Este fic no me pertenece y so lo hiciera sería yaoi

Realmente estuve meditando mucho en como debía de realizar este capítulo y pues estoy satisfecha con el resultado aunque claro su opinión es muy valiosa para mi.

Por una solicitud decidí agregar un pequeño OMAKE que encontraran al final de la historia, es corto pero espero que les guste.

Estoy agradecida por todos sus comentarios y también les agradezco a todos los que agregaron este fic como su favorito:
Sadistic Brother, queen chiibi, , Alex Okami, natsu-sue, BianchiXGokudera25, Himeno Sakura Hamasaki, BloodyDarkNaruto, Karelys165, Marhaya, anne di Vongola, destraik matsumoto, pinkus-pyon, kuromokona, Natsukyu, Franbel, Sumireko, aiyuki mirai, Laiyuu, pikashuchan, Cecili-hime, therasia, Katekyo1827R27X27, Rena Hibari Bonnefoy, mishiruu, yuki, shisuka-san, mitsu-chan-R27, creepy-song, kuroi, Little Idiot, yuko-jc, MissDinosaur, souma an.

Capítulo 7

XXXX

- En una larga historia pero ese fatídico día sucedió cuando tenía cinco años. Yo era muy joven en ese entonces, tú y Mamma siempre fueron grandes Padres y a pesar de ser ambos hombres recibíamos mucho cariño y amor, siempre contábamos con nuestros tíos y tías, incluso tío Kyoya que siempre ha sido el más reacio a formar sentimientos me cumplía mis caprichos. Teníamos el cariño de la Mansión Vongola e incluso los Jefes de otras familias preguntaban por mí aunque eso solo era para tener una oportunidad con Mamma - una aura asesina se desplegaba de Reborn y Eliot solo sonreía ante los celos de su Padre - Pero siempre hubo alguien que me despreciaba, me repudiaba, a cada oportunidad que se le concedió en la cual estaba solo aprovechaba para darme palabras hirientes e insultaba a mi Madre, la llamaba Puta, Perra y siempre me decía que era una abominación por tener dos Padres, sin embargo jamás derrame una lágrima porque sabía que tenía el amor de mi Familia.

Siempre me pregunte porque odiaba tanto a Mamma, tenía cinco años y era un niño curioso, un día te encontré hablando solo en una de las habitaciones de la Mansión y pensé que quizás tu podrías darme mis respuestas. Recuerdo que te pregunte ¿Porqué Tía Bianchi me odia tanto? ¿Acaso he hecho algo malo?, tu te hechastes a reír y me dijistes...

- Hace muchos años antes de conocer a tu Madre, Bianchi fue mi amante... en ese entonces era un hombre que solía tener varias parejas, solo eran aventuras. Antes de ir a Japón a entrenar a tu Madre rompí mis lazos con ella pero a pesar de eso me siguió, ella no estaba dispuesta a dejarme ir. Al comienzo pensé que sería bueno tenerla a mi lado para que sirviera como tutora de Tsuna y para que reforzara sus lazos con tu tío Hayato puesto que él había huido de su familia y no me equivoqué porque con el tiempo ellos se hicieron muy unidos pero también mis lazos con Tsuna se hicieron grandes, el comienzo me fascinó ver como mi alumno maduraba poco a poco y se volvía más fuerte, siempre supe que sería un gran Jefe puesto que él siempre pensaba en su Familia primero que en si mismo, luego ese cariño se fue convirtiendo en orgullo, ver como estudiante se volvía como mi hijo y yo era su Padre... me molestaba saber que Iemitsu nunca velo por Nana ni por Tsuna, ambos son personas muy valiosas para mi, el tiempo pasó y cuando me di cuenta ya estaba enamorado de Tsuna. Siempre maldije el cuerpo que tenía en ese entonces y por eso no podía hacer ningún movimiento en él, me molestaba ver como todas las personas que lo conocían se enamoraban inmediatamente de él y yo no podía hacer nada, no podía proteger lo que es mío por derecho, Tu madre es y siempre ha sido hermoso... sus labios, su rostro, en ese entonces pensaba que un ángel como él jamás se podía enamorar de un demonio como yo. Eran pocos los que habían notado mis sentimientos hacía Tsuna y Bianchi fue una de ellos, cuando lo hice se volvió más posesiva conmigo, empezó a ignorar a Tsuna y yo solo podía ver como hería a mi estudiante y Tsuna no era consciente de porque Bianchi lo odiaba. Tenia que parar mi relación con ella de una vez por todas y lo hice, vi como lloraba y me rogaba que la perdonara, incluso tuvo el descaro de decir de que podía hacer que Tsuna se convirtiera en uno de mis tantos amantes, pero ella no comprendía que lo sentía por él no era una simple atracción física sino más bien amor y eso fue lo que le dije pero ella no lo aceptó y sus acosos siguieron.

