Hola aquí yo de nuevo con un nuevo capi :P…

Les recuerdo que los personajes de ambas series no me pertenecen son de sus respectivas autoras u_u

Narración normal

"Pensamientos"


Capítulo 7

Sorpresa Desagradable

Luka llegó a la mansión de los Crosszeria desaminado y mojado, se sentía culpable por lo que le hizo a Yuki pero la chica no merecía una relación donde sufriera, ella necesitaba de alguien que la amara de verdad y él no era la persona correcta, además él prefirió estar con Zero aunque esté lo aleja, pero la pregunta era —"Había tomado la decisión correcta ¿verdad?..."— Esa era, la pregunta que su mente se hacia una y otra vez, había estado largo tiempo en la calle pensando sobre eso que se le hizo difícil resguardarse de la lluvia, a paso lento camino a su cuarto el cual compartía con Luze y al parecer el chico se encontraba allí escuchando música.

Cuando entro a la recamara vio su hermano acostado en la cama leyendo un libro, camino en silencio hasta el equipo de sonido y lo apago, él quería estar en silencio por un rato… cuando hizo eso escucho los reclamos del peli largo.

— ¡Oye! ¿Porque apagaste el radio?— le pregunto el ojos amatista con tono molesto.

—Quería un poco de silencio—susurro el azabache mayor quitándose la camisa mojada.

El peli largo lo vio unos segundos detalladamente, su hermano estaba empapado y no lucia nada bien aunque no lo aparentara— ¿Que te sucedió?— le pregunto mirándolo con preocupación.

—Mi relación con Yuki terminó— indicó el mayor secamente.

El de ojos amatistas se acercó a la cama de los ojos platas el cual se arrimó para que su hermano se sentara con él… el peli largo suspiro y acaricio el cabello del mayor con ternura —Dime Luka, ¿porque terminaste con ella?— le pregunto en un tono suave.

—Me di cuenta que no la quería— mencionó el mayor mirando al suelo.

—Y como lo supiste—

El mayor tomo una bocanada de aire y le respondió —Cuando fuimos a ver la película, la misma me hizo reflexionar muchas cosas— le indicó —Luego fuimos a otros lugares hasta que la lleve a casa, ella me ofreció que me quedara y acepte— mencionó desanimado.

—Y luego que paso— pregunto un poco más el menor.

—Ella fue por un poco de té, pero accidentalmente derramo el líquido en mi camisa— comentó con una sonrisa triste— después intento limpiarlo pero de repente me beso, y yo le correspondí— indicó— lentamente la acosté del sofá y la comencé a tocar y besar su cuerpo íbamos a…— el mayor calló de repente.

—A tener sexo— terminó el peli largo, el mayor asintió —Pero te detuviste ¿cierto? —le pregunto mirándolo seriamente.

—Sí, ella de repente me dijo: te amo, ahí recordé a Zero y no pude continuar — respondió en tono dolido el de ojos platas. —En ese momento supe que no me puedo sacar a Zero de la cabeza—

—Y le dijiste, que querías terminar con ella— expresó el menor, el otro asintió —Y como lo tomo—

—Lloro y me pregunto si era un sueño o que había hecho mal— mencionó pasando una de sus manos por su cabello —Le dije que no era por ella— negó con la cabeza —Me hizo otras preguntas como quien era la persona que me gustaba—

—Le dijiste de Zero— preguntó el menor con sorpresa.

—No, solo le dije que me había enamorado de mi primer amor, pero no lo tomo muy bien— tocándose la mejilla derecha.

—Entiendo— susurro el peli largo. —En este momento debe estar muy dolida— comentó — Pero, qué piensas hacer con el famoso Zero— le mencionó sarcásticamente —Luka recuerda lo que sufriste por ese chico y puede pasar de nuevo— le replico con preocupación.

—Lo sé— fue lo último que comentó el ojos platas, antes de entrar al baño.

