9.- Baile de navidad y segunda tarea.

Un tiempo después, Dumbledore hizo el anuncio del baile de navidad. Las chicas estaban muy ilusionadas, los varones no.

Harry miro a Susan. Se levanto y levantando la voz lo suficiente, le hablo a su esposa.

- Señora Potter. ¿Me aria el inmenso honor de ser mi pareja en este baile?.- dijo mientras todos los oían divertidos.

- Será todo un placer, señor Potter.- respondió ella divertida.

- Me ha hecho el hombre mas feliz de la tierra.- Los dos se levantaron para salir. Harry se giro y miro a toda su mesa.- ¡Si aceptáis un consejo yo no lo dejaría para después! ¡Las mas hermosas no esperaran mucho!- Al terminar miraba a Neville que permanecia concetrado y serio. Después dejaron el salón.

Esa noche una histérica Hermione pedía ayuda a Susan para el baile. Neville Longbotton le había pedido que fuera su pareja. Y ella no dudo en aceptar.

-x-

Con la siguiente prueba preparada, la pareja se limito a esperar la llegada del día del baile.

En la última salida a Hogsmeade, Harry disfruto de la compañía de Neville en las tres escobas, mientras las chicas hacían compras para la fiesta. Los dos se miraban entre aburridos y resignados.

Malfoy escogió ese momento para meterse con ellos.

- ¡Esta si es una pareja perfecta!. ¡El cara rajada y el inútil!. ¡Tal para cual!.- Detrás de el sus inseparables guardaespaldas se rieron. Neville se tenso al oír al rubio pero Harry dejo caer la cabeza.

- En mi caso lo entiendo.- respondió el moreno tocándose la cicatriz.- Pero no se por que dices eso de Neville. A fin de cuentas esta por encima tuya en todas las clases.- el rubio lo miro molesto.- ¿Que tal esta tu padre Malfoy?.-. Se hizo el sorprendido.- ¡Oh perdón!. Quise decir el siervo del señor oscuro.- Algunos se pusieron serios al oír al chico. Pero Malfoy lo miro enfadado.

- No eres nadie para hablar sobre lo que…- Malfoy no termino.

- ¿Te acuerdas de lo que te dije el día que nos conocimos?.- Harry lo miro tranquilo. Malfoy lo recordó.

- Vagamente.- el rubio trato de parecer poco interesado.

- Pues lo que dije, lo mantengo.- Al decirlo el moreno se subió las mangas y enseño sus brazos.- ¡Yo no pertenezco a nadie!. ¡No estoy marcado como el ganado!. ¡No llevo su símbolo que demuestra que soy de su propiedad!.- Se oían murmullos. El rubio se puso palido.

- ¡Como te… yo…!.- El rubio no podia contestarle.

- ¿Puedo hacerte una pregunta Malfoy?.- Harry no espero la respuesta.- Si tu también tomas la marca.- puso cara de pena.- ¿Podría ser el final de la noble casa de Malfoy?.

- ¡No digas tonterías!.- respondió Pansy.- ¡Draco y su padre convertirán su casa en la mas respetada!.- termino orgullosa.

- Si yo consigo algo valiéndome del poder o influencia de otro.- miro a Draco.- ¿Es mi merito o el suyo?.- añadió con rapidez.- ¡Es más!. ¿Lo que consiga será mió o tendré que dárselo a mi amo y esperar que el me lance sus sobras?.- Los Slytherin lo miraban confundidos. El que mas Malfoy.- Piensa en esto Parkinson.- la chica lo miro con asco.- Si se concierta un matrimonio entre tu familia y otra.- miro a Draco.- ¡Digamos los Malfoy!.- varias risas se oyeron de fondo.- Y, ¡no digo que sea el caso!.- añadió Harry con rapidez.- Si el novio esta marcado de la forma que he dicho.- miro a la chica.- ¿Seria un matrimonio legal o tendrías que acostarte con su amo al ser el dueño de todo lo que el novio posee?.- Parkinson palideció.- ¡Deberíais pensarlo!. Al final afectaría a tu vida.- término el chico dando un sorbo a su cerveza de mantequilla. Muchos meditaban sobre lo que el moreno había dicho. Con una frase Harry Potter había hecho pensar a todos los sangre pura sobre su futuro

Sin decir una palabra el rubio salio seguido del resto de sus seguidores. Pansy Parkinson miraba a Draco Malfoy con expresión preocupada.