Un día recibí un mensaje de que habían encontrado la cura para la maldición de los Arcobalenos, yo estaba inmensamente felíz de que al fín podía decirle a Tsuna que lo amaba, podría tocarlo, tenerlo entre mis brazos, saborear sus labios y hacerlo mío. Cuando recuperé mi cuerpo confronte a Tsuna y le dije lo que sentía, el me sonrió y me dijo que también me amaba... yo no podía creer que ese pequeño ángel me había aceptado y desde entonces tu madres y yo hemos estado juntos y al poco tiempo él quedo embarazado de ti, eramos felices porque teníamos un familia, Tsuna y tú se convirtieron en mi luz en esta vida de la Mafia. Pero Bianchi jamás lo acepto, cuando vio que estábamos en una relación intentó hacer daño a Tsuna y tuvimos que expulsarla de la casa de tu abuela, su odio hacía él con los años ha empezado a dirigirlo a ti.

Simplemente ignórala, mi pequeño Eliot tú no tienes la culpa de nada, antes de conocer a tu madres salí con muchas mujeres pero tu Madre siempre ha sido el único para mi desde que lo conocí. No los cambiaría a ustedes por nada en el mundo, recuerda que tienes a toda una familia que te ama.

- Sin embargo esa no es una razón suficiente para el resentimiento que tienes hacía Bianchi... los más probable es que algo más haya sucedido - Reborn bajo su fedora para que Eliot no pudiera ver su expresión pero este era más que consciente de que su Padre se encontraba felíz de que todo iba bien con su madre.

- Así es, luego de nuestra conversación sus miradas no me molestaron nunca más, todos eramos felices pero nuestra felicidad aumentó cuando llegó la gran noticia de que un nuevo miembro entraría a nuestra familia... Mamma estaba embarazada. Ese día en que se dió la noticia toda la Familia celebró por la futura llegada del nuevo Vongola, si... todo era perfecto o al menos lo fue en ese momento.

Los meses pasaron y Mamma cada día tenía más grande su barriga, en esos días solía acercarme e intentar escuchar los latidos del que muy pronto sería mi hermanito. Luego de nueve largos meses en los que Mamma estuvo un poco delicado y horas en la sala de urgencia el bebé nació... era un niño y Mamma le dio el nombre de Akira, era un hermoso bebé y se parecía mucho a Mamma, tu te enamoraste de él desde el primer día y Mamma hacia pucheros todo el tiempo porque no podía cargarlo debido a que tú todo el tiempo lo tenías entre tus brazos.

Al cabo de un mes todo iba bien y mi hermanito era totalmente sano hasta que un día simplemente despareció de su cuna, el pánico cundo en Vongola, Mamma dio las órdenes de investigar todas las actividades en la Mansión para saber quien había entrado en la habitación de Akira, recibimos el apoyo de la Familia Cavallone y Simon pero no encontrábamos nada. Cuando todos empezaban a desesperarse Tío Kyoya apareció con las imágenes de que solo una persona había entrado en la habitación y... y... esa fue...