****** Casa de los Kiryuu ******

Zero se encontraba sentado cerca de la ventana mirando la lluvia, cuando la puerta de la habitación se abrió y entro Ichiru con dos tazas de chocolate caliente… El peli largo se acercó al mayor y le extendió la taza y se sentó junto a su hermano para contemplar la lluvia. — ¡Mmm! ¿Qué te pasa Zero?— le cuestionó con tono curioso.

—Nada, solo observó la lluvia— dijo con desdén el mayor.

—Pero cuando vez la lluvia es porque algo te preocupa— le indicó el peli plata menor alzando una de sus cejas.

El mayor lo miro de forma seria, y sonrió de medio lado — Me conoces bien Ichiru— bufó —Pero no me pasa nada— le aseguro — Es solo que he estado pensando en…— pero la voz de su gemelo lo interrumpió.

—Luka, que tanto piensas en ese chico, ¿todavía te gusta?— le pregunto el gemelo menor tomando un poco de chocolate.

— ¡Eh! no, claro que no—dijo desviando la mirada amatista de su gemelo. — Es solo que me da un poco de curiosidad la relación que tiene con su familia— comentó

—No será por algo más verdad— le indico el menor, el otro negó con la cabeza —Entonces te preguntare otra cosa— le dijo —Cual es tu relación con Kaito.

Zero abrió sus ojos desmesuradamente, la pregunta que le hizo su hermano lo tomo por sorpresa, era extraño que Ichiru quisiera saber ese tipo de cosas. — ¿Por qué lo quieres saber?— le pregunto.

—Solo por curiosidad— dijo escogiéndose de hombro.

—No tengo nada con él, solo es una relación de trabajo— mintió el de ojos amatistas.

—Ya veo— viendo detenidamente a su hermano, por alguna extraña razón sentía que Zero le estaba ocultando algo y ese algo tenía nombre y era »Kaito«, debía averiguar cual era la relación de su hermano con el chico antes que Tsukumo, no quería ver a su primo sufrir… Los gemelos estuvieron en silencio un largo tiempo ninguno de los dos toco otro tema solo se quedaron observando la lluvia caer.

****** En la Universidad ******

Yuki no había asistido a clases por dos días, la peli bronce de verdad estaba deprimida y eso era algo que preocupaba al rubio, nunca había visto tan deprimida a su amiga desde la muerte de su madre, cuando recibió la llamada de la chica y la fue a ver, esta estaba muy triste y le conto como había terminado su relación con Luka… Cuando su amiga le conto, sintió ganas de acabar con el azabache por hacer llorar a la chica pero él no comprendía el porqué, estuvo caminado por el campus de la universidad cuando vio a dos azabache y un castaño conversando bajo un árbol, apresurado camino hasta ellos e interrumpió su conversación.

—Buenas tardes— dijo cortésmente el de ojos azules; los dos azabache lo vieron pero el castaño lo saludo, era normal ya que él estudiaba con Kaname casi todas las clases y debía admitir que el castaño era muy listo.

—Aidou que te trae por aquí— le pregunto el de ojos chocolate alzando una de sus cejas.

—No es importante, pero me gustaría hablar con Luka—le dijo muy serio el chico. —Y a solas— mencionó con tono firme,

—Y que me quieres decir— le dijo con simpleza el de ojos platas.

—Solo quiero preguntarte algo—

—Bueno siéntate y pregunta lo que quieras— bromeó el azabache mayor.

—Preferiría que fuera en privado— dijo secamente el menor.

Luze detallo con la mirada al recién llegado y noto que el rubio estaba molesto y no solo eso, sino que el joven era el amigo de Yuki a lo mejor quería hablar con su hermano de lo que le paso a la chica. —Luka ve hablar con él— dijo en tono serio el de ojos amatistas, obteniendo la mirada de los presentes.

