Capitulo 2

Comienzo parte II

Me miro al espejo para colocarme el collar de cruz negra que me regalo mi padre Takashiro, noto el reflejo de mi rostro sobre el cristal y me veo cansado, obviamente no quiero encontrarme con Rido, pero quemas puedo hacer porque cada vez que estoy con él me siento sucio, después de todo lo que hemos pasado y hecho, además de recordar las amenazas que me dice, lo cierto es que sus advertencias me tienen sin cuidado, pero lo que si me preocupa es la reacción que pueda tener mi grupo, Zero e Ichiru podrían sentirse decepcionados de mi, Kaname a lo mejor dejaría de tratarme, pero que hay de mi hermano, no podre vivir sin que Luze me tratase eso de verdad me asusta...

Sacudo un poco mi cabeza para alejar esos pensamientos de mi mente, me hecho un último vistoso al espejo y salgo del baño, voy directo a las escaleras y observo la hora en el reloj de pared son las seis con cincuenta y cinco minutos, antes de salir de la casa escucho que alguien pronuncia mi nombre desde la sala, camino hacia allá y veo que mi padre Takashiro !Uhm! llego temprano algo que es extraño en él. Por un momento aleja su vista del periódico y la posa hacia mi persona, fue solo por unos segundos, pero me parecieron eternos, hasta que por fin hablo.

— ¿a dónde vas? — dice aun observándome.

—Voy a encontrarme con unos compañeros— le miento algo inseguro ya que mi padre nos conoce muy bien, por eso sabe cuando estamos diciendo la verdad y cuando no.

—Sin Luze— menciona y me mira con extrañeza. —Siempre se van juntos cuando se reúnen con sus compañeros, ¿Porque él no va contigo?— me interroga con una pregunta para que le diga la verdad.

Pero que le voy a decir, "no mi hermano no va, porque me voy a encontrar con el profesor de matemática para echar un polvo"... si como no, ni que estuviera loco para decirle algo así, por eso digo lo primero que se me viene a la mente —Solo voy a ir a una pequeña reunión con un grupo que él no trata — si claro, desde cuando yo Luka Crosszeria soy más sociable que Luze, solo espero que mi padre se la crea.

Hay otros segundo de silencio y para que mentir estoy muy nervioso, mientras más callado y analizador sea mi padre mas asustado hay que sentirse ya que no se sabe con qué patada pueda salir, lo bueno es que no le gusta formar escalados por tonteras, pero no puedo evitar sentirme incomodo por su mirada.

—Sé que hay algo que me estas ocultado— dice mientras desvía la vista al periódico —Pero si no me quieres decir nada es porque lo puedes resolver tú mismo— comenta cuando está cambiando la pagina—Así que vete y no llegues tarde—

Cuando dijo eso ultimo me dieron ganas de soltar un largo y tranquilizador suspiro pero no es buena idea ya que sería muy evidente, prefiero no responderle nada y camino hacia la salida.

He caminado unas cuatro calles desde que salí de casa, se que Rido debe estar esperándome al frente del parque donde siempre nos reunimos, ese lugar me trae muchos recuerdos ya que solía jugar mucho en ese sitio con mi hermano y mis primos cuando era un niño, además ese fue el lugar donde conocimos a Kaname !Já! Para ese entonces Kaname se había escapado de sus mayordomos, luego de horas de haber estado jugando con el castaño llego el señor Haruka muy agitado por haber estado buscando a su hijo.

Me paro en la entrada del pequeño parque y solo veo a unas cuantas parejas sentadas en los bancos charlando o compartiendo momentos íntimos, aparto mi mirada hacia la será del frente y veo un Toyota corolla negro, suspiro y me acerco hacia el auto, el dueño del mismo baja el vidrio y me hace señas para que me suba... Cuando ya estoy adentro Rido me mira y gruñe al parecer está enfadado porque me tarde unos minutos más de lo acordado, solo enfoco su vista al frente y arranco por suerte no íbamos a hablar durante el camino, así que solo volteo hacia la ventana para mirar hacia fuera.

