Duelo Xiaolin

Chack

Apocalypse

¡Hola!

¡Gracias!

Gracias por todo a todos ustedes queridos lectores. Disculpen la tardanza de este penúltimo capítulo pero tuve unos pequeños contratiempos.

Pues bien, el siguiente será el capítulo final en el que todo terminará de resolverse (o eso creo) Y no me queda más que agradecerles por seguir conmigo, Chase, Jack, Omi y el resto de los personajes de esta historia. De nuevo, mil gracias por recibirme tan calurosamente en el fandom y por recibir esta historia

Aclaraciones: Este es un Chack, ósea un Chase/Jack. Si no te gusta el género es un buen momento para regresar. Si quieres seguir adelante te recuerdo que habrá cosas que quizá no te gusten pero ¡Ey! Ya estas advertido

Nota: Continuación de "El suicidio de Jack Spicer"

Nota 2: Toda la historia esta MUY rara, entra bajo tu propio riesgo...

Nota 3: Breve cameo de Alucard. Vampiro de Hellsing. Tiene una participación importante pero su aparición en la historia es breve

Descargo de responsabilidad: Estos personajes no me pertenecen son propiedad de Christy Hui y de la Warner Brothers. La parte de las artes marciales y la sangre control pertenecen a Avatar: La leyenda de Aang. Lo que refiere a vampiros esta basado en el anime Hellsing. Esta historia es sólo para el entretenimiento, sin fines de lucro.


Capítulo 22

Yo te amaré...

Omi lucho contra la oscuridad que lo envolvía pero no podía hacer nada contra ella. Una brisa huracanada soplaba a su alrededor y sus pies estaban muy lejos del suelo. El viento traía consigo voces y gritos espantosos que el pequeño comenzó a distinguir por instinto, provocándole un escalofrío que comenzó a recorrerle la columna; Escucho los gritos de su madre cuando Destan la asesino

Ahora lo recordaba. Ahora podía recordarlo

La voz de su madre hablándole sobre su padre, sobre lo mucho que lo amaba. Sintió su decepción cuando Chase desapareció de su vida y el dolor de verse abandonada. La soledad y la pena cuando sus abuelos se enteraron de su existencia... Su abuelo había querido matarlos a ambos, a su madre y a él... Pudo sentir la protección de su madre, sujetándolo en sus brazos, su voz suave diciéndole cuanto lo amaba por ser su hijo... Lo había llamado su alegría más grande. Recordaba a su abuelo llorando la primera vez que lo tuvo en brazos. Su abuela mimándolo...

Había sido amado

Y Destan se lo había arrebatado

-No. No fui yo pequeño. Fue tu padre quien te hizo esto –Omi se sorprendió al escuchar la voz a su alrededor y se dio cuenta de que había estado llorando-

-N-No...

-Fue su culpa ¿No lo ves? Chase Young nunca ha amado a nadie más que a sí mismo; Uso a tu madre y después la abandono y ahora está haciendo lo mismo con Jack Spicer

-¡No es cierto! Ellos, Jack lo ama y padre...

-Padre está usándolo –lo interrumpió la voz- No sabes nada sobre su relación ¿Quieres saberlo?

-Estás enamorado de mí –gruño Chase como si hubiera cometido un error terrible-

-Lo he estado siempre pero eso no cambia las cosas Chase. Yo sé bien que solo soy tu amante en turno y que estaré fuera cuando te canses de mí

-Me alegra que lo entiendas porque es imposible para ti aspirar a ser algo más Spicer

Eso... Eso no podía ser verdad... Su padre no podía ser tan cruel y menos con Jack que lo quería, los quería tanto

-¿Acaso pensaste que vivías en una verdadera familia? ¿Qué había amor ahí? Ciertamente lo hay: Tu padre te ama a ti, Jack te ama a ti y a tu padre y el único que siente aprecio por Jack eres tú

-¡No es cierto! Mi padre se preocupa por Jack, él también lo quiere –Omi se sentía tan enojado, tan impotente y tan, asustado... Estaba llorando, sin poder evitarlo. Tenía miedo, miedo de perder a su pequeña familia otra vez-

-En poco tiempo tu padre se aburrirá y lo echará de la ciudadela. Y entonces traerá a alguien más –el miedo creció junto con el viento, absorbiéndolo y devorándolo ¿Y si eso ocurría?-

-¿Qué va a pasar con Jack y con nosotros?

