Bueno helo aquí disfruten y perdón por la tardanza.


Capítulo 2: Tiempo de Cambio

Era una hermosa mañana, corría una refrescante brisa que agradaba a cualquiera. Eran cerca de las seis de la mañana, el sol aun no salía pero se podía observar como el horizonte del oeste estaba más claro e iluminado que el de su opuesto, lo que indicaba que el sol estaba por asomar sus cálidos rayos en cualquier momento, para así iluminar todo aquello bajo la plenitud del cielo.

La noche anterior había sido una inolvidable para cientos de familias del apacible estado de Virginia pues el inigualable Circo Zaragoza tubo la dicha de presentarse en una de tantas ciudades de aquel pintoresco lugar.

Fue un espectáculo para recordarse toda la vida. Animales realizando actos increíbles e insólitos, como el caso de los felinos trapecistas, un grupo de perros patinadores… ¡Con cohetes!, unas balas de cañón animal, entre otros… Ah, y como olvidar el acto de apertura para toda esta maravilla al ojo, el insólito e inexplicable acto de un tigre que era capaz de atravesar aros del tamaño de anillos y además ¡Envueltos en llamas!, todo esto acompañado de una gran cantidad de extravagantes luces de neón en una hermosa diversidad de colores que resaltaban cada acto y de alguna manera lo hacían más increíble y genial de lo que ya eran.

Todo esto aconteció la noche anterior y ahora todos los actores del circo dormían cómodamente cada uno en su propio vagón de tren. El transporte de toneladas de peso recorría las vías cercanas a la frontera de entre los estados de Virginia y Carolina del Norte para así poder continuar con su siguiente parada en la fabulosa Florida. La locomotora iba a buena velocidad siendo conducida por… ¡Nadie!

En el interior de la locomotora, en la cabina, un cuarteto de pingüinos dormían sobre camas improvisadas que constaban de cajas con algunas mantas o algunos simplemente dormían donde pudieran, ya sea sobre alguna silla, o caja de herramientas vacía. Había un despertador que marcaba las cinco cincuenta y nueve de la mañana y estaba a solo un minuto de sonar la alarma ya pre-establecida un día antes…

Justo unos segundos antes de que la alarma pudiera sonar una aleta emplumada presiono el botón de apagado.

-Nada como ganarle al despertador, no chicos… ¿Chicos?- Dijo Skipper al levantarse mientras estiraba sus aletas y patas, pero al ver que su escuadrón seguía profunda y cómodamente dormidos una expresión molesta se apodero de su rostro.

Su tropa era un escuadrón capaz, inteligente, fuerte, hábil, pero… ¿Por qué no podían madrugar un solo día, eh?

Aquí vamos de nuevo… Pensó el líder de los pingüinos.

Skipper tomo una corneta, de esas que parecen un aerosol con una bocina encima, volvió a mirar a sus chicos para ver si había habido un cambio, pero no, así que levanto lo más alto que pudo el infame aparato y presiono el botón que tenía hasta arriba.

Un estruendoroso y doloroso sonido resonó en la locomotora y aun peor fue su efecto por el eco del pequeño y cerrado lugar.

Los, anteriormente dormidos, pingüinos saltaron de sus camas totalmente desorientados y asustados, las expresiones de sus rostros eran verdaderamente graciosas, una mezcla entre preocupación y sueño.

El pobre Kowalski callo de su Cama/Caja al duro y frio piso de metal, pero su dolor no acabo ahí pues un desorientado cabo le callo de lleno en la espalda.

-¡Aaawww!…- Grito aun entre sueño el intelectual pingüino al sentir un pesado dolor sobre su columna.

Por su parte Rico se había exaltado tanto por la sorpresa que regurgito una carga de TNT, o dinamita como se le conoce más comúnmente, y ahora estaba atareado apagando la ya, curiosamente, encendida mecha. Al no poder apagar la ya casi terminada mecha el pingüino no tuvo otra idea más que lanzar el explosivo por la cuadrada ventana de la cabina. La dinamita dio unos cuantos giros en el aire antes de caer en un rio cercano a las vías del tren, y después de unos segundos… ¡BOOM!, ¡la carga detono!, pero su estruendo se redujo al estar bajo el agua por lo cual no despertó a nadie en los vagones del tren.

-…No era la reacción que esperaba…pero al menos ya están despiertos…- Dijo Skipper a sus muchachos que al ver que había sido él el que había causado el alarmante sonido no pudieron evitar estar avergonzados por sus acciones.

-Lo siento Skipper- Respondió Cabo aun ligeramente adormilado y con la cabeza agachada.

-No te disculpes cabo, solo necesitan tener más iniciativa… y levantarse temprano- Dijo el líder de los trajeados mientras ponía sus aletas atrás de su espalda y caminaba enfrente de la ya formada fila de pingüinos.

-Pero Skipper, la preparación de las últimas funciones ha sido agotador- Explico en su defensa Kowalski.