- Fue Bianchi - Reborn notó como el niño estaba cada vez más pálido y se le dificultaba hablar, necesitaba darle un pequeño empujón para que siguiera con su historia - ¿Qué sucedió una vez que se enteraron de que fue ella? - Reborn tenía sus sospechas, es más era obvio y le hervía la sangre por lo que hizo esa mujer.

- Tú y Mamma decidieron que era tiempo de darle un alto a sus acciones. Descubrieron que se encontraba en un Hotel en Sicilia y partieron inmediatamente, al llegar encontraron a Bianchi sentada en una silla bebiendo y en un estado de demencia, no respondía a nada y no era consciente de su entorno, Mamma buscó por toda la habitación y cuando lo encontró... mi hermanito ya... había dejado de... de respirar. El estaba muerto. Ella lo mató. Mamma estuvo en cama por un mes entero sin abrirse a nadie y tú intentaste matarla pero Tío Kyoya logró detenerte y te dijo que era mejor que se pudriera en prisión. Mamma no comía, no salía de su habitación y tú todo el tiempo maldecías. Tardaron mucho tiempo para poder recuperarse de ese día.

Años más tarde nació Elizabeth y en cierta forma ustedes se recuperaron con la pequeña pero desde ese día Bianchi ha estado custodiada todo el tiempo y Mamma desarrolló cierta miedo a que algo nos pudiera suceder a nosotros. Tú has estado a su lado todo este tiempo pero nadie logró recuperarse de ese día.

Reborn estaba mudo, no sabía que decir, hacer, nada, el simplemente estaba en blanco pero luego se dió cuenta que su ex-amante era un peligro para su familia y se llenó de determinación, no permitiría que nadie lastime a sus hijos y a Tsuna, nadie lo haría y se aseguraría de que no sufrirían esa desgracia como lo habían hecho sus yo del futuro, después de todo podían cambiar su futuro y hacer uno en el que los cuatro serían una familia, en esta ocasión no dejaría morir a su bebé - ¿Cúal fue la causa de muerte?.

- Encontraron una gran cantidad de analgésicos y en un bebé de un mes eso era fatal.

- Entiendo. Ha sido un largo día, ve a descansar - Eliot dio un ligero asentimiento y se encaminó a la habitación donde estaba su Madre y su hermana descansando. Se sentía pesado y que sus párpados se cerraban, se metió en la cama y se acercó a su Madre buscando el calor que le faltaba y en cuestión de segundos cayó dormido a los brazos de morfeo.

XXXX

La escuela estaba repleta de puestos de comida, juegos. Había toda clase de puestos, desde maid-café hasta puestos de takoyaki, la escuela estaba llena de todo tipo de persona, niños, mujeres jóvenes, adultos pero en salón de cierto de clases el lugar estaba saturados de clientes pero no era por ver a las hermosas jovencitas vistiendo diminutos trajes y tratándolos de forma servicial, al contrario los hombres y mujeres tenían miradas depredadoras a Tsuna. Vestía unas media blancas hasta la mitad del muslo que mostraba sus piernas blancas y lechosas, un vestido de sirvienta blanco con negro que mostraba su cuerpo femenino y delgado y una coronilla, su cara estaba teñida con un pequeño sonrojo que lo hacia ver delicioso.

Desde que había empezado el día Tsuna se había llevado el día recibiendo solicitudes como.

- Eres muy lindo... sal conmigo.

- Tsuna-chan te gustará estar con un hombre como yo.

- Si te ves lindo con esa ropa no me imagino lo bello que te verías desnudo en la cama.

Por suerte cada vez que habían coqueteado con él Gokudera los había amenazado con su dinamita y Yamamoto había abandonado su actitud alegre y enviaba miradas que solo posee un asesino, además de haber tenido que lidiar con los acosos de Byakuran, si él hubiera estado solo probablemente ya habría perdido su virginidad. Los tres vestían trajes de mayordomos y atendían a las clientes femeninas mientras Tsuna se ocupaba de todos los hombres que llegaban al lugar.

