¡Holaa! ¿Quién quiere actualización? (YOOO! /·_·/) Si ya lo se, tarde siglos para este capitulo u.u pero bueno entre que la floja de Tyr'ahnee se tardaba escribiendo y que nuestra querida sayan-P se tomaba unas merecidas vacaciones...¡Pero bueno, las dejo para que lean! y mejor nos vemos abajo, que tengo muuchas cosas que contarles! (Por cierto, es Brassire y no Bra, no quiero confundirlos X3)

-Todos los personajes de Akira Toriyama.


Una cosa más: dile a quien le interese que la encontraste inconsciente a la mitad del desierto. Ahora márchate. —

La tristeza se reflejó en su semblante ¿Y a quién podría importarle? Con un ligero apretón destruyó el control de la máquina del tiempo causando que el portal que enmarcaba al atónito Nappa desapareciera con un nuevo resplandor. Repentinamente su scooter repiqueteó advirtiéndole de una presencia que se aproximaba.

¡Bip, Bip!

— ¿Eh? ¿Y ahora qué?—Comenzó a gruñir por lo bajo: el conteo no era especialmente alto, pero un testigo al fin. — ¡Maldita chiquilla, me dijo que nadie se encontraba cerca!

La presencia se hallaba a pocos kilómetros de la corporación, ¿Y si hubiese llegado antes? Todos sus planes se hubieran ido a la basura. Corrió dentro de la mansión y cerró la puerta, presurosa.

Desesperada escrutó su entorno: ¿Dónde demonios se suponía que estaba su habitación? Comenzó a irritarse, mirando a sus alrededores, comenzó a avanzar entre los pasillos, buscando un lugar mínimamente privado donde planear lo qué se suponía debía hacer ahora que todos sus planes se iban arruinando lentamente: además de unos espacios que parecían comunales y hacinados y otros que le recordaban al ala científica del palacio ningún lugar le parecía apto para…su siguiente paso. Brassire comenzó a subir a la segunda planta.

— ¡Agh! ¡Esto no puede estar pasándome! — Haló ansiosamente su cabello, cuando su vista se fijó en una puerta que estaba entreabierta, un poco más allá del salón donde estaba parada. Corrió hacia ella y se encerró con el pestillo puesto, al mismo tiempo que la entrada principal de Capsule Corp. se abría dándole paso a una alegre peli azul.

— ¡Ya estoy en casa! — Gritó Bulma feliz, forcejeando con su enorme maleta para hacerla entrar detrás de ella. — ¿Bra? ¿Trunks? ¿Vegeta? ¿Hay alguien en casa? - Un silencio sepulcral le respondió. —Mmm… ¿Dónde estarán? —Miró su reloj— Bueno, Trunks debió haber llegado hace unos minutos… Vegeta quizá esta en la cámara de gravedad y seguramente Bra se fue de compras pero, ¡Qué pésimo recibimiento! Me voy dos semanas y todo lo que hacen es ausentarse a mi regreso, ¡Uf! Vaya familia que me he conseguido…

Se dejó caer pesadamente sobre uno de los sofás dejando que la pobre maleta diera contra el suelo. Estaba exhausta: un viaje de la capital del Este a la capital del Sur no era para menos y por si fuera poco había decidido regresar por su cuenta, en uno de sus modelos más recientes de aeronaves que ella misma había conducido.

La calma del momento empezó a arrullarle, sus párpados se entrecerraban lentamente mientras su respiración se hacia más serena y a unos instantes de entregarse completamente a los brazos de Morfeo un grito desgarrador inundó el salón y la hizo sobresaltarse asustada.

— ¿¡Bra!? —Gritó también, con la imagen de su hija plasmada en la mente. — ¿Bra estás aquí? ¿Estás bien? ¡Bra!

Se puso de pie de un salto y corrió como bólido hasta las escaleras.