(Fin del Pov´s de Luka)

(Pov´s de Rido)

En este momento estoy algo molesto, Luka no llego a la hora puntuada y tuve que esperarlo y si hay algo que realmente me molesta es que las personas me hagan esperar, pero bueno es que el joven solo lo hizo para fastidiarme ya que aun no se acostumbra a nuestro pequeño juego, ni modo tendré que calmarme.

Suspiro un par de veces y relajo un poco mi cuerpo para a si bajar un poco la tensión, aunque no allá ninguna porque el azabache a estado ignorándome y viendo por la ventanilla todo este tiempo, la verdad es que ya no me molesta, me acostumbre al silencio que se crea cuando Luka y yo vamos en el auto y lo cierto esa es una de las tantas cosas que me gustan de él.

Desvío un poco la mirada para observarlo por unos momentos, creo que ni siquiera se da que lo estoy viendo. Él solo está mirando a la nada porque ha estado sumido en sus propios pensamiento desde hace un buen rato, hasta tengo la ligera sospecha de que me está mal diciendo en voz baja pero bueno es algo que siempre hace cada vez que lo cito, hasta se podría decir que ya estoy acostumbrado... Aunque para ser sincero hay momentos donde me gustaría que él mismo me dijera para vernos pero sé que eso nunca sucederá, Luka solo tiene en su mente a mi sobrino Kaname, nunca llegue a pensar que a él le gustaba Kaname siempre pensé que el chico de sus ojos era Zero pero como eran primos hermanos su amor no podría ser; grande fue mi sorpresa por los acontecimientos que ocurrieron el día en que mi sobrino se hizo novio de ese pequeño angelito, lo recuerdo como si fuera ayer.

****** Flash Back ******

Llego a la casa de mi hermano Haruka para hacer las visitas rutinarias aunque no vengo solo estoy con mi adorada esposa Shizuka, el médico recomendó que era saludable para ella cambiar de ambiente de vez en cuando y que mejor manera que trayéndola a la casa de mi hermano para que tenga un rato agradable con mi cuñada Juri ambas se conocen desde secundaria, casualidad es que los señores Kuran hayan comprometido a sus hijos con dos chicas que ya se conocían pero ni modo.

El que mis padres me hayan comprometido fue algo que me afecto, tuve que renunciar a muchas cosas y una de ellas fue dejar al hombre que amaba !Mmm! Aun lo recuerdo era un joven de cabello negro, piel blanca y ojos grises, no tenia defectos, además era honesto, apuesto, comprensivo e inteligente estaba estudiando diseño, también era un doncel por eso pensé que no habría problemas al casarnos pero cuando hable con mi padre él se opuso y comenzó a dar un discurso sobre la familia Kuran que no se casaba con donceles y mucho menos si estos jóvenes eran pobres... Había planeado dejar a la familia con la ayuda de mi abuelo pero por desgracia el falleció y no fue inevitable que me casara con Shizuka dejando así que el primer amor de mi vida se fuera aunque hay momentos donde me pregunto qué hubiese pasado si todo hubiera sido diferente.

La sorpresa fue más grade cuando mi querido sobrino Kaname nos comento que estaba enamorado de un chico de su clase, mi hermano por supuesto se sorprendió pero ambos estuvimos de acuerdo en apoyar a Kaname y mas porque Haruka sabia mi historia. Un tiempo después comencé a dar clases de matemática y me encontré con el grupo de mi sobrino y dos de ellos me dieron curiosidad por su físico, eran apuestos pero hasta ahora no he hecho nada.

Cuando entro a la casa veo a mi hermano que ya esta esperándome con su esposa. — ¡Bienvenido Rido! estuve esperándote— menciona mi hermano mientras me abraza, lo cual le correspondo, me separo de él y me acerco a su esposa para saludarla.

—Hola preciosa ¿como esta?— saludo a mí cuñada con el típico beso en la mejilla, ella me responde con su suave voz y su educación.

—Juri querida, ¿por qué no vas con Shizuka afuera? Mientras Rido yo hablamos de negocios—

—Te parece Shizuka— comenta la castaña.