Por extrañas razones es como si a todos se le hubieran borrado de la cabeza su fama que tenía como Dame-Tsuna y empezaran a coquetear con él sin descanso sin importarles que su fama se dañara por salir con Dame-Tsuna. Este era el punto de vista de Tsuna pero debido a ciertas ilusiones de Chrome en las que había estado enfocadas toda la semana lavándoles el cerebro a sus compañeros aunque lo mejor sería decir que les estaba despejando la cabeza de sus sandeces para que vieran de una vez por todas lo lindo que era Tsuna y ese había sido el resultado un Tsuna un tanto traumatizado que había sido abordado por todo tipo de solicitudes y hasta ahora le habían tocado el trasero al menos seis veces.

Un nuevo clientes entró a la habitación y Tsuna se dirigió a recibirlo, era alto y llevaba un traje negro con camisa amarilla y corbata, tenía un sombrero de fieltro con una cinta naranja, su cabello era negro y tenía unas graciosas patillas, era un hombre muy guapo pero el amaba a Reborn, con muchos respeto se inclinó y lo recibió como le dijeron que debía - Bienvenido Amo - Tsuna no notó la mirada lujuriosa que recibía de este hombre en particular y cuando se voltio y regreso sintió un escalofrío como si estuviera siendo comido con la mirada, era una sensación que había sentido todo el día pero ahora era más fuerte con este hombre.

Vio como el hombre se sentó y se dispuso a tomar su orden - A-Ano ¿Qué va a llevar Amo? - un brillo maligno apareció en los ojos del hombre y solo esperaba que no estuviera dirigido a él - Expresso.

- E-Está bién su orden estará lista en unos momentos.

Tsuna caminó por el salón en busca de la orden y pudo ver que el hombre aún lo veía, toda su atención estaba dirigida a él, solo él, cinco minutos más tardes el Café estaba listo y lo llevo de vuelta al cliente, coloco la bandeja en la mesa y procedió a cumplir con su deber - Gracias por su visita a nuestro Maid-Café... estaremos esperando su regreso Amo - Al menos no había tartamudeado en esta ocasión, cuando levanto la vista vio la sonrisa que surco ese hombre, decidió que huir sería lo mejor y salió corriendo al área de la cocina donde se encontraban sus compañeros.

El resto del día pasó sin muchas complicaciones y ahora Tsuna se encontraba caminando por los diversos puestos, no había podido ver a su Madre ni a sus hermanos pequeños lo cual estaba agradecido porque habría tenido que terminar pagando por todos los dulces que habrían consumido. Gokudera y Yamamoto habían insistido en venir con él pero era consciente de que esos dos ya habían planeado tener una cita en este día y no quería interferir,había evitado encontrarse con Byakuran y secretamente fantaseaba con tener a Reborn entre sus brazos y alimentarlo con algodón de azúcar o ir a uno de los puestos y compartir una malteada, cada vez sonaba más como una chica enamorada pero a él no lo importaba porque ahora estaba seguro de que amaba a Reborn.

Siguió caminando sin rumbo hasta toparse con un árbol, el mismo del que había escuchado hablar el otro día.

Ne has oído sobre la historia del Arbol de Cerezo de Escuela.

No ¿De que se trata?.

Al final del festival cultural si vas ahí junto con tu amado y se besan al atardecer estarán juntos para siempre.

No podía evitar preguntarse de que si él y Reborn lo hacían estarían juntos para siempre, observó el árbol, era grandes y estaba repleto de flores, la suave brisa movía sus cabellos y casi era hora del atardecer, la vista era hermosa desde ahí pero si estuviera Reborn a su lado sin duda sería más feliz.

- Oya Oya te he estado buscando Tsuna-chan... es un hermoso sitio en el que podemos darnos votos de amor ¿no crees? - Byakuran estaba detrás de él y se acercaba poco a poco, Tsuna retrocedió por instinto ignorando los avances que intentaba hacer Byakuran, la mano de Byakuran se extendió hasta tomar a Tsuna de ambos brazos, este empezaba forcejear e intentar empujarlo - ¿Porque me rechazas Tsuna-chan? ¿Qué tengo que hacer para que comprendas que te amo?.

