo había dicho la chica, a menos que Luka fuera un hijo ilegitimo y por eso no le gustaba hablar de su madre.

—Pues sí, Luka tiene un hermano menor y es su gemelo, ¡ahh! y él también es muy apuesto—

—Yuki es suficiente, lo mejor es irnos, además ya es muy tarde— el azabache se puso de pie, agarró su abrigo y pagó la cuenta, se despidió de Tsukumo y le dio una última mirada a Zero, le dijo a Yuki que se apurara y salieron del local muy rápido.

******Mansión de los Crosszeria******

Después de haber salido del bar de forma apresurada, Yuki estuvo reclamándole a Luka su comportamiento, también le preguntó si le sucedía algo, porque había estado actuando muy extraño esa noche, además le dijo que si necesitaba desahogarse podía hacerlo con ella, él solo le dijo que no tenía nada, que su forma de actuar se debía a que estaba cansado…El resto del camino fue en silencio, hasta que llegaron a la casa de la chica, se despidió de ella con un beso en la mejilla, estuvo unos minutos más caminado y pensando en el casual encuentro que tuvo con el peli plata, hasta que poco a poco, llego a su casa, solo esperaba que no hubiera nadie esperándolo, pero no fue así.

—Bienvenido Luka-sama— dijo una hermosa mujer de largos cabellos negros, y vestida con un hermoso kimono verde con estampados de flores Sakura, había estado esperando el regreso del chico.

Luka se sorprendió cuando escuchó la voz de la mujer, ya debía haberse imaginado que la peli negra esperaría su regreso — ¡Hm! Gracias Aya— le indicó — No ha llegado nadie todavía—le pregunto el azabache mientras se sentaba en uno de los sillones6 de la sala.

—No, aunque su hermano llamó hace unos minutos, para saber si usted ya había llegado, dijo que ya se había aburrido en la fiesta y venia en camino; Su Padre…— no pudo terminar de hablar porque fue interrumpida por él chico, aunque ya está acostumbrada a eso cada vez que nombraba al »señor de la casa«.

—No lo menciones, él no me interesa, solo con saber de Luze y de…! ¡Nah! ya sabes a quien me refiero, así que con saber de ellos dos es suficiente para mí,—expresó el chico en un semblante serio, pero luego de unos segundos cambió—Por cierto ese chico esta…—

— ¡Ooh! Él ya está durmiendo, cuando se entero de que Luze-sama también iba a la fiesta no quiso ir, y se encerró en su habitación— sonrió dulcemente la empleada.

—No me sorprende, aunque se nota, que nos odia—tomando una bocanada de aire, por alguna razón aun le costaba relajarse del todo.

—Así es, y se divirtió con la señorita Yuki— Intentando averiguar que le sucedía a su señor.

Luka alzó una de sus cejas mientras miraba a la mujer, al parecer Aya tenía curiosidad de saber cómo le había ido en su cita con Yuki, y solo por la forma en que estaba actuando, dios tan obvio era ante ella. — Con ella no paso nada, solo digamos que tuve un encuentro algo incomodo con una persona que creía, había olvidado hace mucho— dijo lo último en un susurro inaudible.

La sirvienta tardo unos segundos para volver a hablar—Cambiando el tema, si me lo permite, desea algo de tomar o comer—

—No, yo mismo iré a la cocina, además quiero estar un rato más sólo, si quieres puedes retirarte a descansar, debes estar cansada de estarme esperando— haciendo una mueca juguetona, le tenía mucha confianza a la mujer que se encontraba con él, por eso podía actuar de forma relajada y sentirse cómodo.

—Creo que descansaré cuando llegue Luze-sama— la verdad le gustaba estar más tranquila, si los chicos ya se encontraban en la mansión. —Con su permiso, me retiro Luka-sama— asiendo una reverencia y marchándose a paso lento de la sala.

— ¡Oh! Aya, antes de que se me olvide, por favor recuerda que tú no necesitas llamarme con el sufijo »sama«, a Luze tampoco le gusta, así que no lo hagas más ya que tú eres especial— dándole una tierna sonrisa a la mujer y para que ocultarlo, si cuando él y su hermano llegaron a esa casa, ella fue la única que los trato con mucho cariño, por eso él y Luze la consideran como la hermana mayor que no tuvieron… Escucho como la mujer sonrió antes de salir de la sala, y le dijo con voz suave »buenas noches Luka«.