Estaba más que segura que el alarido había sido dentro de la corporación, ¡Y aún peor! Estaba segura también de que había provenido de su hija por lo que comenzó a subir las escaleras, lo más rápido que el ajustado vestido y las plataformas le permitían, tratando de seguir el eco del grito hasta su lugar de origen. Se detuvo a la mitad del pasillo, ¿Y ahora a donde debía dirigirse? Miro hacia todos lados frenéticamente intentando percibir algún indicio al que dirigir sus pasos cuando de pronto un chirrido escabroso le hizo voltear aterrorizada hacía uno de los baños de la planta alta: la puerta estaba comenzando a abrirse con una lentitud escalofriante…una mano temblorosa bañada en sangre asomó sujetando el picaporte y luego, un cuerpo que abatió el piso con rudeza.

— ¡Ay no, Bra! ¡Hija, contéstame! — Chillaba Bulma arrodillada, zangoloteando el cuerpo de Bra, quien se mantenía apretando los labios y cerrando los ojos para evitar volver a gritar.

— Ma…Madre— Balbuceó la híbrido, sonriendo levemente mientras hacía ademanes de ponerse de pie.

¡Maldita sea mi debilidad!

— ¡Sí! ¡Sí! ¡Soy yo Bra, he vuelto! ¡¿Estás bien?! ¿Qué te paso? — Un líquido caliente que tocó su rodilla la hizo mirar abajo. — ¿Pero qué es…¡Aah! ¡SANGRE! ¡Oh Bra! ¿Qué rayos te han hecho?

Bulma decidió que no había tiempo que perder, dejo con sobre el suelo con suavidad la cabeza de la adolescente, corrió por su teléfono móvil y tecleó el número del médico de la familia. Colgó luego de clamar desesperadamente su presencia y llamó a Trunks que venía en la Limusina de la corporación camino a casa luego de un exhaustivo día laboral, acompañado de Goten y la novia de este.

¡Ring Ring!

— ¡TRUNKS! —El hombre de cabello lila alejó el teléfono de su odio cuando su madre grito por la bocina, y con gesto temeroso volvió a acercarlo unos segundos después, ¡Su madre era capaz de dejarlo sordo si se lo proponía! — ¿DÓNDE ESTÁS? ¡ Hijo, Por favor dime que ya te encuentras cerca!

— ¿Mamá? ¿Está todo bien? —Un parloteo inentendible lo secundó — Cálmate… ¿Qué sucede?

— ¿Qué? ¿Bra? ¡Mamá! ¿Hola? ¡Mamá! …Rayos ¿Qué habrá pasado? Hump ¡Si sigo viajando en esta cosa llegaré en mil años! ¡Driven, detén el auto! — Luego del rechinido de las llantas con el pavimento, el mayor de los Vegeta-Briefs abrió la puerta— Eh, disculpen que los deje de esta forma pero surgió una emergencia, algo paso con mi hermana y debo irme de inmediato, Ustedes pueden seguir en la limosina y alcanzarme después si quieren.

— ¡Ni hablar, Trunks! Nosotros iremos contigo ¿Verdad que si Pars? También somos amigos de Bra y no vamos a permitir que te vayas tu solo. —Intervino Goten, mirando a la chica que estaba sentada a su lado: Paresu asintió con un leve sonrojo. Salieron del auto y aun un poco cohibida, se dejo cargar por los fuertes brazos del hijo de Goku.

Al llegar, se encontraron con la histérica voz de la mujer de Vegeta que descendía directamente del segundo piso donde una discusión se desataba entre Bulma y el Médico de la familia.

—Señora Briefs, le pido se calme y reconsidere que lo más ortodoxo es hacer la intervención quirúrgica de inmediato, ya no hay tiempo para llegar al quirófano del hospital, ¡su hija ah perdido mucha sangre!…por el momento logre minimizar la hemorragia pero es simplemente un torniquete temporal que no detiene el flujo por completo. Podemos hacer una sala de cirugías improvisada en su laboratorio, a final de cuentas la intervención es algo muy sencillo que por si no recuerda, ya eh realizado con anterioridad.

—Oh claro Ahora dice que es muy sencillo! Si de verdad hubiera hecho bien su trabajo mi pobre Bra no estaría pasando por esto!

El doctor soltó un suspiro de frustración: Tanto madre como hija eran igual de necias! La niña se negaba a cooperar, alegando que estaba perfectamente y que no necesitaba la ayuda de "insectos buenos para nada" y todo esto claro, mientras se desangraba. Que muchachita tan peculiar; a pesar de estar herida tuvo fuerzas suficientes para lanzar lejos a los dos enfermeros que pretendían ayudarla, pero bueno… ¡Bendito sea el inventor de los sedantes!