- Byakuran yo no siento lo mismo.

- Entonces solo tengo que besarte y comprenderás más mis sentimientos... te mostraré lo que significa el amor - sus labios se acercaban y Tsuna intentaba aun más duro por liberarse, empezaba a lagrimear y buscó alrededor en busca de ayuda - S-Suéltame.

- No.

- Te dijo que lo soltaras - Byakuran salió volando por un puñetazo, Tsuna vio a su salvador y reconoció que era el mismo hombre al que había atendido en el café. Byakuran palideció y decidió que lo mejor sería irse, si el asesino era peligroso siendo un bebé no quería imaginarse como sería de sádico en su forma adulta - Dame-Tsuna te dejo por un segundo y ya tienes una horda de pervertidos que quieren violarte... tal parece que tengo que marcarte antes de que alguien más intente hacerlo.

Tsuna lo observó y empezó a atar los cabos... solo tuvo un pensamiento pero era imposible que sea él - ¿R-Reborn?.

- Caos Dame-Tsuna.

El atardecer podía verse dando una hermosa imagen a los amantes, Reborn tomó el rostro de Tsuna entre sus manos y poco a poco se acerco. Tsuna estaba nervioso y quería irse pero a la vez esperaba que Reborn diera el siguiente paso. Reborn juntó sus labios con los de Tsuna, al inició era dulce pero quería más y empezó a moverlos probando esos labios con lo que tanto había soñado, forzó una abertura en la boca y metió su lengua para probar cada espacio de esa cálida y deliciosa cavidad, junto su lengua con la de Tsuna instándola a que juegue con la suya, Reborn abrió los ojos y vio a Tsuna con sus ojos cerrados, estaba un poco tembloroso y tenía un hermoso sonrojo que hacía más que encenderlo, si no estuvieran en la escuela lo habría violado ahí mismo, por falta de oxígeno de ambos su beso terminó y un pequeño rastro de saliva quedó entre ambos a lo que Reborn se dispuso a lamer.

- Ti amo Dame-Tsuna.

- Y-Yo también te amo Reborn.

Tsuna estaba feliz porque Reborn había aceptado sus sentimientos, quizás esta relación si funcionaría después de todo y Reborn solo tenía un pensamiento... Tsuna era el suyo, nadie más lo tocaría de ahora en adelante, solo él y nadie más, mataría al que se atreviera a tocar a su Tsuna y luego violaría a Tsuna por permitirse tocar, sin duda jamás permitiría que su estudiante se fuera de su lado.

Ambos se abrazaron transmitiendo su amor, no necesitaban palabras para describir ese mágico momento en el que solo eran ellos dos.

A lo lejos podía verse a un par de figuras que habían observado todo, desde el intento de Byakuran para besar a Tsuna, el golpe que les dio su Padre y el beso que compartieron. Luego de escuchar la confesión de Reborn Eliot sonrió porque al final había ganado y su Padre había dado el primer paso, sin duda había sido útil convencer a toda la clase de su Madre de que sería una buena maid y atraerían más clientes, conociendo a su Padre probablemente eso era lo último de su auto control, era una lástima que no podrían quedarse más tiempo porque desde temprano su intuición le decía que volverían pronto.

- Ne hermano... no crees que Mamma es muy linda.

- Lo es y es por eso que debemos de protegerla cuando Papa no esta... después de todo podrían acosarla (por no decir violarla) si la dejemos sola, después de todo Papa nos enseño como hacer frente a ese tipo de personas molestas.

- Papa se hubiera molestado mucho si algo le hubiera pasado a Mamma.

- Será mejor que regresemos con Obaa-san... algo me dice que Mamma y Papa tendrá mucha diversión.

XXXX

Reborn había aventado a Tsuna a su cama y se había colocado sobre él, luego de su confesión lo había tomado entre sus brazos y lo había traído a casa inmediatamente. Mamma, Lambo, I-Pin, Futa y los niños no volverían aún del festival y eso le daría tiempo con su estudiante, hoy en día había sido un niño muy malo y merecía ser castigado.

