Los ojos de Jade se quedaron observándome , esos ojos verdes que tanto me gustaban volvian a ponerme atención después de haberlos hecho derramar lagrimas meses atrás.

-¿A si que estás saliendo con Tori?- me preguntó.

No respondí "El que calla otorga"

-Bien, de todas formas no sé ni siquiera que hago aquí - respondió secamente, estaba a punto de derrumbarse cuando decidió irse.

-¡JADE!- grité- Espera.

-¿Qué?

La tomé del brazo rápidamente para acercarla a mi, traerla hasta mi pecho y darle un abrazo.

-¡SUELTAME!- gritó, pero al poco tiempo de forcejear decidio quedarse quieta. Estaba temblando y gimiendo, hasta que por fin me di cuenta que en realidad estaba llorando.

Abrí la puerta y me metí al RV sin soltarla, me senté en la cama con ella, hasta que la solté. Le aparté un mechón de la cara y la vi a los ojos, verla así me mataba.

Se secó las lágrimas, sabía que Jade era fuerte pero en estos momentos trataba de serlo aún más.

-No sé, solo quería llorar

-Esta bien Jade, no le diré a nadie

-¿Por qué ella?

-¿Qué? - en realidad sabía de quien hablaba, Tori.

-Olvidalo, me voy.- lo dijo sin siquiera mirarme y se levantó de la cama, yo me hice la misma pregunta ¿Por qué ella? ¿Por qué? la respuesta llegó en seguida, tardé en poder abrir mi boca para poder deterla.

-Para olvidarte- dije mientra yo aún me encontraba sentado en la cama, ella ya estaba abriendo la puerta cuando mis palabras quedaron en el aire retumbando.

Ella se detuvo, me miró y me dirigí hacía a ella hasta que por fin estábamos lo suficiente cerca para besarnos pero ella me detuvo

-Ya no creo en ti.- se fue y cerro de un portazo.

No podia estar más confundido, la tarde anterior Tori y yo nos habiamos besado pero no nos dimos cuenta que tanto Cat como Jade nos estaban observando.

Tori era una chica agradable pero Jade era diferente por algo la elegí sobre todas la chicas, ella podía ser mala y también de vez en cuando grosera tampoco era la chica más femenina pero era ella y siendo ella era perfecta para mi. De pronto algo interrumpio mis pensamientos , mi telefono estaba sonando, tal vez desde hacia varios minutos :era un mensaje de Andre

"Puedo hacerte una pregunta amigo?"

"Claro" respondí

"Ya no sientes nada por Jade ¿cierto?"

¿Qué si ya no sentia nada? Sentía tantas cosas por ella, la extrañaba,queria tenerla entre mis brazos otra vez, sentía amor por ella y que ella me hubiera dicho que ya no creia en mi fue lo más doloroso que pudo decirme pero no podia decirle a Andre lo que sentia, yo fui quien no abrio la puerta, quien la dejo ir y ahora quien estaba comenzando algo con Tori, su mejor amiga.

"Me importa pero ahora estoy con Tori, lo sabes"

"Bien, por que estoy pensando en invitarla a salir" respondio unos cuantos segundos después. No podía creerlo, de pronto sentí algo caliente en mi pecho, un nudo en la garganta jamás había sentido algo así pero sabia muy bien que era, celos.

Me limité a no contestar, no hacía falta ¿Qué podía decirle? ¿Qué no podía salir con ella? yo fui quien la había dejado, no podía reclamar nada, por que a pesar de todo sabía que con Andre estaría bien, que estaría en buenas manos y que no la haría sufrir y eso era lo más importante por que soló quería verla feliz de nuevo aunque no fuera conmigo. Comprendí que estar con Tori y ver a Jade siendo feliz con alguien más sería mi castigo por no abrir esa puerta.