-No hay un nosotros, nunca existió en primer lugar. Jack sufrirá eternamente el abandono de Chase y tú te quedarás solo –Omi intento negarlo pero Destan tenía razón; su padre no amaba a Jack y algún día se aburriría y entonces lo echaría y, entonces su familia se destruiría-

-¡Omi! –grito otra voz de pronto, distrayéndolo de sus pensamientos- Omi no lo escuches, está intentando lastimarte para alimentarse de tu miedo

-¿Kenneth? –el viento rugió pero Omi se concentró en la voz-

-Eres prácticamente mi nieto Omi, llámame abuelo –río la voz de Kenneth-

-¡No lo soy! Mi familia, no es una familia... Mi padre y Jack se separaran –le dijo con dolor- Y yo me quedaré solo otra vez

-Nunca estarás solo –le dijo el hombre- Aun cuando eso pase... Si Chase y Alekos se separan tu nunca estarás solo. Chase es tu padre y te ama y Alekos siente lo mismo, estoy seguro. Aunque ellos ya no vivan juntos ninguno dejará de quererte y preocuparse por ti. Eso es una familia; personas que te aman siempre a pesar de todo y todos, incluso cuando dejan de verse tanto tiempo como ocurrió con Alekos... Si después de 800 años sin verlos siguió queriéndote entonces ¿A que es a lo que le temes?

Tenía razón

El viento aumento, castigándolo con su fuerza pero Omi tenía que salir de ahí... De pronto era agua la que lo rodeaba e intentaba ahogarlo pero el pequeño no cedió. Tenía una familia y pasará lo que pasará nunca más estaría solo. Su cabeza alcanzo la superficie y vio a Kenneth de pie, tendiéndole la mano. Omi la acepto y quedo de pie sobre el agua también. Entonces la oscuridad desapareció y Kenneth lo abrazo estrechamente

-Gracias abuelo

-De nada pequeño Omi. Ayúdame con tus amigos, yo iré a buscar a tu padre

...

Estaba solo

Solo en medio de un tornado de oscuridad y sombras, colmillos afilados e imágenes que le recordaban el monstruo en que se había convertido por culpa de su ambición. Además, estaba eso... Su temor escondido, el miedo que tanto tiempo se había negado a sí mismo

-¡Te está usando! –grito la voz de Kenneth, perdida entre los sonidos que lo envolvían revoloteando a su alrededor y dándole la sensación de fauces devorando lo que lo rodeaba- ¡Te está utilizando igual que utiliza el amor de Alekos para alimentarse! ¡Es tu miedo! ¡Lo está devorando!

-N-No... –negó Chase. No podía ser así... Él, él no sentía miedo...-

-¡Dímelo! ¡Intentaré ayudarte pero tienes que decírmelo! ¿Qué es lo que temes? ¿A que le tienes miedo? –la vorágine de ruidos y viento girando a su alrededor lo estaba desquiciando aunado al terror que invadía su mente. Sentía vergüenza de decírselo al hombre, pero temía más no poder salir de ahí jamás-

-A Jack... –no podía gritar, su voz no daba para más pero Kenneth respondió del mismo modo, sus palabras se escuchaban un poco más cerca ahora-

-¿Qué es lo que te da miedo de él?

-Su mirada. La forma en que me mira, adorándome de esa manera en que me hace sentir que...

-¿Qué? ¿Qué es lo que temes? –la voz del hombre se acercaba más y más a medida que hablaban-

-Tengo miedo de fallarle. De no ser lo que debo ser para él... –de pronto la corriente se intensifico, bramando con furia a su alrededor y apenas contuvo el impulso de cubrir sus oídos porque si lo hacía no escucharía más a Kenneth-

-¡Es normal sentir eso! ¡Significa que también te importa! –el rugido se tragaba casi todas las palabras pero podía escuchar esencialmente lo que intentaba decirle- ¡Esta bien! ¡Alekos te ama, no debes dudar de eso jamás! ¡Él no va a dejar de amarte, por ninguna razón!

-Pero...

-¡No Chase! ¡No! Escucha, escucha con atención... Alekos te ama demasiado, ama la familia que formo contigo, a tu lado y el amor no se termina. Al compartirlo se multiplica y eso es de lo que él quiere alimentarse. El amor es algo divino por lo que significa ¿No lo entiendes? ¡Es por amor que Jack espero por ti! ¡Es por amor que soporto tanto tiempo lejos de ustedes! ¿Por qué otra razón aceptaría sufrir en silencio y soledad sólo por la oportunidad de verlos de nuevo, sabiendo que podías echarlo al día siguiente? ¡El amor es paciente, es servicial!

-Jack es así... –murmuro para sí mismo-

-El amor no es envidioso, no es presumido, no es vanidoso...