—Por supuesto, tenemos tiempo que no charlamos juntas y tengo muchas cosas que contarte— ambas mujeres se encaminan por uno de los pasillos de la mansión para tener sus típicas charlas, mientras mi hermano y yo nos dirigimos a su oficina.

Cuando entro al despacho de Haruka ambos nos sentamos y comenzamos la tediosa charla de los negocios, todas eran preguntas tontas como: con que empresas eran buenas estrechar lazos y cuáles no, revisar algunos gráficos, revisar algunas cuentas y todas esas tonterías lo cual es un verdadero fastidio... Ha pasado tres horas desde que estuvimos trabajando y por fin hemos terminado, me paro del asiento y camino a la ventana para deleitarme un poco con la suave briza, hasta que Haruka habla.

—Sabes Juri me ha estado molestando para que comprometamos a Kaname— dice mientras suspira con cansancio — ¿qué crees que deba hacer?— me pregunta con duda.

—Ya le has dicho a Juri que Kaname está enamorado—

—No, aun no le he dicho nada, sabes que a ella la educaron con ciertos prejuicios— callo por unos momentos —Y no sé como reaccione con esta confesión y más porque Kaname se va a confesar— suelta una sonrisa cómplice.

— ¿Que quieres decir?— le pregunto fijando toda mi atención a mi hermano.

—Le aconseje a Kaname que hablara con Zero—

—Espera ¿Kaname no está enamorado del otro gemelo?—

—No, recuerda que el nieto de Ichijou sale con el gemelo menor— menciona —Acaso lo habías olvidado—

—Quizás no lo tuve en cuenta— le reste importancia —Por cierto cuando Hablara con el gruñón—

—Hoy en la tarde saldrán juntos, por eso no ha salido de su habitación en todo el día— menciona con extrañeza Haruka.

—A lo mejor está nervioso, porque mejor no nos reunimos con nuestras señoras y dejamos que mi sobrino resuelva él mismo su problema amoroso— le sugiero en tono sarcástico mi hermano me mira con reproche pero asiente.

Mientras ambos caminamos por el pasillo le informo a Haruka que voy al baño él asintió y se adelanto, luego de unos momentos salgo al pasillo y la puerta de la habitación de Kaname está abierta, camino para ver qué sucede y hay esta uno de los jóvenes azabaches que llama mi atención, lo extraño es que está parado al lado de la cama de mi sobrino sin hacer nada solo lo observa dormir, pienso que le quiere hacer una broma a Kaname por lo que saco mi teléfono para grabarlo, pero grande fue mi sorpresa cuando el pelinegro se le confiesa y más cuando se acerca para besarlo, pero no lo hace se da la vuelta y sale de la habitación, por supuesto que me dio tiempo de esconderme no me hubiera gustado que el chico me viera.

Luego de unos minutos Kaname se despierta y a una velocidad sorprendente se regla para su cita, pero cuando mi sobrino está saliendo también lo está haciendo el azabache del baño, no sé porque pero mi cuerpo reacciono solo y lo empujo de nuevo al baño y me encierro con él, al parecer Luka se sorprende al verme pero solo suelta la pregunta común.

— ¿Por qué me metiste al baño?— me dice con un tono de molestia.

— ¡Já! Simple Kaname venia caminando por el pasillo— le respondí con tono burlón, definitivamente algo de ese chico me atraía —Acaso querías que te viera— él me estaba mirando fijamente pero aparto su mirada al suelo, algo que me entristeció —Vamos párate, Kaname ya debe haber salido de la casa para encontrarse con tú primo — no sé porque le dije eso pero fue de repente—Vamos a seguirlos para ver que tal les va— el joven duda por unos mementos pero asiente y ambos nos subimos a mi auto y nos fuimos rumbo al parque

