Disclaimer: Los derechos de el anime y manga Hellsing son del gran maestro Kōta Hirano

DIAS FELICES

Después de lo sucedido ya había pasado un largo tiempo, Walter se encontraba como siempre preparando un té para su querida niña, llevaba como siempre una tranquila sonrisa, hasta que alguien entro escandalosamente al lugar, un poco mas y hubiera podido haber hecho volar la puerta por la fuerza, por suerte esas cosas eran de muy buena calidad, había entrado un vampiro apurado y a un paso exageradamente rápido se acerco al mayordomo y lo agarro de la camisa apretándola fuertemente

-shinigami…!-decía con la voz ronca, parecía cansado, como si hubiese corrido

-Alucard…suéltame y dime qué te pasa!?-dijo al tratar de quitar las manos de ese ser que estaba técnicamente ahorcándolo, el nosferatu lo hizo, para luego verlo seriamente y luego abrir un poco la boca, pero como arrepintiéndose volvió a juntar sus labios-…ahhh-dio un suspiro pesado y lo volvió a ver-solo una palabra…solo eso…

Alucard avergonzado por no tener conocimiento sobre algo tan común finalmente dijo-…Parflait…-luego desvió su mirada y enojado grito-que demonios es esa cosa!? He!? porque les ponen nombres tan tontos!? De donde saco eso! Es un animal? Es un vegetal? No puede ser que no encuentre esa cosa! Gracias al estúpido vegetal o animal, casi muero al decir que no lo encontré! Walter dime que tienes una de esas cosas!-gritaba alterado, su nueva vida en verdad no era su estilo y era demasiado orgulloso para pedir ayuda de alguien mas

Walter estuvo a punto de tirar una carcajada, pero si lo hacia el hombre que tenía enfrente lo usaría para desahogarse y no precisamente hablando-no, yo no tengo esas cosas aquí, a ella no le gustan demasiado las cosas dulces y menos como esas…-dijo volviendo a su tasa, Alucard abrió los ojos escuchando el tono burlón del mayordomo-pero no es ningún animal ni ninguna clase de vegetal…,mi querido vampiro eso de lo que hablas es solo un helado-decía dibujando una sonrisa en su rostro y viendo de reojo el rostro atónito de el conde, que se quedo unos segundos, y salió lo más rápido que pudo del lugar no sin antes ir maldiciendo a los humanos por crear cosas inútiles, el shinigami no pudo aguantar más y una risa prudente salió de sus labios mientras también salía del lugar

Cuando ya iba llegando a la habitación, se detuvo un momento contemplo un instante esa gran puerta, y pensó que no muchas veces había llevado cosas de comer a ese lugar lo acostumbrado era ir directo a la oficina de ella, pero aunque quisiese no podría mas porque aun continuaba en reparación, además que no era un lugar muy saludable, después de pensar un poco entro cuidadosamente y con la misma elegancia de siempre estando de espaldas dejo su acostumbrada bandeja en una mesa que estaba cerca, se dio la vuelta para encontrarse con su tan preciada Integra que se encontraba sentada en el cabezal de su cama, ya no podía llevar su clásico traje, ahora llevaba un camisón ancho de color celeste bajo, acompañado de un pantalón también algo ancho de color blanco, estaba descalza, jugando un poco con sus pies, levantando la vista y se encontró con la cálida sonrisa de su acompañante, había estado leyendo detenidamente unos papeles engrampados, Dornez al ver eso frunció el ceño y mirándolos en las manos de ella hablo reprendiéndola

-Le dije que no trabajara, porque no obedece por una vez Sir. Integra-dijo cerrando los ojos y alcanzándole su taza

Ella también miro algo molesta contestando-Yo soy la que da órdenes y no estoy trabajando, sé muy bien tanto el trabajo como el tabaco nos hacen daño…-dijo cambiando la lista por su taza y poniéndosela a la vista del mayordomo, alzo esos papeles-es una lista…-el hombre agarro esos papeles y vio varias filas con diferentes nombre perfectamente ordenados alfabéticamente, y comenzó a recordar varias cosas, recordó cuando despertó en ese lugar después de haber caído dormido por la droga que esa chica le había inyectado, que al momento de recordar eso corrió desesperado en busca de Integra y que al encontrarla, ella estaba con una mano cubriéndose los ojos apretando fuertemente los dientes para no ponerse a llorar, también vio la gran cantidad de sangre que derramaba, y sin pensarlo dos veces corrió hacia ella y la cargo en brazos alejándola de allí para que la viera un medico, también recordó que ese día se aferro a su mano y rogaba al cielo por que se ponga bien , que nada malo le pasara, a causa de eso el quiso alejarse por no ser capaz de protegerla como debía, pero que ella le detuvo rogando con la mirada que no la deje sola, y que mas podía hacer, el se quedo con ella y había jurado estar a su lado por todo lo que le quedaba de vida, también recordó que después de algunas semanas se había puesto extraña, que el se había preocupado mucho al verla de esa forma, el sabia que algo la molestaba, y no solo fue el sino también el conde que se encontraba tan preocupado como él, pero un día los había reunido para pararse frente a ellos y sin darle rodeos dijo que había una vida que crecía dentro de ella, que estaba embarazada, el mayordomo se había quedado sin palabras, pero el mas impactado había sido el vampiro que quedo pálido por unos instantes pero que luego en un abrir y cerrar de ojos se encontraba abrazando fuertemente a Integra, el shinigami ya se sentía aliviado así que se retiro silenciosamente, ya habría otro momento para felicitarla, y más recuerdos invadían su mente mientras revisaba los nombres, en un momento desvió su mirada al estomago de Integra, había crecido bastante, el no recordaba hace cuanto tiempo había visto a una mujer en ese estado