- ¡Eso fue increíble!.- dijo al fin Neville.- ¡El insinuar que su padre…!.- Harry lo callo.

- Es todo cierto.- respondió el ojiverde. Piénsalo y veras que no he dicho nada que no sea verdad. Incluso los Muggles marcaban a sus esclavos, con un símbolo propio de cada dueño. Aun lo hacen con el ganado.- lo miro.- Irónico que tantos orgullosos sangres pura se dejen marcar como ganado y acepten ser esclavos de otro.- Harry se concentro en su cerveza de Mantequilla y Neville hizo lo mismo pensado en lo que su amigo había dicho. Tardo poco en comprender que el Moreno tenía razón.

Cuando las chicas volvieron, se les informo de lo que había sucedido. Susan pasó de estar seria al oírlo, a besar al Ojiverde por evitar una pelea.

-x-

Al fin llego el día del baile. Los dos nerviosos varones esperaban a sus parejas en la sala común. En su mente Harry agradecía las lecciones de baile que recibió en su otra vida.

Hermione apareció con el mismo traje que el moreno recordaba. Y no hizo falta decir que estaba preciosa.

Neville la miraba con la boca abierta, al igual que otros varones de la sala.

- Estas preciosa Hermione.- dijo Harry. Neville asintió sin salir de su asombro.

- ¿Y tu que opinas Neville?.- pregunto Hermione algo avergonzada.

- ¿Quieres casarte conmigo?.- fue la respuesta del chico.

Todos los que lo escucharon abrieron los ojos sorprendidos. Neville no reaccionaba y parecia esperar una respuesta. Cuando se dio cuenta de que Hermione estaba muy nerviosa mirando a todas partes sin saber que hacer se dio cuenta de lo que había dicho.

- ¡Yo… Yo…!.- decía Hermione sin atreverse a responder.

- ¡Yo… Yo…!.- respondió el chico igual de nervioso.

Al final las risas de Harry hicieron que todos lo miraran, suavizando el ambiente.

- Se que soy un mal ejemplo Neville. Pero creo que deberíais esperar hasta tener 17 como mínimo.- Varios se rieron y el chico agacho la cabeza avergonzado al igual que Hermione.- Aunque tengo que darte la razón. Con una chica de esta belleza, seria lo más razonable de hacer. Haría perder la cabeza a cualquiera.- Hermione se dio cuenta de que Harry había dado una salida a los dos de forma que todos pensasen que la declaración del chico había sido fruto del momento. Aunque algo dentro de ella se preguntaba si seria el caso. La castaña se sentía eufórica y… ligeramente decepcionada.

La siguiente en bajar fue Susan y fue el turno de Harry de quedarse atontado. En venganza Neville le cerró la boca y el moreno reaccionó.

- Parece que me veo bien.- dijo Susan.

- No… tengo palabras para… describir tanta belleza.- respondió el moreno sin dejar de mirarla a los ojos.

- ¿Vamos?.- pregunto Neville algo mas repuesto.

- No, falta Luna.- dijo Hermione.- Alguien la invito.- Harry miro a Susan que asintió.

- No ha querido decirnos quien es su pareja.- añadió la pelirroja. Harry se dio cuenta de algo que había pasado por alto.

- ¡Oh joder!.- comenzo el ojiverde. Susan lo miro extrañada.- ¡Krum!.- Al nombrar Harry al otro campeon la mente de su esposa reaciono y lo entendio todo.

- ¡¿Luna va con Victor Krum?!.- pregunto Neville asombrado.

- ¿Como lo sabéis?.- Luna había aparecido para oír esa parte de la conversación. Estaba vestida con un hermoso vestido azul con un collar de plata que parecían sus amados corchos. Muchos se sorprendieron al ver el gran cambio de la rubia. Un par incluso se pusieron más rectos de lo normal, tratando de impresionarla.- No se lo he dicho a nadie.- al decirlo miro a Harry.

- ¡Lo adivine!.- respondió el moreno rápidamente.- Por cierto, estas preciosa. Victor no sabra que lo golpeo.- trato de bromear. la rubio lo miro extrañada y sin su habitual cara de ensoñacion.- Os he visto juntos y no he oido que se lo pidiera a otra chica.