—De acuerdo— dijo el azabache poniéndose de pie y siguiendo al rubio, si su gemelo quería que hablara con el chico debía ser importante… los dos jóvenes entraron a uno de los salones que estaban desocupados y el chico tranco la puerta con seguro1, así no serian interrumpidos… El azabache se adentro más al salón — ¿Y?— dijo recostándose de la pared.

—Pues ya sabes lo que te voy a decir— dijo el rubio de manera fría, observando por la ventana.

—Pues no lo sé— bromeó el de ojos platas.

— ¡Deja de hacerte el tonto! Y dime porque motivo dejaste a Yuki, aparte de utilizarla para satisfacer tus deseos impuros— replicó el de ojos azules, encarando al peli negro.

— ¡Já! Yo no la utilice, sé que sonara feo pero ni siquiera la quise como debía— le aseguro el de ojos platas, mirando de forma acusadora al rubio.

— ¡Tsk! Entonces cual es el verdadero motivo, porque es estúpido que uses la escusa de que estas enamorado de tu primer amor— bufo el de ojos azules.

—No es una escusa es la verdad— se defendió el peli negro—Y creo que es estúpido que preguntes tonterías como estas, si Yuki ya te conto —viendo intensamente al rubio— ¡Já! O será que dijiste que querías hablar conmigo, como una excusa solo para mostrarme que tienes celos de mí— mencionó sarcásticamente el mayor.

El rubio se sorprendió por lo que había dicho el chico, como era posible que sacara esas conclusiones —No sé a qué te refieres— le dijo mientras esquivaba la mirada, como era que su conversación se transformara en eso.

El azabache sonrió de manera arrogante, algo que molesto al chico… El de ojos platas camino hacia el rubio, que se sorprendió y dio varios pasos hacia atrás, hasta que choco con la pared, el peli negro estaba muy cerca de él, si alguien entraba al salón en ese momento pensaría que se iban a besar pero no era así, el mayor lo tenía acorralado y la verdad estaba algo nervioso.

— ¿Qu… Qué? Crees que haces — le pregunto con voz temblorosa.

—Dime Aidou, no estás enamorado de Yuki— le susurro Luka al oído.

—Ese no es... ¡tú maldito problema!— dijo el menor apartándolo bruscamente y sonrojado.

—Pues, sé que estas enamorado de Yuki2 desde hace mucho tiempo— comentó el azabache de manera calmada.

—Eso no es verdad, solo es una preciada amiga— dijo el rubio más rojo.

—Sé que estas mintiendo, por eso cuando le dije a Yuki que buscara otro amor, te mencioné a ti— le indicó el azabache—"Bueno en realidad cuando lo dije eso a Yuki, se me vino a la mente este cara de tonto"—pensó mientras sonreía.

—¿QUE LE DIJISTES QUE?— grito el rubio de manera infantil.

—No le dije tu nombre, tranquilo— comentó de manera relajada el azabache acercándose al rubio y posando su mano sobre la melena rubia —Se que cuidaras muy bien de ella y si necesitas ayuda con cualquier cosa puedes decírmelo— dijo el ojos plata pasando al lado del ojos azules.

— ¡Jajaja! Lo mismo que me dijo tú hermano— sonrió el rubio.

—Por cierto no esperes tanto para decirle lo que sientes—

—¡Eso ya lo sé!— Comentó el rubio de manera infantil… volteándose para mirar al azabache que estaba frente a la puerta para irse —¡Espera!— dijo de manera apresurada —Puedes decirme el nombre de la chica que te gusta, prometo no decirle a Yuki— dijo el chico de manera seria.

Luka lo miro, y vio que el rubio decía la verdad —De acuerdo pero no te sorprendas— le indicó —Porque no es una chica— mencionó mientras sonreía, por la cara de sorpresa que ponía el rubio —Es un chico y su nombre es Zero Kiryuu— fue lo último que dijo, saliendo del salón.