-No es escusa señores, cuando el deber nos llama, nosotros debemos responder ese llamado… bueno, basta de discusiones sin punto, llevemos a este bebe a su siguiente destino chicos- El pico de Skipper se llenó con una complacida sonrisa al terminar su oración.

El resto de la tropa también se entusiasmó y todos se dirigieron a sus respectivos puestos.

-¡Cabo!, ¡Dale!- Ordeno Skipper y de inmediato el pequeño pingüino encendió una grabadora, que después de unos segundos empezó su alboroto.

Papanamericano.

Los pingüinos realizaban sus tareas al ritmo de la música, muy movidos y… claro, divertidos. Era curioso como una ardua tarea podía volverse simple y hasta podía ser disfrutada.

Kowalski apago su nuevo e ingenioso sistema de "Piloto Automático Para Trenes" o como el abreviaba P.A.P.T. que había sido quien había conducido toda la noche anterior para poder darle un descanso ala pequeña parvada, y así tomo los controles de la gran locomotora. Rico y Cabo abrían, cerraban y reparaban todas las válvulas de vapor de la cabina, siendo rápidos y eficaces en su labor. Los dos pingüinos saltaban, rebotaban y se deslizaban por todo el lugar, casi solo se veían dos manchones negros y blancos volar por toda la cabina. Skipper solo supervisaba todas las tareas y, desde el parabrisas de la locomotora, le daba indicaciones a Kowalski de adonde se dirigía la locomotora, adonde dar vuelta y demás.

Mientras tanto, En el vagón de Alex y Gia…

-¡Arrrgghh!, ¡Que se callen!- Se quejaba un molesto y enfadado león.

-Olvídalo Ali… *Bostezo*… mejor duérmete…- Dijo la adormilada Jaguar a su novio.

-¡No puedo!, ¿esas monjas no saben que algunos queremos dormir?- Respondió Alex que ahora estaba de pie en su vagón y trataba de asomarse por una de las rejillas del vagón para ver si observaba a las pequeñas aves, con la esperanza de decirles una que otra cosa sobre lo valioso que era el sueño para él.

-Déjalos…solo están trabajando…espero- Gia esperaba que los pingüinos estuvieran realmente en algo importante, y no jugando solamente… naaa, eso no podía ser, en el poco tiempo que llevaba de conocer a los pingüinos nunca los había visto distraerse de sus labores con cosas como juegos, además, en el tiempo que las aves tuvieran libre solo seguían organizándose o entrenando y, según ellos, debes en cuando realizaban juegos, que para el gusto de Gia eran demasiado violentos para ser considerados así.

-Ok, ya no voy a soportarlo más- Alex abrió la puerta de su vagón, dejando entrar todo el aire frio que, a la velocidad del tren, se sentía como un huracán en el rostro y pelaje de Alex. Después de unos incomodos segundos Alex pudo abrir sus ojos, que se habían cerrado por el golpe del aire, y asomo su cabeza en dirección al corazón del tren.

-¡¿Pero qué haces Alex?!- Cuestiono la felina después de salir de un pequeño ataque de escalofríos por el aire helado que había inundado el lugar.

-Voy a tener una pequeña charla con esas aves-

El molesto felino saco sus garras y las clavo en una de las paredes del exterior de su vagón. Al salir cerró la puerta ignorando las advertencias de su compañera.

-Me van a oír….- Dijo con un ceño fruncido.

Mientras tanto en la locomotora los pingüinos…

-Así que tu aparatose ese si funciono Kowalski- Menciono el más joven de los pingüinos, mas a manera de pregunta.

-En efecto Cabo, debo admitir que me sorprende un poco que haya funcionado sin problemas durante toda la noche, había un 70 por ciento de posibilidades de que fallara- Respondió kowalski sin parecer preocupado por ese "pequeño" de posibilidades de catástrofe.

En cambio Cabo no se lo tomo muy bien.

-¿Qué eso no es peligroso Kowalski?- Pregunto preocupado el pequeño pingüino que ahora reconsideraba el haber dejado su suerte toda la noche a un "posible" defectuoso aparato.

-Para nada joven Cabo, cualquier por ciento superior a uno es bueno- Dijo Skipper con igual despreocupación y con una sonrisa de "No pasa nada" en su pico.

-Bueno, como va ese fuego Kowlaski-

-Mmm… se mantiene Skipper, aunque me preocupa un poco el sistema de ventilación de la caldera, ya me ha parecido que se está obstruyendo… mejor realizare más diagnostico-

-Mmm, Rico ayúdalo, no hay nada peor que una tubería tapada-

Los pingüinos fueron interrumpidos por unos fuertes golpeteos en la escotilla del techo de la cabina. De inmediato los pingüinos entraron en posiciones, Kowalski y Cabo alado de la escotilla subidos a unas cajas y tuberías, Rico en el centro de la pequeña habitación con un bazuca recién regurgitada apuntando a la escotilla y Skipper listo para lo que sea.

Sin embargo cuando las dos aves abrieron la escotilla no fue lo que todos esperaban. Un gran felino con su pelaje cubierto de negro callo de cara justo en el centro de la cabina.