- ¿Cuando nos viste juntos?.- pregunto la rubia intrigada.

- El mapa.- respondió el moreno en voz baja. Al ver la cara de la chica supo que no lo creía.- ¡Vaaale!.- miro a Susan y Hermione.

- Sus mentes están tan fuertes como las nuestras.- dijo la Pelirroja.- Se que han practicado cada noche y Neville me dijo hace unos días que consiguió evitar un ataque de Snape.- Hermione asintió.- Creo que están listos.- Harry suspiro.

- Esta noche después del baile en nuestro cuarto. Tenemos que contaros el resto de la historia.- Ni Luna, ni Neville sabían bien a lo que se refería. Pero conocían bien a sus amigos para saber que lo que fuera era muy importante. Se limitaron a asentir.- Disfrutemos de la noche.

-x-

La entrada de los campeones fue uno de los puntos mas llamativos. Aunque otras parejas dejaron huella. Entre las más destacadas Hermione con Neville. Más de uno al ver a las chicas se quedaban sin palabra.

Después de la cena, las mesas fueron retiradas y comenzó el baile, comenzado por los tres campeones y sus parejas.

Harry no quitaba la vista de su mujer. Incluso Fleur se sorprendió de que un chico tan joven ya estuviera casado y no le dirigiera ni una sola mirada. Era más la molestia en su orgullo como mujer que por otra razón. Sabía que la única forma en la que su encanto no afectaría al chico era si ya estaba enamorado. La pobre Veela tuvo que soportar como su pareja no dejaba de mirarla con cara de idiota.

Otro de los que no le dio mucha atención a la francesa fue el heredero Longbotton.

Neville no quitaba ni un segundo la vista de Hermione. La castaña estaba disfrutando de toda la atención que recibía del chico.

Todos miraban a Luna y su pareja. Aunque no de la misma forma. Los varones sorprendidos por la belleza oculta de la joven rubia. Las mujeres celosas de su posición actual. La rubia sonreía sin parar disfrutando de la noche.

El campeón de Durmstrang estaba maravillado con su pareja. No entendía muchas de las cosas que decía, pero la compañía de la joven era muy refrescante para el mago acostumbrado a las chicas que habitualmente lo perseguían.

Los Slytherin decidieron hacer una tregua por esa noche y relajarse junto con el resto de alumnos. Aunque como buenas serpientes no perdían ojo de todos en caso de conseguir algo que les beneficiara. Incluso Malfoy decidió comportarse esa noche.

Para suerte de todos el mundo Ron Weasley no pudo asistir al no encontrar pareja que quisiera acompañarlo.

Fue una noche magnifica para todos. Al final de la noche los chicos se dirigían hacia la sala común de Hufflepuff. Delante de todos Víctor Krum se despidió con un beso en la mano de Luna de la forma más caballerosa. Para sorpresa del buscador la rubia salto sobre el y le dio un beso en los labios que dejo al búlgaro con cara de idiota mirando a la pared.

Dentro todos miraban a la sonriente chica.

- Otro como ese y no tendré que preocuparme de que Krum pueda tener un pensamiento coherente durante las pruebas.- dijo Harry en broma.

- No se lo que insinúas.- dijo la rubia sonriendo.- Solo me he despedido de un amigo.

- Si yo me despidiera así de mis amigos…- Hermione no termino miro de reojo a Neville y se puso colorada. Al fin reacciono.- ¡Susan me mataría!- La pareja se rió sabiendo lo que pasaba por la mente mas privilegiada de su generación.

- ¿Vamos a vuestro cuarto?.- dijo Luna.- ¿O nos dirás toda la historia en la sala común?.- al terminar se quedo tranquilamente mirando a Harry y Susan.- ¿Creíais que se me había olvidado?.- Harry miro a su mujer y sonrió.

- ¡A Krum seguro!.- respondió Harry. la pelirroja se rió.- Estoy por asegurarme que llegue a su barco y no se pierda por los pasillos.- la rubia lo miro tranquila.- ¡Vale, vale!.- al decirlo abrió la puerta de su habitación.

-x-

Cuando una hora después la puerta se abrió de nuevo. Nadie reconocería a la tranquila y soñadora Luna Lovegood. Una mirada seria y determinada era lo que mas destacaba. La información de sus amigos fue mucho más de lo que podía haber imaginado. Aunque algunas partes habían pasado por su mente.