Luego de un par de argumentos médicos más, Bulma accedió a que la cirugía se realizara en capsule Corp.; Fue algo que duro menos de una hora. El doctor había sellado exitosamente cualquier arteria que uniera esa parte de su columna con el tejido vivo repleto de genes saiyajin que pudieran ayudarle a crecer la cola de nuevo; Que según su teoría había causado que una nueva extremidad brotara, Bra se asustara e intentara extirparla por si misma provocándose una hemorragia.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Una mano cálida se paseaba por su cabeza acariciando sus cabellos amorosamente, y un perfume tropical le reconfortaba el dolor que la había aturdido apenas unos minutos atrás, cuando debió arrancarse la cola.

Su cola.

Estaba mutilada, incompleta, rota. Y no había posibilidades de recobrarse esta vez. Se había despedido de lo único que la rescataba un poco de sus cualidades terrícolas.

Comenzó a sollozar por lo bajo, se sentía destruida por dentro: su orgullo, su identidad, lo único que tenía y que marcaba la diferencia entre ser un híbrido cualquiera, o la princesa de los Saiyajin, todo su pasado eliminado. El símbolo que la alejaba de la herencia terrícola que tanto despreciaba, extirpado por sus propias manos. Creyó ser lo suficientemente fuerte para aguantarlo, y sin embargo volvió a equivocarse.

— ¿Bra? — Musitó Bulma acercando el rostro extrañado al de su hija. — ¿Estás llorando?

La mirada desganada de Brassire se enfocó en la de Bulma, antes de cambiar repentinamente a una de alegría total. Dando un salto para sentarse en la cama, talló sus ojos para librarse de las lágrimas, sonrió con ternura y se lanzó para rodear a su madre con los brazos y estrecharla cariñosamente contra ella.

— ¿MAMÁ? ¡Oh madre! ¡Te he echado tanto de menos! —Empezó a decir ansiosamente, con un nuevo llanto, esta vez de alegría, mojándole los ojos. —¡No sabes la falta que me has hecho! Perdóname por favor, yo...ah, ¡Jamas vuelvas a dejarme! Por favor...mami, eh estado tan sola..

Se sorprendió a si misma sollozando contra el cuello de Bulma, se sentía la mayor idiota de todas. Tuvo que perder a su madre para entender que Bulma era mucho más que la mujer que la trajo al mundo, mucho más que la terrícola que gobernaba Vegetasei. ¿Cuántas veces había rechazado a su mamá cuando esta trataba de consolarse extendiendo sus brazos para ella? ¿En cuantas ocasiones renegó frente a Bulma que Vegeta la hubiera escogido como madre de su descendencia? No le alcanzaba la vida para arrepentirse…

Aún más confundida, la hija del Doctor Briefs sólo atinó a rodearle también con los brazos.

¡Vaya! Bra puede llegar a ser bastante dramática…

Por fin, la peli azul de Vejitasei rompió el abrazo para poder mirar a su madre, con un alivio que sólo Bulma pudo reflejar al ver regresar a Vegeta después de la batalla con Buu.

—Vamos Bra, fueron solo un par de semanas. Además si no mal recuerdo fuiste tú la más animada con que yo visitar la Capital del Sur ¿no es cierto? Te morías por los nuevos diseños de verano…y hablando de eso, ¿No quieres ver todo lo que te he comprado?

¿Capital del Sur? ¿Verano?

—A mí me pareció mucho más tiempo, es todo…Y respecto a eso, yo prefiero dejar para después todos esos…diseños, que compraste para mí. No me interesan mucho ahora. — Concluyó Bra, ahora sonriente, limpiándose las lágrimas con el dorso de la mano. Hizo ademán de ponerse de pie cuando una punzada de dolor en la parte baja de la espalda le hizo dejarse caer sobre el colchón.

— ¡Oh! Con cuidado cariño, puedes reabrir la cauterizada nuevamente, lo mejor será que te quedes recostada un poco más…seguro que sigues mareada por la anestesia, ¿verdad? — Comenzó Bulma sosteniendo los hombros de Bra para que volviera a sentarse sobre la cama.

