La Chica Espantosa de André

JADE POV

Cat estaba llorando en el sillón y todos estábamos preocupados, el jefe de su mamá ya estaba subiendo las escaleras y nosotros no teníamos ni idea de que explicación le íbamos a dar. Quería acercarme y abrazarla para consolarla pero no podía permitirme esa clase de debilidad frente a Robbie y Beck. De repente comenzó a temblar y lo único que se me ocurrió fue arrojarme al sillón y cubrirme la cabeza con un cojín, sé que no fue mi idea más brillante pero no supe que otra cosa hacer. Cuando cerré los ojos sentí que alguien me abrazaba para protegerme, obviamente pensé que era Beck pero cuando el temblor se detuvo y me quite el cojín pude ver que él estaba abrazando a Cat bajo el marco de la puerta. Me di la vuelta para ver a Robbie cubriéndome con sus delgados brazos.

Apenas estábamos recuperándonos de la impresión cuando el señor Gibbons entró preguntando si nos encontrábamos bien. Reaccioné rápido y culpe al temblor de todos los daños ocasionados, por suerte los demás entendieron y apoyaron mi versión. Antes de que Cat pudiera decir algo que nos delatara la tomé de la mano y la saqué de la casa, todos me siguieron sin cuestionarme hasta que llegamos a donde estaba mi auto y el de Beck

- fue una suerte lo del temblor – dijo Beck mientras sacudía de su cabello el polvo que había caído del techo.

- claro, no hay nada más afortunado que estar a punto de morir aplastado - estaba molesta porque él no había tratado de protegerme a mí, sabía que Cat lo necesitaba más que yo pero aun así no estaba nada contenta

- no empiecen a discutir, me siento mal, quiero irme a casa – antes de que yo pudiera ofrecerme a llevarla Beck le dijo – sube a mi auto Cat, yo te llevo

- también puedes llevarme a mi – pregunto Robbie – tu me trajiste

- tu casa queda en dirección contraria a la mía y la de Cat y no tengo ganas de conducir tanto, estoy cansado – volteo a verme a mí – podrías llevarlo tú, su casa queda camino a la tuya – le lancé una mirada furiosa, obviamente yo no quería hacerlo. Sin embargo recordé su patético intento de protegerme por lo que supuse que llevarlo sería una buena forma de pagarle el "favor"

- supongo que no tengo elección, vamos de una vez Shapiro – subí a mi auto sin despedirme de Beck ni Cat

Conduje lo más rápido que me permitía el límite de velocidad, lo que menos necesitaba ahora era una multa. Cuando tuve que detenerme en un semáforo vi que Robbie tenía una mano envuelta en su propio suéter

– ¿por qué traes la mano así? – jale el suéter para descubrir su mano, estaba sangrando, no era una herida muy grave pero era evidente que le dolía

- me cayó una parte del techo en la mano, con el temblor, ya sabes – si él no hubiera estado sobre mi seguramente me habría golpeado la cabeza – pero no te preocupes, estoy bien – me sonrió

– quien dice que me importa – el semáforo cambio a verde y pude volver a acelerar.

Me estacione frente a su casa y antes de salir me dijo – gracias por traerme – cuando ya iba a cerrar la puerta me decidí a decírselo

– Gracias…por cubrirme cuando tembló – me dio una gran sonrisa

– Bueno, un cojín no iba a protegerte de mucho – odie que me hiciera notar lo estúpida que había sido mi reacción

– Tus flacuchos brazos tampoco hubieran servido de mucho – me permití sonreírle

– de nada Jade – cerró la puerta del auto y caminó a su casa.

Robbie ya había entrado a su casa y yo seguía sin irme. Cuando al fin me decidí a arrancar el auto vi que él había dejado su suéter tirado en el piso, lo levante para entregárselo inmediatamente, no quería tener que hacerlo el lunes frente a todos. Toque el timbre y espere a que abriera, en cuanto lo hizo estiré la mano con su suéter; cuando él lo tomó vi que aun no curaba su mano

- Deberías curar esa herida, no es que me importe pero podría infectarse y no quiero tener que escucharte lloriquear por toda la escuela

- la verdad no sé cómo hacerlo, tal vez mañana que esté mi mamá pueda ayudarme

Rodé los ojos con una expresión de fastidio y lo empujé para entrar a su casa – trae el botiquín, rápido – por suerte obedeció sin decir nada, aunque se veía algo confundido.

Nos sentamos juntos en el sillón y comencé a limpiar su mano para aplicarle un desinfectante. Tenía mucha experiencia en curaciones de éste tipo, desde pequeña había tenido un carácter que la gente consideraba "conflictivo" sólo porque no estaban acostumbrados a escuchar la verdad y menos si viene de una niña, el ser una persona honesta me había asegurado varias peleas. Mis padres obviamente no estaban de acuerdo con mi forma de ser; ellos querían que fuera una linda niña que juega con muñecas y usa vestidos rosas y no una niña que viste de negro y juega a destruir cosas con un martillo. Quizá por eso ellos preferían ignorarme lo más posible, sobre todo cuando llegaba a casa lastimada por alguna pelea; de ese modo tuve que aprender a curarme a mi misma. Estaba tan perdida en mis recuerdos que no me di cuenta que ya había terminado de vendar su mano y que la seguía sujetando. Al darme cuenta la arroje contra él rápidamente y alcé la cabeza para ver cómo me miraba con curiosidad.

Afortunadamente sonó mi teléfono rompiendo así el incomodo momento. Primero revise quien me estaba llamando, era Cat

– ¿no vas a contestar? – Me preguntó Robbie

– eso no es de tu incumbencia Shapiro – estaba molesta con Cat por la atención que había recibido de Beck, no es que fuera su culpa ni que yo estuviera celosa…como sea lo mejor era salir de ahí inmediatamente por lo que me dirigí a la puerta y la abrí, antes de azotarla tras de mi me detuve y sin voltear a verlo le dije

– me imagino que no es necesario que te advierta que no comentes esto con nadie, si lo haces la herida en tu mano no será nada comparado con lo que te haré– en cuanto entré a mi auto mi teléfono volvió a sonar, solo que esta vez era un mensaje

De: Beck

Para: Jade

Hey, espero que ya estés en tu casa descansando. Me alegra que no te haya pasado nada por el temblor. P.D. perdón por haber hecho que llevaras a Robbie a su casa, sé que no es fácil estar junto a él por mucho tiempo

Obviamente no conteste a su mensaje. Solo me fui a mi casa tratando de no pensar en nada de lo que había pasado esta noche.

GRACIAS POR LEER

Este es el primero de una serie de one shots de Jade y Robbie, cada uno va a estar basado en un episodio de Victorious, sin embargo habrá algunos cambios respecto al capítulo original para adaptarlo a mi historia. Todos los one shots van a estar relacionados para formar una historia más larga.

Sé que este capítulo no es muy emocionante pero quiero que la relación de Jade y Robbie vaya dándose poco a poco. Ya sea que les haya gustado o no ésta historia por favor dejen un comentario dándome su opinión. Díganme que opinan de ésta pareja :)