Aidou estaba muy sorprendido, nunca hubiera imaginado que Luka fuese gay, bueno no gay, mejor dicho bisexual pero lo que más le sorprendió fue que estaba enamorado de un chico llamado Zero, y no cualquier Zero, ¡nooo señor!..., sino que al azabache le gustaba Zero Kiryuu, el primo de Toko-chan eso si que era una sorpresa, el rubio abrió la ventana del salón para tomas un poco de aire, eso sí, lo había agarrado de sorpresa.

El azabache estaba caminado por los pasillos de la universidad, ese chico rubio era muy divertido pero ahora tenía que tomar su propio consejo, debía buscar a Zero y decirle lo que sentía por él, aunque le asustaba un poco, la respuesta del peli plata, pero no se podía rendir sin intentarlo, salió hacia el campus y vio a su hermano y a Kaname sentados en el mismo lugar en donde los había dejado, camino hasta ellos.

—Luka que quería Aidou— le pregunto curioso el castaño.

—Nada importante, no se preocupen— dijo sonriéndole de forma juguetona.

— Y porque tan feliz— dijo el de ojos amatistas

— Por nada, solo les vine a decir me voy — dijo el peli negro esquivando la mirada de su gemelo— Tengo un asunto muy importante que atender— indicó de manera seria.

El castaño lo miro intensamente pero asintió y el peli negro no le dijo nada solo lo miro con reproche, indicándole con la mirada que lo llevara con él, porque no quería estar en la universidad, el de ojos platas negó con la cabeza y se despidió de los dos chicos y se dirigió al Bloody Rose, a lo mejor Zero ya se encontraría en el lugar, preparando todo, antes de que comenzara el trabajo, lo que le daría oportunidad de hablar con el peli plata.

****** Bloody Rose ******

Kaito llego temprano al local y vio a Zero ordenando los vasos, al parecer el peli plata se encontraba solo porque no veía al gemelo menor del chico ni a su primo, halo mejor los chicos se encontraban en la parte de arriba… A paso lento se acercó a la barra para saludar al peli plata y ayudarlo arreglar las cosas.

— ¡Hola! Zero— saludo el peli marrón claro.

—Kaito llegas temprano— le dijo el peli plata alzando una de sus cejas, era extraño ver al chico por el bar a esa hora, ya que siempre llegaba tarde.

—Es que hoy tenía muchas ganas de verte— le ronroneo de forma seductora el de ojos marrones.

—Quisiera decir lo mismo— susurro el de ojos amatista encogiéndose de hombros.

—Y ¿donde están? tu hermano y Tsukumo—le pregunto el chico de cabello castaño claro estando al lado del menor.

—No están, fueron a comprar unas cosas y a lo mejor lleguen tarde para el trabajo— comentó el peli plata.

El mayor sonrió maliciosamente y sorpresivamente abrazó de forma posesiva al peli plata, provocando que el menor se apoyara de la barra… Zero iba a reclamarle a Kaito pero pudo sentir cerca de su oído la respiración del peli marrón claro—Eso quiere decir que estamos solos— le susurro el más alto de manera tentadora y lamiéndole el lóbulo de la oreja… El peli plata solo asintió relamiéndose los labios, eso provoco una risita juguetona en el chico de cabello castaño claro que continuó con sus preguntas— ¿Crees que tengamos tiempo de jugar? — pregunto sensualmente el de ojos marrones, deslizando una mano sobre el chaleco negro y quitándole la corbata a Zero.

— Eso depende… de cómo sea el juego…— susurro el peli plateado, observando como el otro chico le desabrochaba el último botón de la camisa y lo volteaba para recostarlo sobre la barra.

—Pues, es un juego sencillo—indicó el mayor tocando delicadamente con los dedos la piel desnuda del ojos amatistas, que lo miraba de forma traviesa… Kaito le devolvió la mirada, retándolo y se inclino un poco para besar los carnosos labios del peli plata, pero Zero volteo la cara obteniendo — ¡Grrrnn! —un gruñido de molestia de Kaito, el de ojos amatistas nunca dejaba que lo besara, al menos no en los labios.