— No. Ya estoy mejor, la genética saiyajin me resulta bastante útil en estos casos. ¡Tampoco puedo estar postrada en una cama todo el día!

— Hmm, no deberías pasar tanto tiempo con tu padre, ¡Ya empiezas a hablar como él!

— ¿¡Como que con mi padre?! ¡Con mi padre! ¿Con…con Vegeta?

— ¿Por qué te extraña tanto? ¿Tuviste un conflicto con él?— Alzó una ceja con incredulidad.

Bulma se extrañó, y Brassire a pesar de estar tan confundida como su madre, y percatándose de su expresión, decidió seguir con su fraude de terrícola.

— ¡No! … No pero, me desconcertó tu comentario porque yo no habló como él, yo no soy como él.

Bulma soltó una risita.

— ¡Oh, Bra! ¡Pero si te pareces más a Vegeta que el mismo Trunks! ¿Vas a decirme que ya olvidaste que cuando eras pequeña me pediste teñirte el cabello negro?

— ¿Ah, de verdad?

— ¡Claro! Hija, ¿Qué pasa? Nunca dejas de reírte sobre eso, ¿Ahora lo has olvidado? ¿Realmente todo está bien contigo y tu padre?

—Es que, me golpeé la cabeza cuando caí, hay un montón de cosas que no… me cuadran, es decir, que no recuerdo, ¡Pero eso no es importante! Mamá, lo que interesa ahora es que has vuelto, y que nunca más voy a dejar que te pase algo…

— ¿Qué me pase algo? ¡Bah! ¿Qué podría pasarme a mi? ¡Yo Bulma Briefs! recorrí todo el mundo desde que tenía tu edad, enfrenté miles de peligros, ¡viajé a Namek! Me casé con el sanguinario príncipe de los saiyajin, tuve no uno, ¡DOS! Hijos mitad sayan Y sigo con vida, ¡Nada, ni nadie puede contra la mujer más intrépida y hermosa del mundo!

Y soltó una risotada que destilaba arrogancia.

La princesa sonrió, deseosa de preguntarle sobre todas las aventuras que estando en Vegetasei jamás pudo vivir, pero entonces eso le hizo recordar que no estaba precisamente frente a la mujer que la había traído al mundo…

—Hay cosas mucho peores, Madre.

Confundida, Bulma buscó la mirada de su hija: no había sobrevivido a explosiones, caídas en el mercado de los valores, extraterrestres y sayajines por nada, algo en su instinto le decía que había algo distinto, algo que no calzaba bien en su hija: aquella mirada era idéntica a la que el Trunks que vino del futuro traía consigo: desolada y absolutamente devastada por la soledad.

Antes de que pudiera salir palabra de sus labios, la puerta fue golpeada con suavidad, abriéndose poco después sin esperar contestación.

— ¿Bra? Escuché que despertaste, ¿Te sientes mejor, hermanita? —

— ¡Trunks! - Recorrió al aludido con la mirada, ¿A esto ha llegado la descendencia saiyajin en la tierra? Su "hermano" vestido en un traje formal de tres piezas en color negro, y contrastando con la resplandeciente camisa blanca, una corbata del mismo color del traje sobresalía entre las solapas. Los lentes que enmarcaban los ojos celestes, en conjunto con el corte a raíz de los oídos, terminaron hacerle cambiar su expresión de incredulidad a una despectiva. Se veía ridículo. Seguro que si su hermano el príncipe del planeta Vegita veía a su yo alterno, le arrancaba la cabeza.

Que degradante…

— Con permiso… ¡Hey! ¡Cortaste tu cabello! —Exclamó Goten, entrando de pronto detrás del hombre de cabello lila, ganándose una mirada de reproche de su amigo. — Bueno, mal no te queda, pero no creo acostumbrarme a verte así, el cabello largo te quedaba mucho mejor, en mi humilde opinión – exclamó el delfín de la familia Son con una mueca pícara antes de voltear para ver entrar a la tercera visita del día ¿Verdad que si Pars?

— ¡Goten! ¿Cómo puedes fijarte en eso en un momento como este?