Neville salio junto a Hermione que miraba la cara seria del chico.

- Buenas noches.- dijo seria la rubia.

- ¿Entendéis por que no lo dijeron antes?.- pregunto Hermione.- Se que dentro habéis dicho que comprendíais todo lo que pretendían hacer y evitar, pero aun a mi me costo asimilarlo.

- Es la única explicación razonable y da sentido a muchas preguntas.- fue la respuesta de Luna.- He sido sincera cuando se lo dije a ellos. Y estoy de acuerdo con Harry. Si puede cambiar lo que sucederá, tiene todo mi apoyo.- dicho esto, entro en la zona de las chicas y poco después oían cerrarse una puerta.

- ¿Y tu, Neville?.- La castaña miraba nerviosa al chico.

- Soy amigo de ellos y los apoyaré.- suspiro.- Necesitare tiempo para entenderlo todo bien.- miro a la castaña.- Espero que me ayudes.- la chica sonrió.

- Lo que necesites.- le respondió sonriendo.

- Gracias por esta noche…- se puso nervioso.- Ha sido maravillosa.- Se dispuso a girarse y la castaña lo sujetó.- ¿Que…?.

Antes de que pudiera reaccionar Hermione le estaba dando un beso en los labios que lo obligo a pegarse contra la pared o se caería al suelo. En comparación el que Luna le dio a víctor Krum era inocente.

En cuanto se hizo necesario el aire la chica completamente colorada se retiro y lo miro nerviosa.

- Gracias a ti.- respondió ella. El chico dejo escapar un gemido. La castaña entro con rapidez en la zona de las chicas dejándolo allí de pie.

Diez minutos después Justin Finch-Fletchley entro bromeando con Ernie Macmillan. Se quedaron mirando a un sonriente Neville que aun permanecía apoyado contra la pared.

- ¡Hey Neville!.- lo llamo Justin.- Si estas borracho será mejor que te acuestes.- Neville lo miro y reacciono.

- Si… voy…- los dos chicos entraron en su zona. Antes el moreno les oyó añadir algo más.

- ¡Increíble!. ¡Neville borracho!.- Dijo Ernie.

- De que te extrañas ya viste a Krum y el es un campeón del torneo.- le respondió Justin.- estaba igual que Neville, perdido en el pasillo.

-x-

Dentro de la habitación de los Potter la situación era algo distinta.

Susan se había sentado junto a Harry y entrelazado sus manos. Después puso la cabeza sobre el hombro de el.

- ¿Crees que es lo menor que podíamos hacer?.- pregunto el.

- Es preferible.- respondió ella.- Al menos de esta forma si les pedimos que hagan algo, sabrán que es por un motivo concreto y no actuaran a ciegas.- el asintió conforme.

- ¿Y ahora que?.- pregunto el. Ella levanto la cabeza y le hizo girar la cabeza.

- Mañana no se, pero ahora quiero pasar un buen rato con mi marido.- dijo ella.

Después de decir esto, le dio un gran beso en los labios y poco después se tumbaban en la cama sin dejar de besarse o acariciarse.

Se tardo poco tiempo para que ambos estuvieran desnudos bajo las sabanas.

De mutuo acuerdo decidieron no llegar hasta el final mientras que sus cuerpos no estuvieran completamente preparados. Pero mientras, disfrutaban acariciando y besando cara rincón de la piel de su pareja.

Harry descubrió que los ya destacados pechos de su esposa eran muy sensibles al contacto de su lengua.

Irónicamente Susan se divertía haciendo lo mismo sabiendo que Harry era propenso a sentir cosquillas cuando ella hacia lo mismo con los pezones de el.

Esa noche ambos se atrevieron a dar un paso más y mientras se besaban acabaron acariciando las partes mas privadas de su paresa, sin darse cuenta.

Una hora después, la sudorosa pareja de recostaba cansados y felices.

-x-

Para el fastidio de la pareja el profeta del día siguiente describía con detalle lo sucedido durante el baile. Incluso la identidad de la madre de Hagrid salio de nuevo a relucir.

Lo que mas molesto a todos fue cuando la odiosa Rita no escatimo insultos contra Luna.