-Basta... –replico, esta vez un poco más alto. El rugido se hacía más fuerte cada vez que Kenneth hablaba-

-El amor no es maleducado, no es egoísta. No se irrita, no lleva cuentas del mal...

-Jack jamás me ha reclamado nada, olvido todo lo que le hice...

-No se alegra por la injusticia, se alegra por la verdad

-Jack casi hace una fiesta cada vez que le cuento algo de mí

-El amor disculpa todo –Jack lo hace- Cree todo –Jack lo hace- Espera todo –Espero ochocientos años para volver a vernos- Aguanta todo –sus desprecios, sus desplantes, su mal humor- El amor es algo divino ¡El amor jamás se acaba! ¡Por eso Destan lo necesita! ¡Por eso lo devorara!

-¡NO! –rugió con impulso, sobreponiéndose a la vorágine que lo arrastraba hacia abajo-

No dejaría que nadie más lo tocara. Nadie se atrevería a alejarlo de su lado y hacerlo sufrir de nuevo por no estar con él ¡Nadie!

Lo amaba. Jack lo amaba y no dejaría de hacerlo. Y él no le podía fallar

De improvisto ya no era aire lo que lo rodeaba sino agua, succionándolo al fondo pero no se dejó llevar. Nado y pataleo con fuerza, luchando contra su propio elemento para llegar hacia arriba, donde una pequeña luz brillaba con terquedad... Sus oídos zumbaron por la presión y sus pulmones ardieron por la falta de aire pero se concentró en ignorarlo porque tenía que subir. Tenía que llegar a donde estaba su Jack

¿Chase?

Su voz llamándolo fue el impulso que necesitaba; un momento después su cabeza rompió la superficie del agua y jalo aire desesperadamente, aliviando el incendio que sentía en el pecho. Miro hacia arriba y se encontró con Kenneth, parado sobre el océano en el que él estaba ahogándose. El hombre le tendió la mano y Chase la tomo; Kenneth había sido el primero en salir de la oscuridad de Destan, merecía su respeto por ello

-Alekos te necesita. Ve con él –le dijo el hombre una vez que estuvo de pie sobre las olas, como debía ser-

Mas esferas oscuras donde debían estar atrapados los demás se extendían a su alrededor. Recordando que su hijo estaba a su derecha intento ir ahí para ayudarlo pero Kenneth lo detuvo sujetando su brazo

-Omi está bien. Está ayudando a sus amigos a liberarse del mismo modo –y apunto a su izquierda. Su hijo estaba flotando sobre la esfera negra, ayudado por una potente ráfaga de viento-

-¡Vamos Rai, no te rindas! ¡Sigue así, solo un poco más! –le gritaba al dragón del viento-

-Su miedo era profundo –le explico Kenneth- Temía perder a su familia pero pronto entendió que, juntos o no, tú y Jack siempre estarían ahí para él, que lo aman, que siempre serán sus padres. Y eso es suficiente para él

Chase avanzo a la esfera donde estaba Jack y lo vio; estaba acurrucado en posición fetal y parecía estar sufriendo mucho

-Entra con él. Recuerda que es a quien quiere Destan –lo apresuro Kenneth y el guerrero coloco su mano sobre la esfera, presionándola. La superficie lo absorbió y entonces avanzó a ciegas...

No pudo ver a Jack en el momento. Solo hasta que presto atención se dio cuenta de que estaba atrapado hasta el cuello en hielo; incapaz de moverse... Y estaba llorando... Sus instintos clamaron por sangre y se acercó a rescatarlo pero antes de poder llamarlo Destan hablo para ellos

-Mira el tiempo que desperdiciaste Jack. Aquello que tanto detestas... Chase no estará contigo para siempre, él no dudará en abandonarte

-Lo sé –murmuro Jack, con la barbilla pegada a su pecho- Sé eso, lo sé muy bien ¿No deberías estar mintiéndome o algo así? –y Destan río-

-Oh no. Una mentira no vale la pena teniendo toda una angustiosa verdad para mostrarte ¿Alguna vez le contaste a tu amado Chase sobre tu esposa?

-No metas a Fedora en esto –gruño el pelirrojo pero Young lo vio estremecerse-

-¿Te gustaría que Chase se enterará sobre ella? –el guerrero Heylin sintió sus manos sacudirse por la rabia pero se obligó a mantener bajo control sus ansias de sangre porque tenía que averiguar la verdad sobre lo que Destan decía... Había demasiadas probabilidades de que estuviera mintiendo o distorsionando la verdad ¿Y si lo que buscaba era que él asesinara a Spicer?- Supongo que no o tú mismo se lo habrías contado

-Él, él... Estaba esperando, un buen momento para decírselo...