- R-Reborn.

- Dame-Tsuna estoy muy molesto contigo ahora... no tientes tu suerte.

Ahora Tsuna estaba confundido, no recordaba haber hecho algo que molestara a Reborn - ¿Q-Qué fue lo que hice?.

- No te hagas el inocente... luciendo tan encantador en ese conjunto de sirviente frente a todos, no sabes lo que caliente que me sentí cuando te vi y luego cuando me llamastes "Amo" - Reborn sonrió maliciosamente, sin duda ese sería un buen castigo - Dame-Tsuna por el resto del día me llamarás Amo y si quieres algo tendrás que mendigar.

- ¿R-Reborn?.

- ¿Qué fue lo que dije?.

- ¿A-Amo porque dice eso?.

- Porque me excita.

Reborn empezó a violar la boca de Tsuna, metía su lengua y exploraba cada parte de esa cavidad mientras sus manos empezaba a meterlas entre la ropa de su estudiante, un pequeño gemidito salio, el sonrió. Empezó a pellizcar y frotar las pezones mientras sus besos descendían por la nariz, luego las mejías hasta bajar al cuello, la piel era blanca como la nieve y suave, empezó a depositar besos, Tsuna empezó a aumentar el volumen de sus gemidos y sonrojaba furiosamente - Amo. Amo. Por favor - Oh Dios eso lo calentó, le quita el chaleco y luego la camisa dejando al descubierto su pecho blanco, sus labios bajaban dando besos y dejando un rastro de saliva, pronto sus labios se posaron en su vientre y luego en el ombligo donde empezó a meter la lengua dando penetraciones con ella.

Metió sus manos entre la ropa interior del menor y sonrió sintiendo lo húmedo que estaba - Un par de cariciar y ya estas caliente... sin duda tienes un cuerpo muy lascivo Tsuna.

- A-Amo ahhh ngh.

- Gime Tsuna... gime solo para mi.

Bajo sus pantalones y observó el bulto que se había formado en la ropa interior de Tsuna, dirigió su boca y con sus dientes empezó a bajar la ropa interior sabiendo lo tortuoso que era para Tsuna y sintiendo el estremecimiento que tuvo este - Por favor... Amo

Dirigió su mano a su miembro y empezó a subirlo y bajarlo provocándose más placer al menor, soltaba gemidos provocadores y su cara era de auténtica lujuria - M-Más r-rápido por favor Amo.

- Quien diria que podrías actuar como una perra Tsuna - detuvo todo movimiento en su miembro y Tsuna se lamantó - Si quieres que siga pide por más.

- Amo... por favor... Amo... AMO.

De golpeo introdujo su boca en el miembro de Tsuna y empezó a subir y bajar y con sus manos tocaba su miembro, en poco tiempo Tsuna se había corrido y Reborn probó su semilla - Eres delicioso Tsuna - Tsuna no podría estar más sonrojado. Se colocó nuevamente sobre Tsuna y saco tres de sus dedos posándolos frente a Tsuna, este entendió el mensaje y empezó a lamerlos y chuparlos provocativamente y dejar su saliva en ellos Reborn no pudo soportarlo y llevó el primer dedo a la entrada de Tsuna, Tsuna soltó un gemido lastimero, empezó a mover su dedo en tijeras y hacer movimientos para ensanchar la entrada de Tsuna, cuando vio que su cara se había relajado introdujo los otros dos dedos, Tsuna nuevamente gimió de dolor - A-Amo duele.

- Ya pasará y podrás disfrutarlo.

Levantó las piernas de Tsuna colocándolas a ambos lados posándose él en el medio y tener una buena posición, lo besó apasionadamente e introdujo su miembro totalmente, se separó de los labios de Tsuna y entró en pánico al ver que Tsuna había empezado a derramar lágrimas, empezó a dar palabras de consuelo y espero a que Tsuna estuviera listo aunque el solo quería follarlo pero debía de esperar por él. Vio como Tsuna movió sus caderas ligeramente y entendió eso como una señal de que podía moverse libremente. Empezó un vaivén lento para que Tsuna se acostumbrará, al principio los gemidos de Tsuna eran de dolor pero pronto se habían convertido de placer y empezó a llamar a su "Amo" cada vez más fuerte.