La rubia recibió algunos aulladores y desagradables cartas durante el desayuno. Irónicamente fue el propio Víctor Krum quien se encargo de destruirlos y hacer frente a toda la escuela con una mirada. Al mirar a Harry el ojiverde asintió agradeciéndoselo. El y Susan hicieron desparecer la siguiente tanda de cartas, dejando muy claro de que parte estaban. Ninguno dejo a la rubia sola en todo el día, para evitar represalias.

Una vez más Harry y Susan vieron molestos como el director no hacia nada para proteger a la joven.

Días después hicieron una visita a Hagrid para apoyarlo.

Sabían que no seria lo ultimo que escucharían de la odiosa reportera.

-x-

Llego el día de la segunda prueba. Harry había recibido las algas gracias a Sirius y Remus. En esta ocasión no tuvo que robarlas. Aun con esa, al terminar la prueba, tuvo que hacer frente a Snape y su acusación de robarle ingredientes de su laboratorio. Harry aguanto la ira del profesor, molesto por no poder decirle quien era el verdadero responsable.

Hermione solo había averiguado parte del acertijo que suponía el huevo de oro y al final Harry le dijo el resto.

El moreno se sorprendió de las similitudes. En esta ocasión el falso ojo loco también le dio a Neville el libro que contenía la solución al problema de respirar bajo el agua.

Guando Hermione llego diciéndole que no podía encontrar a Susan y Luna. Harry suspiro sabiendo que todos había comenzado.

- Ellas son las que tenemos que rescatar bajo el lago.- respondió el ojiverde.- Lo mas valioso que me han quitado. Susan.- Hermione lo entendió todo.

- ¿Pero Luna?.- pregunto Neville. Harry sonrió.

- Parece que nuestra amiga ha hecho mella en cierto buscador Búlgaro.- Dijo el moreno aclarando la situación. Todos miraron al conocido buscador que miraba preocupado el lago negro. Hermione y Neville sonrieron.- Tal vez ya tenemos la tercera pareja.- añadió divertido.- El sabia que sus dos amigos había comenzado a salir solo un día después de la fiesta de navidad. La Cara Colorada de los dos jóvenes termino la pequeña charla.

-x-

Soporto la explicación de la prueba y a su lado el falso ojo loco le hacia la pregunta que esperaba.

- ¿Espero que tenga un buen plan señor Potter?.- Dijo sin mirarlo el mortifago disfrazado.

- Por supuesto que lo tengo. ¡Soy el mejor!- termino con falso orgullo, para completar su actuación. Ojo loco ruño antes de alejarse. No conseguía saber si el niño era un idiota o… algo mas. Irónicamente ese era el mismo pensamiento del director.

Al dar comienzo la prueba, el ojiverde, vio como Krum se transformaba parcialmente en tiburón y entró en el agua. A su lado Fleur aplico el hechito de casco burbuja y entro en el agua. Harry saco las Branquialgas y se trago un puñado. Al terminar se tiro al agua y comenzó a nadar mientras se realizaba la transformación. En esta ocasión quería llegar junto a Susan lo más pronto posible.

El ojiverde nado con rapidez al lugar en el que retenían a los preciados objetivos. En su mente solo existía el poner a salvo a Susan aun sabiendo que todo era seguro. Durante un segundo se sorprendió de lo mucho que ahora significaba ella para el. El ser su esposa era mucho, pero algo dentro de el sabia que era algo más. En ese momento agradecía que se hubiese arriesgado colocándose el giratiempos que había iniciado todo.

Vio como se le acercaban algunos Grindylow saco su varita y les lanzo algunos hechizos. Los seres se alejaron con rapidez.

Tardo poco mas en encontrar el centro de la aldea de la gente del agua y poco después veía a los tres rehenes.

Se acercó a Susan y le acaricio la cara con delicadeza. Sabía que la chica no despertaría hasta estar en la superficie.

Miro a su alrededor y vio a Luna y a Gabrielle, la hermana pequeña de Fleur. Levanto la varita y dejo salir un rayo para guiar a todos hacia ese lugar.

Poco después Krum llegaba y Harry le señalaba a Luna. El mago búlgaro tomo a la chica y se dirigió hacia la superficie.

Espero un rato y al fin los nervios pudieron con el. Quería sacar a Susan del agua con rapidez. Pero no quería dejar allí a la pequeña francesa.