De repente alguien entro al cuarto, abriendo la puerta y metiendo en primera una bolsa blanca que contenía una cajita del mismo color, luego con una gran sonrisa entro al lugar, Integra sabia que ese tipo se había esforzado, el complacería sus caprichos no solo porque la amaba o porque no quería morir, por alguna razón estas tres personas se habían vuelto un poco más tranquilas, pero siempre había unos que otros sonidos de balas por el lugar, algunos gritas y varias risas de esas que solo Alucard sabe lanzar para sacar de quicio a su ama

Por su parte Alucard, como había pensado esa vida de humano que llevaba no era nada fácil, pero no se arrepentía de ninguna forma, por que el solo hecho de ver esa hermosa sonrisa en los labios de Integra, era suficiente, el siempre veía su vientre y pensaba si el también había nacido de alguien así…o solo surgió del infierno, no lo sabía, lo que sabía era que esa "cosa" crecía cada vez más, había momentos de que tenía miedo de que crezca tanto que Integra iba a explotar, no podía entender como una mujer podía ponerse de esa forma, es mas nunca lo había entendido, en otros tiempos cada vez que veía a una humana en ese estado le daban ganas de matarla y abrir sus entrañas para ver que había de especial en ella, porque no era cuestión de raza o de poder

era sumamente fascinante el estado de su amada, cuando ponía su mano sobre el estomago de ella podía sentir vida, y era hasta excitante la forma en la que podía sentir unos pequeños golpes en sus manos, no podía creerlo enserio había un pequeño humano allí, sin más se agacho y puso su cabeza para poder escuchar mejor a ese pequeño ser y no supo si fue su imaginación pero sintió como si pudiera escuchar el palpitar de su corazón, al hacerlo algo corrió por su mejilla que se quedo en la vestimenta de la mujer, una lagrima, pero él no sentía triste, ni lamentaba algo, era la primera vez que había derramado una lagrima por algo así, no lo entendía, estaba asustado se vio los dedos con los cuales se había secado ese liquido, ella solo lo veía en silencio, el no pudo resistirse y abrazo la cintura de Integra ella no emitió ni un sonido solo se quedo disfrutando el calor que le proporcionaba

Ella era la más feliz de los tres, su tan querido sueño se había cumplido, siempre ponía sus manos encima de su tesoro, y cerraba los ojos sintiendo su compañía, ya no podía esperar más a ver crecer a esa personita, enseñarle varias cosas, abrazarlo, vestirlo, alimentarlo, habían instantes en los que creía que era un sueño y que un día despertaría, al pensar eso se entristecía pero siempre que pensaba eso aparecía el vampiro para decirle que era real y que no tenía que preocuparse que siempre estaría para protegerla, ella no podía desear mas, se cuidaba lo mas que podía, por eso mismo había dejado de trabajar, claro que siempre iba a ayudar a su fiel amigo, pero siempre era corrida por el por qué sabía bien si empezaba no descansaría hasta terminar, había pensado en aprender a hacer más cosas de una madre como cocinar, coser, tejer…pero eso no se le daba tan bien así que se limito a hacer las cosas que sabía lo mejor que podía, de todas formas no iba a ser una madre muy normal y ni que decir del padre, pero teniendo a Walter cerca se sentía aliviada

Así de alguna forma esa peculiar familia esperaba la llegada de un 5to Integrante, por que 5to? Porque la cuarta Integrante aun la seguían esperando para estar completos, aunque ninguno de ellos la mencione ella aun vivía en el fondo de ellos y jamás seria olvidada, a pesar de eso ellos eran felices La madre que había tenido un hijo con El padre según su nombre debería exterminar y El abuelito que podría parecer el más normal de ellos pero que en realidad era todo un asesino que ahora llevaba una vida algo normal, ese tiempo fue el mejor que podrían haber vivido, Integra siempre pidiendo cosas raras, Alucard rápidamente cumpliendo órdenes y Walter aclarando dudas

Ese tiempo fue lleno de felicidad…

Y aquí está, no sé si quieren saber qué es lo que paso después o quieren quedarse con la idea de que Seras murió y terminaron con un "y vivieron felices por siempre" o quieren saber qué es lo que paso…si quieren que suba ese "extra" me lo dicen pero si les gusta este final pues háganmelo saber

Bien ahora si me siento con el derecho de pedir esto: un review? Claro si llegaste hasta aquí me lo merezco no? De todas formas hacer estas cosas no es tan fácil como parece…o aun no me lo merezco?...

De todas formas gracias!, muchas gracias por leer este fanfic y haberlo seguido a pesar de que tardaba demasiado…igual mil gracias por haberme acompañado y en fin en especial a estas personas que hasta este punto me dejaron un lindo comentario muchicsimas gracias a: Celtíca, AlexandraRomance, Kirara Hell, Asdf, Sobeyda S. Dracul, Gabriel, Celeste, la-novh94, cata, kuroneko, Litah, Amorfous Thing, Ameerah al-Azim, Aimeshuca, Panakeias y a Guest muchas gracias X3