-¿Un buen momento para decírselo? ¿Cuándo sería eso Jack? ¿En medio de una cena romántica? ¿Un lindo domingo por la tarde?

-¡No lo sé! ¡Cuando tuviera valor para hacerlo!

-El no tolerará que tomarás una esposa, bajo ninguna circunstancia. Jamás te lo perdonará –Bien, tenía una pista interesante ahora. El hecho de que existiera una "circunstancia" cambiaba la situación para todos-

-Tenía que hacerlo... –respondió Jack con voz débil. Aparentemente, no se había dado cuenta de que él estaba ahí- El rey necesitaba herederos. Fedora necesitaba hijos y mis hijos necesitaban una madre –susurro el pelirrojo con amargura- Yo jamás la toqué. Nunca hice nada, nada que…

-¡Te rendiste! ¡Ya no querías regresar! –rugió Destan-

-Estaba cansado –replico con voz temblorosa- Había pasado tanto tiempo y tantas cosas... No deseaba nada más que volver pero estaba tan cansado de luchar que... –entonces el guerrero Heylin lo sujeto del rostro y observo complacido la sorpresa en el rostro de su pareja-

-¿Chase?

-¿Me amas aún Spicer? –le pregunto directamente-

-Jamás deje de hacerlo –confesó el pelirrojo y comenzó a lloriquear- ¿Lo escuchaste? Lo siento, por lo de Fedora y eso yo, no pude negarme porque el rey me lo pidió y, le debía tanto que... –pero Young lo detuvo. No necesitaba escuchar nada más-

-Después de todo lo que tuviste que pasar para volver a mí, es más que obvio que puedo confiar en ti y en tu palabra Jack –rompió la prisión de hielo con un golpe y el pelirrojo cayo en sus brazos- Vamos a casa

Y la oscuridad rugió a su alrededor

.

.

.

-(Una semana después)-

Jack suspiro pesadamente al mirar el largo sofá que estaba frente a él, intentando resignarse a otra extenuante noche de pobre sueño sin descanso... Si las cosas seguían como iban entonces debía acondicionar una recamara al lado de su oficina o conseguirse un departamento propio. Cosa que no haría, porque significaría que estaba rindiéndose y Jack Spicer simplemente no se rendía, por muy tentado, cansado o herido que estuviera

Con todo su trabajo ya hecho no había nada que pudiera distraer su mente por lo que su cuerpo tuvo la primera oportunidad en poco más de una semana en reclamarle lo exhausto que estaba después de tantos días de no dormir ni comer adecuadamente. El punto es que no se sentía con ánimo de hacer nada, y dudaba que alguien pudiera culparlo por deprimirse de ese modo. Al menos Ed, Azael y su secretaría no le habían reclamado por dedicar su tiempo libre a auto-compadecerse y sentirse miserable. De hecho, Ed había salido de su radar durante un par de días. Azael estaba en camino hacia China para hacerse cargo de él "Te tengo que cuidar, no sea que hagas alguna pendejada por andar todo chipi" No tenía idea de que significaba la última palabra literalmente pero supuso que era algún tipo de expresión coloquial para la depresión... Su secretaría le deslizo furtivamente una píldora de anti depresivos junto con una botella de whisky cuando le llevo el desayuno, guiñándole con complicidad. Se sintió tentado a tomarla pero sabía que si Omi se presentaba a una hora más temprana que lo usual no estaría contento de toparse con un ex padrastro intoxicado con alcohol y anti depresivos... Pobrecillo Omi. Debía estar cansado también de vivir volando de aquí a allá todo el tiempo... Y como si lo hubiera invocado el niño, no, el adolescente, toco la puerta con un golpe y asomo la cabeza

-Hey, hola –lo saludo- Ven, siéntate. Es algo temprano ¿Te escapaste de Eruka? –Omi suspiro con tristeza cuando se sentó frente a él y Jack se irguió en su silla sintiendo que había cometido un error-

-No. Ella me dejo salir temprano... Ed y ella rompieron y Elyon dijo que no me podría dar clases durante un tiempo –Jack parpadeo un par de veces-

-Ed no menciono nada –susurro y Omi se encogió de hombros-

-Todos están rompiendo últimamente –dijo el pequeño con una muy obvia mascara de indiferencia que solo grito que se había convertido en un adolescente en ley. El pelirrojo trago duro, sintiendo su garganta seca y demasiado viejo. Ochocientos años... Ochocientos veintidós años y sentía que había vivido al menos tres eras diferentes. Una eternidad completa-

Cuando estuvo en Dreidian se le complicaba tanto recordar su propio mundo que cada noche o el momento del día que usara para dormir tomaba la fotografía que guardaba en su billetera y tomaba un momento para tomar una memoria al azar y revivirla en su mente para no olvidar a Chase u Omi. Y ahora que estaba en su dimensión de nuevo le bastaba ver a Omi para recordar a sus hijos y nietos, aún sin Chase a su lado con tener a Omi cerca las cosas se le facilitaban tanto...