Corto la cuerda que tenia retenida a Susan y la cogió. Como en la vez anterior al acercarse a la pequeña Veela, un ser acuatico le señalo con su tridente amenazante. Le señalo a Susan y después a la superficie.

Harry sonrió antes de seguir hacia la pequeña. El sireno coloco su arma en el cuello del chico. Harry se limito a mirarlo serio. Se produzco una pequeña lucha de voluntades. Otro ser se acerco a su compañero y le dijo algo en su idioma. Sin dejar de apuntar al ojiverde, el ser miro hacia el lateral. Al volver a mirar a Harry, el ser marino asintió.

El sireno retiro el tridente y se aparto. Harry lo miro de forma amable y tomo a la pequeña francesa.

Después del doble rescate, subió todo lo rápido que pudo y poco después salía a la superficie arrastrando a las dos jóvenes. Justo a tiempo para que se pasaran los efectos de las branquialgas.

Al salir oyó los vítores y alguien le quitaba a sus rescatadas de las manos. Varios se sorprendieron cuando el ojiverde se interpuso entre quien fuera y las chicas.

- ¡Harry, todo esta bien!.- dijo Dumbledore al ver el nerviosismo del chico. Este reaccionó y asintió conforme.

Fleur llego corriendo y abrazo a su hermana. Esta se despertó al igual que Susan. La pobre chica había vuelto a sufrir el ataque de los seres marinos. Harry se reprendió por no darle algo de ayuda. Pero su afán por sacar del lago a Susan pudo más que sus ganas de ayudar en ese momento.

Fleur se acerco al chico una vez comprobado que su hermana estaba en perfecto estado.

Tuvo que esperan un instante que el chico terminara de besar a su esposa. Fue la primera vez que la medio Veela sintió lo que había entre ambos jóvenes. Y supo al cien por cien la razón por la que su encanto mágico no afectaba al ojiverde.

- Gracias porg salvarg a mi Hergmana. Hagy Potterg.- dijo la rubia.

- Fue un placer.- dijo el moreno sonriendo a la chica y a la pequeña francesa que se escondía tras ella avergonzada.- ¿Que mago no seria feliz de rescatar a dos bellezas?.- La pequeña rubia francesa se puso completamente colorada, cuando su hermana le tradujo lo dicho por el chico.

-x-

Harry abrazo a su esposa mientras esperaba la puntuación de la prueba. Luna estaba junto a Krum y ambos se acercaron a la pareja. El búlgaro apretó la mano del moreno de forma amistosa. La forma de agradecerle de Fleur fue un beso en la mejilla. Al retirarse miro a Susan que sonrió a la chica. Pero de todas formas, tomo el brazo de Harry para demostrar su posición. La francesa asintió entendiéndolo.

La diversión vino cuando Harry dio con el dedo un golpe a un escarabajo que estaba posado sobre la túnica de Hermione. Lo hizo con cierta fuerza, estaba seguro de que la odiosa periodista tendría problemas para sentarse durante un par de días.

En ese momento se anuncio el resultado de la prueba y todos fueron al gran salón a celebrarlo.

Harry y Susan se quedaron en su habitación para celebrarlo a su manera.

Aplicaron un hechizo para no oír y ser oídos y poco después ambos desnudos se perdían entre las sabanas. Sin dificultad se fundieron uno en el otro. Ambos notaron la angustia y pasión de su pareja. El, por la prueba recién terminada y ella, por la última que tenía que venir. Se calmaron mutuamente y terminaron perdiéndose en el otro. Sin dejar de besarse o acariciarse, todo lo que no fueran ellos dejo de existir en ese momento. Solo importaban ellos y lo que sentían.

Al final, mucho mas relajados, se miraban sonriendo sin necesidad de decir nada más.

Nadie los molesto ya que en otros lugares del castillo otras dos parejas se comenzaban a conocer. Por suerte para los varones en esta ocasión la sesión de besos y caricias no los dejaron sin celebro y pudieron corresponder a sus compañeras.

-x-

El tiempo continúo sin pausa.

A Rita no le gusto el tratamiento de Harry. Así que comenzó una serie de artículos marcándolo como un arrogante y poco fiable mago. Omitió oportunamente su actuación durante la segunda prueba y uso a varios informadores que no dejaban de darle información, según ellos, fiable sobre el peligroso joven. La pareja no le presto ninguna atención a los artículos. Sus amigos por el contrario estaban furiosos, pero al ver la tranquilidad de la pareja sabían que tramaban algo.