—Pienso que Bra es muy bonita, y todos los cortes por los que su cabello pasen siguen haciéndola lucir muy agraciada. — Comentó respetuosamente una chica de blanca piel y ojos y cabellos achocolatados mientras se acercaba al marco de la puerta.

¿ Pars? ¿Quién diablos era esa?

—Señor Goten, ¿Puede mandar llamar a mi padre para que enviara un chofer por mí? Me parece que es tiempo de regresar a mi hogar.

La princesa la fulminó con la mirada cuando Pars entrelazó con gesto tímido su dedo meñique con el de Goten.

—Ah, claro… ¿Oye, Trunks, cuál es el número de conexión a la capital del Norte? ¿Era 0800, verdad?

—No Goten, es 765, pero si gustas puedes utilizar la extensión de Capsule para llamar al padre de tu novia, la conexión entrará de inmediato. Es un poco más difícil si llamas desde un móvil…

La conversación se desvanecía de pronto, Brassire quedó pasmada en su lugar en cuanto novia y Goten estuvieron en la misma oración.

¡Esa imbécil de Bra no sirve en ningún aspecto saiyajin, ni siquiera como hembra!

La ira empezaba a apoderarse de la princesa, cerró los puños fuertemente clavándose las uñas en las palmas mientras su mandíbula temblaba por la fuerza que hacia al apretar los dientes…Sabía que su furia se presentaría tiñendo rubios sus cabellos, y coloreando en turquesa sus ojos si no lograba tranquilizarse.

Trunks alzo una ceja con incredulidad, sintiendo el Ki de su hermana elevarse rápidamente a niveles insospechados por él, preguntó:

— ¿Bra está todo bien?

—Cierra la boca. — Masculló entre dientes la aludida, tratando de concentrase en un recuerdo conciliador; Intentando recordar cada caricia, cada combate y cada beso que el guerrero le dedico, y sus empalagosas palabras que prometían que para él la única hembra de verdad en todo Vegetasei, era ella.

Consiguió recuperar su gesto sereno cuando se prometió a si misma que ése hombre le pertenecería en este, o en cualquier otro universo. Porque ella era una princesa, y las princesas tenían todo a sus pies, cuando y como se les antojara.

La incertidumbre llenaba la habitación: Bra había tenido tantos cambios de humor en tan poco tiempo que ninguno sabía exactamente cómo lidiar con su inestabilidad emocional. Todos se dedicaban miradas furtivas alternando entre ellos y Bra que se mantenía absorta.

Finalmente el pitido de un automóvil, y la voz de Goten anunciando que habían llegado por Pars y que se marchaba también, rompieron el silencio:

—Hasta luego Señora Bulma agradezco su hospitalidad. Señor Trunks gracias por su buena voluntad por permitirme viajar en su limosina. Y también, señorita Bra, deseo su pronta mejoría, cuídese mucho por favor.— Dijo Paresu con tal amabilidad y dulzura que asquearon a Brassire.

Todos respondieron amistosamente la despedida de los muchachos. Excepto una peli azul que seguía sumida en sus pensamientos, dibujando momentáneamente la sonrisa torcida que Vegeta le heredó.

No, querida: cuídate tú.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

— ¿Ah? ¿Qué demonios está pasando aquí? — Detuvo su vuelo abruptamente, desconcertado, permitiéndose continuar flotando sobre las áridas arenas del desierto. Reanudo su travesía tan repentinamente como la interrumpió, aumentando su velocidad con un aura de Ki azulada rodeándolo. Debía llegar cuanto antes a la Corporación.

Algo andaba terriblemente mal.


Hola gente guapa de Fanfiction! Primero que nada: Les dedicó a cada uno de ustedes, los que leen, los que dejan un review, los que hacen ambos! ¡Todo! este capitulo :3 jojo, aparentemente nadie se dio cuenta de que esa Bra no era su Bra D: Excepto, quizá, Vegeta ¬u¬ ...¿A alguien acá le gusta el BraxGoten? ¿Y el VegetaxBulma? ¿Qué tal el PanxTrunks? ¿Y que me dicen del Brax(?)? Pues tomen asiento señores, porque viene lo bueno!