-Está bien Omi. Son cosas que pasan, que suelen ocurrir ¿Cómo esta Chase? –su amor lo traiciono. Necesitaba saber de él, quería saber si estaba bien... Omi se encogió de hombros-

-Está bien. No ha entrenado últimamente... Jack ¿Qué puedo hacer para que todo regrese a la normalidad? –le pregunto con los ojos llorosos y el albino se levantó para arrodillarse a su lado-

-Nada Omi, tú no tienes que hacer absolutamente nada. Esto no es tu culpa, no te sientas mal por ello, es...

-Quiero que estemos juntos, como una familia de nuevo pa... –Omi se atraganto. Jack sintió que algo dentro suyo se rompió y se encontró abrazándolo fuertemente antes de darse cuenta- ¿Puedo quedarme contigo hoy?

-Me estoy quedando aquí Omi. No es un buen lugar para ti

-¿Y tu casa? –pregunto medio asfixiado por tener la cara enterrada en el pecho del pelirrojo. Jack lo pensó un momento; no había ido a la casa de sus padres desde que comenzó el fin del mundo y no se sentía cómodo con la idea de volver ahí aunque, con Omi a su lado tal vez...-

-Bien, pero tu tendrás que avisarle

...

Chase Young colgó el teléfono celular y suspiró con cansancio. Omi iba a pasar la noche en la mansión Spicer con Jack... Con el Jack que llevaba ya una semana y dos días fuera de la ciudadela porque él mismo lo había echado

En retrospectiva (igual que en el momento que ocurrió) le era difícil distinguir el momento exacto en que todo comenzó a salir mal pero la discusión empezó cuando lo confronto porque Jack odiaba ser inmortal y porque Chase intento imponerle la orden de vivir con eso... Quiso imponerle algo en lugar de dialogar con él. Porque olvido que su Jack había madurado, muchos siglos atrás, lejos de él.

Discutieron sobre ello hasta que el guerrero elevó la voz para terminar con la pelea y entonces algo salió mal

-¡Demonios! Chase, no uses excusas estúpidas –le grito el pelirrojo con lágrimas en los ojos- Si lo que quieres es deshacerte de mí sólo dilo. He estado esperando esto desde que comenzamos con esta, cosa extraña de relación. Solo tienes que decirlo "Quiero tu trasero fuera de mi casa porque encontré uno mejor"

-¿Qué...? ¿Qué rayos estas balbuceando Spicer?

-¡Solo quiero que seas honesto conmigo! –le grito con el dolor reflejado en el rostro- Siempre me dijiste la verdad, que no me querías, que nunca me amarás ¿Por qué no me dices la verdad ahora?

Las palabras resonaron en su cabeza como un replique de cientos de campanas, sonando como un reclamo a sus oídos aunque el pelirrojo no las había dicho con esa intención

-¿Cuándo fue que te convertiste en un cobarde?

-¿Có...? ¿Cómo te atreves? –espetó de inmediato. Nadie, jamás, bajo ninguna circunstancia y por ninguna razón lo llamaba cobarde- He matado a guerreros por mucho menos que eso ¡Y tú lo sabes! Y aun así te atreves... ¡Vete ahora antes de que decida asesinarte! –y en la mirada escarlata noto que había cometido un error-

Jack lo miro con vacío horror durante un momento antes de componer una máscara de indiferencia y dar media vuelta. Su orgullo le impidió detenerlo y Jack no le dio ni una última mirada... Los Jack-bots comenzaron a zumbar por todos lados de inmediato y desmantelaron todo, absolutamente todo lo que el pelirrojo había llevado a su casa. Sus guerreros felinos entraron en tropel a toda prisa, preocupados por el movimiento de las maquinas... Todos sus guerreros lo comprendieron al verlo de pie en la habitación donde había peleado con Jack, dándoles la espalda y sin girarse hasta que...