Estos artículos continuaron durante unas semanas, hasta que misteriosamente el profeta informo que su reportera estrella, tenia de quedar de informar sobre el torneo al estar enferma temporalmente.

La pareja ayudo a sus amigos con una formación más rigurosa. El esfuerzo que hacían era mitigado con una sesión de besos en algún lugar después.

Ninguno quitaba su atención del falso Ojo loco y por supuesto continuaban con su formación en Oclumancia. No querían arriesgarse a que alguien, Dumbledore o Snape, averiguara algo que no debía.

En el exterior Amelia, Sirius y Remus no dejaban de tazar planes para cualquier posibilidad en la tercera tarea.

Una semana antes los tres campeones fueron llamados a la zona en la que había estado el campo de Quiddich. Harry suspiro al ver el laberinto.

El resto de la semana paso tranquilamente. En esta ocasión la pareja entretuvo a Hermione, haciéndola practicar hechizos defensivos. Ambos sabían que Ojo loco podía intentar algo contra Susan. Eso y Neville, mantuvieron controlada a la castaña.

Al fin la noche antes de la prueba decidieron ultimar detalles.

El grupo de amigos se reunió en la habitación de la pareja. Tenían que planear cuidadosamente lo que harían durante la última prueba.

- ¿Estas seguro?.- Hermione no quería seguir el plan de la pareja.- Si no resucita…

- Encontrara otra forma y alguien morirá.- la callo el ojiverde.- De esta forma podemos controlar lo que sucederá.- Miro a Susan.- La tía de Susan estará cerca del cementerio junto con algunos magos de confianza. Ellos serán la ayuda en caso de emergencia.

- ¡Pero es muy peligroso!. ¡Cualquier cosa puede salir mal!.- añadió Hermione mirando a todos para conseguir su apoyo.

- Esa es la razón por la que todo debe ocurrir de la misma forma.- dijo el moreno. Estaba cansado de repetir lo mismo. Ya había tenido la misma conversación con Amelia Bones y un par de Merodeadores.- Hasta ese momento puedo decir lo que sucederá. Después de eso todo se descontrola y solo podemos suponer.

- ¡Si le pedimos ayuda a Dumbledore…!.- la castaña no se rendía. Aunque en su mente sabia que todo lo que el chico quería hacer era lo menor.

- Después de cuatro años viendo como trata de manipular a Harry, ¿aun crees que serian de ayuda?.- Le respondio Susa molesta. Hermione sabia que no podria decir nada mas.

- ¿Que haremos entonces?.- pregunto Luna tratando de suavizar el ambiente.

- Cuando yo desaparezca se formara un gran lío. Tenéis que conseguir que los profesores estén cerca de Ojo loco Para cuando yo regrese.- miro a Susan.- Hay algo mas. No dejéis que Susan este sola en ningún momento. ¡Y que nadie trate de quedarse a solas con ella!. ¡Aunque sea el propio ministro de magia!.- termino el moreno.

- ¿Que?.- La castaña lo miro sin entender.

- Tenemos el presentimiento de que Nuestro Mortifago encubierto tratara de hacerme algo.- le respondió ella.

- ¿Por que querría…?.- Hermione no termino.

- Es su mujer y para que no quede esperanza, ella también tendrá que desaparecer.- todos miraron a un serio Neville cuando hablo.- No me extrañaría de que incluso se las ingeniara para que la veas antes de que la maten.- añadió mirando al ojiverde. Harry asintió serio.

- En este momento es mi único punto débil.- respondió el ojiverde.- Ella y vosotros.- dijo mirando a sus amigos.- No soportaría perderos.- apretó la mano de Susan.- Sobre todos a ti.- Esas palabras hicieron que el corazón de la pelirroja se acelerara. Salto sobre su marido y comenzó a besarlo apasionadamente.

- ¿Podéis dejarlo para después?.- bromeo Neville. La pareja se separo completamente avergonzada.

- Entonces esta todo claro.- Hablo Luna.- Harry se jugara la vida y nosotros procuraremos que un mortifago no acabe con Susan, delante de la túnica del despistado de nuestro famoso director.- Termino la rubia tratando de ser sarcástica.

- Tal vez alguien podría advertir a cierto buscador búlgaro de no quedarse solo con ningún profesor.- bromeo susan.