Rápidamente llegamos al parque, luego de caminar pocos metros vimos a mi sobrino en compañía del peli plata, se estaban subiendo a uno de los juegos, por supuesto que el azabache y yo nos pusimos a una distancia algo lejana de la pareja para no ser vistos, pero cada vez que Luka veía a Kaname sonriéndole a Zero su mirada se opacaba eso hacía que sintiera una punzada en mi pecho por eso comentaba cosas sin sentido para subirle los ánimos al peli negro… La tarde llego demasiado rápido al menos para mí porque yo quería pasar más tiempo con mi alumno, después de un rato Kaname y Zero se fueron a un lugar más íntimo creo que ya había llegado la hora de la confesión y parece que resulto porque ambos se besaron, algo que hizo que los ojos de mi azabache se pusieran acuosos, "espera, desde cuando el azabache era de mi posesión" pensé mientras inconscientemente comencé a reírme algo que no le gusto a mi acompañante porque me miro con odio y me dijo que lo llevara a casa.

Cuando ambos nos subimos al auto intente comenzar una conversación, pero era inútil porque el chico ni siquiera me estaba prestando atención solo tenía la miraba gacha, aunque eso me dio oportunidad de mirarlo mejor, observar sus finos rasgos detalladamente, hasta se podría decir que eran delicados y hermosos… Para mí el solo mirarlo era más que suficiente para que mis sentidos se pierdan y solo pudiera concentrarme en una cosa y era "hacer mío a Luka Crosszeria" creo que ese pequeño pensamiento me estaba volviendo loco y mi deseo aumentaba cada vez más y como todo Kuran decidí complacerlo.

Cuando estacione el auto, Luka volvió de su mundo de ensueños y me miro con una interrogante algo que me pareció adorable, hubo unos minutos de incomodo silencio por lo que decidí romperlo — ¿Qué te pasa Luka? Acaso nunca has visto uno de estos hoteles— le miro con curiosidad.

— ¡ESO NO ES PROBLEMA TUYO! — me grita evidentemente molesto pero a la vez eso me enfado, nadie le grita a un Kuran.

— ¡Já! Primero que nada no me alces la voz— le dije mientras lo sujeto fuertemente de las mejillas —Segundo vamos a divertirnos un rato— con el típico sarcasmo de los Kuran.

— ¿A qué te refieres? Acaso me trajiste aquí para…— se veía sorprendido y asustado.

—Así es mi querido Luka, parece que por fin te das cuenta—

— ¡No! yo no quiero hacer eso y no me puedes obligar— me miro y sonrió como si él tuviera oportunidad de ganar.

Esa sonrisa solo significaba que me estaba retando —No estás en posición de decidir en si quieres o no—le hable con arrogancia y sacando mi celular —El que decide soy yo… Y si no quieres le mostrare esto a tu querido primo— jamás pensé que esa grabación o fotos me serian útil por lo que se la mostré.

—Eso no demuestra nada— me dijo muy seguro.

— ¡Mmm! No hay nada que un poco de dinero no resuelva para hacer que parezca más real— le dije —Además, tengo la linda foto que te tome con Kaname en su habitación— él se sorprendió mucho—Vamos Luka no te la pasaras mal, de todas formas no te puedes negar— le intente convencer… Hubo mucho silencio, creo que él estaba pensando que hacer, pero se dio por vencido y ambos nos bajamos del auto, yo pedí la habitación y lo llame para dirigirnos al cuarto.

Cuando nos encontrábamos frente a la puerta que tenía incrustado el número ciento diez, la abrí y espere a que él entrara pero eso no sucedió, por lo que lo sujete del brazo y lo empuje pero él tropezó con algo y cayó al suelo, yo en cambio a proveche ese momento para entrar y cerrar la puerta tras de mí, Luka se paralizo pero rápidamente se puso de pie.

—Desvístete— no puede evitar que sonara como una orden.

—Ya te dije que no quiero hacer esto— me miro asustado.