-Padre –Omi lo llamo y se obligó a permanecer en su posición- Jack... ¿Por qué estaba llor...? –se interrumpió- Lo echaste ¿Verdad? –no le respondió- Tú... Tú... –podía sentir el cuerpo de su hijo tensarse en rabia y dolor- ¡Eres el ser más egoísta del mundo! ¡Estás más allá de ser malvado! –le grito y salió corriendo. Con el Orbe del Espía lo vio abrazarse a Jack y rogarle que se quedara. No pudo evitar rogar también internamente porque su hijo lo convenciera-

-Lo siento Omi –la voz del pelirrojo era llana- Tengo que irme –tres Jack-bots pasaron cargando un enorme televisor- Pero prométeme que irás a visitarme

-Quiero ir contigo –su estómago se retorció-

-No Omi. Chase es tu padre y es quien mejor puede criarte ¿De dónde aprenderás artes marciales? ¿De mí? Está bien, sigo aquí y tú también. Seguiremos viéndonos

-No quiero... –negó el pequeño y Jack lo abrazo-

-Se un buen chico. Te llamare esta noche para ver si necesitas ayuda en tus tareas –el albino tuvo que arrancar las manos de Omi que seguían atrapándolo para no dejarlo ir- Nos vemos quesito

Uno de sus guerreros empujo su mano suavemente y Chase entendió que se había hecho tarde. Ya era hora de dormir. Y en su condición no podía obligarse a una noche de insomnio para vigilar a Omi y a Jack así que debía confiar en que su hijo y su, ex pareja, podrían cuidarse solos...

Espera

¿Condición?

¿Por qué había pensado en esa palabra? Chase parpadeo confundido; tenía una salud perfecta ¿Por qué debía cuidarse tanto? Sin embargo su mente enviaba una orden clara junto con la palabra y, a pesar de su extrañez, decidió obedecer a sus instintos. Después de todo, no habría logrado llegar hasta la edad en la que acepto la sopa Lao Mang Lone si no hubiera obedecido a su intuición

Omi regreso al día siguiente con una mirada extraña que él simplemente no pudo descifrar. Su hijo se sentó a su lado en la mesa pero no probo alimento, solo se limitó a entrelazar sus manos sobre la mesa y mirarlas fijamente, perdido en sus pensamientos

-¿No vas a desayunar? –le pregunto luego de un momento y el pequeño negó-

-No. Desayune con Jack –y entonces Omi lo miro a los ojos- ¿Puedes hacer alguna magia para comunicarme con él cuando se vaya?

-¿Irse? ¿A dónde? –se encontró preguntando antes de pensar en ello. La cara de Omi reflejo una tristeza que solo le conoció cuando creyeron que Jack estaba muerto- ¿Omi?

-Va a regresar -¿Regresar? ¿A do...? Y entonces sintió que le vaciaron agua helada en la nuca- A Dreidian, a la dimensión donde estaba ¿Puedes hacer algo para seguir hablando con él? –pero su mente se había quedado trabada en Dreidian ¿Por qué? ¿Por qué Jack querría regresar de nuevo a ese lugar? ¿No había pasado una vida terrible ahí? ¿Por qué volvía?- ¿Chase? ¿Estás escuchándome?

-¿Qué es, lo que va a ir a hacer allá? ¿Por qué va a regresar? –Omi se encogió de hombros-

-Dijo que ya no tenía mucho que hacer aquí. Me pregunto si quería que se quedara pero yo no quiero que se quede solo por mí así que le dije que hiciera lo mejor para él... De todos modos, Leidhöir parecía muy feliz cuando le dijo que iba a regresar

-¿Leidhöir?

-Un elfo que era su compañero en la guerra... Jack estaba hablando con él por un espejo pero antes me dijo que era guapo y eso y, bueno, si es algo guapo, creo... Los elfos son raros –balbuceo Omi con un tenue sonrojo y Chase sintió su estómago retorcerse con odio ¿Guapo? ¿Jack iba a regresar a Dreidian para ir a los brazos de un elfo pálido y desteñido que además hacía sonrojar a su hijo?- Entonces ¿Puedes hacer algo como ese espejo para que hable con Jack?

-¿Para qué quieres hablar con él? Estará ocupado con su elfo como para prestarte atención –escupió el guerrero Heylin y Omi frunció el ceño, levantándose de la mesa-

-Quiero despedirme de él antes de que se convierta en polvo ¡¿Por qué a ti ya no te importa?! –le grito y salió del comedor, pisando con demasiada fuerza-

-¿Polvo? –se levantó detrás de él pero su hijo no se giró a verlo-

-¡Polvo! Porque va a ir a que le quiten su inmortalidad y después de ochocientos años lo único que puede quedar es polvo ¡Pero eso a ti no te importa! –le dijo con dolor y salió corriendo-

-Polvo, polvo... Se dice que los hombres fuimos formados del barro –Chase se sorprendió al ver a Kenneth a su lado- Es por eso que nuestro Dios nos lo recuerda "Polvo eres y en polvo te convertirás" No es muy esperanzador pero es la verdad

-¿Qué haces aquí? –le pregunto extrañado pero el hombre le hizo un gesto con la mano y comenzó a pasearse a su lado-

-Si el grano de trigo no muere, quedará solo –dijo el hombre- Pero si muere dará en abundancia un fruto eterno

-¿Cómo fue que entraste? ¿Qué es lo que intentas decirme?