Zero solo sonrió por el gesto del mayor— ¡Ah, síii! ¿Y cómo se juega? —le pregunto el de cabello plateado pasando una de sus manos sobre el cabello de Kaito y acariciándolo suavemente.

—Es fácil— pronunció, besándole el cuello y dejando marcas en el mismo —Yo te desnudo— susurro mientras bajaba por el pecho del chico y comenzaba a dar pequeñas lamidas y mordidas — Y tú, dices mi nombre, cuando este dentro de ti— mirando el rostro ligeramente sonrojado de Zero— ¿Quieres jugar?— le pregunto de manera inocente y lamiendo de manera sutil el pezón derecho del peli plata, para luego llevárselo a la boca.

— ¡Nnnn!… ¡síii! — gimió el peli plateado, de manera audible… Kaito sonrió complacido por el efecto que consiguió en el ojos amatistas, luego de estar atendiendo el pezón derecho del peli plata, realizo las mismas lamidas y mordidas en el pezón izquierdo, logrando que el cuerpo de Zero se estremeciera y dijera su nombre.

— ¡MN!… Kai…to… Aaahh— dijo el de ojos amatista, debía admitir que Kaito lo estaba excitando de sobre manera, a pesar de que ya han tenido sexo en otras ocasiones y las expertas manos del peli marrón claro ya saben donde debían tocarlo, no podía evitar excitarse como si fuera la primera vez… Sintió como Kaito bajaba lentamente por su cuerpo, y le daba tiernos besos, hasta que finalmente el mayor llego a sus pantalones, escuchó como el sierre era bajado y a la vez era despojado de la prenda, quedando solo con los bóxer, Kaito lo miro a los ojos de manera lujuriosa y se acercó a su miembro erecto, y lo comenzó a lamer lentamente por encima de la tela, algo que lo estaba desesperando, él quería sentir más pero no pudo evitar que su espalda se arqueara y — ¡Ug!,.. ¡MN!... Aaahh…— de su boca saliera un sonoro gemido cuando sintió como el mayor mordió suavemente su miembro, mientras tocaba sus muslos y sus nalgas descaradamente, como pudo logro sentarse en la barra para tocar el cabello del peli marrón claro, pero su cuerpo temblaba por la excitación; él quería que Kaito lo atendiera de la manera adecuada, por lo que tendría hacer lo que al de ojos marrones más le gustaba — ¡Nnnn!…Kaito…— lo llamo.

Kaito escuchó la voz temblorosa de Zero por lo que dejo de besar el muslo del peli plata, para enfocar su mirada en las hermosas amatistas de Zero— ¿qué quiere mi hermoso ángel?— le pregunto de manera divertida y metiendo su mano, en el bóxer del menor para apretar su miembro y escuchar los jadeos del chico.

—Haaa… Kaito deja de jugar — replicó Zero cuando el peli marrón claro apretó su miembro.

— ¿Por qué? — Dijo mientras se acercaba a Zero y le lamia el pezón izquierdo, sintió como el chico se aferro a su camisa e intentaba hablar pero sus gemidos no lo dejaban —No te gusta lo que hago Zerito— le pregunto cerca de su oído y le mordió uno de los pircing… Escuchó como Zero le respondió un »Si me gusta… pero quiero…, que lo saces« eso quería decir que el peli plata se sentía ansioso, tanto como para rogarle, algo que le fascinaba, se acercó lentamente al miembro de Zero y ágilmente le quito el bóxer, dejando al chico casi desnudo, ya que aún conservaba la camisa puesta, se separo un poco del menor para observarlo, Zero tenía el cuerpo perlado con pequeñas gotas de sudor, sus mejillas se encontraban más rojas que antes y estaba jadeando por el éxtasis que él le estaba causando, como describir la imagen del peli plata en ese momento, pues en dos palabras, »era excitante«.