—Luka ya tuvimos esta conversación, así que se un niño bueno y quítate la ropa—

— ¿Por qué quieres hacer esto? Se supone que estás casados son la señora Shizuka, acaso no te duele serle infiel—

El chico solo menciona una de las desgracias de mi vida por lo que me acerco —Shizuka no se dará cuenta, además tú serás mi nueva adquisición— le susurro suavemente en el oído causando que su cuerpo se estremeciera, como la cama estaba detrás de él lo empuje y me subí sobre él, lo miro y paso mi lengua por mis los labios por una extraña razón los sentía secos… Luka desvía la mirada a otra parte, yo le sujeto la cara con algo de fuerza para que me mirara y lo beso pero él no correspondía por lo que cambie el beso a uno rudo, delinee con mi lengua sus labios para que los abriera pero como estábamos forcejeando perdí el equilibrio y lo golpee en el estomago él se retorció de dolor aunque yo aproveche ese momento para amarrarlo de la cabecera de la cama así no pelearía tanto.

Luego le desabrocho la camisa y dejo su torso desnudo, me inclino un poco para besar y lamer su cuello —No te preocupes, no dejare marcas que sean visibles— le digo y bajo un poco para lamer sus lindos pezones, siento como su cuerpo comienza a reaccionar y lo escucho jadear, bajo un poco mas y veo su bulto bajo los pantalones, debo admitir que fue algo que me excito de sobre manera y no pude evitar sonreír, rápidamente le quite los jeans y el bóxers, y los deje algún lado de la habitación ahorita no eran importantes… Solo me concentre en ver su cuerpo y era tan parecido al de mi primer amor pero a la misma vez tan diferente —Eres hermoso—no pude evitar decirle—Pero eres más bello aquí—dije agarrando descaradamente su intimidad y comenzado a masturbarle lentamente, varios gemidos escapan de su boca pero él evito que yo los siguiera escuchando algo que me causo gracia —Veamos sino gimes por esto— le dije en tono juguetón, me agacho para estar más cerca de su pene y lo meto en mi boca.

— ¡Aaaahh!... ¡Mn! — de sus labios comenzaron a salir gemidos más sonoros, música para mis oídos, pero de nuevo él volvió a callarlos por lo que comencé a lamer y succionar su miembro rápidamente, aunque él no gimió, sabía que lo estaba disfrutando tanto como yo y lo supe más cuando se corrió en mi boca, no pude evitar sonreír satisfecho y lo bese causando que él se probara así mismo.

—Eres extremadamente delicioso te diste cuenta— le dije mientras me alejaba un poco de él para quitarme la camisa —Pero no me parece justo que solo tú hallas tenido placer— estaba demasiado excitado como para pensar correctamente por lo que seguí mis instintos, agarre sus piernas y las separe, él me miro aterrado mientras yo llevaba mis dedos a su entrada y comience a acariciarla ocasionado que su cuerpo se estremeciera —Dime Luka has usado este lugar antes— me dio mucha curiosidad el saber si era virgen o no, pero él no dijo nada —Tomare esa mirada como un no… Pero dime acaso no te imaginabas follando con mi sobrino, mientras entrabas en él y Kaname decía tú nombre o acaso era al revés— no puede evitar sentir mucho celos cuando me imagine a Luka y a mi sobrino juntos, por lo que metí dos de mis dedos de golpe a causa de mi enojo, causando en el pelinegro algo de dolor… Estuve jugando con mis dedos en su interior por unos minutos pero ya mi excitación era demasiada que no pude controlarme por lo que reemplace mis dedos por mi miembro erecto… Cuando ya estaba dentro de él sentí como mi pene era presionado por sus paredes anales, debo admitir que había olvidado esta sensación y rápidamente comencé con las embestidas mientras escuchaba la agonía del azabache hasta que él cayo en la inconsciencia en ese momento me detuve y varios sentimientos de culpa, arrepentimiento comenzaron a cruzar por mi mente, pero ya lo había hecho y no había vuelta atrás porque yo Rido Kuran deseaba a este azabache.

****** Fin del Flash Back ******

Estaba tan absorto en mis recuerdos que no me había dado cuenta de que ya estábamos llegando al hotel… Cuando estaciono el coche ambos nos bajamos del auto sin decirnos nada nos dirigimos a la recepción y yo pedí la habitación de siempre, en completo silencio ambos entramos a nuestro cuarto correspondiente por esa noche.