-Tengo el poder de la bilocación y proyección astral –explico Kenneth- De hecho, en este momento estoy en Roma, profundamente dormido en mi cama... Al menos mi cuerpo lo está. Y mi brazo se está acalambrando por cierto –Chase parpadeo- Verás, esto que te explique es el modelo con el que Alekos creció; Si el grano de trigo no muere...

-Quedará solo por la eternidad –completo el guerrero-

-Alekos tiene miedo ¿Qué hará una eternidad cuando se quede sin ti? Sufrir tu pérdida en silencio, por los siglos de los siglos, sin opción a muerte hasta el final de los tiempos

-¿Eso es lo que le preocupaba? ¿Tú lo sabías? ¿Por qué no me lo dijo a mí?

-Ah, falta de comunicación. Algo tristemente común en las parejas –le sonrió el hombre- Toma eso en cuenta cuando hables con él... Ahora me voy, el calambre en mi brazo está despertándome –y un segundo después ya no estaba-

El guerrero Heylin lo pensó un momento y decidió que había un par de cosas realmente extrañas en todo eso, comenzando con el hecho de que Omi lo hubiera llamado por su nombre de pila

Se transportó a la oficina de Spicer y lo encontró terminando de cerrar una maleta

-Tenemos que hablar –le dijo pero Jack no se inmutó-

-No hay nada que hablar –respondió con dureza y Chas frunció el ceño. Algo definitivamente no estaba bien- Tú tienes a alguien, yo tengo a alguien y ahora me voy. Todo es perfecto para todos ahora –le dijo el albino y de pronto todo tuvo sentido-

-Mi Jack nunca diría eso...

-Yo ya no soy tu Jack –replico el pelirrojo-

-No. Claro que no... Dime, porque yo no puedo recordarlo ¿Cuándo fue que salimos de la trampa de Destan?

-¿Trampa? –pregunto Spicer confundido- ¿De qué hablas? ¿Te sientes bien?

-Sí. Muy bien –Jack toco su frente y un segundo después lo estaba besando-

-Eres tan dañino para mí –le dijo el albino-

-Tú también lo eres para mí. Porque no eres más que una ilusión –Jack se separó de sus brazos y lo miro con confusión-

-¿Qué?

-Y para romper la ilusión debo hacer algo que nunca haría –y con eso le atravesó el pecho con sus garras-

El Jack en sus brazos escupió sangre negra para después desvanecerse en sombras. Chase se encontró entonces dentro de la esfera oscura y el verdadero Jack (o eso esperaba) lo miraba espantado, jadeante y cansado. Unas cuerdas de oscuridad lo habían estado sujetando de sus brazos y piernas, absorbiendo su energía, pero se retiraron apenas les dio una mirada

-Me... Lo mataste... –susurro con miedo y Chase lo abrazó-

-¿Estás bien?

-Si solo... Lo mataste... ¿Crees que sea malo que me haya parecido genial? –el guerrero sonrió-

-Creo que sí. Habla muy mal de tu salud mental... –y Jack le sonrió de vuelta- Vayamos a casa –el rostro de alivio del pelirrojo junto con su sonrisa le parecieron valer el tiempo que Destan lo detuvo en la ilusión ¿Qué habría pasado si hubiera dejado que Jack se fuera? ¿Qué habría hecho su pelirrojo?-

-¿Cómo saldremos?

-Tú debes sacarnos Jack. Esta es tu burbuja de miedo después de todo

-Pero yo...

-Descuida. Te ayudaré

-¿Uh? –el pelirrojo lo miro fijamente y Chase exhalo con lentitud-

-Hay algo que debí decirte hace mucho Spicer. Y eso es que, a pesar de mí y de todo lo coherente del universo termine cayendo en lo que te negué desde el principio –los ojos escarlata se clavaron en los suyos, intentando descifrar lo que le estaba diciendo- No debes temer que te aleje de mi lado Jack –el pelirrojo tomo una bocanada profunda de aire- Yo jamás dejo que mis pertenencias más apreciadas se alejen de mí

-Chase... –susurro con voz temblorosa-

-Eres el idiota más terco de la historia Spicer. Tal vez fue eso lo que consiguió lo que buscabas de mí

-T-tú...