Y segundo, ¿Qué les gusta más? ¿Brassire o Brassier? (el segundo se lee como "Brássier") :) ¿Sienten que algo falta en el fic? ¿Algo sobra? Díganme por favor, necesito criticas constructivas! XD -soy muy insegura, sépanlo! u.u)

y tercero: contestaré por aquí los reviews :3 porque al principio pense en hacerlo por PM pero, hay comentarios anónimos también, si contestaba esos por aquí sería algo grosero para los demas :) Así que va:

LittleBlissBellamy:¡Hurra, así aumentan los fans de DB! :D que bueno que te guste n.n y pues, la verdad nunca había leído de crepúsculo :)pero un día de estos me doy una vuelta por tu profile! Ay no, ¡Actualiza! Piensa en tus pobres lectores que esperan por un capitulo nuevo n.n Bueno, ¡Gracias por leer y comentar!

Sakury Li'Minamoto: Gracias por tu lectura y tu comentario :D! Pues si, precisamente quería evitar que su madre muriera y su vida se volviera aun peor (Ilusa, ¿Qué no se entero de lo que dijo Mirai Trunks sobre viajar al pasado?)jojo me dijiste te era difícil leer una historia sin Bulma, y que eras BxV pero…No te angusties que Bulma y VegeBulmas no van a faltarnos en este fic! Uuy, aunque con respecto a lo de otra mujer…no no espera, que me desvió a los spoilers! Mejor lee el próximo capítulo para despejarte de dudas, quizá no, quizá si haya arpías detrás del princi, digo el rey de Vegetasei! Chaan chaaan chaaan! Ya verás su reacción en uno o dos cap más ;)

Mya Fanfiction: Exacto, este Vegeta es mucho más cruel que en la saga de Freezer y aun más frio que con Bulma en DragonBall (Aun no se conocían, exacto), aay y espérate a ver como es con Bra! Jo, Qué bueno que la Bulma de nuestro (?) universo se negó a llamarla Brassire como Vegeta demandó XD, que si no, ¡Tremenda rabieta que arma la niña! Bueno, gracias por tu lectura y tu review! :D ¡Ah y gracias por tu observación del otro capítulo! Ya lo corregí n.n tarde un poco porque bueno…en lo que entendía el funcionamiento de "gestión de historias" y buscaba de nuevo donde estaba el error (lo perdí! No recordaba en que cap. Estaba!D:)

lady supersaiyajin:Gracias por leer y comentar :) jojo, maté a uno de los mejores personajes de DragonBall X_X pero me lo exigía mi retorcida mente! Qué bueno que te guste n.n un beso! Y ya actualiza tus fics, mujer! que me tienes con el alma en un hilo!

Kumikoson4: Gracias por tu review y tu lectura! Me encanta escuchar su opinión… bueno leerla! n.n Me alegra que ya no te suene tan confuso :) ya verás que conforme la historia avance se van a descubrir muuchíisimas otras cosas. Liquide a Bulma pero don't worrie que no por nada Bra es hija de dos genios destacados, en combate y en tecnología.

Soy tu fan3: Espero veas este nuevo capítulo! Te despejo de dudas sobre que hace Brassire en la tierra ;)Al menos en este cap. No va muy bien que sigamos, aay pobresita! Tanto que ah sufrido la pobre y yo martirizándola más u.u Ok, creo que asesinar a Bulma de Vegetasei no fue lo mejor XD pero ya verás que hay un propósito C: Gracias por tu lectura y tu review!

Sayan-P::') Gracias por tu review, tu lectura, tu tiempo, tus correcciones y todo! Eres una gran beta :)) ¡Besos! :D

Chica DBZ: ¡Hola! Y gracias por tu review :3 Jajaja, ¿Tranquila? Si como no, era una vida tranquila siendo la Bra que todos conocemos, pero imagínate a una chica que en su vida se a enfrentado a la euforia de un día de compras, ¡O a la turba de muchachos que persiguen a la heredera de CC! D: Bueno, ¡Que sufra, por malvada! Bwajaja!

Bueno, todo por hoy :) Si tienen alguna duda, un reclamo, una correción, un piropo (XD (?)) o algo para este Fic, no duden en decírmelo por un review o por un PM que yo respondo TOODOO!

Un beso y nos vemos en el sig. capitulo!