- M-Más rápido Amo... más r-rápido.

- Deja de hacer peticiones lascivas que estas siendo muy cachonda en la actualidad.

Cumplió su petición y empezó a ir más rápido, a un ritmo que podría considerarse bestial un par de envestidas más y Tsuna llegó al orgasmo derramando todo en el pecho de Reborn y jadeando pesadamente, Reborn disfrutaba de la vista, un Tsuna sonrojado y jadeando totalmente desnudo, la saliva escurría de su boca y mostraba expresiones lascivas sin poder evitarlo se corrió soltando todo en la entrada de Tsuna.

Al fin estaban juntos... eran un solo... Tsuna era el suyo y nadie más podría tenerlo como él lo hizo.

- Eres mio Tsuna... solo mio... eres mi puta para siempre ¿Entendido? - Tsuna solo asintió, al parecer Reborn era posesivo y algo le decía que en el futuro pasarían muchas cosas por eso - Te amo Reborn.

Reborn sonrió y observó a su pequeño amante - Te amo Tsuna - De mala gana salió de su entrada y se posó a su lado.

- Será mejor que nos limpiemos y nos vistamos... Oka-san y los demás no tardarán en regresar.

- Faltan otros 40 minutos para que regresen mientras tanto tendremos la segunda ronda en el baño

- ¿Queeeeeeeee? Reborn eso no es jus- ngh - Reborn lo callo con un beso y lo tomó entre sus brazos dispuesto a ir al baño, él no aceptaría un no por respuesta - Dame-Tsuna te faltan 100 años para poder deteneme.

XXXX

Los hermanos Vongola habían vuelto a casa y ambos se sorprendieron de que estuviera silencioso, vieron como su Madre bajaba cojeando de las escalera y como su Padre le mordisqueaba la oreja por detrás, estaba claro aún para la pequeña Elizabeth que ya habían finalizado sus actividades.

- ¿Donde esta Oka-san?.

- Obaa-san dijo que haría unas compras y nosotros decidimos adelantarlos... a propósito luces muy feliz Papa.

- Quien no lo estaría después de...

- Reborn no digas eso frente a Lizzy.

- Papa es un pervertido ¿Verdad hermano?.

- Lo es... me pregunto si con esto es suficiente para que Mamma quede embarazada.

- Tu tienes diez por lo tanto Tsuna aún no quedará embarazado.

- Pronto cumpliré los once.

Tsuna palideció comprendiendo la situación, aún si no quedaba embarazado en esta ocasión pronto lo haría porque estaba seguro que Reborn no se conformaría con las actividades de esta noche, probablemente iba a querer más.

PUFF

Ambos vieron como sus hijos los rodeo un humo rosado y desaparecían, habían vuelto a su tiempo con sus yo del futuro pero sabían que pronto los verían de nuevo, después de todo pronto esos dos serían sus hijos.

- Dame-Tsuna felicidades... completastes tu entrenamiento sin fallas.

- ¿Cuál entrenamiento?

- El de ser una madre por supuesto... será mejor que volvamos a lo que estabamos haciendo antes de que esos dos vinieran... quiero que pronto pongas en práctica lo que aprendistes.

- ¿Qué? Pero Reborn soy muy joven para tener hijos.

- Sin excusas.

- Nooooooooooo.

XXXX

Los hermanos habían vuelto a la habitación en que habían desparecido, todos estaban en ella y sentían como su Madre los abrazaba histericamente - Mis bebes no saben lo preocupado que estaba - todos palidecieron recordando las últimas semanas, Tsuna había estado más emocional de la normal, incluso Reborn había tenido que lidiar con su esposa y evitaba no hacer enojar a Tsuna porque de lo contrario le arrojaría todos los objetos que estén a su alcance - Ahora que están aquí puedo dar la gran noticia.