(Pov´s de Luze)

En este momento estoy parado junto a la ventana de mi habitación no es que esté esperando a que algo pasase porque son las doce de la madrugada, lo curioso es que mi hermano Luka no ha llegado a casa todavía… No me molesta que Luka haya salido, él ya es mayorcito y puede cuidarse solo pero lo que si me molesta es el discurso que me dio mi padre cuando llegue a casa solo para saber ¿porque Luka le había mentido? en una de sus salidas y mi querido hermano no me informo nada, pero lo más extraño de todo es que, cuando me encontraba caminando por el parque que queda a unas cuantas calles cerca de la casa vi a mi gemelo subiéndose al carro de un desconocido.

Otras de las cosas que me molesta pero a la vez preocupa es que desde hace tres meses mi hermano ha estado actuando muy extraño y no me ha querido decir él porque, pensé que entre nosotros no había secretos, pero estoy seguro que Luka me está ocultado algo y eso le está afectando, aunque yo no puedo decir nada porque también tengo un secreto pero estoy buscando las palabras y el momento adecuado para decirle a mi hermano.

Cuando estoy a punto de acostarme escucho como un carro se estaciona frente de la casa, rápidamente me asomo por la ventana para ver de quien se trata, lo triste es que no puedo ver al conductor pero veo como mi hermano se baja del auto y estoy seguro que no tiene las llaves de la casa para poder entrar y si mis padres se enteran de que Luka está llegando a esta hora de seguro lo matan y sé que el próximo seré yo, por lo que velozmente salgo del cuarto y bajo las escaleras para abrirle la puerta a mi hermano.

Lo primero que veo cuando ya estoy frente de mi gemelo es su reacción y está claramente sorprendido por lo que desvía su mirada al suelo, algo que definitivamente es extraño en él, lo segundo es que no me dirige la palabra a pesar de que me quería decir algo, solo pasa a mi lado y sube las escaleras para ir a su habitación, yo por supuesto lo sigo, no me quiero quedar con las dudas.

Cuando Luka llega a su cuarto lo primero que hace es quitarse la chaqueta y lanzar un gran suspiro, al parecer no me quiere hablar de nada por lo que yo formulo la primera pregunta –¿Por qué llegas a esta hora? – intento sonar calmado.

–Estuve en una reunión y tarde más de lo que esperaba– responde sin verme a la cara.

–¡Así! – Le digo con extrañeza, él solo me mira –nuestro padre me dijo que te reuniste con unos compañeros que yo no trato– Luka me da la espalda para no mirarme mientras se va quitando la ropa –Sabes que es lo curioso que yo conozco a las mismas personas que tú– me acerco a él para que me mire y veo algo que me llamo la atención en su pecho –¿Qué es esto? –

–No es nada– dice apartándome de él, pero como perdía el equilibrio me sujete de su camisa y lo deje con el torso desnudo, mi gemelo se sorprendió e intento taparse para que no lo viera pero fue inútil.

–Luka ¿quién te hizo todas esos chupetones?– menciono con sorpresa.

–Nadie que te importe–

–Claro que me importa, ¿con quién estas saliendo y desde cuándo? – le pregunto.

–No estoy saliendo con nadie Luze, todo es un error–

–De que hablas Luka, has estado actuando raro desde hace meses, porque no me dices nada, ya no confías en mí–

–No puedo decírtelo no quiero que me odies– menciona con tristeza, debe ser algo malo para no querer contarme –Por favor vete de mi cuarto, antes de que despertemos a nuestros padres.

–De acuerdo, pero no me quedare tranquilo hasta me lo cuentes– saldo de habituación molesto y me dirijo a mi cuarto, me acuesto en mi cama para conciliar el sueño ya mañana podre investigar qué le pasa a mi hermano pero será después de la clase de arte ya que es mi clase favorita por cierto profesor, aunque si le contase mi secreto a Luka como reaccionaria él no me lo quiero ni imaginar

(Pov´s de Luze)