Se volvió a acerca al miembro del peli plata, y juguetonamente toco la punta del pene con uno de sus dedos, causando que el cuerpo de Zero se tensara cuando sintió el tacto de su mano en su miembro… Lentamente paso su lengua por todo el glande, causando que el chico cerrera fuertemente los ojos y gimiera roncamente, luego dio pequeñas lamidas, y suaves mordiscos por todo el órgano, cuando sintió que Zero le acariciaba el cabello, metió el miembro del peli plata en su boca.

—Aaahh…— Zero no pudo evitar gemir cuando sintió la boca de Kaito en su pene y empezó con un lento sube y baja, algo que le encanto pero él quería más, por lo que movió su cadera para indicarle que fuera más rápido, el castaño claro cacto la orden y aumento la velocidad de la felación que le estaba asiendo, sintiendo así, como Kaito chupaba su pene como si fuera un dulce … Eso hacía que se sentía en el cielo, cuando su miembro estaba en la boca caliente de Kaito, era una sensación que no podía describir en simples palabras, sintió como uno de los dedos del peli marrón claro se acercaba a su entrada para comenzar la preparación, fue un poco doloroso cuando sintió la pequeña intromisión pero sabía que después sentiría placer.

Posteriormente el mayor ya tenía tres dedos en su entrada, y se sentía listo para que Kaito entrara en él, pero el chico no hacia acaso a lo que él quería —…Kaito…— le llamo Zero, para que el mayor le prestara atención —Es suficiente… ¡Ug!.. ¿Quie… Quiero?...— pero el peli plata no podía terminar la frase y escucho la risita de Kaito, y sintió como este retiraba los dedos de su entrada, lo que provoco que lo viera con reproche.

Kaito se paro frente a Zero y lo miro con lujuria, él quería poseer el cuerpo del peli plata, y estaba seguro que el chico quería lo mismo, por lo que esperaría a que Zero se lo pidiera, por eso decido jugar un poco con él, se alejó un poco del chico y libero su miembro erecto, que ya estaba doliendo, pero no haría nada si Zero no se lo pedía... Noto como el de ojos amatistas se lamio los labios cuando lo vio —Dime ¿qué es lo que quieres? Zero — le pregunto sensualmente para que el peli plateado le respondiera, que quería sentirlo pero no fue así, vio como Zero le dedico una mirada amenazadora y se bajo de la barra y le dio la espalda, algo que lo decepciono un poco, ya que pensó que había hecho enojar al peli plata.

Zero se dio cuenta del jueguito de Kaito, pero él no le pediría, lo hiciera suyo de una vez, no, ya suficiente había tenido en rogarle para que atendiera su miembro por lo que se vengaría, el peli plata se bajo de la barra y le dio la espalda al peli marrón claro, escucho como esté suspiro decepcionado, por lo que sonrió, el menor voltio la mirada hacia Kaito, y lentamente se fue apoyando de la barra, separando sus piernas y con sus manos separo un poco sus nalgas, para que su entrada quedara a la vista del otro chico… El peli plata le sonrió de forma seductora al de ojos marrones y le pregunto de marera inocente — Kaito, ¿quieres entrar en mi? —, el peli marrón claro se sorprendió por el gesto y se excito, aunque dudo un poco en responder, lo que provoco que Zero le hiciera la misma pregunta, algo que no pudo resistir y le dijo un desesperado » Si «, lo que causo que Zero sonriera complacido.

Kaito se acercó a Zero y coloco la punta de su pene en la entrada del peli plata, esperando a que Zero le diera la orden, el cual fue un movimiento de cadera, el peli marrón claro entro en el cuerpo del menor de una sola embestida y espero a que el chico se acostumbrara a la intromisión, mientras él tomo el miembro del ojos amatistas para masturbarlo y así olvidara un poco el dolor,... Luego de unos segundos Kaito dio la primera embestida causando que él y Zero gimieran, luego empezó con unas embestidas lentas que poco a poco fueron aumentado la velocidad, los jadeos y gemidos de ambos se empezaron a escuchar por todo el lugar.