-Te amo –apenas las palabras salieron de su boca lo beso para evitar los chillidos de su fanboy- Disfrútalo porque no lo diré de nuevo hasta nuestro aniversario de siglo –lo amenazo y el pelirrojo asintió con una sonrisa-

-Te amo. Te amo también y te lo diré siempre. Lo diré tanto que será suficiente para los dos –el guerrero Heylin enterró sus dedos en la cabellera roja y lo beso de nuevo, suavemente-

-Tenemos un trato

Y la oscuridad estallo como si hubiera estado hecha de cristal

-¡Padre! –escucharon el grito de Omi quien se abrazó a ellos de inmediato- ¡Jack! ¿Están bien?

-Lo estamos

-¿Y tú quesito? –Omi asintió- ¿Y Destan?

-Lo selle pero, cuando ustedes no regresaron me preocupe y decidimos esperar pero ya pasaron tres días y aún estaban dentro y...

-Tranquilo, respira ¿Tres días? –pregunto Jack y Omi cabeceo en asentimiento-

-El maestro Fung dijo que regresarían pero era mucho tiempo... -¿Fung? Se preguntaron pero se dieron cuenta de su presencia de inmediato-

Fung, Guan, los monjes, Dojo, Wuya y Rafael estaban ahí también. Acompañando a Omi. Esperándolos.

-Ahora que están aquí ¿Qué va a pasar? ¿Qué haremos cuando Destan regrese? –pregunto Jermaine-

-Derrotarlo por supuesto –respondió Rai-

-Tenemos cinco años para prepararnos jóvenes monjes –les dijo Guan- Sugiero comenzar desde ahora


Hola de nuevo

Aww

Tan tierno de Chase eso de que para romper la ilusión debía hacer algo que nunca haría y ¡Zaz! Le atraviesa el cuerpo con la mano... Tu si que sabes ser romántico Chasie. Apuesto a que eso fue lo que Jackie vio en ti

¡Omicito! Tiene una participación linda y un apodo curioso en el capitulo final... Nada como la escuela para darte sobrenombres raros


Gracias por sus reviews:

Hola!

AliceXS ( Hola! Gracias por seguir leyéndome durante todo este tiempo. Mira que yo se que aguantar desvaríos enfermos como estos no cualquiera xD Pues bien, como te había dicho me atrasé bastante y creo que seguiré ocupada durante un tiempo por problemas familiares -si quieres te cuento por PM- Pero, como lo prometí por la vida de Eduard, mi amado Mon Chèrie me ha presionado para terminar el capítulo de una vez xd Creo que le dio miedo perder su vida de manera tan idiota ¿Lo imaginas? En el otro mundo así de:

Tipo 1: Oye ¿Tu de que moriste?

Tipo 2: Me atropello un camión

Tipo 1: A mira

Tipo 2: Si ¿Y tú?

Tipo 1: A mi me llego una bala perdida

Tipo 2: Que suerte ¿Eh?

Tipo 1: Si, muy mala. Toda mi vida fue así ¿Y tú nuevo? ¿Cómo te moriste?

Edward: Porque una autora no actualizo capítulo de su fanfic

Sip, pobre Edward, le harían bullying en el otro mundo y yo no lo dejaría pasar por eso. No, no... Pues bueno, espero que el capítulo te haya gustado y nos vemos en el final ¡Hasta siempre! )

Chibi-Kaisie ( Hola! Creo que es un problema universal. Hasta donde sé todas las X siempre terminan perdiéndose y luego arrastran a su perdición a otras pobres e inocentes letras como Z e Y... Tan triste. Me alegra que te guste la relación que manejo entre estos dos :d Espero el capítulo haya sido de tu agrado y mil gracias por seguir leyendo ¡Nos leemos! )

Freaku ( Hola! Me alegra que el capí te haya gustado :D Normalmente no soy buena para el suspense porque me gana la emoción y ya quiero ir a gritarles quien es el asesino o a arruinarles la sorpresa xD Pobre Omi, le toca a él andar de "Elegido" para salvar lo que queda de mundo *suspiro* Yo siempre odie las matemáticas e, irónicamente, amo las ecuaciones (¿o.O?) Lo sé. Me gusta resolver ecuaciones. Son tan fáciles que les encuentro gusto. Fisica era mi materia favorita porque siempre nos dejaban problemas para resolver con ecuaciones de la case de: "Si un tipo cae de un avión a 200 Kxh bla, bla" Esa X es más inmortal que Chase y Jack juntos, lo juro. Te agradezco por seguir leyendo esta historia, resultado de mis desvaríos desequilibrados. Espero que el final sea de tu agrado y muchas gracias de nuevo ¡Nos leemos! )