-¡Eh!, Tranquilos chicos, es solo nuestro amigo el jipi, ¿dime que te trae a esta hora por aquí?- Pregunto el líder de las aves.

Alex se levantó y empezó a sacudir lo negro de su pelaje que la columna de humo que emanaba de la locomotora le dejo. Al instante empezó a explicar muy enojado la situación al líder de los trajeados que no se lo tomo muy bien y empezó una ruidosa discusión con el felino.

Mientras la discusión continuaba todas las aves dejaron sus labores para apoyar a su líder, sin embargo… las calderas empezaron a dar un gran chillido, de verdad estruendoso que ya no pudo ser ignorado más tiempo. Todos los presentes pusieron su atención en la fuente del escándalo con una ceja levantada… o bueno, si es que tuvieran cejas.

-K-kowalski, ¿qué está pasando?- Pregunto algo preocupado el líder de las aves.

-¡Oh No!, Tenía razón Skipper la caldera si se estaba obstruyendo- Respondió muy Alarmado el alto pingüino.

-Bueno que esperas Kowalski, a repararlo- Skipper no aparto su vista del fuego mientras daba la orden.

-No, no lo entiendes Skipper la presión aumentaba cada segundo que pasa dentro de la caldera, cualquier intento por desobstruirla en estos momentos terminaría muy mal, ¡MUY MAL!- La ave incrementaba cada vez más su distancia entre la caldera mientras daba su explicación, con aletas extendidas empujando a sus, ahora preocupados, compañeros mientras retrocedía.

-…Kowalski, Opciones… ¡OPCIONES!-


Bueno primero que nada quiero disculparme por no haber publicado en un tiempo… no, no hay escusas, solo lo siento.

Como ya habrán deducido este capítulo tendrá parte dos que tratare de publicar pronto :P

Ahora, ¿Qué les pareció, lo amaron, odiaron, les aburrió? La verdad ciento que no les cumplí con este capítulo… pero bueno, Dejen sus comentarios para saber que tengo que cambiar para hacer de su lectura más placentera XD

Por cierto, ¿Qué tal si hacemos esto un poco más dinámico, Eh? Después de publicar la segunda parte de este capítulo tengo dos ideas para el tercer capítulo (La segunda parte cuenta como uno) eh aquí los títulos:

"El día de san Valentín"

"Todos contra Kowalski"

Entonces, ¿Cuál les parece más llamativo? Dejen su opinión para ayudarme a decidir que será el Tercer capítulo X)

Bueno para acabar los reviews…

GGM129: Gracias por dejar el primer review +w+ y que bueno que te gusto grax por lo de la manita arriba jeje XD.

ASHKORE15: Graxias por tu review y que bueno que ese sentimiento te dio el primer cap, esa era la idea, grax =)

Elceptimoarte: Gracias por leer mi historia y por tu review ;)

Realmex: Gracias, que bueno que te gusto =)

ice6783: Gracias por tu review, de verdad perdona si te decepciona este cap… si siento que no fue de lo mejor =P, pero si te gusta pues entonces cumpli mi labor X)

Gajeel Redfox Crossover Fan: Muy interesante tu review también… pero a lo de tu pregunta, pues te planeado algo así, pero me reservo los spoilers ;)

Umeki-Nara: Gracias por leerme ;D y a lo de Melman y Gloria…mmm… pues sí, linda pareja, tratare de hacerlos aparecer más en mi historia así como enfatizar su relación ;)

Agustin: Gracias por tu review y…. SABEEE! ;)

tentenxneji4ever: Grax y que bueno que te gusto la historia espero que esta también te guste.

Guest: SABEEE… XD

Dany: Gracias por tu review, y a mí también me gusta el GiaxAlex, ya quiero que salga Madagascar 4 solo para ver cómo es su relación ;)

DarkEffect: Gracias por leer que bueno que te gusto XD

Boy: Gracias por leer y por qué te gusto ;)

Guest: Gracias por tu review y lo de AlexXGia… pues claro XD

Chicon: Grax por leer a mi también me fascina que hayas dejado un review XD

Android: Gracias men… y si "yo Capishco" ;]

RainSlayerraul: Graxias y pues aquí tienes ;)

Yosoy: Grax y aquí tienes XD

Andres02: Graxias… ¿Verdad que si fue lindo? XD

Jeronimo: Graxias y espero que siga bueno ;)

Elizz: Felicidades como eres el último review que tengo antes de publicar este cap te ganaste… UN AUTO!... nah, no es cierto perdón ); pero ya en serio de veras Graxias por leer mi fic y de veras gracias por que pienses asi de él (; en cuanto a los pinguinos, pues a mí también me gustan más los de las series X) están mejor verdad? Nuevamente gracias… sorry por lo de la mala broma jeje…

Bueno mis amados lectores me despido y nuevamente perdón si a alguien lo decepcione con este cap pero ya quería publicar en esta historia, prometo que se pondrá mejor ;)… pues sin más ni más nos vemos, BYE!