Todos vieron a Tsuna como si le hubiera crecido una segunda cabeza, ellos no sabían de ninguna noticia, ni Reborn sabía que Tsuna había estado ocultando algo - tendrán un hermanito - Tsuna les dijo con una sonrisa resplandeciente que había dejado cegados a todos, Reborn fue el primero en recuperarse - ¿Qué?

- Estoy embarazado Reborn... tendremos un bebé.

Reborn se abalanzó sobre Tsuna atrapándolo en una gran abrazo de oso, no se había esperado eso pero que importaba, Tsuna y él serían padres de nuevo y eso lo llenaba de una inmensa felicidad - Tsuna quiero hacerlo - Reborn le susurro en el oído a su amante.

- Pero los niños... recien volvieron y...

- Nosotros estamos bien... de hecho nos divertimos mucho en el pasado.

Reborn arrastró a Tsuna a su alcoba compartida dispuesto a mostrarle su amor al futuro bebé.

FIN

OMAKE 1

Lo que sucedió entre Gokudera y Yamamoto

Gokudera se encontraba en la sala de su departamento esperando al idiota que era su novio ahora, eran las 7:05 y él le dijo que debía llegar a las siete, odiaba la impuntualidad y al único que había perdonado por eso era a su amado Juudaime pero ese no era el caso. Yamamoto sabía lo cabreado que podía volverse cuando no cumplía, vió como la puerta se abria y entraba Yamamoto con la mano en la cabeza y con su sonrisa despreocupada pero sexy.

- Llegas tarde.

- Maa Maa me tarde ayudando a Papá en la tienda de sushi.

- No aceptaré excusas... en mi habitación esta la ropa.

Yamamoto entró al cuarto de Gokudera y lo vio en la cama el traje que Gokudera le había pedido que usara, él era el único que sabía del extraño fetiche que tenía Hayato hacia los mayordomos, procedió a cambiarse y en poco tiempo estaba listo, sin duda el traje le quedaba exacto, Hayato debía de conocer sus medidas. Regresó donde estaba su novio y lo vio en el sofá sentado con la pierna cruzada y... ¿Un látigo? en sus manos.

- Ahora será castigado por no obedecer a tu amo.

Yamamoto sabía que sería una larga noche y el no lo habría pedido de otra forma, había llegado tarde a propósito y sabía que Hayato siempre lo castigaba por eso, sus métodos tendían a ser S&M y a él le encantaba pero jamás lo admitiría delante de su novio puesto que terminaría sonrojándose y jugar ya no sería divertido después de todo Hayato era la reina del sadismo.

OMAKE 2

Aprendiendo Italiano con Reborn

- Dame-Tsuna será mejor que contestes correctamente.

- HIIII Reborn suéltame por favor... tengo miedo

¿Qué había sucedido exactamente? pues Tsuna había llegado a casa luego de la escuela y Reborn lo había arrastrado a un helicóptero que aterrizo en la calle, lo llevo a una isla desierta con una volcán activo y ahora estaba colgado de cabeza de alguna forma en el centro del volcán tomando clases de italiano y cada vez que respondía mal una pregunta la cuerda bajaba un poco y se acercaba más a la lava del volcán.

- ¿Cómo te llamas?

- M-Mi n-nombre es Tsuna

- Correcto... ¿Qué edad tienes?

- T-Tengo 14 a-años

- Estás mejorando...¿Quieres que te suba?

- S-Si por favor

Y así es como Sawada Tsunayoshi aprendió a hablar italiano y ganó un nuevo trauma cortesía de su tutor favorito Reborn.

XXXX

Y bien como me salio el capítulo, esperó que les haya gustado y no me hayan catalogado como pervertida por cierta escenas en el fic, aunque claro eso llegó a mi imaginación y no pude evitar escribirlo n/n

Con esto ha llegado a su fin Aprendiendo a ser Padres pero estoy considerando escribir más R27 en el futuro puesto que es mi pareja favorita.