Luka se dirigió a la cocina, tomo una bolsa de papas fritas en la alacena y se sentó en uno de los bancos que se encontraban en el comedor… Estuvo varios minutos reflexionado su encuentro con Zero, eso solo hacía que se hiciera preguntas de ¿Por qué? él peli plata lo había dejado, se encontraba tan distraído que no escuchó que alguien más había entrado en la cocina, hasta que escuchó un ruido…

El azabache se asustó pero se tranquilizó cuando fijó mejor su mirada en el recién llegado, esperó a que su nuevo acompañante encendiera las luces faltantes, así se pudo deslumbrar la figura del joven, era un chico alto, físicamente se parecían, ambos tenían el cabello negro la única forma de diferenciarlos era porque él otro tenía el cabello más largo, un poco más debajo de los hombros para ser exactos, otro rasgo era el color de ojos, mientras él los tenía de color plata, él otro los tenia de color amatista— Luze, ¿qué haces aquí?—

— ¡Hola! Luka, también me alegra de verte—dijo el recién llegado dándole una sonrisa a su hermano, mientras tomaba dos vasos y los llenaba con un poco de jugo.

—Si claro, y que tal la fiesta—dijo Luka, mientras tomaba una papita.

—Tú qué crees, fue aburrida, y a ti como te fue en la cita— Dándole un vaso de jugo de naranja a su hermano, mientras él se sentaba en uno de los bancos.

— Estuvo normal, aunque pasó algo diferente esta noche— Mientras le pasaba la bolsa de papas al pelilargo.

— Algo diferente, ¿Cómo qué?— alzando una de sus finas cejas.

Luka tomó una bocanada de aire y continúo hablando—Bueno, me encontré accidentalmente con Zero— mirando finamente a su hermano.

— No puede ser… Te dijo algo— Luze estaba un poco sorprendido, porque rayos él no había estado con su hermano en ese momento.

—No, solo estuvo respondiendo algunas de las preguntas que le hacia Yuki, además de que trabaja en el lugar donde estábamos— mencionó como si nada el azabache mayor.

—Ya veo, aunque tú y yo sabemos que esto podía suceder…— Mientras miraba fijamente a Luka. — Y lo veras de nuevo, porque lo mejor es que te olvides de lo que pasó esta noche—

—No estoy seguro, desde que lo vi me siento algo incomodo inseguro—

— ¡Tsk! Pues te prohíbo que lo veas, ya te hizo daño una vez y puede hacerlo de nuevo y yo no quiero verte triste—mencionó Luze levantándose de su asiento y dada por terminada su conversación.

Luka no le dijo nada, sabía que Luze solo estaba preocupado por él, pero la verdad es que ni él mismo sabia que hacer a partir de ahora —"no sé si podre evitar querer verlo de nuevo… hay tantas cosas que quiero preguntarle"—el azabache sacudió su cabeza para alejar esos pensamientos, lo mejor era acostarse y descansar.

1 (N/A: Se que puse invierno, pero no cae nieve, lo explicó porque en mi país cuando es navidad, no cae nieve lo cual es una lástima u.ú aunque en algunas ocasiones hace mucho frio ToT… pero eso puede variar del lugar en donde uno se encuentre porque hay lugares en donde puede hacer mucho calor ¬¬… así que el clima es algo loco xD.

2 (N/A: ok esta Yuki es la Yuki femenina de Uraboku :/ si en algún momento llego a poner a la de VK lo escribiré de esta forma "Yuuki" para poder diferenciarlas aunque espero no tener que ponerla :D).

3 (N/A: ok no sé si se sepa pero igual lo pondré el Dry Martini es la bebida hecha con 60 ml Ginebra, 7 ml Vermut y 2 aceitunas o uvas esos seria preferencia de la persona ¬¬).

4 (N/A: ok este coctel hecho por 2 partes de ginebra, 1 parte de Triple sec, 1 parte de zumo de limón, azúcar y guinda n/n).

5 (N/A: el sin peligro como se sabrá es uno de los cocteles sin alcohol, solo lleva hielo picado, zumo de naranja y jugo de horchata ^_^/).

6 (N/A: bueno la casa de Luka sigue siendo la misma mansión crepúsculo, pero imagínensela un poco más pequeña, ya que en mi opinión la mansión parece más un castillo ¬¬ no sé ustedes).

pero les haya gustado la historia estaré esperando sus comentarios