- Eso si es capaz de hablar entre beso y beso.- termino Harry. Luna trato de permanecer tranquila pero dos pequeños rubores en sus mejilla la traicionaron.

- Es una buena idea.- respondio la rubia todo lo tranquila que pudo.

-x-

La noche previa a la prueba El matrimonio Potter se retiro a descansar temprano. Sus amigos estaban igual de nerviosos por lo que entendieron la situación.

Cada cual pasó la noche a su manera. Ya fuera en una sesión de besos en la sala común de Hufflepuff o cerca de la entrada del castillo junto a un conocido buscador búlgaro.

Harry besaba con desesperación a Susan. La pelirroja no se quedaba atrás y permanecía completamente pegada a su marido. Sabiendo lo que le esperaba al terminar el siguiente día sacaban todos sus temores y por nada del mundo quería dejar que el moreno se separara de ella.

Cerca del amanecer la pareja de amantes permanecía abrazada sin dejar de mirarse.

- Quiero que me prometas algo.- dijo ella.- Si por alguna razón algo no es como la vez anterior, quiero que corras.- el fue a decir algo.- ¡No hay discusión!. Solo me importas tú. Me da igual ese desgraciado de Voldemort.- Harry sonrió.

- Has dicho su nombre.- dijo alegre. Ella le tomo la cara con las manos y lo obligo a mirarla.

- ¡No me cambies de temas!. Prométeme que huirás si se ponen las cosas mal.- Susan estaba seria al decirlo.

- Solo si tu me prometes lo mismo.- le dijo el.- Si vuelvo y te ha pasado algo…

- No me pasara nada.- le respondió ella.- Pero no has respondido.- El suspiro.

- ¡Esta bien!.- respondió derrotado.- Si pasa algo diferente saldré corriendo de allí. Pero recuerda que tendré ayuda. Me preocupa si lo que tengo que hacer es salvar a Sirius.- trato de bromear.

- Ninguno tiene que correr riesgos.- la chica seguía triste.- Mi tía se encargar de que Sirius salga de allí si es necesario.- Harry la miro extrañado.- Le regalo un traslador y no se lo dijo.- El chico se sorprendió.

- Si el se entera.- ella lo callo.

- Remus le ayudo a ponérselo.- bromeo ella.

- Los dos se las verán con merodeador molesto, si se entera.- respondió el divertido.- Es una buena razón para volver.

- Regresa a mi por favor.- le pidio ella.

- Te lo aseguro.- le dijo antes de besarla.

-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-

Aquí esta el primer Cap de este año.

Espero que os guste.

Por cierto, si alguien se pregunta cual es el traslador de Sirius… todo perro debe llevar un collar….. :D.

Vamos con los RR.

Fenix de plata: Revisare esa historia cuando pueda. Pero te informo que hay varios de Harry con los Addams e incluso con la serie de embrujada. (no la de las 3 hermanas Hallywell). En ingles.

Tisma: ¡Es cierto, tienes razón!. Pero en mi defensa, tengo que decir que tengo una vida y entupidamente por mi parte, decidí escribir varias historias.

La opción es publicar mucho, mucho mas tarde o usar el corrector automático. Siento si crees que la historia pierde. Pero esto lo hago por diversión, No soy ni correctora, ni escritora, no es algo que me preocupe demasiado. De todas formas lo siento.

Horus100: Estoy de acuerdo contigo. Pero te dejare esta pregunta. Si los magos pueden poner a varios lideres bajo su control, arrasarían sin saberlo, el planeta sin un claro vencedor.

Satorichiva: Que te parece lo que le hice al escarabajo. En el próximo alguien tendrá una extraña… mascota.

Ying Fa Malfoy de Potter: Por esa misma razón no hice hablar a las dragonas. Me parecía muy raro.

Hiroko M Inukai: me decante por lo más simple. Admite que tiene cierta lógica que Harry se ponga nervioso.

Gracias también a: Loquin, mar91, Percy, señor Frederickla, NegritaPotterMalfoyBlack y Señor Mortensen, por dejar un RR.

Para terminar una vez más siento que haya tantos fallos. Pero algunas veces, con poco tiempo, no queda otra. Tratare de mejorar.

Gracia a todas y todos y hasta la próxima.

Se despide Carmen (Alohopotter).