!Nnnn!...Kaito más duro… Aaahh… Pedía un peli plata de forma desesperada —"Vamos Kaito date prisa y acaba rápido que me está doliendo"— era el pensamiento de Zero por alguna extraña razón cuando el de ojos marrones lo penetro, le dolió pero ese dolor no desapareció y se sentía incomodo, no entendía porque le sucedía eso ya que no era la primera vez que estaba con el chico.

! Mmm!... Zero eres tan sucio… y estrecho — comentó un peli marrón, mientras besaba el hombro izquierdo y parte del cuello del menor.

! Jódeme más duro!... más…pidió el peli plata3., intentado voltear la mirada para mirar a Kaito, pero vio una mirada plateada que estaba en la puerta del local, y lo observaba tristemente y shokeado… Lo que causo que se sintiera, extrañamente vacío y triste, pero Kaito por suerte, no se dio cuenta de eso, sino que cumplió su petición anterior.

Luka se encontraba caminando a paso lento, por las calles, se sentía nervioso y ansioso, ¿cómo debía actuar? cuando tuviera a Zero frente suyo, ¿que debía decirle? Antes de confesarle lo que sentía… Debía mencionarle que olvidaría todo lo que le hizo en el pasado porque quería iniciar una nueva relación con él… Eso sería conveniente, aunque no estaba muy seguro, se había imaginado la escena en su cabeza desde que salió de la universidad, pero era algo complicado, porque no era lo mismo imaginársela, que estar en la verdadera.

Se encontraba cerca del Bloody Rose, pasó por de una pastelería y se detuvo para mirarse al espejo que estaba en el estante, se veía bien, pero estaba muy nervioso, aunque las personas que lo miraran no se darían cuenta de eso, pensaría que estaba con su actitud de siempre, no sabía si eso era una ventaja o desventaja, tomo una bocanada de aire y camino al bar.

Ya parado frente a la puerta, había un letrero que decía »En Preparación«, a lo mejor los chicos no estaban listos, se paró de espalda a la puerta, para esperar a que abrieran pero escucho un extraño sonido —» Aaahh «— Se oyó del otro lado, el azabache se acercó un poco más a la puerta y noto que esta estaba abierta, de forma silenciosa la fue abriendo para mirar adentro, sorprendiéndose con la escena:

»!Nnnn!...Kaito más duro… Aaahh…«— Pedía un excitado Zero.

»! Mmm!... Zero eres tan sucio… y estrecho «— comentó un peli marrón.

» !Jódeme más duro!... más «— noto como Zero volteo la mirada y lo vio, se dio cuenta que el peli plata sabía que estaba ahí porque le mostro una sonrisa burlona.

El azabache aún no podía creer lo que sus ojos estaban viendo, Zero, su amado Zero estaba teniendo sexo con ese tal Kaito, como podía ser, acaso ese chico le había dicho la verdad en la fiesta y el peli plata había jugado con él en el pasado, la verdad en ese momento no sabía en qué creer o que pensar, solo sentía:

Impotencia.

Ira, contra el peli plata.

Odio, hacia el peli marrón.

Tristeza y confusión por lo que estaba sucediendo.

Continuara


1 (N/A: no pasara nada entre ellos Jajaja xD).

2 (N/A: Idol-senpai o.O enamorado de Yuki, ahora sí que mi fic está completamente loco xD).

3 (N/A: no se si escribí el lemon de manera correcta ≥/≤… no estoy tan acostumbrada a escribirlo YoY…. Es más fácil pensarlo que plasmar la idea… así que espero sea de su agrado u/u).